FANDOM


Icono Sora.svg

Con el nombre de Da'shain Aiel se conocía durante la Era de Leyenda al grupo de personas que decidía consagrar sus vidas a servir a los Aes Sedai y seguir la Filosofía de la Hoja, una forma de vida en la que está terminantemente prohibido infligir cualquier tipo de daño a otro ser vivo, aun en un supuesto de defensa propia. A lo largo de los más de tres mil años siguientes la forma de vida de los descendientes de los Da'shain Aiel se ha visto alterada de una manera tan dramática que sus descendientes no tienen prácticamente nada en común con sus ancestros, un hecho que ha llamado poderosamente la atención a los Renegados, las únicas personas que han conocido a lo largo de sus vidas tanto a los antiguos como a los actuales Aiel.

Historia Editar

Antes del Desmembramiento del Mundo Editar

Los Da'shain Aiel conformaban una especie de grupo social que gozaba de un profundo respeto y no poca reputación en la Era de Leyenda a consecuencia de su capacidad de renuncia y sacrificio. Podían ser reconocidos por el resto de la población por algún distintivo físico, seguramente por llevar el pelo corto salvo una coleta que caía sobre el cuello. Al parecer, los Da'shain Aiel estaban consagrados a servir a un o una Aes Sedai en concreto, pero podían ser transferidos en ciertos casos. Se tiene constancia del ejemplo de Charn, un Da'shain Aiel al servicio de Mierin Sedai al que se le concedió permiso para estar con Zorelle Sedai cuando aceptó la propuesta de matrimonio de Nalla, una Da'shain Aiel servidora de ésta.

En esta época, y aun en los peores momentos de la Guerra de la Sombra, los Da'shain Aiel mantuvieron una forma de vida tranquila y pacífica, y era frecuente verlos dedicándose a tareas como la cosecha coreando las bellísimas canciones de los Nym y los Ogier. No obstante, este colectivo sufrió enormes daños durante el conflicto que amenazó a la propia estructura del Entramado y se convirtió en un blanco fácil para las fuerzas de la Sombra. El líder de los ejércitos de la Luz, Lews Therin Telamon, asumió personalmente la responsabilidad de cuidar y proteger a todos los Da'shain Aiel, lo que les valió a éstos que adquiriesen el sobrenombre de "Pueblo del Dragón", un apelativo que recordarían y mantendrían en secreto durante varios siglos.

Probablemente una de las razones que impulsaran a Lews Therin a ofrecer todo su apoyo a los Da'shain Aiel fuera el cambio en la opinión pública que hubo con respecto a ellos, ya que fueron muchas las personas las que cargaron contra aquéllos que habían dedicado su vida a Aes Sedai que más tarde se volcaron a la Sombra. El antes mencionado Charn fue brutalmente asesinado el mismo día en que se selló la Perforación por haber servido en el pasado a Mierin Eronaile, quien tomó el nombre de Lanfear y se convirtió en una de los Renegados de más encumbrada posición.

Primera escisión Editar

Icono Rueda.svg

Tras la muerte de Lews Therin y la propagación de la locura entre los varones capaces de encauzar el Poder Único, las mujeres Aes Sedai no pudieron proteger durante más tiempo a los Da'shain Aiel. Con el objetivo de alejarlos de los lugares donde podrían correr más peligro y a la vez asignándoles una tarea de enorme importancia, las Aes Sedai confiaron a sus antiguos servidores una enorme cantidad de Objetos del Poder Único y les pidieron que los pusieran a buen resguardo, lo más alejados posible de los enloquecidos varones. En esta importante misión, en la que se cree que participaron todos los Da'shain Aiel que habían sobrevivido a la Guerra de la Sombra y a las primeras etapas del Desmembramiento del Mundo, largas caravanas llenas a rebosar de angreal, sa'angreal, ter'angreal y retoños de árboles sora partieron en busca de un lugar seguro en medio de la destrucción que estaba devastando todos los vestigios de la Era de Leyenda.

Al mando de los Da'shain Aiel se encontraba Jonai, un descendiente de Charn, quien guió durante décadas a su pueblo hasta que murió de un ataque al corazón, cediendo el testigo a su hijo Adan. Éste tuvo que afrontar, al igual que su padre, cuantiosas pérdidas a lo largo de largos años de vagar por el mundo. Las caravanas eran atacadas por bandidos y forajidos, se perdió un gran número de reliquias, las enfermedades diezmaron el número de Da'shain Aiel y no fueron pocos los que murieron o fueron secuestrados por negarse a defenderse, de acuerdo con los preceptos de la Filosofía de la Hoja. Pese a tantas desdichas, Adan se mantuvo firme hasta el final, aunque algunos de entre los suyos se negaron a soportar tanto dolor por la promesa hecha a las Aes Sedai y decidieron seguir su propio camino sin ataduras y en busca de las canciones que habían cantado en la Era de Leyenda. Este grupo de Da'shain Aiel, liderado por Sulwin, se convertiría con el tiempo en los Tuatha'an, el Pueblo Errante, que mantendría la Filosofía de la Hoja pero perdiendo todo recuerdo de sus orígenes y de haber dado de lado a una promesa hecha a las Aes Sedai.

Segunda escisión Editar

Los números de Da'shain Aiel, ya de por sí escasos, se redujeron a mínimos tras esta división, con lo que apenas eran suficientes para custodiar todas las caravanas de Objetos del Poder Único y se convirtieron en un blanco más fácil para cualquier atacante. Una noche, unos asaltantes secuestraron a varios Da'shain Aiel, incluyendo entre ellos a Maigran, nieta de Adan. Su hermano Lewin, junto a otros jóvenes amigos suyos, se propusieron rescatar a los cautivos y, al tratar de defenderse, mató a uno de los secuestradores con una lanza. Pese a la conmoción inicial, Lewin pensó que podría quedarse con la lanza debido a que no sólo le podía servir para defenderse y proteger a sus seres queridos, sino que también era un útil instrumento para cazar y proveerse de sustento. Este radical cambio en la forma de pensar no se extendió a las espadas, un arma que Lewin y sus compañeros siguieron considerando totalmente inaceptable, por estar pensada únicamente para matar.

Icono Aiel.svg

Al regresar al campamento de los Da'shain Aiel y descubrirse que Lewin y sus compañeros habían matado a los captores de Maigran para traerla de vuelta, Adan y los demás dieron la espalda a los jóvenes y se negaron a seguirlos considerando parte de los suyos, por haber abandonado la Filosofía de la Hoja. La madre de Lewin y Maigran, Saralin, ordenó a su hijo que se velase su rostro al dirigirse a ella por no querer verlo convertido en un asesino, y de esta forma surgió la costumbre entre los Aiel de taparse la cara antes de trabarse en un combate a muerte.

Ésta fue la segunda y última división en los Da'shain Aiel. Lewin y sus compañeros se negaron a creer que luchar por defender a los suyos era renunciar a su herencia y a la promesa hecha a las Aes Sedai, y continuaron caminando junto a sus parientes, escoltándolos en la continua búsqueda de un lugar seguro, y manteniendo el nombre de Aiel. En contraste, aquéllos Da'shain Aiel que seguían custodiando las caravanas y mantenían la Filosofía de la Hoja como su forma de vida, evitaron en la medida de lo posible el contacto con los otros Aiel y pasaron a ser conocidos como Jenn Aiel, los "Verdaderos Aiel", en la Antigua Lengua. El término "Da'shain" fue olvidado con el paso del tiempo y convertido en un vestigio de la Era de Leyenda.