FANDOM


Alviarin Freidhen
Alviarin3.jpg
Información cronológica
Primera aparición LGC 12
Última aparición TDM 38
Información biográfica
Nombre completo Alviarin Freidhen
Nacionalidad Desconocida
Información política
Título Líder del Consejo Supremo
Guardiana de las Crónicas (IV - X)
Rango Aes Sedai
Amiga Siniestra
Ajah Ajah Blanco
Ajah Negro
Afiliación La Sombra
Torre Blanca (I - IV)
Aes Sedai fieles a Elaida (IV - XII)
Ocupación Líder del Ajah Negro
Guardiana de las Crónicas (IV - X)
Descripción física
Género Mujer
Complexión Delgada
Estatura Alta
Vínculos
Varil Nensen (Guardián)

Alviarin Freidhen es una Aes Sedai del Ajah Blanco que forma parte de la comitiva que acompaña a la Sede Amyrlin hasta Fal Dara. Más adelante, Alviarin tomará una parte fundamental en los eventos cruciales vividos en la Torre Blanca y desempeñará un papel sumamente importante, gracias tanto a sus innegables dotes observadoras y manipuladoras como por sus lealtades y su elevado rango dentro de ellas.

Apariencia Editar

Pese a que Alviarin aparece en numerosas ocasiones a lo largo de las novelas, en ningún momento se la llega a describir con precisión, más allá de decirse de ella que es alta, delgada y con un cuello fino como el de un cisne. Como la mayoría de las hermanas Blancas, Alviarin viste enteramente de blanco y luce una apariencia sobria pero serena y elegante, y aunque lleve finas sedas no se permite más ornamentos que algunos brocados, estampados y joyas plateados.

Historia Editar

Curiosamente, no se sabe nada acerca de los orígenes de Alviarin. Su edad, nacionalidad y otros detalles no han sido precisados en ningún momento y siguen siendo desconocidos. En su primer encuentro con Shaidar Haran pensó en él como un Acechante, un nombre que suelen emplear los tearianos, pero ésta no es una prueba concluyente de su lugar de procedencia. El hecho de que la figura de Alviarin esté tan bien rodeada de misterios e interrogantes se ajusta a su identidad secreta, la de líder del Consejo Supremo del Ajah Negro y por ello la única persona que conoce las identidades de todas las Negras y una de las mujeres más importantes del mundo fiel a la Sombra. Alviarin se convirtió en la máxima dirigente del Ajah Negro por mandato del mismísimo Ishamael en una fecha tan temprana como 983, después de que éste matara de una forma horrible a la anterior líder, Jarna Malari. Alviarin recuerda haber sido elegida entre la "masa oculta del Ajah Negro", pero que era una de las trece integrantes del Consejo Supremo cuando fue elegida por el Renegado.

Sinopsis Editar

La Gran Cacería Editar

Icono Llama.svg.png

Representando al Ajah Blanco, Alviarin sigue a la Sede Amyrlin, Siuan Sanche, hasta Fal Dara cuando ésta viaja a la ciudad-fortaleza con premura para reunirse con Moraine Damodred. Que se sepa, Alviarin no toma parte en ningunos de los sucesos que ocurren allí y regresa a Tar Valon con el resto de mujeres. En el viaje de vuelta, es una de las hermanas que imparte lecciones de encauzamiento a las jóvenes Egwene al'Vere y Nynaeve al'Meara, que van a ser de inmediato admitidas como iniciadas en la Torre.

El Dragón Renacido Editar

Tan pronto como Egwene regresa de su misteriosa desaparición, y aunque Siuan le impone a ella y a sus amigas de cara a las Aes Sedai un castigo en las cocinas, también permite que ella y Elayne Trakand se sometan a la prueba que las convertirá en Aceptadas. Alviarin es una de los testigos en la prueba de Egwene, a la que acude en nombre del Ajah Blanco y contempla de primera mano cómo la muchacha supera las tres visiones del ter'angreal y pasa a ser Aceptada.

El ascenso de la Sombra Editar

La hermana Roja Elaida a'Roihan sospecha que la Amyrlin está relacionada a través de Moraine con el joven Rand al'Thor, quien recientemente se ha proclamado el Dragón Renacido, y lo deja campar a sus anchas por el mundo. Ansiosa por compartir sus presentimientos con otra persona, se encuentra con Alviarin en el momento y el lugar oportunos, después de que Elaida sorprenda disfrazada en la Torre a la joven Min Farshaw, amiga de Rand. Elaida confía en Alviarin y comienza a relatarle todo lo que ha visto y de lo que se ha enterado, y probablemente también le muestra las pruebas que ha recopilado. La Blanca es la primera en unirse al grupo de conspiradoras de Elaida y la que más la apoya las semanas siguientes, en las que entre todas maquinan el derrocamiento de Siuan. Como cabeza del Ajah Negro, Alviarin juega un papel crucial y moviliza a varias hermanas Amigas Siniestras para ponerse a favor de Elaida, pues sabe que al Oscuro le interesa una Torre Blanca dividida, y esto se puede conseguir con más facilidad con Siuan fuera de la Sede Amyrlin.

Alviarin Freidhen.jpg

Elaida y Alviarin (por Richard Boyé)

Una vez que el grupo de Elaida y Alviarin está preparado da un auténtico golpe de estado contando con el apoyo del número justo de Asentadas, la mayoría Negras, y deponen a Siuan. Alviarin acude junto a Elaida y otras Aes Sedai al despacho de la Amyrlin para escudarla y detenerla, y presencia cómo le arrebatan la estola y asesinan a su Guardián, antes de que comiencen los sangrientos combates en la Torre. Usando a Elaida como marioneta, el Ajah Negro ha provocado el Cisma de la Torre Blanca y la formación de dos bandos rivales e irresolublemente enfrentados en un importantísimpo momento histórico en que era imprescindible que las Aes Sedai permanecieran unidas. Elaida es nombrada Sede Amyrlin por la Antecámara de la Torre, con lo que resulta evidente que el Ajah Negro ve con buenos ojos su encumbramiento, aunque la Roja no pertenezca a él. Como pago por los servicios prestados, la nueva Amyrlin rompe la costumbre de nombrar una Guardiana de las Crónicas de su propio Ajah y elige como su asistente y mano derecha a Alviarin, lo que supone un claro motivo de orgullo para el Ajah Blanco y un éxito absoluto para el Negro.

Cielo en llamas Editar

En torno a Elaida se forma un consejo de varias Aes Sedai que comienzan a tomar decisiones por su propia cuenta y ganándose el rencor de la nueva Amyrlin. Entre ellas está la propia Alviarin, cuyo papel como Guardiana de las Crónicas la convierte en una figura casi invulnerable y en la única que sigue estando al lado de Elaida cuando ésta se siente con la fuerza suficiente para irse deshaciendo de sus consejeras. El estatus de Alviarin como Amiga Siniestra es revelado cuando sorprende a Padan Fain robando la daga de Shadar Logoth y lo deja partir, por no estar segura de si aquel hombre tan temible está por encima de ella en la jerarquía de la Sombra. La Guardiana de las Crónicas actúa sin contar en absoluto con Elaida y por su propia cuenta y riesgo envía a Rand al'Thor una carta en la que asegura que ella y una parte de la Torre le apoyan, aunque le ruega que lo mantenga en secreto. Esta misiva consigue su objetivo, pues durante un largo tiempo el Dragón Renacido cree lo que le ha dicho Alviarin y erróneamente piensa que en Tar Valon hay una facción que lo apoya y está enfrentada a la de Elaida.

La Corona de Espadas Editar

Elaida ya no admite el consejo de ninguna otra Aes Sedai, por lo que está muy disgustada con Alviarin al observar que muchas veces actúa por su propia cuenta y está acaparando más poder del que es normal para una Guardiana de las Crónicas. Juntas repasan el convulso estado en el que se encuentra el mundo: informes de Nynaeve y Elayne en Ebou Dar, el sonado fracaso al intentar secuestras a Rand o el planeado Ataque a la Torre Negra. Alviarin teme que éste último movimiento sea un desastre como el vivido en la Batalla de los Pozos de Dumai, donde varias Aes Sedai murieron o fueron capturadas por Rand y desapareció todo rastro de Galina Casban, líder del Ajah Rojo y también segundo al mando del Negro. A consecuencia de ello, se las ha arreglado para que no haya ninguna hermana Negra en el grupo de 51 Aes Sedai dirigidas por Toveine Gazal, pues presiente que Elaida se ha dejado llevar por un exceso de confianza y que puede haber muchos más Asha'man de los que la Amyrlin estima.

Elaida Alviarin.jpg

Elaida y Alviarin

Al finalizar su entrevista, Elaida tiene una Predicción en la que pronostica la reunificación de la Torre Blanca, que las Aes Sedai caminaran por la Torre Negra, que ésta será pasto de la sangre y las llamas y que Rand conocerá la ira de la Sede Amyrlin. Alviarin se marcha apresuradamente, temerosa de esta revelación y preocupada por que una semejante pudiera delatar su verdadera fidelidad. La Guardiana de las Crónicas regresa a los aposentos que tiene destinados, y allí es interpelada por Mesaana, quien se ha infiltrado en la Torre y ha asumido el control del Ajah Negro. La Renegada escucha todo lo que Alviarin ha de decirle sobre las actividades de Elaida y lo que planea hacer y le exige que no hable de esto con ningún otro de los Elegidos. Alviarin se siente desconcertada al atisbar desunión entre los Renegados y se plantea descubrir la identidad bajo la que se esconde Mesaana. Ésta sabe que la Blanca es una valiosa herramienta, por lo que le enseña el tejido del Viaje, exigiéndole que lo mantenga en el más absoluto de los secretos.

Días después, Alviarin está presente cuando llega Covarla a Tar Valon portando la noticia de la derrota en los Pozos de Dumai, algo que la Guardiana de las Crónicas ya sabía por Mesaana y la red de ojos y oídos de los Ajahs. Dado que Alviarin no ha comunicado nada de esto a Elaida, la Amyrlin sufre un inesperado golpe emocional que aprovecha su Guardiana de las Crónicas para tomar ventaja e imponerse sobre ella. Alviarin abofetea a Elaida y le hace ver que será derrocada como Siuan por lo ocurrido con las misiones de Galina y Toveine. Alviarin se presenta como su única salida, la amenaza y empieza a impartirle órdenes destinadas a provocar disensiones entre los Ajahs. Elaida está demasiado aturdida para reaccionar y se sabe atada de pies y manos, pero empieza a maquinar una forma de hacerle pagar a Alviarin aquella humillación.

El Camino de Dagas Editar

El cambio en las tornas ha hecho que Alviarin se haya convertido en la Guardiana de las Crónicas que más poder e influencia ha acumulado en la historia de la Torre Blanca, un hecho que no pasa desapercibido para muchas otras Aes Sedai. La Blanca desaparece de Tar Valon durante dos semanas, sin dar señales de vida y sin que se sepa con certeza a qué ha dedicado en este lapso de tiempo. A su regreso comprueba que Elaida ha vuelto a tomar sus propias decisiones creyendo que Alviarin no iba a regresar, por lo que la Guardiana de las Crónicas no muestra el menor reparo en echar una reprimenda a la Amyrlin delante de otras hermanas y en privado la golpea y la castiga por su rebeldía. A modo de penitencia, Alviarin le obliga que firme un controvertido decreto con el que ordena que ninguna nación se comunique con el Dragón Renacido sin la mediación de la Torre Blanca. Tras este encuentro, Mesaana vuelve a visitar a Alviarin y le asigna una nueva tarea: averiguar por qué las cabezas de los Ajahs se están reuniendo en secreto. De este encuentro Alviarin saca la conclusión de que hay cosas en la Torre que escapan al conocimiento de la Renegada y también obtiene una pista de su posible identidad, al entrever el repulgo de su falda.

Encrucijada en el crepúsculo Editar

Icono Ajahnegro.svg.png

De nuevo Alviarin deja la Torre Blanca y está en paradero desconocido, aunque se sabe que visita Shadar Logoth y Tremalking, seguramente observando los restos que ha dejado tras de sí la Limpieza del Saidin. Sin embargo, el escenario que se encuentra al volver a Tar Valon no podía ser más diferente al que había cuando se marchó. El ejército de las Aes Sedai rebeldes ha aparecido de improviso a la vista de las Murallas Resplandecientes y la Antecámara ya conoce lo ocurrido en los Pozos de Dumai y la Torre Negra, aunque Elaida ha conseguido achacar estos errores a Galina y Toveine. Y lo que es aún peor para Alviarin, Elaida la ha dado por desertora y ha elegido como nueva Guardiana de las Crónicas a una hermana Roja, Tarna Feir. La Blanca trata de adoptar la misma postura intimidatoria que usó antes con la Amyrlin, pero ella ya no tiene nada que temer de ella. Elaida es una mujer vengativa, y después de escudar y pegar a su antigua Guardiana, le dice que está reuniendo pruebas que demuestran su traición y le ordena que visite a la Maestra de las Novicias todos los días para recibir su propia penitencia.

Alviarin regresa a sus habitaciones en un estado de absoluto pánico, pues cree que Elaida la ha reconocido como una Negra y que está a punto de desenmascararla. Por medio de un ter'angreal que le dio para usar sólo en caso de emergencia, la antigua Guardiana de las Crónicas hace venir a Mesaana y le confiesa sus temores. La Renegada no va a ayudarla y además está enfadada por haber sido llamado por un asunto así, por lo que comienza a golpear a Alviarin hasta que, de improviso, se hacen más sombras en la habitación y un enorme Myrddraal hace su aparición. Éste es Shaidar Haran, que sin ningún esfuerzo corta el acceso a la Fuente Verdadera a Mesaana, la desnuda y se dispone a torturarla. Alviarin sufre una tremenda conmoción al ver al Myrddraal, a quien considera el Gran Señor de la Oscuridad encarnado. Shaidar Haran se aproxima a la aterrorizada Aes Sedai y le toca la frente, implantándole una marca sólo visible para los Amigos Siniestros que la señala como suya y que la protejerá de Mesaana y los demás Renegados. Antes de que Alviarin huya a toda prisa de la grotesca escena que está a punto de tener lugar, Shaidar Haran le encarga descubrir quién está cazando al Ajah Negro.

Cuchillo de sueños Editar

Alviarin2.jpg

Alviarin (por Ellyka)

El Ajah Blanco ha dado la espalda a Alviarin por haber conllevado la caída en desgracia de todo el Ajah al haber descuidado sus funciones de Guardiana de las Crónicas y haber incurrido en el rencor de la Sede Amyrlin. Sin ningún apoyo visible, Alviarin pasa buena parte de la jornada en el despacho de Silviana Brehon, la Maestra de las Novicias, recibiendo los azotes impuestos por Elaida. Mas la Blanca no ha olvidado sus otros quehaceres y ha ordenado al Ajah Negro que vigile con precaución a Talene Minly, una Amiga Siniestra que ha empezado a dar muestras de un comportamiento sospechoso. Alviarin ya no tiene poder efectivo sobre Elaida, pero la Torre Blanca ha sufrido una terrible herida gracias a sus maquinaciones. Los Ajahs están enfrentados entre sí y casi parecen estar al borde de la guerra y la disolución definitiva. Una indudable victoria para la Sombra, aunque Alviarin no se siente del todo satisfecha, ya que ella siempre había deseado ocupar la Sede Amyrlin y no ser una de las causantes directas de la ruptura completa de la Torre.

Entre las mujeres que habitan la Torre, sólo hay una que visita con más frecuencia a Silviana que Alviarin, y ésta es Egwene al'Vere. La joven había sido nombrada Sede Amyrlin de las rebeldes, mas Elaida la ha capturado y degradado a novicia. Egwene sigue manifestando a todo aquél dispuesto a escucharla que ella es la Amyrlin y que el despotismo de Elaida ha arrastrado a la Torre Blanca al borde del abismo, por lo que sus castigos son constantes. Alviarin y Egwene se encuentran con bastante frecuencia, y la primera hace claros esfuerzos por mostrarse amistosa y cómplice con la segunda. La Blanca incluso llega a insinuarle que puede ayudarla a escapar, pero Egwene no se fía de ella y declina su proposición.

La tormenta Editar

Alviarin no vuelve a ofrecer su colaboración a Egwene, si bien las dos siguen cruzándose por los pasillos cuando van a recibir su castigo diario con la Maestra de las Novicias. En al menos una ocasión Egwene observa que la Blanca llega tarde a las sesiones con Silviana, aunque no llega a aclararse el motivo de su demora.

No se vuelve a saber nada de la Blanca hasta después del ataque de los seanchan a la Torre, la desaparición de Elaida y el consecuente nombramiento de Egwene como Sede Amyrlin de una Torre por fin reunificada. Gracias a la inestimable ayuda de Verin Mathwin, Egwene tenía pruebas suficientes como para desenmascarar a prácticamente todo el Ajah Negro, incluyendo a la propia Alviarin, mas ésta logra escapar antes de que pueda ser capturada. Es un enigma cómo pudo enterarse de la purga que planeaba Egwene, pero con ella consiguen escapar otras hermanas Negras, sobreviviendo así decenas de mujeres a las ejecuciones en masa de las Amigas Siniestras.

Torres de Medianoche Editar

Alviarin4.jpg

Alviarin (por Raymond Kissel)

La líder del Ajah Negro ya no se encuentra en la Torre Blanca, pero sigue recibiendo órdenes de Mesaana y, por medio de ter'angreal que les ha entregado la Renegada, ella y otras hermanas Negras visitan el Tel'aran'rhiod para espiar a Egwene. La experiencia de ellas en el Mundo de los Sueños es inferior a la de la joven Amyrlin, de modo que ésta se defiende con éxito cuando es atacada por Talva y la propia Alviarin. En medio de la confrontación Alviarin mata accidentalmente a Talva, tras lo cual huye al verse en desventaja. Al cabo de unos días regresa al Mundo de los Sueños junto con varias Aes Sedai Amigas Siniestras y Mesaana en persona, quien las dirige durante la lucha con Egwene y sus aliadas. Alviarin mata a Carlinya y Shevan y fuerza el repliegue de las hermanas más inexpertas en el Tel'aran'rhiod antes de que Egwene y las Sabias entren en liza. Una vez que ha conseguido atrapar a la Sede Amyrlin, Mesaana ordena a Alviarin que ella y las Negras que han sobrevivido se marchen de allí, con lo que éstas no se enterarán hasta más adelante de la derrota que sufre la Renegada a manos de Egwene.

Un recuerdo de Luz Editar

Alviarin forma parte de los Señores del Espanto que luchan del lado de la Sombra durante la Batalla de Campo de Merrilor, en el punto culminante del Tarmon Gai'don. En medio de los combates, la líder del Ajah Negro se ha unido a otros peligrosos Amigos Siniestros, entre los que se encuentran, entre otros, Rianna Andomeran, Ayako Norsoni, Atal Mishraile, Donalo Sandomere, Kash o Varil Nensen, a quien incluso ha llegado a vincular como su Guardián recientemente. El grupo de Alviarin atisba en la distancia al mismísimo Rand al'Thor y, pensando en la inmensa recompensa que recibirán si consiguen abatir al mismísimo Dragón Renacido, lo siguen a través de un acceso sin percatarse de que en su persecución han entrado dentro de los límites del stedding Sholoon hasta que es demasiado tarde. Sólo entonces los Amigos Siniestros comprenden con desesperación que han caído víctimas de una trampa tendida por Pevara Tazanovni y Androl Genhald (quien se ha hecho pasar por Rand), consiguiendo encerrarles en un stedding, impidiendo que puedan acceder a la Fuente Verdadera y haciéndoles prisioneros de los Ogier.

Personalidad Editar

La forma de ser de Alviarin se ajusta a la perfección a la esperada en una Aes Sedai del Ajah Blanco. Como la gran mayoría de las Blancas, Alviarin es una mujer dotada de un carácter frío, analítico y contenido, que se deja guiar por su propio sentido de la lógica en la toma de decisiones. También es reservada, poco habladora pero sumamente observadora e inteligente. No se deja llevar por sus emociones excepto en momentos de gran tensión, y ha demostrado poseer un gran aguante, en gran medida porque los riesgos que corre como líder del Ajah Negro son aún mayores que su caída en desgracia y humillación ante Elaida y la Torre Blanca. A lo largo de su actuación en los libros, Alviarin ha demostrado de sobra ser una pieza fundamental en el plan de la Sombra y ha alcanzado mayores éxitos en sus funciones que algunos de los Renegados, por mucho que éstos se encuentren por encima suyo.

Poderes y habilidades Editar

Poder Único: La fuerza y la destreza de Alviarin en el Poder Único es otro de los numerosos interrogantes que rodean la figura de la líder suprema del Ajah Negro. Se cree que es una Aes Sedai relativamente poderosa, pues tiene la habilidad suficiente como para abrir accesos y usar fuego compacto, pero en ningún caso su fuerza puede ser semejante a la de Elaida, Siuan o Moraine antes del Cisma. De una forma u otra, las carencias que pueda tener Alviarin Freidhen en el Poder las suple con creces en su papel como dirigente del Consejo Supremo del Ajah Negro, un cargo para el que debe contar con unas cualidades indiscutibles de liderazgo, astucia y habilidad manipuladora.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar