Fandom

La Rueda del Tiempo Wiki

Cadsuane Melaidhrin

1.008páginas en
el wiki
Crear una página
Discusión0 Compartir
Cadsuane Melaidhrin
Cadsuane8b.jpg
Información cronológica
Primera aparición NP 17
Última aparición TDM 51
Información biográfica
Nombre completo Cadsuane Melaidhrin
Nacionalidad Far Madding
Nacimiento 705 NE
Información política
Rango Aes Sedai
Ajah Ajah Verde
Afiliación Aes Sedai neutrales (VII - XII)
Dragón Renacido (IX - XIV)
Torre Blanca reunificada (XII - XIV)
Ocupación Consejera del Dragón Renacido (IX - XII, XIII - XIV)
Descripción física
Género Mujer
Complexión Más robusta que delgada
Estatura Media
Pelo Gris acerado
Ojos Muy oscuros
“Cualquiera podría haber pensado que los años le habrían dado paciencia, pero había sido todo lo contrario. Cuanto más envejecía, menos inclinada se sentía a esperar, pues sabía que no le quedaban muchos años. Cualquiera que afirmara que una edad avanzada traía consigo más paciencia o mentía o estaba senil.”
   —Cadsuane Melaidhrin

Cadsuane Melaidhrin es una Aes Sedai del Ajah Verde que se ha ganado por méritos propios el estatus de leyenda viva entre las otras Aes Sedai. La mayoría de ellas creen que ha muerto en el retiro, pero esto no es así y, aunque en la actualidad es la hermana de más edad, ha vuelto recientemente a la primera línea de acción, decidida a tomar un papel vital en los acontecimientos que marcarán el final de la Tercera Era.

Apariencia Editar

En su juventud Cadsuane era una mujer de estatura media (unos 165 cm), aunque es probable que haya menguado un poco con el paso de los años. Ella misma se considera más robusta que delgada, y se dice de ella que es atractiva, con el cabello de gris acerado pese a su avanzada edad. Tiene el rostro terso e intemporal de las Aes Sedai y unos ojos tan oscuros como brillantes. Suele vestir de seda, pero de corte sencillo y sin permitirse elementos como lazos o encajes, que por lo general considera poco útiles. Siendo una mujer acostumbrada a viajar, desea que sus trajes sean simples y funcionales, y que no sean estropeadas por una sirvienta torpe en cualquier posada de mala muerte. Cadsuane no hace ningún esfuerzo por ir a la última moda y, desde luego, no trata de deslumbrar a otras personas con su aspecto o sus ademanes a otras personas; está demasiado ocupada para esas nimiedades.

El rasgo más distintivo de Cadsuane es su característico peinado, consistente en un apretado moño en la parte superior de su cabeza. No lleva joyas, más allá del Anillo de la Gran Serpiente y de un conjunto de ornamentos con formas de estrellas, peces, pájaros y otras figuras entretejidas en su pelo. Éstos no son simples adornos, sino que componen lo que en la Era de Leyenda se conocía como una red paralis, un elaborado conjunto de angreal y ter'angreal de muy variadas habilidades que la convierten en una mujer de sorprendente fuerza, versatilidad y peligrosidad.

Historia Editar

Trayectoria Editar

Cadsuane9.jpg

Cadsuane (por Ariel Burguess)

Cadsuane nació en 705 NE en la ciudad-estado de Far Madding y fue a la Torre Blanca a la edad de quince años. Pasó seis años como novicia y cinco más como Aceptada, y aunque sin duda ella habría podido progresar mucho más rápido, su actitud orgullosa y arrogante jugó en su contra. Con 26 años, Cadsuane superó la prueba de acceso al chal y escogió al Ajah Verde. Poco tiempo después fue entrenada por una misteriosa espontánea de las Colinas Negras llamada Norla, que al parecer le enseñó una lección humillante pero que le fue de gran ayuda para adquirir compostura y habilidades superiores a las aprendidas en la Torre, así como su poderoso conjunto de ter'angreal y angreal que aún luce en su cabello.

Aun sin haber alcanzado todo su potencial en el Poder Único Cadsuane ya estaba en lo más alto de la jerarquía de las Aes Sedai. Era la más fuerte de toda la Torre, tanto que en los últimos mil años no se tenía constancia de ninguna otra mujer que poseyera una fuerza semejante o que al menos se le acercara. Tendrían que transcurrir casi tres siglos para que la Torre Blanca albergase a mujeres más poderosas que Cadsuane. Aun siendo joven, ya era considerada por muchas una segunda Caraighan, aunque al contrario que ella, siempre rechazó honores y cargos de importancia y prefirió ser una mujer de acción, estar siempre en el ojo del huracán y vivir de primera mano todo tipo de aventuras. Se dice que Cadsuane ha sido la Aes Sedai que más Guardianes ha vinculado a lo largo de su vida, aunque lo cierto es que tampoco se unió a tantos como se cree, pues ella también era sensible al devastador efecto de su muerte. Cuando alcanzó una edad más avanzada, rechazó vincular a ningún hombre, pues consideró que sería muy injusto para él.

En 846 NE Cadsuane rechazó el ser ascendida a Asentada del Ajah Verde y unos años más tarde lo hizo una segunda vez, un hecho sin precedentes en la historia de la Torre. Tampoco había antecedente alguno en que una Aes Sedai declinase ser nombrada líder de su Ajah, por lo que Cadsuane fue la primera en hacerlo en 862. Entre 890 y 900 NE desapareció sin dejar rastro cuando se enteró de que la Antecámara de la Torre quería proponerla para ocupar la Sede Amyrlin tras la muerte de Sereille Bagand. Consciente de su edad, Cadsuane se retiró en torno al año 951 NE al norte de Ghealdan, pero regresó a la escena pública con motivo de la Guerra de Aiel y acompañada de sus dos últimos Guardianes. Al poco de que finalizara el conflicto volvió a desaparecer, aunque antes tuvo tiempo de conocer a la prometedora Moraine Damodred, quien logró escabullirse de ella en Kandor. Años más tarde, Cadsuane se recriminaría a sí misma no haber vigilado tanto como debiera a Moraine y a Siuan Sanche y no haberse adelantado a sus acciones.

Las Aes Sedai pensaban que la legendaria Cadsuane Melaidhrin había fallecido durante su retiro poco después de la Guerra de Aiel, pero los rumores resultaron no ser ciertos y volvieron a tenerse noticias suyas en 997 NE, con motivo del alzamiento de uno de los falsos Dragones más poderosos de los que se recordaba, Logain Ablar. Abandonando su dedicación por las rosas en las montañas ghealdanas, Cadsuane echó una mano en la captura de Logain, y unos meses más tarde cabalgó a toda prisa en dirección a Saldaea, nada más tuvo constancia de la aparición de Mazrim Taim. Los eventos comenzaron a precipitarse y ya no hubo más descanso posible para la famosísima Verde. Aún en las Tierras Fronterizas, llegó a sus oídos la existencia y los hechos alcanzados por Rand al'Thor y, convencida entonces de que el auténtico Dragón Renacido había reclamado su posición en el mundo, dirigió sus pasos a Cairhien.

Hechos y proezas Editar

Cadsuane10.jpg

Cadsuane

A raíz de su encuentro en Kandor, Siuan y Moraine investigaron a Cadsuane y descubrieron un sinfín de historias en torno a la Verde, ya por entonces considerada una figura legendaria aun fuera de su Ajah. Todas las historias que pudieron rastrear resultaron ser ciertas, y en algunas ocasiones la realidad llegaba a superar la ficción. Por supuesto, otras no pudieron ser confirmadas, pero viendo el historial de Cadsuane, es posible que también ocurrieran. Algunos de sus hechos más remarcados son lo siguientes:

  • Cadsuane en persona fue la responsable de convertir a Myriam Copan en una Amyrlin fuerte y no una marioneta de la Antecámara en 758 NE, siendo aún una Aes Sedai joven, de apenas 53 años. La versión oficial fue que Myriam se había tomado un descanso durante dos meses, pero lo cierto es que fue secuestrada por Cadsuane y sólo liberada hasta que aprendió la "lección". Por supuesto, Myriam hizo todo lo que pudo para que este hecho no trascendiera, por lo que no tomó represalias con Cadsuane.
  • Aparte de Emarin Pendaloan, Logain Ablar y Mazrim Taim, Cadsuane se ha ocupado de muchos más hombres capaces de encauzar y ha sido la mujer que más ha detenido, pese a no provenir del Ajah Rojo. Se llega a decir que llegó a enfrentarse con veinte, quizás más. Uno de ellos era nada más y nada menos que rey de Tarabon, y Cadsuane hubo de ser especialmente cautelosa para no toparse con el ejército enviado para rescatarle. Los llevó a Tar Valon, donde fueron amansados y acabaron falleciendo, pero vivieron durante más tiempo que los varones apresados por otras mujeres. Cadsuane nunca tuvo que matar a un hombre que encauzara.
  • Ocupar un trono no era sinónimo de seguridad si Cadsuane andaba cerca. En una ocasión secuestró a un rey de Arad Doman y a una reina de Saldaea y cuando recuperaron la libertad una guerra que parecía inevitable se dio por olvidada definitivamente. También se habla de acciones similares con otros tres reyes y cuatro reinas, aunque las identidades de estos monarcas no son conocidas y los hechos apenas superan la categoría de rumores. Lo que sí se sabe a ciencia cierta es que Cadsuane "corrigió" una supuesta mala costumbre de Aleis Barsalla, la Primera Consiliaria de Far Madding al poco de finalizar la Guerra de Aiel.
  • La Sede Amyrlin Sereille Bagand y Cadsuane Melaidhrin nunca fueron amigas y, de hecho, no se podían soportar, sin duda debido a la similitud de sus caracteres. Pese al desagrado que le producía Sereille, Cadsuane acabó con un complot que iba contra ella y lo puso en conocimiento de la Amyrlin. Las conspiradoras pensaban que Cadsuane estaría encantada de unirse a ellas, pero su enfado fue proverbial y llevó a sus llorosas líderes a presencia de la Amyrlin. Como era natural, a Sereille no le agradó nada tener constancia de la conjura, pero sobre todo detestó haber sido salvada por Cadsuane.
  • La Verde se ganó la reputación de ignorar las costumbres ancestrales de la Torre, hablando de forma llana y directa de tabúes como las edades de las hermanas, realizando siempre preguntas afiladas, exigiendo respuestas inequívocas e interferiendo en las actividades de otras hermanas. Ni siquiera la Ley de la Torre la detenía, y a menudo recurría a la acción directa con las demás Aes Sedai, incluyendo tirones de orejas, bofetadas y azotes. Lo que Cadsuane ha detestado desde su juventud ha sido la estupidez y los malos modales, y nadie ha escapado a su firmeza de carácter.
  • También existen los típicos rumores relacionados que se podrían esperar en torno a una Verde con Cadsuane: extinción de revueltas populares, fin de guerras, enfrentamientos con monarcas, rescates de personas en la Llaga, y una continua lucha con los más temibles Amigos Siniestros.

Sinopsis Editar

Aun retirada en Ghealdan y dedicada a criar rosas, Cadsuane ha estado muy atenta a las noticias del mundo en las últimas décadas, y muestra de ello es su rápida intervención en el alzamiento de los falsos Dragones Logain Ablar y Mazrim Taim. En todos estos años sospechó de las actividades de Moraine Damodred en las Tierras Fronterizas y de su vieja amistad con Siuan Sanche, ya por entonces la Sede Amyrlin. Esto no impidió que le cogiera desprevenida la aparición del verdadero Dragón Renacido, el apoyo prestado por Moraine y Siuan y el posterior Cisma de la Torre Blanca. Cadsuane no ha elegido bando en la división de la Torre Blanca, sino que se ha mantenido neutral y maldiciendo a un mismo tiempo la necedad de Siuan y la de Elaida, y ha optado por rodearse de otras Aes Sedai con una postura semejante a la suya antes de dirigirse a Cairhien y encararse con Rand al'Thor. Se ignora el número preciso y las identidades de estas hermanas, pero las que la han seguido de una forma más ostensible son Merise Haindehl, Samitsu Tamagowa, Corele Hovian, Kumira y Daigian Moseneillin.

La Corona de Espadas Editar

Cadsuane6.jpg

Cadsuane hace su aparición en el Palacio del Sol

La inesperada llegada de la legendaria Cadsuane Melaidhrin al Palacio del Sol causa una auténtica conmoción entre las Aes Sedai allí presentes, que recientemente han sido obligadas a jurar lealtad a Rand. El primer encuentro entre la Verde y el Dragón Renacido es frío y marcado por la cautela, pero esto no evita que la Aes Sedai dé muestras de su carácter autoritario y que Rand se revuelva contra ella. Cadsuane le pregunta si ya oye voces en su interior, un síntoma de la locura causada por la Corrupción del Saidin, y esta cuestión deja sin palabras a Rand y hace que, dentro de sí, Lews Therin Telamon desaparezca bastante tiempo e incluso tema manifestarse en presencia de Cadsuane. Sin pedir permiso, la Verde se marcha y se hace seguir de Merana Ambrey y Annoura Larisen, que junto a más Aes Sedai que se les unen le ponen al corriente de todo. El único momento en que la Verde cambia su expresión, como bien percibe Merana, se produce al mencionar que Alanna Mosvani ha vinculado a Rand en contra de sus deseos, algo que tenía en mente hacer la propia Cadsuane.

La Verde reaparece en un inesperado lugar, el campamento de los nobles que se han rebelado contra Rand. Éste ha acudido allí con Min Farshaw bajo una identidad falsa, mas en cuestión de minutos una burbuja maligna siembra el caos en el lugar. Viendo que Rand va a usar el fuego compacto, Cadsuane le propina un sonoro bofetón y le dice que no vuelva a recurrir a ese tejido. El Dragón Renacido le revela entonces que la voz de Lews Therin que oye en su mente es real, mas de súbito es atacado por su acérrimo enemigo Padan Fain y herido de extrema gravedad por la daga de Shadar Logoth. La rápida intervención de Cadsuane contribuye a salvar la vida a Rand, pues se hace inmediatamente con el control y lo envía a toda prisa al Palacio del Sol, donde es Curado conjuntamente por Samitsu, Corele y Damer Flinn. Por el camino, Min le cuenta a Cadsuane el daño que han causado a Rand las Aes Sedai fieles a Elaida, una de las razones de más peso por las que ahora desconfía de todas las Aes Sedai. Días más tarde Rand recobra el conocimiento y se encuentra en torno a su cama a muchas personas y a Cadsuane entre ellas, pero las hace salir a todas salvo a Min y los Asha'man para contarles el plan de ataque a Sammael.

El Camino de Dagas Editar

Cadsuane.jpg

Cadsuane Melaidhrin (por Samantha McPherson)

Mientras Rand está ausente e inmerso en su campaña contra los seanchan Cadsuane va con frecuencia al Palacio del Sol a hablar con las otras Aes Sedai. Ha tratado de extraer toda la información posible de Alanna, pero la joven Verde se niega a decir más. Las Sabias no están contentas con la actitud desafiante de Alanna, por lo que Cadsuane les revela que pueden castigarla sin temor de herir a Rand a través de su vínculo. Sorilea le agradece esta información y entabla una alianza con Cadsuane: las dos harán todo lo posible para enseñarle a reír y llorar de nuevo. Como muestra de su buena disposición, la anciana Sabia le muestra a Cadsuane cómo crear un acceso. Semanas tardes Rand regresa a Cairhien y acude a hablar con Cadsuane, pues ella no responde a sus convocatorias. El Dragón Renacido tiene en cuenta las visiones de Min y le pide a Cadsuane que sea su consejera, ante lo cual la Verde se hace de rogar y le impone tal número de condiciones que Rand se marcha de la habitación enfurecido. Volverá a verla, de lejos, durante el ataque de los Asha'man traidores, caminando a toda prisa por los pasillos y seguida por seis Aes Sedai a las que no reconoce.

El Corazón del Invierno Editar

Rand ha vuelto a marcharse con Min, pero Cadsuane sigue en Cairhien y es puesta inmediatamente al corriente de todos los eventos que se suceden allí: el juramento de lealtad de las últimas Aes Sedai prisioneras, la increíble Curación de Flinn a las hermanas neutralizadas, la desaparición de los nobles rebeldes o la no menos misteriosa pérdida de conocimiento de Alanna. Siguiendo la pista de Rand, Cadsuane dirige a un grupo de Aes Sedai y Asha'man y todos Viajan a Far Madding, quedando el Palacio del Sol a cargo de Samitsu. La Verde se entrevista con Aleis Barsalla y las Consiliarias de la ciudad y más tarde, con la ayuda del vínculo de Alanna, encuentra a Rand. Aunque no es su intención, Min le da a entender a Cadsuane que Rand la necesita, y así se lo comenta ella a Verin Mathwin en uno de los contados momentos en los que la famosa Aes Sedai deposita su confianza en otra persona. Los planes de Rand con respecto a Cadsuane se confirman al poco, pues a través de Verin le vuelve a solicitar a la Verde que sea su consejera, y ésta acaba aceptando.

La noche en que Rand y Lan Mandragoran son hechos prisioneros por las Consiliarias Min y Alivia han puesto sobre aviso a Cadsuane y sólo gracias a la presteza, la inteligencia y el carisma de la Aes Sedai los dos hombres son liberados. La Verde amenaza a las Consiliarias y las hace creer que un varón está encauzando el Poder dentro de la ciudad, pero este acto le cuesta el puesto a Aleis y Cadsuane se recrimina a sí misma haber sido la causante del cese de una buena gobernante. Lejos de Far Madding, Rand y los demás Viajan hasta las proximidades de Shadar Logoth y allí el Dragón Renacido y Nynaeve al'Meara emprenden algo hasta entonces impensable: la Limpieza del Saidin. Los dos se sumen en un profundo trance las horas en que realizan el milagro, por lo que Cadsuane toma el control y dirige la defensa durante todo el día, defendiendo con éxito a Rand y Nynaeve de los desesperados ataques de los Renegados durante la Batalla de Shadar Logoth, con la inestimable de su conjunto de ter'angreal. Su grupo debe asumir las pérdidas de Kumira y Eben Hopwil, pero el Saidin por fin está purificado y los hombres ya no sufrirán una locura y una muerte seguras.

Encrucijada en el crepúsculo Editar

Cadsuane6.png

Cadsuane (por Kapustoed)

Cadsuane y los demás siguen a Rand hasta la casa solariega de Lord Algarin Pendaloan, en el extremo oriental de Tear, en un lugar lo suficientemente apartado como para que todos puedan recuperarse y planear cuál será su siguiente movimiento. Es posible que Cadsuane tuviera algo que ver con la elección de aquel lugar, ya que Algarin es hermano de Emarin, un hombre al que la Verde tuvo que llevar a la Torre Blanca a amansar, si bien el trato dispensado por la Aes Sedai fue agradecido por los Pendaloan. Como consejera del Dragón Renacido, Cadsuane escucha junto a él las noticias que trae Verin de la ciudad de Tear y da su parecer con respecto a cómo actuar con los seanchan hasta que le anuncian que Samitsu y otras personas acaban de llegar, guiados por los Guardianes de las Aes Sedai que forman parte de su grupo. Samitsu comunica a Cadsuane que la Torre Negra ha vinculado a otras hermanas, algo que no le hace ni pizca de gracia, pero se recompone en cuestión de unas décimas de segundo y envía a la Amarilla de regreso a Cairhien para que vigile a Sorilea y a las Aes Sedai que se han quedado allí.

Cuchillo de sueños Editar

Cada día que pasa Rand se encierra más sobre sí mismo, y nada ni nadie pueden hacer que abandone la frialdad y la dureza bajo la que ha propuesto sepultarse. Cadsuane trata de enseñarle modales y a menudo discute con él, pero ninguno de los dos se amilana ante el otro en la constante lucha de voluntades. Después de la carnicería en la que se convierte la Batalla de la casa solariega de Lord Algarin la Aes Sedai pregunta a Min sobre qué siente a través de su vínculo con Rand, mas éste interviene y le exige que deje en paz a su amante y no vuelva a molestarla ni amenazarla. Al poco llega el momento de abandonar la mansión de los Pendaloan, y Rand y sus acompañantes se dirigen a la Ciudadela de Tear antes de ir a Altara a entrevistarse con la Hija de las Nueve Lunas. De acuerdo con lo pactado, Rand ha de ir escoltado por otras seis personas, que son Min, Nynaeve, Cadsuane, Logain, Jahar Narishma y Donalo Sandomere. La presencia de Nynaeve y Cadsuane, y más concretamente de sus ter'angreal, resulta fundamental para que el grupo no caiga en la trampa tendida por Semirhage y que puedan capturar a la temible Renegada. Sin embargo, ninguno de los presentes puede hacer nada por evitar que Rand pierda la mano izquierda cuando intercepta una bola de fuego de Semirhage dirigida hacia Min.

La tormenta Editar

La captura de Semirhage ha permitido que Cadsuane tenga en su poder un a'dam, con el que experimenta intentando resistirse a él, sin éxito. Rand le permite a la Verde que se quede con él y que custodie también la llave de acceso al Choedan Kal masculino, el Dogal de Dominio y Callandor, aunque esta última la lleva a unas Aes Sedai retiradas en las que confía para que la estudien con detenimiento. Así mismo, Cadsuane se ocupa del interrogatorio a Semirhage. El Dragón Renacido ha exigido que no se torture a la Renegada, por lo que Cadsuane no puede extraer información alguna de ella, quien se complace aterrorizando a sus captoras y amenazándolas con horribles dolores. Cadsuane no se deja intimidar por ella, pero se sorprende a sí misma comparando la presencia de ánimo, la seguridad y la actitud orgullosa de la Renegada con la suya propia, y comienza a pensar cómo podría doblegarse a alguien parecido a ella. Finalmente, la Verde llega a la solución: hasta el momento, todos han tratado con respeto y un temor reverencial a Semirhage, cuando lo que hay que hacer es humillarla y mostrarla como un ser humano más. Cadsuane en persona se ocupa de ello, azota a la Renegada cuando se niega a comer y la obliga a comer del suelo en castigo por su falta de modales. En su fuero interno, la Aes Sedai ha comprendido que sólo así ella misma podría ser sometida.

Cadsuane3.jpg

Cadsuane (por Googoolini)

Aunque Cadsuane no tenga ninguna culpa de que Semirhage recupere su libertad, esté a punto de ocasionar la muerte de Min y provoque que Rand llegue al culmen en su propósito de abandonar cualquier emoción, el Dragón Renacido la hace directamente responsable y, en un arranque de ira, se niega a escucharla y promete matarla si vuelve a ver su rostro. Cadsuane sale de la habitación genuinamente asustada por lo que ha presenciado y preocupada por el aura de oscuridad que ahora rodea a Rand, pero se recompone y se niega a considerar que ha perdido el control, pese a su nueva posición tan desventajosa. La Aes Sedai está al borde de desafiar la prohibición de Rand quedándose cerca suyo en Arad Doman, aunque evitando cualquier cruce y cubriéndose siempre con una capucha. Las otras hermanas acuden a ella en busca de consejo, y empiezan a trazar un plan con ayuda de Sorilea, las demás Sabias. A todas ellas se les acaban uniendo Nynaeve y Min, a raíz de la monstruosa aniquilación que ha causado Rand de Refugio de Natrin, la fortaleza en la que se escondía Graendal. Las mujeres consiguen dar con el paradero del padre de Rand, Tam al'Thor, a quien llevan a la Ciudadela de Tear con el deseo de que su presencia apacigüe al Dragón Renacido y recupere su antiguo carácter. Desgraciadamente el encuentro acaba mal, y Tam entra como una tromba en los aposentos de Cadsuane, reprocha con furia que le haya manejado y cuenta a las presentes que Rand casi le mata.

Torres de Medianoche Editar

Rand lleva ausente tres días cuando Cadsuane, pero Min está tranquila y, a través del vínculo con él, sabe que ha ocurrido algo maravilloso. El Dragón Renacido regresa por fin a la Ciudadela y, ciertamente, éste se ha transformado tras experimentar su Epifanía y ha recuperado su antigua forma de ver las cosas, al renunciar a volverse más duro y más frío. Rand hace llamar a su presencia a Cadsuane y levanta su castigo, admitiendo que, si bien inadvertidamente, la Aes Sedai le ha hecho un gran favor al recordarle que él y los Asha'man no son armas sino hombres. La Verde no se apenas agradecida ni aliviada con las palabras de Rand, sino sólo levemente satisfecha. Recuperado su papel de consejera, Cadsuane le advierte de la súbita y misteriosa desaparición de Alanna, mas Rand está tranquilo y dice que la Aes Sedai que le vinculó en contra de sus deseos se ha trasladado a las Tierras Fronterizas, probablemente a Arafel. Posteriormente, el Dragón Renacido asigna a Cadsuane la misión de Viajar a los Pastos de Caralain en busca del rey Alsalam de Arad Doman, a quien encuentra al cabo de poco tiempo y lleva a presencia de Rand y de su más fiel servidor, el exitoso general Rodel Ituralde.

La Última Batalla es inminente y a Rand le quedan ya muy pocas cosas por hacer antes de ir a Shayol Ghul a enfrentarse con el Oscuro. La más acuciante es aclarar de una vez las cosas con los monarcas de las Tierras Fronterizas, por lo que Viaja a Far Madding con Min, Cadsuane, Merise y Narishma para entrevistarse con los cuatro monarcas. Antes de hablar con ellos Rand da muestras de haber asumido los recuerdos y las vivencias de Lews Therin Telamon, al hablar a Cadsuane de cosas de la Era de Leyenda y señalarle que es un poco extraño que le llame "chico" cuando la supera ampliamente en edad. Estos comentarios impresionan a la Aes Sedai, quien a continuación le trata con más respeto y, como observa Min, incluso con una mayor complicidad, abandonado su actitud combativa, intimidatoria y de superioridad. Ante los ojos de Min, Cadsuane y los demás, Rand demuestra a los reyes que es el auténtico Dragón Renacido y cumple una profecía mantenida en secreto por la casa real arafelina. De hecho, pese al tenso inicio del encuentro, Rand consigue que los ejércitos fronterizos se unan a él, algo que ni la propia Cadsuane pensó que lograría.

Personalidad Editar

Icono Cadsuane.svg.png

Podría decirse que el carácter severo e increíblemente autoritario y seguro de sí mismo de Cadsuane se debe a que está acostumbrada a estar en la cúspide de la jerarquía de las Aes Sedai, mas lo cierto es que, de acuerdo con los registros históricos, ya era así en sus tiempos de iniciada en la Torre. Si hay algo que no soporta son los malos modales y las mentiras, algo que ha demostrado en numerosas ocasiones. Odia andarse con rodeos y siempre va directa al grano, sin delicadezas. Con dos siglos y medio de experiencia, Cadsuane Melaidhrin es el mejor ejemplo posible de la serenidad Aes Sedai, tanto que una ceja enarcada es el mayor gesto de sorpresa que se ha podido ver en ella. Esto no impide que se reconozca como una mujer que comete errores y que no lo tiene todo controlado, y de hecho suele ser bastante sincera al respecto. Ella es perfectamente consciente de su estatus de leyenda viva y lo aprovecha con creces para tomar ventaja en cualquier asunto. Cadsuane no es nada diplomática y no tiene por qué jugar limpio. Tampoco duda en recurrir a la intimidación, a la violencia o a romper leyes y normas si el esfuerzo lo merece.

Relaciones Editar

Artículo principal: Cadsuane Melaidhrin/Relaciones

La sola mención del nombre de Cadsuane causa un revuelo en las Aes Sedai independientemente de su Ajah de origen, tal es la reputación que tiene. Para muchas de ellas, hablar con la Verde es como hacerlo como un personaje de leyenda, mas esto no quiere decir que todas acaben maravilladas con el encuentro. Por el contrario, la personalidad inflexible de Cadsuane ha provocado varios disgustos, y por los comentarios de personajes como Rand o Nynaeve queda claro que la Aes Sedai no es objeto de su devoción y que les pesa reconocer su valía. Se suele ver a Cadsuane rodeada constantemente de gente, ya sea en busca de consejo o de apoyos, y a ella se la ve cómoda en esta situación, al estar siempre en la primera línea de combate. Las personas con las que más ha interactuado (y que han tenido que sufrir su firmeza y sus reglas) han sido Rand, Nynaeve, Min, las Aes Sedai más prominentes que siguen al Dragón Renacido y Sorilea y las Sabias, con las que ha establecido una especie de alianza con el propósito de mantener la humanidad de Rand y que acude íntegro a la Última Batalla.

Poderes y habilidades Editar

Cadsuane4.jpg

Cadsuane

Artículo principal: Red paralis

Poder Único: Cadsuane Melaidhrin es la mujer más fuerte y habilidosa en el Poder Único de la que se ha tenido constancia en la Torre Blanca en los últimos mil años, hasta el descubrimiento de Nynaeve al'Meara y sus amigas. Ya sólo por eso es considerada con justicia una de las Aes Sedai más importantes de la historia, con un poder y una influencia tales sobre las otras hermanas que poco o nada tiene que envidiar a la de las Asentadas, las líderes de los Ajahs o la mismísima Amyrlin. Siendo así mismo la Aes Sedai de mayor edad, es lógico que sea un pozo de sabiduría, astucia y sagacidad, y que raramente sus conocimientos sobre el Poder Único sean superados por alguna otra mujer. Mas la Verde tiene un elemento muy importante a su favor, aparte de sus grandes cualidades innatas y su dilatada experiencia: un conjunto de ter'angreal que en la Era de Leyenda se conocía como "red paralis". Éste es un valiosísimo grupo de adornos de oro que la Aes Sedai luce entretejidos en su apretado moño. Ni siquiera Cadsuane conoce la utilidad de todas las figurillas que componen su red paralis, pero se ha confirmado la función que desempeñan las siguientes:

  • Un alcaudón que es un angreal.
  • Un colibrí que actúa como Pozo de reserva de Saidar.
  • Una estrella de ocho puntas que vibra en las proximidades de un hombre que sepa encauzar.
  • Una golondrina que detecta el Saidin encauzado por un varón que no esté coligado. También sirve para detectar a una persona encauzando, independientemente de su sexo.
  • Dos lunas crecientes entrelazadas que se enfrían si alguien cerca suyo encauza el Saidar.
  • Entre los otros que no se han descrito, se ha de encontrar uno que interfiere con ciertos tejidos, como la Ilusión proyectada por Semirhage.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en Fandom

Wiki al azar