FANDOM


Los Atajos

Los Atajos

Los Atajos conforman un espacio fuera del mundo tangible. Fueron creados por los Aes Sedai varones para permitir a los Ogier moverse de un stedding rápidamente y sin peligros, como recompensa por haberles permitido alojarse temporalmente con ellos.

Creación Editar

Los orígenes de los Atajos se remontan a la época conocida como el Desmembramiento del Mundo. Durante estos años todos los hombres capaces de encauzar el Poder Único cayeron víctimas de la locura a consecuencia de la Corrupción del Saidin y desataron el caos y la destrucción a lo largo del mundo. Algunos Aes Sedai pensaron que gracias a la naturaleza de los stedding, que bloqueaban el acceso a la Fuente Verdadera a todo aquél que se encontrase en su interior, podrían mantenerse a salvo de la corrupción al no poder conectar con el Saidin. Sin embargo, al final todos los hombres que solicitaron asilo en los stedding acabaron abandonándolos, ya que no pudieron soportar el mantenerse alejados de la Fuente Verdadera y querían creer que la corrupción era algo pasajero. Desgraciadamente no fue así, y todos los varones Aes Sedai acabaron muriendo.

Antes de abandonar los stedding, un grupo de Aes Sedai que habían estudiado el funcionamiento de los Portales de Piedra y los mundos paralelos a los que podían acceder mediante su uso, crearon los Atajos como un regalo a los Ogier por el trato recibido. Esta fabulosa creación se realizó encauzando tejidos de Tierra y Energía sobre un número desconocido de ter'angreal llamados Talismanes de Crecimiento. Los Ogier fueron instruidos en el funcionamiento de estos objetos, que debían ser plantados fuera de los stedding, en los lugares en los que desearan crear una puerta a los Atajos. Para su activación era requerido Cantar a los Árboles, tras lo cual se formaría un portal a un mundo fuera de la realidad que une todas las puertas a los Atajos en un intrincado sistema de pasillos y plataformas que desafían toda lógica espacial.

Los Ogier comenzaron a plantar puertas a los Atajos fuera de todos los stedding, permitiéndoles moverse a lo largo del mundo de forma segura y sin verse afectados por la destrucción que asolaba el mundo. Los stedding redescubiertos y repoblados tras el Desmembramiento del Mundo también tuvieron puertas de acceso a los Atajos, y lo mismo ocurrió con las principales ciudades de los humanos, que eran visitadas con frecuencia por los constructores Ogier. De esta forma, los Atajos son en la actualidad una red extremadamente compleja que permite moverse con una rapidez notablemente superior a los medios de transporte convencionales entre dos puntos que cuenten con puertas de acceso. Aunque se desconoce el número exacto de puertas a los Atajos, se sabe que existe una en cada uno de los stedding que fueron poblados después del Desmembramiento del Mundo, incluyendo aquéllos que han quedado más tarde despoblados o fueron devorados por la Llaga. Así mismo, la mayoría de las grandes ciudades y todas las capitales de las antiguas Diez Naciones tenían un acceso a los Atajos.

Acceso Editar

Atajos Puerta

Puerta de acceso a los Atajos

Una puerta a los Atajos es el producto de haber activado un Talismán de Crecimiento. Un número desconocido de estos artefactos fue diseñado por los Aes Sedai varones y entregado a los Ogier. Los Talismanes de Crecimiento son ter'angreal que pueden responder a un Cantor de Árboles Ogier que trata de hacer "florecer" una puerta a los Atajos, la única forma de que esta dimensión llegue a entrar en contacto con el mundo real. Se desconoce el paradero actual de los Talismanes de Crecimiento, si bien recientemenre se ha descubierto un objeto que parece encajar con su descripción y sus funciones. Aun así, ninguna de sus descubridoras (Elayne Trakand y Aviendha) ha dado señales de reconocer su utilidad ni de disponerse a utilizarlo.

Cada puerta posee dos hojas de Avendesora, una en el interior de la dimensión de los Atajos y otra en el mundo real. Para activar una puerta, una persona sólo tiene que encontrar la hoja de Avendesora entre todas las que conforman el marco vegetal y colocarla en el punto de acceso, como si de una llave se tratara. Haciendo esto la puerta reaccionará como un ser vivo y comenzará a retirar su cobertura vegetal hasta revelar lo que parece ser un portal similar a un espejo, a través del cual se entra en los Atajos. Se puede bloquear el acceso a los Atajos retirando la hoja de Avendesora de un lado y uniéndola a la hoja del lado opuesto, aunque el proceso es reversible. Que se sepa, no hay forma de dañar o de destruir una puerta de acceso a los Atajos, y hasta la fecha han demostrado ser indestructibles.

En el interior de los Atajos Editar

En muchos sentidos, los Atajos se comportan como si fuesen un ser vivo, aunque nadie comprende ni recuerda cómo se ha podido lograr algo así. Al haber surgido a partir del Poder Único, los Atajos no comparten las reglas del tiempo y del espacio que existen en el mundo real, y dentro de ellos ambos fluyen de una manera muy diferente. Los senderos de los Atajos forman puentes, escaleras y plataformas suspendidas en la nada, sin ningún tipo de soporte y formando estructuras más allá de la lógica. Los viajeros pueden caminar durante un día por los Atajos y llegar a un punto alejado cientos o miles de millas del punto de origen o, por el contrario, pasar más tiempo en su interior y emerger en un lugar más próximo al que entraron. Para poder guiarse sin peligros a lo largo de los Atajos, los Ogier instalaron en las Islas (las plataformas que enlazan los diferentes senderos) numerosas estelas de piedra, las Guías, cubiertas de inscripciones que indican el camino a seguir.

Durante sus primeros años los Atajos eran un lugar agradable, decorado al gusto de los Ogier, constantemente iluminado y bajo lo que parecía ser un cielo sin nubes y cuajado de hierba y de árboles cargados de fruta en las Islas. También existían trampas que impedían el paso de Engendros de la Sombra, pero todo esto ha desaparecido por completo.

Corrupción Editar

Machinshin

Interpretación del Machin Shin

Durante casi dos mil años los Atajos fueron un excelente medio de transporte para los Ogier, y el más rápido del mundo una vez que se había perdido el Viaje. Sin embargo, durante la Guerra de los Cien Años los Atajos comenzaron a cambiar. Al principio, los Ogier percibieron que la luz que los iluminaba se volvía un poco más tenue, pero poco después algunos viajeros empezaron a desaparecer misteriosamente. A medida que la luz iba desapareciendo murieron las plantas, y poco a poco se comenzó a instalar entre los Ogier un miedo a viajar, acentuado cuando se tuvieron noticias del horrible Machin Shin. Finalmente, los Atajos se volvieron oscuros, más negros que una noche sin luna ni estrellas, y la piedra de los pasillos comenzó a resquebrajarse y derrumbarse en algunos lugares. Algunos puentes e Islas se derrumbaron por completo. Al convertirse los viajes en los Atajos en una empresa increíblemente peligrosa, los Ogier acabaron por abandonarlos.

La razón exacta de la corrupción de los Atajos no se conoce, aunque muchos creen que puede estar relacionada con la propia corrupción del Saidin. Dado que los Atajos fueron creados encauzando el Saidin cuando ya estaba corrupto, es probable que desde su inicio llevasen consigo la semilla de la corrupción, aunque sus efectos no resultasen patentes hasta varios siglos después. Las mujeres que han tratado de usar el Poder Único dentro de los Atajos han descubierto que la corrupción del lugar también afecta a los tejidos creados por el Saidar, por lo que todo parece indicar que dicha corrupción, sea cual sea su origen, ataca directamente al Poder Único, del que están formados los propios Atajos.

Machin Shin Editar

Artículo principal: Machin Shin

El Machin Shin (literalmente "Viento Negro", en la Antigua Lengua) es una extraña entidad presente en los Atajos que caza y devora todos los seres vivos con los que topa, incluyendo a los Engendros de la Sombra. No se comprende del todo su naturaleza, pero se cree que absorbe el alma de todas las criaturas que captura antes de mutilar y destruir el cuerpo. Antes de encontrarse con el Machin Shin, los viajeros perciben sienten una ligera brisa, algo totalmente insólito en un lugar como los Atajos, donde jamás se forman corrientes de aire. Esta señal debe ser más que suficiente para emprender la huida. El Machin Shin se mueve a gran velocidad y anuncia su llegada con el sonido de un vendaval rugiente que acaba por convertirse en el sonido de las voces enloquecidas de las almas que han sido consumidas previamente. El solo sonido de las miles de voces del Machin Shin es suficiente como para robarle la cordura a la mayoría de las personas que logran sobrevivir a un encuentro así.

Uso actual Editar

Icono Sora.svg

La última puerta a los Atajos que ha sido plantada fue la del stedding Tsofu, hace 600 años. No obstante, ya en esa época los Atajos se habían convertido en un lugar peligroso y los Ogier han aprendido a temerlos y evitarlos. Los Mayores Ogier han prohibido expresamente el acceso a los Atajos, y algunos Cantores de Árboles han hecho crecer vegetación en torno a los accesos para dificultar el paso a los desobedientes. Los osados que reúnen el coraje suficiente como para enfrentarse a la locura y a la muerte y entran en los Atajos corren el riesgo de ser encontrados por el Machin Shin. Los viajeros que aún así se atreven a utilizarlos deben viajar con las provisiones suficientes y lámparas, y aún así la iluminación que proporcionan son insuficientes. Algunas Guías están muy dañadas y resultan ilegibles incluso para los pocos que conocen la escritura Ogier. También existe el riesgo de derrumbamiento de alguno de los pasillos o de las Islas, que implicaría la caída a una negrura infinita del incauto.

Así mismo, existe un peligro que no es inherente a los Atajos, pero que puede ser igual de temible. Dado que los stedding más septentrionales fueron absorbidos por la Llaga, los Engendros de la Sombra pueden acceder también a los Atajos, y de hecho son una vía rápida y muy efectiva para mover grandes contingentes de Trollocs y Myrddraal de un lugar a otro del mundo. Estos seres pueden caer víctimas del Machin Shin, y de hecho así ha ocurrido en alguna ocasión, pero este problema es solventado enviando grupos muy numerosos a diferentes lugares, asegurando así que al menos alguno sí llegará a su destino. Que se sepa, el viaje por los Atajos es la forma más veloz de mover a los Engendros de la Sombra, y es la que se está empleando activamente, de tal manera que este lugar se ha convertido en un terreno prácticamente vedado a los seguidores de la Luz.

Accesos a los Atajos conocidos Editar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar