FANDOM


Icono Seanchan.svg.png

La Batalla de Darluna es el último combate y el auténtico culmen de la resistencia domani contra los invasores seanchan, en el año 1000 NE. En esta batalla quedó patente, como en los anteriores enfrentamientos, las insuperables dotes estratégicas de Rodel Ituralde, considerado uno de los Cinco Grandes Capitanes de las Tierras Occidentales pudiendo destruir unas fuerzas mucho más numerosas y poderosas que las suyas.

No se ha facilitado mucha información sobre la batalla, más allá de la naturaleza de la trampa tendida por Ituralde al ejército dirigido por el general Turan. Ituralde planeó la defensa de la pequeña ciudad de Darluna, donde escondió a la práctica totalidad de sus tropas, en torno a 100.000 efectivos. A fin de despistar a los exploradores seanchan que vigilaban los cielos desde sus raken, el astuto Ituralde escondió sus fuerzas en los edificios y sólo permitió que una pequeña cantidad saliera a labrar los campos, como si fueran los habitantes de la ciudad. Antes se aseguró de que ancianos, mujeres y niños abandonaran la ciudad: pese al riesgo que entrañaba que los más desvalidos partiesen y fuesen descubiertos por los seanchan, Ituralde sabía que sus enemigos habían picado el cebo y veían en Darluna una victoria fácil y un lugar estratégico en el que establecerse.

Cuando los más de 300.000 seanchan se lanzaron a la conquista de Darluna, los hombres de Ituralde salieron de las viviendas, pillando por sorpresa a sus enemigos e infligiéndoles una derrota sin paliativos. Ni siquiera las cerca de doscientas damane con las que contaba el general Turan pudieron hacer nada contra los domani, al estar dificultada su labor destructiva por las edificaciones y por la presencia de los soldados seanchan en su campo visual. La práctica totalidad del ejército seanchan fue aniquilado, aunque Rodel Ituralde tuvo que pagar un alto precio, más de la mitad de sus propias fuerzas. No obstante, esta batalla fue considerada uno de tantos de los logros militares de Ituralde, pues no sólo hizo frente a tropas mucho mejor equipadas que las suyas y que le triplicaban en número, sino que además pudo vencer a las temibles damane sin contar en su bando con ninguna persona que supiera encauzar el Poder Único.

Después de las luchas, Rodel Ituralde ordenó el inmediato repliegue de los supervivientes hacia el norte, al corazón de Arad Doman. Antes de partir el Pequeño Lobo fue llamado a presencia del general Turan, herido de muerte. Éste quiso felicitarle por su victoria, mas le advirtió que las fuerzas a las que había derrotado tan sólo eran la punta de lanza de los ejércitos de Seanchan, y que un ejército aún más grande que el que había vencido ya iba de camino hacia allí. Ituralde ya era consciente de esto y de lo difícil de su situación, pero se despide de Turan afirmando que luchará al final por su rey y por su país y, a petición del derrotado general, le decapita con su espada. Aunque por entonces él no podía imaginárselo siquiera, fue la última vez que Rodel Ituralde se enfrentó con los seanchan, pues sólo unos días después conoció a Rand al'Thor y accedió a ayudarle a mantener posiciones en las Tierras Fronterizas mientras el Dragón Renacido buscaba la paz con los seanchan.

Resumen Editar

Domani Seanchan
Integrantes
Líderes destacados
Fuerzas
  • 100.000 soldados (aprox)
  • 300.000 soldados (aprox)
  • 200 damane (aprox)
Resultado

Bando victorioso

  • Más de 50.000 bajas

Bando derrotado

  • Ejército diezmado
  • Los seanchan se repliegan al sur

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar