FANDOM


Birgitte Arco de Plata
Birgitte3b
Información cronológica
Primera aparición LGC 47
Última aparición TDM 52
Última mención TDM 57
Información biográfica
Nombre completo Birgitte Arco de Plata
Alias Maerion
Joana
Teadra
Jethari
Birgitte Trahelion
Nacionalidad -
Nacimiento 999 NE
Información política
Título Capitán General de la Guardia de la Reina (IX - XIV)
Rango Gaidin (V - XIV)
Afiliación Héroes del Cuerno de Valere
Casa Trakand (V - XIV)
Aes Sedai rebeldes (V - XII)
Torre Blanca reunificada (XII - XIV)
Ocupación Capitana General (IX - XIV)
Descripción física
Género Mujer
Complexión Esbelta
Estatura Alta
Pelo Rubio, largo y en trenza
Ojos Azules
Vínculos
Elayne Trakand (Aes Sedai)

Birgitte Arco de Plata es una famosa heroína que ha inspirado un sinfín de cuentos y leyendas en todo el mundo en las que suele hacer todo tipo de proezas con un arco plateado y su infatigable compañero Gaidal Cain. Los dos forman parte de los Héroes del Cuerno que son convocados para combatir al lado de aquél que haga sonar el mítico Cuerno de Valere.

Apariencia Editar

Se cree que el aspecto de Birgitte es el mismo o cambia muy poco en cada una de sus reencarnaciones. Tanto si esto es así como si no, se ha comprobado que mientras el Entramado no ha reclamado que nazca de nuevo y su espíritu reside en el Tel'aran'rhiod o ha sido llamado por el Cuerno de Valere su apariencia es la de una mujer alta y atractiva. Su rasgo más característico, junto con el arco y las flechas que le dan nombre y fama imperecederas, es su larga melena rubia, que lleva trenzada de una forma aún más compleja y elaborada que Nynaeve al'Meara y hasta la altura de la cintura. Sus ojos son de un hermoso color azul. Los modales de Birgitte son rudos y masculinos, a juego con su carácter y con las vestiduras que le gusta llevar, que suelen ser chaquetas y pantalones de hombre, aunque algunas veces sean de colores vivos o tengan el talle algo más ajustado de lo normal.

Historia Editar

Birgitte8

Birgitte (por Solitarium)

Como todos los Héroes del Cuerno, la existencia de Birgitte está íntimamente ligada al eterno girar de la Rueda del Tiempo y vuelve a ser expelida del Entramado en ciertos momentos, naciendo, viviendo una vida por lo general llena de aventuras y muriendo, tras lo cual regresa al Mundo de los Sueños a esperar el próximo renacimiento o que el Cuerno de Valere la llame. En todas sus vidas Birgitte ha tenido diferentes nombres e historias, pero sigue unas pautas comunes: siempre es una arquera con una puntería sin rival y su destino está irremediablemente ligado al de un hombre mayor que ella, feo y corpulento, que lucha con dos espadas. A veces la reencarnación de Birgitte comienza odiando o enfrentándose a este hombre, que no es otro que el avatar de Gaidal Cain, pero invariablemente ambos acaban enamorándose.

A través de los numerosos comentarios que hace Birgitte de naciones, costumbres o sucesos largo tiempo olvidados, se ha averiguado que se reencarna con bastante frecuencia a lo largo del Entramado de las Eras, y si bien los hechos que realiza son bastante diferentes entre sí, contribuyen a acrecentar su leyenda. No se sabe mucho sobre anteriores existencias de Birgitte, aparte de que algunos de sus anteriores nombres fueron Maerion, Joana, Teadra o Jethari. Siendo Teadra vivió a finales de la Era de Leyenda y participó en la Guerra de la Sombra, haciendo fracasar el plan de Moghedien de capturar a Lews Therin Telamon. Teadra murió antes de que la Araña pudiera vengarse de ella, pero esto no impidió que la Renegada guardara todo su rencor y se prometiera a sí misma hacérselas pagar en un futuro, pues reconoció en ella la reencarnación de Birgitte Arco de Plata.

En el año 47 DD Birgitte ya había vuelto a nacer, y tanto ella como Gaidal Cain contribuyeron de alguna forma no aclarada a fundar la Torre Blanca. Otra existencia a la que la heroína ha hecho referencia ha sido a la de Jethari la Danzarina de la Luna. En aquella vida Gaidal sufrió una grave herida que afectó a su mente, por lo que los dos enamorados viajaron a la Torre de Ghenjei con la esperanza de que sus extraños pobladores pudieran sanarlo. Desgraciadamente, ninguno de los dos sobrevivió a esta experiencia y tras vagar dos meses por aquel laberíntico lugar fueron asesinados por los alfinios y elfinios. Esta historia sería recordada en una de las muchas versiones cantadas por bardos y juglares como la epopeya de la hermosa Elmiara y su amante en la "Tierra de los Ojos Lóbregos".

Sinopsis Editar

La Gran Cacería Editar

Birgitte7

Birgitte (por Richard Boyé)

Birgitte, Gaidal Cain y los otros Héroes del Cuerno, con Artur Hawkwing a la cabeza, son convocados por primera vez en milenios durante la Batalla de Falme, a finales de 998 NE, cuando Mat Cauthon sopla el Cuerno de Valere. Los héroes de leyenda combaten a los seanchan y se menciona que Birgitte llega a destruir ella sola un barco enemigo con sus flechas y reduciéndolo a cenizas. Tras la lucha y la indiscutible victoria de Rand al'Thor y sus compañeros, los héroes regresan al Tel'aran'rhiod, donde aguardarán a una nueva llamada o a su renacimiento en el mundo de vigilia.

El ascenso de la Sombra Editar

A sabiendas de que no es correcto lo que está haciendo y que no debe interactuar con otras personas mientras espera que el Entramado vuelva a tomarla y la haga reencarnarse de nuevo, Birgitte no puede quedarse de brazos cruzados mientras las fuerzas de la Sombra se reagrupan. La legendaria arquera observa de cerca a las personas que entran en el Tel'aran'rhiod, y su figura puede ser atisbada en más de una ocasión. En sus primeras apariciones suele ser interrumpida por Gaidal Cain o su intervención es muy breve, pero hace lo posible por ayudar a quienes ve en un claro peligro. De esta forma, cuando Perrin Aybara persigue en el Mundo de los Sueños a Verdugo y llega hasta la Torre de Ghenjei, Birgitte opta por mostrarse y advertirle del peligro que hay al otro lado de aquella extraña construcción, un acceso al mundo de los alfinios y los elfinios. También habla con Nynaeve al'Meara tanto en el Yermo de Aiel como en el Palacio de la Panarch y la previene de los Renegados Asmodean y Moghedien, con los que ha estado a punto de toparse.

Cielo en llamas Editar

Semanas después de haberse marchado de Tanchico y temer la venganza de Moghedien, Nynaeve vuelve a ver a Birgitte en el Tel'aran'rhiod. La legendaria arquera le dice que ha estado observando de lejos a muchos de los otros Renegados pero que hace tiempo que no ha visto a la Araña. Gaidal Cain también ha desaparecido, lo que indica que ha debido renacer ya, con lo que Birgitte Arco de Plata sabe que en unos años a ella le ocurrirá lo mismo. Aun así, no puede dejar de sentirse algo sola, y esto se refleja en un apoyo cada vez mayor a Nynaeve y su amiga Elayne Trakand. Las dos jóvenes le piden a Birgitte que busque a Moghedien y ésta logra dar con la Renegada al cabo de unos días. Una noche, Birgitte guía a Nynaeve hasta donde está Moghedien, mas la Araña las ha detectado y no duda en atacarlas, ya que ella es muchísimo más hábil y poderosa en el Tel'aran'rhiod que sus enemigas. Moghedien deja sin conocimiento a Birgitte y se centra en torturar a Nynaeve sin percatarse de que la arquera se ha recobrado hasta que es demasiado tarde y la atraviesa de un flechazo.

Birgitte9

Birgitte (por Ariel Burguess)

Antes de desaparecer del Mundo de los Sueños, Moghedien encauza y forma un extraño tejido que hace que Birgitte también se desvanezca. La aterrorizada Nynaeve descubre pocos instantes después que la Renegada ha arrancado a Birgitte del Tel'aran'rhiod y la ha transportado al mundo de vigilia, entrando con su cuerpo adulto y sin haber vuelto a nacer. La heroína de leyenda ha sido expelida a la fuerza, y es probable que no pueda recuperarse jamás de ello. De hecho, Birgitte está a punto de morir y ni siquiera la Curación de Nynaeve puede hacer nada por ella, por lo que Elayne toma una medida desesperada y la vincular como su Guardián, aunque no le esté permitido hacerlo hasta que sea Aes Sedai y vaya contra la costumbre elegir a una mujer en lugar de a un varón como Gaidin. Birgitte se recupera y asuma con sorpresa y entereza el vuelco que ha dado su existencia, pero también se enfada con Nynaeve al ver que la antigua Zahorí se siente responsable de lo que le ha ocurrido. Las relaciones entre las dos son algo tensas un tiempo, en el que Birgitte trata de mantener su mente distraída y olvidar que ha sido separada de su amado Gaidal Cain solicitando su propio número con el arco y las flechas en el espectáculo de Valan Luca.

Birgitte continúa en el circo de Luca con sus amigas, incrementando su unión y complicidad con Elayne, hasta que llegan a Samara y cogen un barco en dirección a Salidar, donde esperan reunirse con las Aes Sedai rebeldes. Con ellas viajan Thom Merrilin, Juilin Sandar, Ino Nomesta y los shienarianos y tres mujeres refugiadas a las que han conocido recientemente: Marigan, Nicola Sotomonte y Areina Nermasiv. A estas alturas Birgitte ha rechazado cualquier alias y ha asumido su auténtico nombre, aunque obviamente todo el mundo cree que es un apodo que ha tomado para intentar parecerse a la famosísima arquera. El grupo llega a Salidar y se establece en lo que se ha convertido el núcleo de la rebelión contra Elaida a'Roihan. Muy a pesar suyo, Nynaeve y Elayne regresan a sus obligaciones como Aceptadas y Birgitte pasa mucho tiempo entrenando con el arco junto a Areina, quien demuestra una profunda admiración hacia ella. Esto no impide que Birgitte regrese en una ocasión al Tel'aran'rhiod mediante el anillo retorcido al estar Nynaeve en peligro, acudiendo a tiempo para impedir que la vengativa Moghedien acabe con ella. La Renegada convierte a Birgitte en una niña pequeña, pero al poco Nynaeve se impone a su enemiga, la somete a un a'dam y le ordena que devuelva a la arquera a su aspecto habitual.

El Señor del Caos Editar

A raíz de su último enfrentamiento en el Mundo de los Sueños, Nynaeve ha descubierto que Marigan era la falsa identidad bajo la que se escondía Moghedien, pero decide junto a Elayne y Birgitte mantenerla viva y atada al a'dam para poder aprender de ella todo cuanto puedan. La Renegada no tiene más remedio que enseñar tejidos de la Era de Leyenda a las dos Aceptadas mientras que Birgitte monte guardia en los alrededores, jugando con los niños o hablando y adiestrando a Areina. No es una mujer rencorosa, pero tampoco tiene el menor reparo en tratar con dureza a "Marigan" y llega a golpearla cuando la oye decir cosas desagradables sobre ella o sus amigas. Estos días la arquera trata de hacerle ver a Elayne que ya no es una heroína sino una simple mujer más y aunque tenga recuerdos de tantas vivencias anteriores, debe aprender a asumir que todo aquello ha acabado para ella. Mas la arquera no puede andar más desencaminada, pues aún le aguardan muchas aventuras y su siguiente parada es Ebou Dar, donde Nynaeve y Elayne han de encontrar el Cuenco de los Vientos, un ter'angreal con el que alterar el clima y acabar con la ola de calor que ha dispuesto el Oscuro sobre el mundo. Nynaeve, Elayne, Aviendha y Birgitte son alojadas en el Palacio de Tarasin y desde allí dan inicio a su búsqueda.

La Corona de Espadas Editar

Birgitte10

Birgitte

Birgitte visita con sus amigas a los Atha'an Miere para solicitar su colaboración en la activación del Cuenco de los Vientos, una vez que logren dar con su paradero. Hasta la fecha todas las pesquisas han resultado infructuosas, y Nynaeve y Elayne comienzan a desesperarse, por lo que le piden a Birgitte que avise a Mat de que desean verla. La arquera acude a la posada La Mujer Errante, donde se aloja el joven, y los dos traban una gran amistad y se emborrachan juntos. Mat ha reconocido a Birgitte como una de las figuras que él mismo convocó en Falme, y Birgitte se acaba de enterar de que él alberga en su mente los recuerdos de numerosos generales del pasado, algunos incluso viejos conocidos de la propia heroína. Por común acuerdo, los dos optan por guardar sus secretos y pasan un agradable rato juntos. Cuando Birgitte vuelve al Palacio de Tarasin Nynaeve y Elayne se asombran al ver las buenas migas que han hecho los dos y que Birgitte les recomiende que se disculpen ante Mat por los desplantes que le han hecho pese a los favores que él ha tenido desinteresadamente con ellas.

Los días siguientes Birgitte y Aviendha vigilan disfrazadas la casa de Jaichim Carridin, a quien han identificado como un Amigo Siniestro, mientras las demás prosiguen la búsqueda del Cuenco de los Vientos. Otra tarde Birgitte se une al grupo de Mat para espiar la casa donde Nynaeve y Elayne conocieron a las Allegadas y a su regreso son atacados por falsos mendigos enviados por otro Amigo Siniestro, Dolo. Este incidente no impide que Birgitte siga observando de lejos a Carridin y a las Allegadas, y que por ello no esté presente cuando por fin se encuentra el Cuenco de los Vientos y Elayne está a punto de morir tras el ataque del gholam. Todos los compañeros se reúnen en el Palacio de Tarasin y allí Birgitte pone a Mat al corriente de la verdadera naturaleza de los gholam, unas terribles invenciones que datan de la Guerra de la Sombra, antes de despedirse y de que la heroína siga a Elayne a través del acceso abierto al lugar donde las Aes Sedai, Allegadas y Detectoras de Vientos van a utilizar el Cuenco de los Vientos.

El Camino de Dagas Editar

Una vez que Aviendha abre el acceso a la granja de las Allegadas, Birgitte y los demás Guardianes son los primeros en pasar a través de él, y las horas siguientes las pasan rastreando la zona y asegurándose de que no hay peligro alguno. Las trece mujeres capaces de encauzar con más fuerza entre las presentes activan el Cuenco de los Vientos y despliegan tal cantidad de Poder Único que en cuestión de unos minutos el grupo es atacado por los seanchan y han de huir a toda prisa a Andor mediante un acceso abierto por Elayne. Birgitte y Lan Mandragoran dirigen con presteza a los fugitivos, pero la arquera regresa para intentar ayudar a Elayne y Aviendha en su lucha con las sul'dam y las damane. Elayne no tiene éxito tratando de deshacer el tejido del acceso y provoca una tremenda explosión, mas ella y sus amigas sobreviven por haber tenido tiempo para alejarse lo máximo posible. Las tres son Curadas por Nynaeve y prosiguen su viaje hacia Caemlyn, donde por fin Elayne hará oficial su candidatura al Trono del León.

El Corazón del Invierno Editar

Birgitte5

Birgitte

Ya instalada en el Palacio Real de Caemlyn, Elayne se prepara para una complicada Sucesión y una de sus primeras medidas consiste en nombrar a Birgitte la Capitana General de sus fuerzas y máxima líder de la Guardia de la Reina. Para no despertar suspicacias, Elayne hace circular el rumor de que Birgitte es una kandoresa apellidada Trahelion, aunque su presencia no deja de despertar las suspicacias de otras personas, en particular de Lady Dyelin Taravin, la aliada más importante de la joven Trakand en su lucha por ocupar el trono. La fidelidad de Dyelin queda demostrad cuando está a punto de morir defendiendo a Elayne en un atentado, en ausencia de Birgitte y Aviendha. Las dos acuden a toda prisa al lecho de Elayne, quien decide recompensar a su salvador, Doilin Mellar, poniéndole al cargo de su escolta personal. La arquera no deja de culparse por no haber estado al lado de su amiga y adopta un ademán aún más protector con ella sin hacer caso de sus protestas. En las jornadas posteriores Birgitte es la sombra de Elayne, pudiéndosela ver a su lado en su visita a la Torre Negra o al ejército de las Tierras Fronterizas. La noche en que Rand aparece inesperadamente en Caemlyn y se acuesta con Elayne Birgitte se enfurece y trata de detenerlos por el cúmulo de emociones que le llegan a través de su vínculo con la Aes Sedai, pero Aviendha y Min Farshaw la disuaden y acaban yéndose a emborrachar juntas.

Encrucijada en el crepúsculo Editar

Últimamente Birgitte está de un mal humor permamente y bebe demasiado alcohol, para tratar de olvidar que, poco a poco, está perdiendo los recuerdos de sus vidas anteriores y que siente un profundo temor por no volver a ver nunca más a Gaidal Cain. Elayne es consciente de ello, aunque tiene sus propios quehaceres y no deja de molestarle que su Guardián se preocupe tanto por ella, y más aún después de que todos se hayan enterado de que está embarazada. La legendaria arquera no se fía de Mellar y Aviendha y ella custodian todo el tiempo que pueden a Elayne. Por ello, las dos están presentes en momentos como el encuentro con las Detectoras de Vientos en el que se acuerda un nuevo pacto con el reino de Andor, la llegada de los cuatro jóvenes Cabezas Insignes que se han unido a la causa de Elayne o los informes periódicos de Reene Harfor y Halwin Norry.

Cuchillo de sueños Editar

Birgitte2

Birgitte

La Guerra de Sucesión y el asedio a Caemlyn se recrudecen y Birgitte dirige la defensa de las murallas de la ciudad frente a las tropas de Arymilla Marne. El número de sus efectivos es menor que el de sus enemigos y aunque cuenten con la ventaja defensiva, no han tenido más remedio que contratar mercenarios. La situación sigue sin estar decidida, pues aún quedan muchas Cabezas Insignes que no apoyan ni a Elayne ni a Arymilla, pero el constante desgaste no juega a favor de la Casa Trakand, por mucho que el abastecimiento esté garantizado gracias a la creación de accesos. Otro problema no menos importante sale a la luz cuando sus informadores confirman a Elayne que Mellar es un Amigo Siniestro que, por si no fuera poco, tiene tratos con el Ajah Negro. En un exceso de confianza Elayne acude a la casa de Lady Shiaine Avarhin, donde se reúnen todos los Amigos Siniestros, para detenerlos, pero no cuenta con que había más hermanas Negras de las que en un principio consideró. Éstas asesinan a las Aes Sedai que acompañan a Elayne y a ella la hacen prisionera, pues su intención es entregarla a Arymilla.

Birgitte percibe a través de su vínculo que Elayne sigue con vida, por lo que organiza un rescate a contrarreloj. A toda velocidad, la arquera moviliza a un pequeño contingente y obliga a las Detectoras de Vientos a que les ayuden creando un acceso fuera de Caemlyn para cortarles la huida. Simultáneamente las fuerzas de Arymilla atacan una de las puertas de la ciudad, por lo que Birgitte envía a Dyelin a mantener posiciones hasta que recuperen a Elayne. Gracias a la rápida intervención de la heroína los Amigos Siniestros son detenidos y encarcelados, aunque varias personas pierden la vida en la lucha. Elayne y Birgitte no tienen ni un instante de descanso y acuden en auxilio de Dyelin, consiguiendo infligir una contundente derrota a Arymilla y capturándola. Al final de aquel día tan agotador Elayne ha apresado a Amigos Siniestros y a tres de las Cabezas Insignes que se han enfrentado a ella, mientras que otras tres optan por cambiar de bando y le prometen fidelidad. La Sucesión termina por fin cuando otras cinco Casas aceptan apoyar a Trakand y por fin Elayne obtiene la legitimidad suficiente para ocupar el Trono del León y ser coronada reina de Andor.

Torres de Medianoche Editar

Birgitte Charlz

Birgitte y Guybon (por Livska)

Los desvelos de Birgitte no hacen más que multiplicarse después de la coronación de Elayne, pues la joven no deja de acometer tareas más arduas, pese a que su gestación ya resulta visible. El estado de ánimo de Birgitte es algo irritable, ya que sus recuerdos siguen desvaneciéndose y no puede beber más que leche de cabra en las tabernas por miedo a perjudicar a los bebés de Elayne a través del vínculo. La gota que colma el vaso ocurre cuando la joven reina está a punto de morir a manos de Mellar y del Ajah Negro al acudir a las mazmorras justo cuando los prisioneros estaban escapándose. Después de este suceso, que asusta aún a la confiada Elayne, Birgitte no le concede margen de libertad para que ignore las medidas impuestas por la comadrona Melfane. Eso sí, la arquera puede disfrutar de unos momentos de distracción con Mat, quien pasa una temporada en Caemlyn y enseña a Elayne las sorprendentes y valiosas armas ideadas por Aludra. Elayne ayuda a Mat a deshacerse del temible gholam y Birgitte le da indicaciones sobre su experiencia en la Torre de Ghenjei antes de que Mat se marche, dejando en la ciudad a la Compañía de la Mano Roja para que ayude a Elayne y como parte del acuerdo alcanzado con respecto al uso de los "dragones" de Aludra.

Birgitte no se muestra en absoluto amistosa con Gawyn Trakand pese a ser el hermano mayor de Elayne, ya que le recrimina no haberla ayudado durante la Sucesión ni asumir su responsabilidad como Primer Príncipe de la Espada, liberándola a ella de paso de sus funciones. Debido a ello, Birgitte se mantiene aparte durante el reencuentro de los dos hermanos e impide taxativamente el paso de Gawyn a los aposentos de Elayne cuando éste pretende despedirse de ella en medio de la noche. El afán de Birgitte de proteger de Elayne queda patente en especial al saber que la reina pretende extender sus dominios hacia Cairhien, aun a sabiendas de que su nobleza está inmersa en las intrigas propias del Daes Dae'mar. Después de verse con los principales Cabezas Insignes cairhieninos, Elayne, Dyelin y la recientemente redescubierta Morgase explican a Birgitte el brillante movimiento que ha realizado al elegir a sus potenciales enemigos, posicionarlos frente a ella pero a un mismo tiempo obligándoles a que apoyen su intento de ocupar el Trono del Sol usando como cebo la riqueza andoreña. La treta funciona y Elayne se traslada a Cairhien, donde es recibida como la nueva dirigente del país. Afortunadamente, la desfachatez e irrespetuosidad de Birgitte salva la vida a Elayne, al encontrar una aguja envenenada en el Trono del Sol antes de que la joven tomara asiento. La arquera llega a desairar hasta tal punto a los nobles cairhieninos que toma asiento en el trono antes que la propia Elayne, a fin de asegurarse que no hay más trampas ocultas.

Personalidad Editar

En marcado contraste con gran parte de las mujeres que aparecen en las novelas, Birgitte es una mujer ruda, directa y poco femenina, ya que en la mayoría de sus vidas se ha movido en ambientes eminentemente masculinos y ha preferido vivir todo tipo de aventuras, luchas sangrientas y muertes tempranas junto a su amado Gaidal Cain antes que envejecer como una señora aburrida más. No tiene ningún reparo en mostrar su cuerpo y suele lucir ropas muy ajustadas o reveladoras, aunque su principal intención no sea despertar el interés en los hombres, sino moverse más cómodamente. Le gusta mucho pasar el tiempo en las tabernas bebiendo con soldados y viajeros, compartiendo un sentido del humor y unos modales muy semejantes a los suyos y que definitivamente chocan con los de cualquier persona acomodada y educada. Birgitte no se corta en reconocer que le atraen los hombres poco atractivos y lo manifiesta en público. En contadas ocasiones cuida su lenguaje y su temperamento, por lo general muy explosivos.

Relaciones Editar

Artículo principal: Birgitte Arco de Plata/Relaciones
Icono Andor.svg

Si hay una persona que está indisolublemente unida a Birgitte Arco de Plata, ése es sin duda Gaidal Cain, otro Héroe del Cuerno que en todas sus reencarnaciones vive con la arquera una tórrida historia de amor. La creencia de haber perdido a Gaidal para siempre es la principal causa de la tristeza y las frecuentes borracheras de Birgitte, aunque por su propio carácter oculta su dolor y trata de evitar cualquier tipo de comentario al respecto. Ahora que ha sido forzada a dejar el Tel'aran'rhiod sin haber podido nacer de nuevo, Birgitte ha desarrollado una relación de amistad íntima con Elayne Trakand, quien la ha vinculado como su Guardián en un gesto sin precedentes en la historia de la Torre Blanca. La arquera se comporta a menudo más como una hermana mayor de Elayne, pues su vínculo es mucho más estrecho que el que existe entre una Aes Sedai y un Guardián masculino, y las emociones que siente una suelen ser reflejadas por la otra, con curiosos resultados. Aparte de Elayne, Birgitte es muy buena amiga de Mat, Aviendha o Nynaeve, pero mantiene una relación algo más fría con otras personas como Dyelin Taravin.

Poderes y habilidades Editar

Conocimientos avanzados de rastreo y exploración: Las anteriores vidas de Birgitte han transcurrido en su mayoría en medio de territorios salvajes y viviendo todo tipo de experiencias, no en grandes ciudades o acompañada de un numeroso ejército. A consecuencia de ello, tiene un don natural para conocer el entorno, habituarse a él y moverse con sigilo, una habilidad que usa con la misma soltura en el Tel'aran'rhiod. Su pericia en el Mundo de los Sueños es tan reseñable que ha podido espiar a los Renegados durante mucho tiempo sin que éstos se percataran de su presencia.

Dominio del tiro con arco: Sin temor a exagerar, es indudable que Birgitte es la arquera más famosa y renombrada de todas las Eras, lo que le ha valido su sobrenombre de Arco de Plata. Ella se empeña en tratar de minimizar este hecho afirmando que ya no es una heroína, mas lo cierto es que sigue siendo insuperable en este terreno y que sus letales flechas siempren dan en el blanco. Birgitte es muy buena también en el combate cuerpo a cuerpo y manejando otras armas, pero obviamente su punto fuerte son el arco y las flechas, aunque éstos ya no sean de plata.

Galería Editar