FANDOM


Icono AesSedai.svg

Las personas que han nacido con la llamada "chispa" son aquéllas que, inevitablemente aprenderán a encauzar el Poder Único tanto si reciben un entrenamiento para ello como si no. Son muy pocas las personas que pueden llegar a encauzar tras un arduo aprendizaje, pero aún son menos las que poseen la chispa. Este número decrece todavía más por el hecho de que, en el caso de las mujeres (y seguramente también en el de los hombres), sólo una de cada cuatro sobreviven por su propia cuenta tras haber entrado en contacto involuntariamente con la Fuente Verdadera.

Manifestar la chispa Editar

Una mujer que ha nacido en las Tierras Occidentales con la chispa empezará a encauzar de manera involuntaria durante la adolescencia, por lo general entre los quince y los dieciocho años de edad. Después de su primer contacto accidental con la Fuente Verdadera la mujer experimentará una reacción adversa en torno a los diez días siguientes. Los síntomas son muy variados, pero por lo general incluyen mareos, dolores de cabeza y fiebres. La siguiente vez que toque el Saidar los efectos secundarios se producirán un poco antes, y así en sucesivas ocasiones hasta que todas estas dolencias lleguen a ser patentes en el mismo momento en que se encauza. En este punto es necesario que se llegue a adquirir cierto control o inevitablemente se producirá la muerte de la mujer entre gritos y convulsiones, y nada podrá salvarla. El plazo para que esto ocurra puede oscilar entre uno y cinco años. A lo largo de siglos han muerto muchísimas mujeres de esta forma sin que siquiera sospecharan cuáles eran las causas.

En este proceso, tres de cada cuatro mujeres acaban muriendo, mas el resto desarrollan de forma totalmente inconsciente una barrera que les impide acceder a la Fuente Verdadera a fin de protegerlas o llegan a estar al tanto de sus habilidades y les dan un uso rudimentario, siendo a menudo calificadas como espontáneas por otras mujeres como las Aes Sedai. No obstante, en buena parte de las Tierras Occidentales se tiene constancia de estos hechos y, nada más apreciarse en una muchacha signos que indican que puede estar encauzando accidentalmente, es de inmediato enviada a la Torre Blanca. Esto llega a darse incluso en lugares como Tear o Amadicia, donde no se tiene buena opinión de las Aes Sedai. En claro contraste, en el continente de Seanchan las mujeres que nacen con la chispa acaban siendo descubiertas en las pruebas anuales con el a'dam e invariablemente pasan a ser damane.

Nynaeve29

Nynaeve al'Meara es una mujer nacida con la chispa

Los hombres que poseen la chispa son susceptibles de sufrir el mismo proceso que las mujeres con idénticos efectos, si no peores al estar condenados de una forma u otra a la muerte a consecuencia de la Corrupción del Saidin. En su caso, el encauzamiento de forma involuntaria no se produce hasta un poco después que en las mujeres, generalmente entre los veinte y los veinticinco años, aunque las circunstancias bajo las que se producen los primeros contactos con la Fuente Verdadera son los mismos que en el caso de las mujeres. En la Tercera Era la pátina del Oscuro en el Saidin ha provocado que, los pocos hombres que sobreviven a la enfermedad ocasionada por encauzar sin el debido aprendizaje, acaben siendo víctimas de la locura o de una terrible dolencia que acaba pudriendo sus miembros en vida. Sólo con la fundación de la Torre Negra y la limpieza de la mitad masculina de la Fuente ha desaparecido este peligro, y ahora los riesgos a los que se enfrentan los varones son totalmente los mismos que los de las mujeres.

Fortaleza en el Poder Editar

Las personas que poseen la chispa y no forman parte de los tres cuartos de gente que fallece en el proceso de habituación al Poder Único con frecuencia acaban convirtiéndose en encauzadores de gran fuerza. No obstante, no hay una correlación directa entre nacer con la chispa y ser fuerte en el Poder, por mucho que los hombres y mujeres más poderosos de la Tercera Era hayan sido, con contadas excepciones, personas que han poseído esta chispa. En el caso de las mujeres, se tiene constancia de algunas que son o podrían llegar a ser notablemente más fuertes que el común de las Aes Sedai y no tenían la chispa, sino que han tenido que aprender a encauzar de forma consciente. Ejemplos de ello son Sharina Melloy, Nicola Sotomonte y probablemente también Cadsuane Melaidhrin. Aun así, es importante destacar que, en la jerarquía de mujeres más poderosas muchos de los puestos más altos están ocupados por mujeres que nacieron con la chispa. Algo muy semejante ocurre con los varones: si bien Rand al'Thor y los falsos Dragones necesariamente han nacido con esta habilidad, también se tiene constancia de otros hombres muy fuertes en el Poder que han aprendido a dominarlo sin poseer la chispa, como Donalo Sandomere o Jahar Narishma.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar