FANDOM


Beonin Marinye
Icono Llama.svg.png
Información cronológica
Primera aparición CEL 27
Última aparición CDS 24
Última mención LT 18
Información biográfica
Nombre completo Beonin Marinye
Nacionalidad Tarabon
Nacimiento ca. 930 NE
Información política
Rango Aes Sedai
Ajah Ajah Gris
Afiliación Torre Blanca (I - IV)
Aes Sedai fieles a Elaida (IV - XII)
Torre Blanca reunificada (XII - XIV)
Descripción física
Género Mujer
Pelo Color miel oscura
Ojos Azules grisáceos
Familia
Collaris (abuela)
Aeldrine (madre)
Vínculos
Tervail Dura (Guardián)

Beonin Marinye es una Aes Sedai del Ajah Gris que forma parte del llamado grupo de Sheriam, formado por las seis mujeres que desplegaron una mayor influencia en Salidar en las fases iniciales de la escisión de la Torre Blanca. Tiene un Guardián llamado Tervail Dura.

Apariencia Editar

Beonin es una mujer bonita, con los cabellos de un color semejante a la miel oscura y unos ojos grandes entre grises y azulados. Procede de Tarabon, pero en ningún momento se indica que lleve el pelo recogido en las trencillas tan propias de las mujeres de aquella nación.

Historia Editar

Pese a no ser de origen noble, Beonin proviene de una familia próspera y bien asentada. Su abuela, Collaris, era una reputada abogada en Tanchico y fue quien le enseñó a amar las complejidades de la ley y sus vericuetos siendo apenas una niña. Su madre, Aeldrine, era una rica mercader especializada en el comercio de tintes, y no vio con buenos ojos que su hija se marchase a Tar Valon. El momento exacto en que esto se produjo no se puede precisar, pero por pensamientos de la propia Beonin, todo parece indicar que esto tuvo que ocurrir hace cerca de medio siglo. La pista que da relacionada con su edad consiste en que la Aes Sedai Turanine Merdagon falleció cuando ella era una Aceptada, y este suceso ocurrió hace más de cuarenta años.

A lo largo de su experiencia como Aes Sedai, Beonin se ha ganado fama de ser experta en resolver crímenes y desenmascarar asesinos, aunque los detalles de estas peripecias no han sido concretados.

Sinopsis Editar

Cielo en llamas Editar

Al poco de producirse el Cisma de la Torre Blanca, Beonin ve una valiosa oportunidad para prosperar y reacciona con rapidez, siendo una de las primeras mujeres en llegar a Salidar, el lugar en que se están congregando las Aes Sedai rebeldes. Ella, junto con Sheriam Bayanar, Anaiya, Myrelle Berengari, Morvrin y Carlinya conforman un poderoso grupo de influencia y se erigen en principales líderes de la rebelión durante sus primeras etapas. Su posición se fortalece más si cabe con la inesperada llegada a Salidar de Siuan Sanche, Leane Sharif y Logain Ablar, quienes contribuyen a dispersar el rumor de que el Ajah Rojo es responsable de la aparición de falsos Dragones. Tiempo después, el grupo de Sheriam continúa incrementando su influencia gracias a la presencia de las prometedoras jóvenes Nynaeve al'Meara y Elayne Trakand, que son obligadas por Beonin y las demás a enseñarles todo lo que han aprendido sobre el Tel'aran'rhiod.

El Señor del Caos Editar

Sheriam y las otras cinco Aes Sedai tienden a subestimar los consejos de Nynaeve y Elayne y a infravalorar los peligros del Mundo de los Sueños, con lo que se convierten en unas alumnas tozudas y muy molestas que en alguna ocasión tienen que ser salvadas de los peligros propios de aquel lugar. Aunque se ha conformado una Antecámara de la Torre, Beonin y sus compañeras continúan desplegando una gran influencia, y este hecho no se le escapa a Tarna Feir, que ha acudido a Salidar en calidad de embajadora de Elaida a'Roihan para intentar llegar a un acuerdo con las rebeldes. Tarna se reúne con el grupo de Sheriam en la Torre Chica y les hace una oferta, pero ellas hacen retrasar su decisión hasta que Tarna se marcha de vuelta a Tar Valon, convencida de que las rebeldes están demasiado asustadas e indecisas como para poder convertirse en un peligro para las Aes Sedai fieles a Elaida. El análisis de la Roja no se aleja mucho de la realidad, ya que ciertamente la falta de un liderazgo claro y la inacción amenazan con ahogar el espíritu de la rebelión en Salidar.

Beonin es una de los numerosos testigos que presencian las milagrosas Curaciones que realiza Nynaeve a Siuan, Leane y Logain, causando un revuelo sin precedentes en la Torre Chica. Este hallazgo es uno más de los muchos que están presentando Elayne y la antigua Zahorí y que están revolucionando Salidar. Este hecho, unido a los manejos de Siuan, terminan por convencer al grupo de Sheriam de la necesidad de elegir a una Sede Amyrlin propia, preferentemente una mujer ajena a la división de la Torre y fácil de manipular por ellas. La elegida es la joven Aceptada Egwene al'Vere, a quien hacen llamar a través del Tel'aran'rhiod. La muchacha llega esa misma noche al lugar tras haber redescubierto la forma de Viajar y es recibida por Beonin y las demás, que le indican todo lo que ha de hacer en su encuentro con la Antecámara de la Torre. Al día siguiente, tal y como se habían propuesto Sheriam y sus aliadas, Egwene reúne los votos suficientes para recibir la estola de la Amyrlin y elige a la propia Sheriam como su Guardiana de las Crónicas.

La Corona de Espadas Editar

Egwene no es en absoluto la chica temblorosa y maleable que esperaba el grupo de Sheriam y ya desde sus primeros días de gobierno comienza a planear cómo acabar imponiéndose sobre las distintas facciones en las que están divididas las hermanas rebeldes. Poco a poco, la joven Amyrlin se rodea de un grupo de fieles seguidoras y, con la ayuda de Siuan, se plantea cuál será el siguiente paso a tomar para ampliar su esfera de influencia. Egwene da con la clave para controlar a Sheriam, Beonin y las demás cuando se entera de que éstas enviaron a diez Aes Sedai a la Torre Blanca como espías para desestabilizar a Elaida sin dar parte de sus acciones a la Antecámara.

El Camino de Dagas Editar

Tal y como esperaba Egwene, Beonin y el resto de integrantes del grupo de Sheriam han caído en sus redes y ahora están vinculadas a ella por un juramento de fidelidad, por temor a que sea revelado que todas ellas actuaron de espaldas a las Asentadas. La Amyrlin sabe apreciar la importancia de tan valiosas aliadas, por lo que no duda en utilizar su experiencia para poder encaminar la rebelión contra Elaida por la senda adecuada. El ejército de las Aes Sedai rebeldes ha llegado a la frontera de Murandy con Andor, pero se la ha encontrado bloqueada por una coalición de fuerzas de nobles de ambos países, por lo que Egwene planea un encuentro pacífico con ellos y envía a Anaiya, Beonin y Myrelle para iniciar los primeros contactos. Egwene sabe que Beonin y las otras no están del todo satisfechas con el papel al que se han visto reducidas, mas es consciente de que las tiene controladas y a su servicio.

Encrucijada en el crepúsculo Editar

A fin de no despertar suspicacias entre las Asentadas, Egwene se las ha arreglado para "dejarse aconsejar" por una representante de cada Ajah, eligiendo para estos puestos a todo el antiguo grupo de Sheriam y a Nisao Dachen. Todas estas mujeres y sus Guardianes acompañan a Egwene y a Gareth Bryne en un paseo por los alrededores de Tar Valon, planeando el siguiente paso a realizar ahora que el asedio a la ciudad está a punto de comenzar. Egwene observa, ligeramente molesta, que Beonin es la única entre las presentes que está a favor de iniciar unas negociaciones diplomáticas con Elaida, una opción que está siendo apoyada también por algunas Asentadas en la Antecámara de la Torre. A su regreso al campamento, algunas de sus consejeras van a informar a las líderes de sus Ajahs, pero otras como Beonin se quedan con Egwene y le recomiendan cómo tratar a las Asentadas en el inminente encuentro de la Antecámara. No muchos días después, la Asentada Gris Varilin toma el control sobre las conversaciones con las Aes Sedai fieles a Elaida, imponiéndose a Beonin pero sin obtener ningún avance en las mismas.

Cuchillo de sueños Editar

En vistas al cariz que han tomado los eventos en los últimos días, Beonin está decidida a mostrar sus verdaderas cartas en cuanto le surja la oportunidad, y ni siquiera la noticia de la captura de Egwene y Leane por las seguidoras de Elaida le aleja de su objetivo. Aunque la Sede Amyrlin se comunica con sus fieles a través del Tel'aran'rhiod y les ordena que la dejen actuar a solas y desde dentro para desestabilizar a Elaida, Beonin ya tiene un objetivo fijo y recoge sus pertenencias más preciadas para marcharse sin despertar sospechas. De camino a un lugar seguro en el que abrir un acceso, la Gris es interpelada por sus compañeras de Ajah Ashmanaille y Phaedrine, quienes le piden su opinión acerca de los misteriosos asesiantos de Anaiya y Kairen Stang. Beonin no les presta mucha atención, pero comenta que ambas muertes podrían estar relacionadas con los Asha'man. Una vez que se separa de las dos Aes Sedai, Beonin abre un acceso al interior de Tar Valon, ordena a Tervail que busque una posada y ella entra confiada en la Torre Blanca, con su apariencia ligeramente modificada mediante un tejido de Ilusión.

En un alarde de atrevimiento, Beonin acude al mismísimo despacho de Elaida en el momento en que ésta está reunida con Tarna, su actual Guardiana de las Crónicas. Pese a que es de inmediato escudada por Tarna, Beonin no muestra preocupación alguna y revela que, desde el mismo comienzo del Cisma, ella había sido una agente enviada por Elaida a Salidar para promover la desunión y el fracaso entre las rebeldes. Beonin explica que, gracias a haber conseguido instalarse en el grupo de principales líderes, pudo asegurarse que la inactividad y la indecisión se instalaban entre las rebeldes, pero su pequeña cuota de poder se desvaneció al formarse la Antecámara de la Torre. Aun así, tiene bastantes cosas que mostrar a Elaida, las suficientes como para estar segura de que recuperará su favor y recibirá una gran recompensa ante ello. Para empezar, Beonin asegura que Egwene tiene la capacidad de entrar en el Mundo de los Sueños y aun prisionera puede comunicarse con las rebeldes, algo que impresiona vivamente a Elaida y Tarna. No obstante, lo que definitivamente le permite ganarse el reconocimiento de Elaida es la exposición que hace de los maravillosos tejidos redescubiertos por Egwene, en especial el del Viaje. Elaida exige que Beonin le jure lealtad y que no enseñe este tejido a nadie más, algo a lo que la Gris accede. Antes de retirarse, Beonin también le facilita a Elaida las identidades de las diez espías enviadas a la Torre, entre las que se encuentra Meidani, con quien la Amyrlin había recuperado el contacto.

Rebajada al rango de novicia, Egwene se cruza un día con Beonin y la acusa de haberla traicionado y de ser del Ajah Negro. La Gris habla con ella en privado y afirma que ella no ha traicionado a nadie, ya que el juramento que prestó perdió su validez en cuanto Egwene fue apresada. La joven comprueba que Beonin no pertenece al Ajah Negro al ver que es incapaz de mentir, pero comprende que al menos ha revelado algunos tejidos importantes y la identidad de las espías. Preocupada por ellas, Egwene ordena a Beonin que les advierta de que Elaida sabe de su existencia a modo de penitencia. La hermana Gris accede tras resistirse un breve momento, en un principio sorprendida de seguir obedeciendo a Egwene pese al sustancial cambio de papeles que ambas han tenido.

Personalidad Editar

Elaida conoce lo suficiente a Beonin como para saber que es una mujer cuya obsesión por la legalidad es sólo comparable a su propia ambición, y por ello mismo la eligió como espía entre las rebeldes y la envió a Salidar para desestabilizar a sus enemigas. Ciertamente, la ambición y un arrollador deseo de poder son las causas que explican la traición de Beonin, aunque ella misma no se considere traidora por haber apoyado a Elaida desde el principio y quedar invalidada cualquier promesa a Egwene una vez que ésta fue capturada. Beonin ha demostrado ser una mujer de muchas dobleces que se preocupa más por sí misma que por cualquier otra cosa y que sólo necesita ver una oportunidad de la que sacar provecho para lanzarse de cabeza a ella, una vez meditados los pros y los contras.

Poderes y habilidades Editar

Poder Único: Beonin Marinye posee la fuerza en el Poder Único suficiente como para estar situada por encima de la media de la Torre Blanca, con las capacidades necesarias como para poder realizar sin ayuda de nadie tejidos complejos y que requieren una cantidad importante de Saidar, incluyendo los relacionados con Viajar, Rasar o la Curación con los Cinco Poderes. Como Egwene observó al llegar a Salidar, no era de extrañar que Sheriam y las otras cinco Aes Sedai de su grupo ostentaran en un principio el liderazgo entre las rebeldes, ya que todas eran mujeres moderadamente fuertes y situadas a un nivel equivalente entre ellas, lo suficiente como para que no surgieran disputas internas, aunque en todo caso admitiendo una clara superioridad de Sheriam sobre el resto.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar