FANDOM


Alanna Mosvani
Alanna Mosvani.jpg
Información cronológica
Primera aparición NP 3
Última aparición URDL 46
Información biográfica
Nombre completo Alanna Mosvani
Nacionalidad Arafel
Nacimiento ca. 953 NE
Muerte 1000 NE
Información política
Rango Aes Sedai
Ajah Ajah Verde
Afiliación Torre Blanca (II - IV)
Aes Sedai neutrales (IV - XII)
Torre Blanca reunificada (XII - XIV)
Dragón Renacido (VI - XIV)
Descripción física
Género Mujer
Complexión Esbelta
Pelo Negro
Ojos Oscuros
Vínculos
Ihvon (Guardián)
Owein (Guardián)
Rand al'Thor (Guardián)

Alanna Mosvani es una Aes Sedai del Ajah Verde que forma parte del grupo de hermanas que viaja acompañando a la Sede Amyrlin hasta la ciudad-fortaleza de Fal Dara. Es una mujer que trata de ser fiera y valiente y que sacará todo su carácter y dejará de lado la serenidad y la compostura propias de las Aes Sedai después de haber vivido duros momentos personales.

Apariencia Editar

Alanna es descrita como una mujer hermosa, esbelta y de piel bronceada, con ojos grandes y oscuros y cabellos negros formando una lustrosa melena. Es una Aes Sedai relativamente joven, seguramente aún no haya cumplido los cincuenta años, pero desde hace ya mucho tiempo cuenta con el rostro intemporal. En la mayoría de sus apariciones se la ha visto luciendo elegantes trajes de montar en los que predomina el color verde, en honor a su Ajah.

Historia Editar

Originaria de la agreste e intrépida tierra de Arafel, en sus años de aprendizaje en la Torre Blanca coincidió con otras chicas como Moraine Damodred, Siuan Sanche o Sheriam Bayanar, requiriendo un total de once años para obtener el chal, cinco como novicia y seis como Aceptada. Aún era Aceptada cuando finalizó la Guerra de Aiel, con lo que ella fue una de las jóvenes convocadas por la Amyrlin Tamra Ospenya que tomó parte del censo de mujeres que habían dado a luz a la vista de las Murallas Resplandecientes en el último año.

Sinopsis Editar

La Gran Cacería Editar

Icono Llama.svg.png

En representación del Ajah Verde, Alanna es una de las dos hermanas que siguen a Siuan Sanche a Fal Dara en 998 NE cuando ésta acude a toda prisa al encuentro de Moraine Damodred para entrevistarse con ella y conocer a los jóvenes que la acompañan. Ella es una de las diez Aes Sedai que forman un círculo para Curar a Mat Cauthon. También se puede ver a Alanna y a sus dos Guardianes, Ihvon y Owein, en alguna otra ocasión mientras están en Fal Dara y también en el viaje de vuelta, en el que la Verde es una de las hermanas que dan sus primeras lecciones a Egwene al'Vere y Nynaeve al'Meara, dos jóvenes con un inmenso potencial. Mas, como resultaría evidente para las dos amigas, Alanna estaba más deseosa de saber quiénes eran los chicos que estaban con ellas en Fal Dara, y ya entonces se la nota particularmente interesada por Rand al'Thor.

El Dragón Renacido Editar

Durante la prueba realizada a Egwene para que ésta pase a ser Aceptada, Alanna Mosvani es la que acude en nombre del Ajah Verde. A lo largo de la prueba se percata de la extraña resonancia que hay en los tres arcos, el ter'angreal sobre el que se hace la prueba, pero no le da importancia hasta que casi se autodestruye. Egwene supera con éxito la experiencia, y Alanna se disculpa con efusividad ante ella y la Sede Amyrlin, a quien pide que le imparta castigo por su descuido trabajando en las cocinas. Siuan se niega a dar más importancia de la necesaria a aquel suceso, pero en los días posteriores Egwene y sus amigas se cruzan más de una vez con Alanna mientras cumplen su propia penitencia en las cocinas, ya que ella es una de las muchas Aes Sedai que "casualmente" bajan allí mientras están trabajando.

El ascenso de la Sombra Editar

Viendo la fuerza con la que pueden llegar a encauzar Egwene y Nynaeve y deseosa de conocer la tierra donde han crecido los tres ta'veren que tanto están dando que hablar, Alanna se pone de acuerdo con Verin Mathwin, del Ajah Marrón. y las dos se dirigen a la apartada región de Dos Ríos. Las dos Aes Sedai llegan a Colina del Vigía sólo una semana antes de que hagan lo propio los Hijos de la Luz, por lo que apenas tienen tiempo de probar la habilidad de las chicas del lugar y han de escapar a toda prisa. En su huida muere Owein, uno de los dos Guardianes de Alanna, y ésta sufre un durísimo golpe que la desestabiliza emocionalmente. Ayudadas por Marin al'Vere, las dos Aes Sedai se refugian en las ruinas del viejo sanatorio de Campo de Emond y allí son encontradas por Perrin Aybara, que ha acudido después de haber oído preocupantes rumores sobre el estado de su hogar.

Perrin comprende que Alanna no puede serles de gran ayuda en el estado en el que se encuentra en esos instantes, por lo que decide que ella e Ihvon se queden en Campo de Emond mientras los demás van a explorar el campamento de los Capas Blancas en Colina del Vigía. El joven le pide a su amigo Loial que vigile a Alanna y a su regreso le notifica que en dos ocasiones la Verde desapareció sin que se haya podido determinar qué pudo hacer en estas ausencias. Perrin es herido de gravedad por una flecha, mas Alanna acude a la Posada del Manantial y lo Cura. No mucho más tarde ella y Verin participan en los combates durante el primer ataque de los Trollocs a Campo de Emond, haciendo que los proyectiles que los aldeanos lanzan en catapultas ardan y estallen, causando grandes bajas entre los Engendros de la Sombra. Las dos Aes Sedai desempeñan un papel de gran importancia en la defensa y la liberación de Dos Ríos. En la Batalla de Campo de Emond Alanna dirige con éxito la defensa de la zona sur de la aldea junto a Tam al'Thor e Ihvon, y gracias al sacrificio de todo el mundo los Trollocs son aniquilados y los Capas Blancas expulsados de la región.

El Señor del Caos Editar

ESDC Jap3.gif

Alanna vincula a Rand

La calma ha regresado a Dos Ríos, por lo que Verin y Alanna pueden marcharse de regreso a Tar Valon con un buen grupo de muchachas que pueden llegar a aprender a encauzar el Poder Único. Antes de irse, se cree que Alanna pensó en vincular a Perrin, mas la vehemencia y las amenazas de Faile Bashere acabaron disuadiéndola de ello. A la altura de Puente Blanco las Aes Sedai se enteran del Cisma de la Torre Blanca, pero continúan su camino hasta Caemlyn y se alojan en la posada El Sabueso de Culain. Allí son encontradas por Rand, quien recientemente se ha hecho con el control de la ciudad, y aprovechando un descuido suyo Alanna lo vincula y lo convierte en su Guardián, un grave hecho tajantemente prohibido y denostado por la Torre Blanca. Rand se enfurece como nunca por lo que se le ha hecho y se resiste a obedecer las órdenes de Alanna a través del recién creado vínculo, antes de salir como una tromba y prohibir a las dos Aes Sedai que se acerquen a él.

Los días siguientes Rand siente por el vínculo todos los movimientos de Alanna y el lamentable estado de ánimo en el que se encuentra. Verin aprovecha la debilidad emocional de la Verde para manipularla e impedir que haga más locuras. Más tarde se presenta en Caemlyn la embajada de las Aes Sedai rebeldes y Verin continúa con su plan imponiéndose subrepticiamente a Merana Ambrey, pero la situación se le acaba yendo de las manos al llegar aún más Aes Sedai y presionar en exceso al Dragón Renacido, haciendo que éste se marche a Cairhien. Bera Harkin y Kiruna Nachiman se hacen con el control del grupo de hermanas y determinan que unas se encaminen de regreso a Salidar con las muchachas de Dos Ríos mientras que las otras sean guiadas por Alanna hacia donde esté Rand. Gracias a este vínculo las hermanas descubren que algo va mal, que Rand ha sido secuestrado y aceleran el paso, girando hacia el noreste al abandonar las tierras de Andor. Alanna y las demás Aes Sedai se unen a Perrin y su ejército y participan en la Batalla de los Pozos de Dumai. Rand es liberado y obliga a jurar fidelidad tanto a las Aes Sedai que lo secuestraron como a las que ayudaron a rescatarlo, entre las que se encuentra Alanna.

La Corona de Espadas Editar

Rand elige a Alanna para que le Cure después de los Pozos de Dumai, pero la sigue tratando con manifiesta frialdad y prohíbe que esté cerca suyo. La Aes Sedai trata de convencerle de que acepte la ayuda que le ofrecen las hermanas que le han jurado fidelidad, mas el Dragón Renacido recela de ellas y tarda en asignarles tareas de cierta importancia. Por fin Rand se decide a hacer una visita a los Atha'an Miere que han arribado a Cairhien y se hace acompañar de Alanna, Merana y Rafela Cindal en su primera entrevista con ellos, tras lo cual les ordena a las Aes Sedai que prosigan las negociaciones hasta cerrar un pacto satisfactorio.

El Camino de Dagas Editar

La legendaria Aes Sedai del Ajah Verde Cadsuane Melaidhrin, que muchas daban por muerta, ha vuelto de su retiro y ha acudido a Cairhien para conocer a Rand al'Thor. Merana le pone al corriente de los últimos sucesos y le da la impresión de que a Cadsuane no le agrada saber que Alanna ha vinculado a Rand y que probablemente ella misma había pensado en hacer lo mismo. Cadsuane se instala en el Palacio del Sol y colabora con Sorilea y las Sabias, a las que Rand les ha asignado el "cuidado" de las Aes Sedai que están con él. Alanna es interrogada exhaustivamente por Cadsuane, pero al final queda patente que le ha contado todo lo que podía y que ya no desea cooperar más. Cadsuane sigue molesta con la actitud desafiante y orgullosa de Alanna, y le asegura a Sorilea que Rand no se verá afectado si Alanna es castigada, por lo que las Sabias ya no muestran reparos en disciplinarla, como han hecho con las otras Aes Sedai que las han desafiado.

El Corazón del Invierno Editar

Verin Alanna.jpg

Verin y Alanna (por Gala-maia)

Elayne Trakand, Aviendha y Min Farshaw, las tres amantes de Rand, acuerdan ser vinculadas conjuntamente a él, y en el mismo momento en que disponen los tejidos apropiados sobre el Dragón Renacido en Cairhien Alanna se desmaya y permanece inconsciente durante un día entero. La Verde se recobra y le pide a Cadsuane y Verin que le dejen acompañarlas a Far Madding para hablar con Rand. Éstas aceptan, si bien Cadsuane tiene que exigir explícitamente a Alanna que no actúe por su propia cuenta antes de enseñarle cómo Viajar. Ya en Far Madding, Alanna guía a Cadsuane y las demás hasta la posada donde se aloja Rand. Al encontrarse en privado con su Guardián, la Aes Sedai no disimula su furia por haber permitido haberse dejado vincular por otra persona, pero éste se muestra inflexible e implacable con ella y le recuerda que ella lo vinculó sin haberle consultado. Más tranquila, Alanna le recuerda a Rand que puede ayudarle en lo que desee y que está deseando hacerlo, ante lo cual el Dragón Renacido acepta su ofrecimiento y la envía de regreso a Cairhien con una nueva misión: recoger allí a Merana y otras Aes Sedai y dirigirse a Tear, donde deben hacer todo lo que esté en sus manos para que termine la rebelión de algunos de los Grandes Señores.

Cuchillo de sueños Editar

Rand Viaja a la Ciudadela de Tear y nada más llegar su efecto de ta'veren resulta patente, pues los nobles dan por finalizada la rebelión y firman un acuerdo increíblemente ventajoso, a ojos de las negociadoras Aes Sedai. Acompañado de Min, Nynaeve y Cadsuane, entre otros, Rand se entrevista con Lord Darlin Sisnera, quien será coronado rey de Tear. Alanna es una de las personas que presencian este encuentro, pero Rand la ignora y no hace caso del sentimiento de enfado, precupación y frustración que le transmite el vínculo. Después de ordenar a Darlin que prepare un ejército y se disponga a abastecer el reino de Arad Doman Rand se marcha sin cruzar más que unas breves y cortantes miradas con la Aes Sedai que lo ha vinculado.

La tormenta Editar

Alanna se encuentra entre los integrantes de la delegación que acude a dar la bienvenida a Rand cuando éste vuelve a la Ciudadela de Tear tras haber tratado de pacificar Arad Doman. De nuevo el Dragón Renacido no habla con ella, pero siente a través del vínculo la pena y la tristeza que inundan a la Aes Sedai. No obstante, éste ha llegado a un punto crítico en su deseo de volverse más frío y más duro, y se niega a sí mismo el sentir cualquier tipo de emoción.

Torres de Medianoche Editar

Estando Rand ausente, Alanna desaparece de la Ciudadela de Tear de una forma muy misteriosa, posiblemente invirtiendo los tejidos, ya que la cantidad de Saidar que perciben las Aes Sedai próximas no es suficiente como para abrir un acceso. En sus aposentos no se encuentran señales de lucha ni objetos personales de Alanna, sino tan sólo un sobre vacío con su lacre rojo ya roto, lo que parece indicar que la Verde recibió una de las cartas dejadas por Verin cuyo contenido tal vez sea la razón de su inesperada marcha. Al poco Rand regresa a la Ciudadela después de haber vivido su Epifanía y no se muestra alarmado al saber que Alanna se ha marchado, aunque ésta puede ser utilizada por la Sombra como una forma de perjudicarlo de cara a la inminente Última Batalla. Según dice el Dragón Renacido, la Aes Sedai a la que está vinculado se ha desplazado a las Tierras Fronterizas, probablemente en Arafel.

Un recuerdo de Luz Editar

Sin que las circunstancias y los motivos de la desaparición de Alanna hayan quedado del todo aclarados, la hermana Verde reaparece de forma inesperada en la mismísima Fosa de la Perdición en Shayol Ghul, mientras Rand se está enfrentando al Oscuro. Nynaeve descubre a Alanna en medio de las tinieblas encadenada y moribunda y comprende de inmediato que su presencia allí forma parte del plan de Moridin, que pretende que muera mientras Rand lucha para que pierda el control al sentir la pérdida de la Aes Sedai a través del vínculo que los une. Al no disponer del Poder Único por estar coligada con Rand, Nynaeve no puede Curar a Alanna y no tiene otra opción más que recurrir a sus hierbas medicinales y remedios, conocidos de su etapa como Zahorí. Gracias a la presencia de Nynaeve, Alanna resiste durante horas y Rand consigue sellar al Oscuro más allá del Entramado sin interferencias.

Desgraciadamente, en un acto desesperado Moridin atraviesa con un cuchillo el corazón de Alanna al poco de que regrese Rand a la Fosa de Perdición, desbaratando todos los esfuerzos de Nynaeve. Con sus últimas fuerzas, Alanna recupera la conciencia y reúne la energía necesaria para deshacer el vínculo que la une con Rand, de tal modo que cuando fallece salva al Dragón Renacido de caer víctima de una ira asesina que hubiera acabado con él.

Personalidad Editar

Como todas las Aes Sedai del Ajah Verde, Alanna Mosvani es una mujer intrépida y arrojada que además suma el orgullo, la valentía y la fiereza propia de los nacidos en las Tierras Fronterizas a su indómito carácter. La muerte de Owein le afecta profundamente, tanto que se resquebraja en ella la máscara de serenidad tan propia de las Aes Sedai y deja entrever un comportamiento impaciente y rebelde. Esta faceta queda aún más a la luz después de que Alanna vincule a Rand en contra de sus deseos y vea cómo su nuevo Guardián la aparta de su lado y la trata de forma dura y cortante. A través del vínculo Rand percibe con mucha frecuencia cómo sufre Alanna y se la puede ver a menudo con los ojos llorosos, marcadas ojeras, manos temblorosas o incluso cardenales en el cuerpo.

Relaciones Editar

Alanna Rand.jpg

Rand y Alanna

Artículo principal: Alanna Mosvani/Relaciones

Son muchas las hermanas Verdes que intervienen en la historia, si bien Alanna es una de las más prominentes, sobre todo a consecuencia de su papel en la resistencia de Dos Ríos y por haber vinculado al mismísimo Dragón Renacido. Precisamente, de todos los personajes con los que interactúa a lo largo de los libros, es con Rand con quien muestra unos mayores matices y queda más patente la debilidad emocional que atraviesa Alanna a raíz de la pérdida de uno de sus Guardianes. Vincular a Rand es el origen de numerosos disgustos y lloros de Alanna, pero la Aes Sedai no se arrepiente de lo hecho e incluso lo defiende con presteza frente a otras hermanas, aunque resulte evidente que éste no muestra aprecio alguno a la Verde, y más aún a medida que se va encerrando en sí mismo y da de lado hasta a sus seres más queridos. No obstante, Alanna se ha relacionado con muchos otros personajes, incluyendo entre ellos a Cadsuane, Verin, Perrin o Egwene.

Poderes y habilidades Editar

Poder Único: Se puede considerar a Alanna como una Aes Sedai de fuerza media o ligeramente por encima de la media, a un nivel muy similar al de otras hermanas de cierta importancia como Verin Mathwin o Merana Ambrey, hasta el punto de que sólo una competición podría determinar cuál de ellas tendría la prerrogativa de asumir el liderazgo. Puede encauzar el Poder Único con la fuerza y la destreza necesarias como para Viajar, y de hecho lo hace más de una vez después de que Cadsuane le enseñe los tejidos para abrir accesos. Así mismo, Alanna es una usuaria aceptable de un gran número de tejidos ofensivos, el Ahondamiento y la Curación. Es probable que conozca otras técnicas avanzadas, tales como invertir o hasta deshacer los tejidos, razón por la cual su marcha de la Ciudadela de Tear no fue advertida por ninguna otra Aes Sedai.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar