FANDOM



Moraine2.jpg

La Aes Sedai Moraine Damodred

“Una Aes Sedai nunca miente, pero la verdad con la que habla puede no ser la verdad que tú crees escuchar.”
   —Tam al'Thor

Las Aes Sedai forman el grupo mejor conocido y más influyente de mujeres capaz de encauzar el Poder Único en las Tierras Occidentales. Herederas de los Aes Sedai de la Era de Leyenda, atesoran una cantidad de poder y de conocimientos tal que les ha convertido en una de las fuerzas más respetadas e importantes del mundo a lo largo de más de tres mil años de historia.

Descripción Editar

Una Aes Sedai puede ser reconocida con cierta facilidad si han pasado varios años desde que ascendió al chal, ya que el uso de la Vara Juratoria provoca que su rostro se vuelva intemporal. Para una persona no avezada es completamente imposible determinar la edad de una Aes Sedai, pues en ciertos momentos su tersura y frescura puede dar la impresión de que apenas ha superado los veinte años, mientras que el profundo brillo de sus ojos y la sabiduría que emana de ellos revela que es mucho mayor de lo que aparenta. Las Aes Sedai son mucho más longevas que una persona incapaz de manejar el Poder Único, pero no llegan a desarrollar ni una sola arruga. De hecho, la única forma de intuir la edad de una Aes Sedai es detectando hebras grises en sus cabellos, que se llegan a volver totalmente blancos sin que se pierda la intemporalidad de su rostro.

Icono Llama.svg.png

Las Aes Sedai más jóvenes aún no han adquirido los rasgos intemporales, y pueden ser confundidas con mucha mayor facilidad por una mujer normal y corriente. No obstante, entre todas las Aes Sedai es común un aire majestuoso y orgulloso, un temperamento tranquilo e imperturbable y una seguridad en sí mismas que en ocasiones hace que sean evitadas por el resto de personas y se desconfíe de sus intenciones. Muchas de ellas suelen vestir con lujosos vestidos, y en cualquiera de sus dedos se encuentra el símbolo de su condición, el anillo de la Gran Serpiente. Cuando se encuentran en alguna ocasión solemne, como una reunión o una ceremonia, las Aes Sedai revelan así mismo el Ajah al que pertenecen luciendo sobre sus hombros y brazos un chal con los flecos del color correspondiente y la llama de Tar Valon, el símbolo del poder de las Aes Sedai sobre el mundo.

Historia Editar

Era de Leyenda Editar

Artículo principal: Aes Sedai (Era de Leyenda)

En la Antigua Lengua, Aes Sedai significa los "Siervos de todo", y ciertamente los que habitaron en la Era de Leyenda vivieron de acuerdo a esta definición. La hermandad era el elemento central de la armonía social, hombres y mujeres con el don de la Fuente Verdadera en beneficio de todos. Se dedicaban a ayudar a la humanidad siendo científicos, sanadores, filósofos, etc., constantemente desarrollando nuevas tecnologías e innovaciones para facilitar la vida al resto de personas. Esto les proporcionaba a los Aes Sedai, pese a su condición de "sirvientes", un estatus considerable y un profundo respeto por parte del resto de la población. Aunque estaban distribuidos por todo el mundo, el centro de poder de los Aes Sedai se encontraba en la Antecámara de los Siervos, en la ciudad de Paaran Disen.

Los Aes Sedai varones se servían del Saidin y las mujeres, del Saidar. Los conocimientos que alcanzaron se siguen considerando insuperables, y ni siquiera a finales de la Tercera Era se ha llegado a un nivel comparable al existente durante la Era de Leyenda. De hecho, en la Era de Leyenda muchos Aes Sedai se sentían limitados por haber alcanzado la máxima destreza sobre el Poder Único que les estaba permitida, y buscaron nuevas fuerzas con las que poder satisfacer sus deseos y ambiciones personales. La inmensa mayoría de los progresos que realizaron estos Aes Sedai se ha perdido para siempre, y sólo recientemente se han podido recuperar para el mundo algunos Talentos, como el Viaje o el Sueño.

El fin de la Era de Leyenda Editar

Estandarte AesSedai.jpg

Símbolo de los antiguos Aes Sedai

Precisamente fue el deseo de descubrir nuevas fuentes de poder que sustituyesen las limitaciones de la Fuente Verdadera lo que provocaron que un equipo de investigadores Aes Sedai liderados por Mierin Eronaile diese con la prisión del Oscuro, un ente totalmente desconocido en la utópica sociedad de la Era de Leyenda, y realizase la Perforación. Ciertamente, habían dado con la fuente del llamado Poder Verdadero, accesible tanto a hombres como a mujeres, pero al producirse la Perforación el Oscuro comenzó a expandir su malévola influencia por el mundo, manipulando y haciendo emerger los deseos y las emociones más negativas de las personas. En los siguientes años se produjo el llamado Colapso, en el cual la próspera civilización acabó derrumbándose y sumergiéndose en la terrible Guerra del Poder. Se dice que por aquel entonces muchos de los Aes Sedai se vieron tentados por la Sombra y casi la mitad de la Antecámara de los Siervos cambió de bando.

El Primero entre los Siervos y líder de la Antecámara, Lews Therin Telamon, conocido como el Dragón, logró sellar al Oscuro y a los trece Renegados más poderosos en Shayol Ghul, finalizando así la guerra. Sin embargo, Lews Therin no pudo prever el contraataque del Oscuro, que corrompió el Saidin y provocó que todos los varones capaces de encauzar acabasen volviéndose locos y eventualmente muriesen. Las Aes Sedai mujeres no pudieron controlar a los hombres, y éstos provocaron en el mundo una destrucción tan horrible que aún es recordada como el Desmembramiento del Mundo: hirvieron los océanos, crecieron nuevas montañas, abrieron simas y asesinaron a incontables inocentes. Debido a que algunos hombres se refugiaron en los stedding de los Ogier, el Desmembramiento se prolongó durante siglos, aunque según mantienen algunas Aes Sedai, esto permitió que un resto de la Humanidad sobreviviese, algo que no habría ocurrido si todos los varones hubiesen enloquecido al mismo tiempo.

La Era de Leyenda acabó sumida en el caos, la muerte y la destrucción. En estos momentos tan críticos hubo Aes Sedai que predijeron que el Dragón renacería para enfrentarse de nuevo al Oscuro, por lo que se idearon algunos lugares u objetos destinados a ayudarle, como el Ojo del Mundo, Callandor o la Ciudadela de Tear. Al final del Desmembramiento del Mundo las Aes Sedai acabaron por hacerse con el control de la situación y se ocuparon de los hombres afectados por la corrupción del Saidin, o bien matándolos o bien amansándolos.

La Tercera Era Editar

Tar Valon.jpg

Tar Valon

La Aes Sedai que permanecieron en las comúnmente conocidas como Tierras Occidentales se reorganizaron e instalaron en la recién creada isla de Tar Valon, a orillas del río Erinin, donde construyeron la Torre Blanca con la ayuda de los Ogier. Las Aes Sedai se convirtieron en una especie de orden monástica, reclutando jóvenes a las que aleccionar y ascendiéndolas después de años de entrenamiento. Se eligió una líder, la Sede Amyrlin, con un poder semejante al de cualquier monarca, o incluso más, ya que la Torre Blanca no tardó en expandir su influencia hacia el resto de reinos, jugando un papel determinante en la política mundial durante los siguientes tres mil años. La Torre Blanca se hizo ver como la salvaguarda del orden y la civilización, y la última barrera capaz de evitar un nuevo Desmembramiento del Mundo, ocupándose de combatir a los Engendros de la Sombra y de amansar a todos los hombres capaces de encauzar.

Pese a ello, la mayoría de la gente común tiene tendencia a temer a las Aes Sedai o incluso a despreciarlas en silencio (es célebre la acepción peyorativa "bruja de Tar Valon"), pues manejan el mismo Poder Único que provocó el Desmembramiento. Algunos, como los Hijos de la Luz, incluso las tratan como Amigos Siniestros. Para intentar disminuir esta opinión negativa, las Aes Sedai comenzaron a utilizar la Vara Juratoria, pronunciando los Tres Juramentos ideados para hacerlas menos peligrosas a ojos de la población. Igualmente, desarrollaron un tejido que no existía durante la Era de Leyenda, consistente en vincular a un hombre y tomarlo como Guardián.

En el continente de Seanchan las Aes Sedai que sobrevivieron al Desmembramiento no se unieron bajo un único gobierno, sino que se convirtieron en gobernantes locales cuyos regímenes terminarían por ser derrocados durante la conquista encabezada por las fuerzas de Luthair Paendrag. Todas estas Aes Sedai acabarían muriendo o convirtiéndose en damane. No se sabe nada sobre las Aes Sedai que permanecieron en los otros rincones del mundo, pero tarde o temprano desaparecieron.

La Torre Blanca Editar

Artículo principal: Torre Blanca

Las Aes Sedai actuales difieren enormemente de sus predecesores de la Era de Leyenda, sobre todo en su organización y su nivel de conocimientos. Sólo las mujeres que encaucen y hayan sido admitidas por la Torre Blanca son llamadas Aes Sedai, mientras que el resto de grupos de mujeres que dominan el Saidar son consideradas espontáneas por las Aes Sedai, y comúnmente tratadas con desdén.

Fundación Editar

Torre Blanca.jpg

La Torre Blanca

La Torre Blanca se fundó en el año 98 DD, poco más de cien años antes de que el edificio del mismo nombre fuese terminado por los constructores Ogier (en el 202 DD). Elisane Tishar fue la primera Sede Amyrlin, la líder suprema de la Torre. Seguramente por estas mismas fechas se pobló la ciudad de Tar Valon, alrededor de la Torre y gobernada por un grupo de ciudadanos seleccionados por las propias Aes Sedai. Se dice que la Torre Blanca es la forma de gobierno más antigua y duradera que existe en el mundo, con la única excepción de los stedding de los Ogier.

Poco después de consolidar su poder y ser reconocida como una fuerza preeminente en el panorama político mundial por el resto de reinos, la Torre Blanca comenzó a castigar a todas las mujeres que afirmaban ser Aes Sedai sin serlo. Se cree que, al principio, estas mujeres no eran fugitivas de la Torre o simples pretenciosas, sino auténticas Aes Sedai supervivientes del Desmembramiento del Mundo que se negaron a reconocer la autoridad de la Torre Blanca. Con el paso de los años, se asentó la jerarquía y se desarrollaron los siete Ajahs.

Aunque se siguen considerando "Siervas", las Aes Sedai actuales mantienen su propia agenda e intereses, que no siempre tienen por qué coincidir con los del resto del mundo. Aún ayudan a todos los que solicitan su consejo, pero es un dicho común entre la población que el regalo de una Aes Sedai siempre tiene un precio, y a menudo es uno que no resulta fácil de pagar ni es el inicialmente previsto. Y ahora, al contrario de lo que ocurría en la Era de Leyenda, las Aes Sedai no comparten su condición con alguna otra profesión, sino que simplemente dedican su tiempo a la disciplina que desean, sea en servicio de otras personas o no.

Jerarquía Editar

Sede Amyrlin Editar

Artículo principal: Sede Amyrlin

La Sede Amyrlin es la líder suprema de las Aes Sedai, aunque recibe el consejo de la Antecámara de la Torre. A ojos del resto de la población es la máxima responsable de las Aes Sedai, más poderosa que cualquier monarca. En el momento en que una mujer es ascendida a Amyrlin deja de pertenecer a un Ajah y pasa a representarlos a todos, luciendo como signo distintivo la estola con los siete colores y la llama de Tar Valon. Debido a lo que podría considerarse un "vacío legal", la mujer que es ascendida a Amyrlin no tiene por qué ser Aes Sedai (se da por supuesto, pero no se especifica como tal), por lo que Egwene al'Vere, una Aceptada, se puede convertir en la Sede Amyrlin de las rebeldes de Salidar.

Guardiana de las Crónicas Editar

Artículo principal: Guardiana de las Crónicas

La Guardiana de las Crónicas actúa como mano derecha de la Sede Amyrlin, siendo su secretaria y ocupándose de las finanzas y otros negocios de la Torre Blanca. Es elegida directamente por la Amyrlin nada más ser aceptada y, al contrario que ésta, la Guardiana no tiene por qué abandonar su Ajah, por lo que luce una estola de un único color. Tradicionalmente la Guardiana de las Crónicas proviene del mismo Ajah que la Amyrlin, pero han existido ciertas excepciones.

Antecámara de la Torre Editar

Artículo principal: Antecámara de la Torre

La Antecámara de la Torre es el órgano consultivo de la Torre Blanca, compuesto por 21 Asentadas, tres por cada Ajah. La Sede Amyrlin preside las reuniones de la Antecámara, junto a la Guardiana de las Crónicas. La Antecámara se ocupa de autorizar las decisiones políticas de Tar Valon y de las Aes Sedai, si bien la Amyrlin siempre cuenta con un margen de actuación, que puede ser mayor o menos dependiendo de su voluntad, influencia y dotes de manipulación. La Antecámara también es la responsable de la elección de una nueva Amyrlin cuando la anterior muere, y en casos extremos ha sido responsable de deponer a una Amyrlin en vida o a una Guardiana de las Crónicas.

Líderes de los Ajahs Editar

Artículo principal: Líderes de los Ajahs

Cada Ajah tiene su propia organización interna. Todos los Ajahs tienen una líder única que recibe un título diferente dependiendo de su procedencia, excepto el Ajah Marrón, que es dirigido por un concilio. Las cabezas de los Ajahs no tienen por qué ser Asentadas en la Antecámara y de hecho, su identidad como líderes de los Ajahs sólo es conocida por las hermanas que pertenecen a su mismo Ajah.

Resto de Aes Sedai Editar

Ajah Azul.jpg

Ajah Azul

Aunque las Aes Sedai disfrutan de un poder prácticamente sin restringir en todo el mundo, deben seguir una jerarquía muy estricta cuando se encuentran en la Torre Blanca o se relacionan con otras Aes Sedai. Esta jerarquía es una costumbre tan firmemente establecida que se asemeja más a una ley, y un fallo en la forma de tratar a otra Aes Sedai puede provocar no sólo una grave ofensa, sino un castigo hacia la infractora. Para determinar la posición de una Aes Sedai sobre otra hay que tener en cuenta cuatro factores:

  1. Autoridad concedida: cuando la Sede Amyrlin selecciona a una hermana para liderar un grupo, todas las integrantes deberán mostrar deferencia hacia ella. En el Ajah Azul, y probablemente también en el resto de ellos, la líder del Ajah también tiene la prerrogativa de elegir la líder de un grupo.
  2. Fortaleza en el Poder Único: aunque es un tema tabú entre las Aes Sedai, una hermana debe mostrar deferencia sobre otra que es más fuerte que ella en el Poder. Si la diferencia entre ambas es muy grande, la deferencia se convierte en manifiesta obediencia.
  3. Tiempo de aprendizaje: si existe poca diferencia en la fuerza relativa de dos mujeres, una hermana prevalecerá sobre otra si necesitó menos tiempo para superar las etapas de novicia y Aceptada que la otra. No obstante, al ser tan semejantes apenas será perceptible la preeminencia de una Aes Sedai de acuerdo a este aspecto.
  4. Edad: el último factor a considerar, en caso de que el resto sean similares, es la edad de la Aes Sedai. En caso de igualdad o semejanza, prevalecerá la Aes Sedai de mayor edad.

Aprendizaje Editar

Las Aes Sedai no reclutan abiertamente a chicas jóvenes, pero se ocupan de enviar a la Torre Blanca a todas las que encuentran con edades generalmente comprendidas entre los 16 y 18 años que tienen la chispa para aprender a encauzar por su propia cuenta o el potencial para hacerlo siguiendo un arduo adiestramiento. No lo hacen tan sólo para aumentar sus filas (que han menguado ostensiblemente conforme ha pasado el tiempo), sino para evitar que esas mujeres acaben despertando sus habilidades por su propia cuenta, algo extremadamente peligroso que suele conllevar la muerte si no han recibido las enseñanzas pertinentes.

Una vez que las mujeres candidatas a convertirse en Aes Sedai entran en la Torre Blanca son inscritas en el registro de novicias y comienza su largo y duro aprendizaje. La Maestra de Novicias es la Aes Sedai responsable del entrenamiento, el cuidado y los castigos de todas las alumnas, y es quien tiene la última palabra en todas las decisiones a tomar al respecto de ellas. Existen dos niveles en el adiestramiento de una mujer: novicia y Aceptada.

Novicia Editar

Artículo principal: Novicia
Egwene Novicia.png

Egwene como novicia

Las novicias reciben clases de Aes Sedai y Aceptadas relacionadas con el Poder Único y otras muchas materias, como Filosofía, Historia, Política, Geografía o la Antigua Lengua. Son tratadas como niñas ignorantes, y se les prohíbe manejar el Poder Único sin la supervisión de una responsable. Apenas tienen tiempo libre, ya que cuando no reciben clases se ocupan de tareas menos agradecidas, como la limpieza o trabajar en las cocinas, los establos, los jardines, etc. Las novicias que tienen poca fuerza en el Poder Único no se convertirán nunca en Aes Sedai, y se les enseña tan sólo las nociones básicas para no resultar dañadas. Para el resto, la Maestra de Novicias decide cuándo están listas para poder convertirse en Aceptadas y se las convoca para realizar la prueba en el ter'angreal con forma de tres arcos.


Aceptada Editar

Artículo principal: Aceptada

Cuando una mujer pasa a ser Aceptada, obtiene más privilegios que una novicia y ya no está obligada a realizar tareas, sino tan sólo a centrarse en sus estudios e impartir algunas lecciones. Su entrenamiento se vuelve más duro, pero ya pueden llevar el anillo de la Gran Serpiente (si ven sólo en el tercer dedo de la mano izquierda) y utilizar el Poder Único estando solas. El momento en que una Aceptada está lista para convertirse en Aes Sedai lo decide también la Maestra de Novicias, pero en este caso se dan ciertas señales a la candidata, pues debe aprender a realizar hasta cien tejidos específicos para superar la prueba manteniendo siempre la calma propia de una Aes Sedai. La prueba para llegar a convertirse en Aes Sedai se realiza en el interior de otro ter'angreal, el portal ovalado.

Si la Aceptada ha sobrevivido a la prueba, es convocada al día siguiente a una nueva ceremonia, en la que se encuentran presentes la Sede Amyrlin y representantes de los siete Ajahs. La mujer se convierte en Aes Sedai cuando toma entre sus manos la Vara Juratoria y pronuncia los Tres Juramentos. Inmediatamente después, la nueva Aes Sedai solicita unirse al Ajah de su elección, recibiendo el chal correspondiente y trasladándose a sus nuevos aposentos, más amplios y lujosos como corresponde a una Aes Sedai.

Eventos recientes Editar

Artículo principal: Cisma de la Torre Blanca
Egwene Amyrlin.jpg

Egwene, la nueva Sede Amyrlin

Durante más de tres milenios de historia las Aes Sedai han afrontado unidas sucesos tan graves como la Guerra de los Trollocs, la Guerra de los Cien Años, la Guerra de Aiel e incluso alguna que otra Amyrlin corrupta, pero en el año 999 NE se produce un suceso que rompe la unidad de la Torre Blanca. Al sospechar que la Sede Amyrlin de entonces, Siuan Sanche, está relacionada en cierta forma con Rand al'Thor, recientemente autoproclamado el Dragón Renacido, la hermana Elaida a'Roihan del Ajah Rojo conspira con otras Aes Sedai para derrocar a la Amyrlin. La rebelión resulta exitosa, Siuan es neutralizada y Elaida es elegida como nueva Sede Amyrlin.

El Ajah Azul, tradicional rival del Ajah Rojo y lugar de procedencia de Siuan Sanche, es suprimido por Elaida, lo que hace que todas las hermanas Azules que logran sobrevivir se reagrupen en la aldea abandonada de Salidar y se preparen para una abierta rebelión. A ellas se une un gran número de hermanas, si bien ninguna integrante del Ajah Rojo. Las Aes Sedai de Salidar eligien como nueva Amyrlin a la joven Egwene al'Vere y declaran la guerra a Elaida, llegando a aliarse por primera vez desde el Desmembramiento del Mundo con hombres capaces de encauzar. Al poco de comenzar el asedio a Tar Valon, Egwene es hecha prisionera por Elaida, pero al haberse debilitado la posición de ésta última debido a su carácter despótico, intransigente y autoritario, Egwene se gana el respeto de muchas Aes Sedai con su actitud durante su cautiverio. De hecho, al ser Elaida capturada por los seanchan tras su incursión a la Torre Blanca, sus seguidoras acceden a que Egwene sea también su Amyrlin, alcanzándose la ansiada reunificación de las Aes Sedai, a finales de la primavera del año 1000 NE.

Apenas unas semanas después del fin de la escisión de la Torre Blanca, la Última Batalla se cierne sobre el mundo y las Aes Sedai luchan en primera fila. En su función de Vigilante de los Sellos, Egwene encabeza una facción que se opone a que el Dragón Renacido rompa los sellos de la prisión del Oscuro, pero su antagonismo es aplacado al terciar en el conflicto la Aes Sedai Moraine Damodred, amiga, guía y maestra de Rand y de Egwene. Tras suscribir la Paz del Dragón, las Aes Sedai y las fuerzas de la Torre Blanca combaten primero en el Frente de Kandor y más adelante en la Batalla de Campo de Merrilor contra los Engendros de la Sombra y los sharaníes, sufriendo cuantiosas pérdidas entre las que se incluye la propia Egwene al'Vere, que muere gloriosamente tras abatir a M'Hael y otros muchos siervos del Oscuro y conseguir contrarrestar los haces de fuego compacto que amenazaban con romper el Entramado.

Al finalizar la Última Batalla, el número de Aes Sedai ha descendido drásticamente hasta ser en torno a tres cuartos de lo que era dos años antes. En los años venideros les espera a las mujeres de la Torre Blanca una dura tarea, pues necesitarán dedicar ingentes esfuerzos a recomponerse y formar a sus numerosas novicias, la esperanza de su futuro. Los restos de la Antecámara de la Torre han elegido para este reto a Cadsuane Melaidhrin, quien habrá de dirigir a todas las Aes Sedai como nueva Sede Amyrlin, la primera de la Cuarta Era.

Trivia Editar

  • El nombre Aes Sedai y su naturaleza mágica y misteriosa provienen de la mitología irlandesa, según ha reconocido Robert Jordan. Su fuente de inspiración son los Aes Sídhe, criaturas en cierta forma semejantes a las hadas con algunos elementos que también han servido para crear a los alfinios y elfinios.

Ver también Editar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar