FANDOM


Davram Bashere
Davram Bashere 3
Información cronológica
Primera mención EADLS 13
Primera aparición CEL 56
Última aparición URDL 37
Última mención URDL Epílogo
Información biográfica
Nombre completo Davram ni Bashere t'Ghaline
Nacionalidad Saldaea
Nacimiento ca. 945 NE
Muerte 1000 NE
Información política
Título Lord
Cabeza Insigne de la Casa Bashere
Primer Mariscal
Rango Noble de la Casa Bashere
Afiliación Tierras Fronterizas
Dragón Renacido (V - XIV)
Ocupación Capitán General
Descripción física
Género Hombre
Complexión Esbelto
Estatura Bajo
Pelo Negro con toques grises
Ojos Oscuros y rasgados
Familia
Deira Ghaline (esposa)
Faile Bashere (hija)
Varios hijos
Tenobia Kazadi (sobrina)
“Un necio se lamenta cuando la suerte le hace descender, pero el verdadero necio es aquél que se lamenta cuando la suerte le hace ascender.”
   —Davram Bashere a Perrin Aybara

Lord Davram Bashere, Señor de Bashere, Tyr y Sidona, Guardián de la Frontera con la Llaga, Defensor de la Tierra Interior y Primer Mariscal de la reina Tenobia Kazadi de Saldaea, es uno de los mejores líderes militares de su época, considerado uno de los Cinco Grandes Capitanes. Es la Cabeza Insigne de la Casa Bashere y ocupa el primer lugar en la sucesión al trono, al carecer su sobrina Tenobia de descendencia. Su nombre completo es Davram ni Bashere t'Ghaline, a raíz de su matrimonio con Deira ni Ghaline t'Bashere.

Apariencia Editar

Bashere es un hombre de corta estatura, algo que resalta aún más si se encuentra frente a su esposa, alta y robusta. Esto no le preocupa en absoluto, sino que incluso lo encuentra un motivo más de orgullo. Es de complexión esbelta y musculosa y pese a haber alcanzado ya una edad madura, goza de una excelente forma física que ejercita con constantes entrenamientos y montando a caballo en sus pocas horas libres. Tiene los ojos oscuros y brillantes y el pelo negro con pinceladas grises. Sus rasgos son típicamente saldaeninos, al poseer una pronunciada nariz aguileña, los ojos rasgados y un fino mostacho alrededor de su boca.

Historia Editar

La gran habilidad de Bashere dirigiendo ejércitos la debe, como él mismo no duda en reconocer, a sus años al servicio de Muad Cheade, general saldaenino loco de remate pero que jamás fue derrotado en un campo de batalla. Convertido ya en Primer Mariscal, su fama no hizo más que aumentar gracias a sus victorias absolutas en las constantes refriegas en la Llaga con los Engendros de la Sombra, y su dilatada experiencia y amplios conocimientos le han valido que sea considerado uno de los Cinco Grandes Generales. El haber dedicado toda su vida a defender las fronteras de Saldaea y combatir a la Sombra no ha impedido que Bashere contrajera matrimonio con la formidable Deira Ghaline, con quien ha tenido varios hijos. Los dos hijos mayores murieron jóvenes, uno luchando contra los Trollocs y otro en un accidente de equitación, con lo que la persona destinada a sucederle es, a priori, su hija Zarina Bashere. Se sabe que los Bashere tienen al menos un hijo menor más, Maedin Bashere.

Como tío de la reina Tenobia y líder de los ejércitos saldaeninos, Bashere ha sido siempre el hombre más importante de la nación, aunque esto no quiere decir que siempre haya existido armonía con su sobrina. Cuando la joven monarca apenas contaba dieciséis años, su Primer Mariscal la convenció de acompañarle a una batalla. Mas su ascendiente familiar no ha impedido que los fuertes caracteres de ambos choquen con frecuencia y, pese a que Bashere es considerado uno de los consejeros más valiosos de Tenobia, éste lo ha expulsado más de una vez de su presencia y lo ha exiliado a sus dominios en el campo.

Sinopsis Editar

Davram Bashere

Bashere

La brillante carrera de Davram Bashere sólo ha tenido un borrón de importancia, y éste se ha producido recientemente, en el año 998 NE, con motivo de la aparición en Saldaea de un falso Dragón, Mazrim Taim. Éste se alzó con miles de apoyos en muy poco tiempo y llegó a derrotar al menos en una ocasión a Bashere en una contienda en la que se llegó a decir que el falso Dragón ordenó al sol que detuviera su curso. El revés sufrido no hizo más que motivar aún más al Primer Mariscal en su lucha contra Taim, al que derrota el mismo día en que se produce, varias leguas al sur, la Batalla de Falme. Sin desmerecer la victoria de Bashere, lo cierto es que el propio Entramado contribuye a ella, pues en el preciso instante en que Rand al'Thor es señalado como el auténtico Dragón Renacido, Taim y los demás falsos Dragones son sometidos. Bashere entrega a su valioso prisionero a las Aes Sedai, que lo llevarán a la Torre Blanca para amansarlo y regresa al lado de Tenobia.

Cielo en llamas Editar

Cuando Tenobia se entera de que Mazrim Taim se ha escapado de sus captoras Aes Sedai, inmediatamente sospecha que alguna facción de la Torre Blanca podría estar detrás de este hecho sin precedentes, y envía a Bashere junto a nueve mil jinetes a la caza del falso Dragón. Los informadores de la Torre pierden todo rastro de Bashere, quien tras varias semanas en paradero desconocido reaparece en Caemlyn, en el corazón de Andor. El Primer Mariscal conoce allí a Rand al'Thor, el Dragón Renacido, quien se ha hecho con el control del reino tras matar a Lord Gaebril, el presunto asesino de la reina Morgase Trakand. Bashere le cuenta a Rand que está tras la pista de Taim y que su ejército ha acampado en el Bosque de Braem. Por su parte, Rand le anuncia al saldaenino que va a proclamar una amnistía dirigida a todos los hombres capaces de encauzar el Poder Único, con lo que Taim pasaría a estar bajo su protección, y que su intención no es gobernar el mundo, sino unirlo y pacificarlo de cara a la Última Batalla. Bashere ha leído las Profecías del Dragón, y aunque no puede asegurar la postura de Tenobia y Saldaea, le ofrece su apoyo y el de sus hombres a su causa.

El Señor del Caos Editar

Conocedor de la amnistía proclamada por el Dragón Renacido, Mazrim Taim acude al Palacio Real de Caemlyn a ofrecer a Rand una alianza. Éste debe contener a Bashere, una vez que Taim demuestra ser quien dice ser y recordarle terrible sucesos ocurridos durante su rebelión en Saldaea. El antiguo falso Dragón le entrega a Rand uno de los sellos de la prisión del Oscuro como prueba de su buena voluntad y éste se lo entrega a Bashere, después de que el Primer Mariscal le detenga en su impulso de romperlo. Pese a la desconfianza y el odio manifiestos que siente hacia Taim, Bashere se controla y se mantiene al lado de Rand, le aconseja en frecuentes ocasiones y se convierte en uno de sus acompañantes más frecuentes. No obstante, el general no pasa todo su tiempo en Caemlyn, sino que mantiene un contacto constante con sus fuerzas, a las que ha trasladado a sólo unas pocas millas de la capital andoreña. El hecho de que ya no tengan que perseguir a Taim no impide que los saldaeninos continúen entrenando constantemente y manteniéndose activos, ya que ahora que se han aliado con el Dragón Renacido han de estar preparados para cualquier eventualidad.

Inesperadamente, al cabo de unas semanas llega a Caemlyn la hija de Davram y Deira, quien sorprende a todos al revelar que ahora desea ser llamada Faile ("Halcón", en la Antigua Lengua) y que ha contraído matrimonio con Perrin Aybara, un amigo de la infancia de Rand al'Thor. Davram Bashere mantiene una tensa conversación con su indeseado yerno e incluso amenaza con matarle, pero Perrin no se deja intimidar por él y se mantiene en sus sentimientos totalmente desinteresados hacia Faile. Finalmente, Bashere acaba cediendo y dando su bendición al yerno, presencia el enfrentamiento entre Deira y Faile y por fin convence a su mujer y los dos aceptan a Perrin. Pocos días después la embajada de Aes Sedai en Caemlyn reta a Rand y éste, preocupado por su número creciente, se marcha a Cairhien. Durante este suceso, Bashere y su esposa se encuentran fuera junto a sus tropas, por lo que los saldaeninos permanecen en Andor sin el Dragón Renacido, y contribuyen a mantener en lo posible el orden, junto a los Aiel dirigidos por Bael.

La Corona de Espadas Editar

Davram Bashere2

Bashere entra en Illian

Rand regresa a Caemlyn para consultar sus próximos movimientos con Bashere y Bael e impartirles nuevas órdenes de cara a su siguiente objetivo: Illian, por aquel entonces controlada por Sammael. Durante su encuentro Bashere muestra su total desconfianza por la actitud de los nobles rebeldes cairhieninos y tearianos y recomienda prudencia al Dragón Renacido. Ya se insinúa entonces que el saldaenino está reclutando un ejército con los hombres que Taim rechaza por no tener el potencial para llegar a convertirse en Asha'man. Al cabo de unas semanas, las tropas de Bashere se han incrementado considerablemente y conforman una nueva organización de elite, la Legión del Dragón, que participa como avanzadilla en la conquista de Illian. Mientras Rand se enfrenta a Sammael, Bashere y la Legión llegan mediante un acceso a la capital y se hacen con el control, de tal forma que cuando Rand vuelve de Shadar Logoth, la ciudad ya es suya y Bashere en persona le espera en la sala del trono y presencia cómo se ciñe la Corona de Espadas.

El Camino de Dagas Editar

Convertido en rey de Illian, Rand debe proteger sus fronteras de la amenaza de los seanchan, ante lo cual inicia una campaña en la que fuerza la retirada de sus enemigos de vuelta a Altara. La Legión del Dragón, dirigida por Davram Bashere, se une al resto de tropas que siguen a Rand en las Montañas Nemarellin y participa activamente en las escaramuzas, que en su mayor parte se saldan con su victoria. En la lucha final con los seanchan, ya en el corazón de Altara, Rand pierde el control de Callandor y desata tal devastación que provoca tantos daños en los seanchan como en sus propias tropas. Antes de que la situación se convierta en el peor de los desastres, Bashere acude a toda rapidez al lado del Dragón Renacido y, aun a costa de arriesgar su propia vida, se lanza sobre él y le derriba, deteniendo la masacre. Horrorizado por el caos que ha provocado y que a punto ha estado de echar a perder la campaña, Rand da por finalizada la misión y ordena el regreso de las tropas a Cairhien y Caemlyn.

Encrucijada en el crepúsculo Editar

Elayne Trakand ha reclamado su derecho a ocupar el Trono del León y ha asumido el gobierno de Caemlyn. La ciudad está siendo asediada por los nobles contrarios a Elayne en esta nueva Guerra de Sucesión, pero los hombres de Bashere y Bael reciben el mandato de permanecer neutrales y lo suficientemente alejados de las murallas de la ciudad como para no interferir en la contienda. Desde una colina, el general saldaenino contempla el ejército de los nobles rivales de Elayne y se sorprende de que tantas casas nobles apoyen a una candidata tan incapaz y cuestionada como es Arymilla Marne. Mas la principal preocupación de Bashere es lo cerca que se encuentra un enorme ejército con Tenobia y los otros reyes de las Tierras Fronterizas a la cabeza. Los temores de enfrentarse a su sobrina se desvanecen de inmediato cuando acude a su campamento y se entera de que Deira ha sido apuñalada al sorprender a unos extraños registrando su tienda. Su esposa ha sobrevivido, pero este acto convence a Bashere de que deben moverse cuanto antes, y accede a acompañar a Logain Ablar a Cairhien, en busca de Rand.

Guiados por el vínculo de los Guardianes que dejaron atrás las Aes Sedai que siguen a Rand, el grupo de Logain y Bashere Viaja hasta la casa solariega de Lord Algarin Pendaloan, en el extremo oriental de Tear. El general saldaenino relata a Rand los ataques sufridos por Deira y Dobraine Taborwin y ambos llegan a la conclusión de que alguien busca los sellos de la prisión del Oscuro. El Dragón Renacido es consciente de que el tiempo se le acaba y que es necesario que todo el mundo luche en un mismo bando contra la Sombra en la Última Batalla. Por ello, envía a Bashere, Logain y Loial a negociar una tregua y una alianza con los seanchan a Ebou Dar. Los tres pasan unos días allí, hasta que la Augusta Señora Suroth Sabelle Meldarath les comunica que los seanchan también desean negociar, pero que antes Rand deberá hablar con la Hija de las Nueve Lunas.

Cuchillo de sueños Editar

Davram Deira Bashere

Davram y Deira Bashere (por Richard Boyé)

Un ejército de decenas de miles de Trollocs ataca la residencia de Lord Algarin. Bashere y el centenar de saldaeninos que lo han acompañado quedan atrapados en los cobertizos y sufren algunas bajas, aunque salen relativamente bien parados de la terrible carnicería provocada por los tejidos desplegados por Rand y los Asha'man. Tras este suceso, Davram Bashere y Karldin Manfor Viajan de nuevo a Ebou Dar para transmitir la aprobación de Rand a reunirse con la Hija de las Nueve Lunas, y los dos bandos acuerdan que esta entrevista se produzca en tres días en la zona septentrional de Altara. En el plazo acordado, Rand acude con una gran comitiva de Aes Sedai, Asha'man, Far Dareis Mai y saldaeninos. Mas todo resulta ser una trampa ideada por Semirhage, quien pretendía apresar al Dragón Renacido. Éste se salva y sus aliados consiguen atrapar a la Renegada, aunque a un alto precio, pues Rand pierde su mano izquierda. Después de la breve lucha con Semirhage y las damane, Bashere y sus hombres llegan a toda velocidad y exploran el lugar, en busca de otros peligros.

La tormenta Editar

Pese a la intromisión de Semirhage, Rand aún pretende que cesen las hostilidades con los seanchan, por lo que se traslada a Arad Doman con buena parte de sus efectivos, entre los que se encuentran Bashere y sus jinetes, con el objetivo de restablecer el orden en aquel reino sumido en el caos más completo. El Dragón Renacido ya ha llegado a un punto de difícil retorno en su deseo de hacerse más duro y más frío, y a sus viejos aliados sólo les ve como meras herramientas a las que utilizar de cara al Tarmon Gai'don, sin admitir objeciones. Por Bashere, Rand se entera del gran talento del domani Rodel Ituralde, otro de los Cinco Grandes Capitanes, por lo que se las arregla para contactar con él y ganarlo para su causa. Usando un retorcido razonamiento encaminado a que todos dependan más de su voluntad, Rand asigna a Ituralde la vigilancia de la Llaga en Saldaea y a Bashere el papel de rebajar las tensiones en Arad Doman. Como parte de esta asignación se encuentran el volver a hablar con los seanchan y disponer el traslado de Rand y sus seguidores a la capital, Bandar Eban.

Las señales que anuncian la Última Batalla son cada vez más insistentes y Rand no tiene más remedio que abandonar Arad Doman a su suerte, al no haber alcanzado ningún acuerdo con los seanchan. El general saldaenino comunica a Rand que los integrantes que se pudieron identificar del Consejo de Mercaderes han abandonado Bandar Eban o planean hacerlo a no más tardar y se encaminan hacia sus respectivas propiedades en el campo. Ahora ha llegado el turno de ocuparse del ejército de las Tierras Fronterizas, que ha dejado indefensa la frontera de la Llaga y le espera dentro de los límites de Far Madding. Bashere habla con el Dragón Renacido sobre este insólito hecho, y admite no tener ni idea de por qué Tenobia y los otros reyes han salido de sus dominios, pero que sin duda no debe ser por su causa.

Torres de Medianoche Editar

Bashere se encuentra fuera de la Ciudadela de Tear, entrenando con sus hombres y su caballería más allá de los límites de la ciudad, cuando Rand aparece en la fortaleza totalmente transformado, después de haber abandonado el camino de dureza y oscuridad que había emprendido y tras reconciliarse consigo mismo y con su papel en el mundo. El mariscal reaparece acudiendo en rescate de su capital, Maradon, al ser enviado allí por Rand después de que la ciudad haya resistido a duras penas un prolongado ataque de Engendros de la Sombra, gracias a la presencia de Rodel Ituralde. Los dos renombrados generales se conocen y, si bien Bashere comenta con pesar que la ciudad ha sido prácticamente arrasada, también reconoce que Ituralde ha hecho una auténtica proeza al resistir durante tanto tiempo en desventaja. El saldaenino queda totalmente horrorizado al descubrir que el encargado de proteger la ciudad, un primo lejano suyo llamado Vlad Torkumen, era en realidad un Amigo Siniestro.

Un recuerdo de Luz Editar

Davram Bashere3

Bashere

De la misma forma que los otros grandes capitanes, Bashere es elegido para liderar uno de los cuatro frentes en los que se articula la Última Batalla. En su caso se le asigna el frente de Andor bajo el comando directo de Elayne Trakand y teniendo a su cargo, entre otras, las fuerzas de Andor, Cairhien, Ghealdan, Mayene, Dos Ríos, la Legión del Dragón, los Hijos de la Luz, la Compañía de la Mano Roja, la Guardia del Lobo y los Ogier. Su primera misión es atraer a los Trollocs que han asolado Caemlyn, para lo cual incinera los restos de la ciudad y se deja perseguir hasta el cercano Bosque de Braem. Ya en su interior, el general saldaenino recurre a una táctica de guerra de guerrillas con la que reduce el número de enemigos. Pese a ello, sus enemigos poco a poco se adaptan a la situación y a las tácticas de Bashere y lo presionan en retirada hacia el norte y el este, eventualmente cruzando el río Erinin y llegando a Cairhien.

Aunque son puntuales y hasta cierto punto comprensibles, Bashere comienza a cometer errores en su estrategia que vuelven en su contra el frente de batalla y aceleran la marcha hacia Cairhien, llegando a las proximidades de la propia capital. Los Engendros de la Sombra se han dividido en dos contingentes y la decisión que toma Bashere es arremeter contra el grupo del norte, aniquilarlo lo antes posible y entrar en Cairhien antes de que los Trollocs situados al sur caigan sobre ellos. Agotando las fuerzas de las Allegadas las fuerzas de Elayne y de Bashere consiguen acabar con los Engendros de la Sombra ubicados al norte, pero los del sur aparecen antes de lo esperado. Tam al'Thor acusa a Davram Bashere de traición después de haber descubierto que los diferentes dirigentes de cada fuerza han recibido órdenes contradictorias y nadie ha enviado exploradores que pudieran advertir la trampa en la que estaban cayendo. El matrimonio Bashere se enfurece ante la acusación de ser Amigos Siniestros, mas Elayne se niega a escuchar cualquier defensa y ordena que sean apresados y relevados de sus funciones.

Sólo más adelante, después de que Logain y los Asha'man hayan conseguido destruir a los Engendros de la Sombra, se descubre que tanto Bashere como los otros grandes capitanes han sido víctimas de la Compulsión de Hessalam y que sus decisiones más recientes en cada uno de los frentes de batalla han tenido como objetivo proporcionar la victoria a la Sombra. A consecuencia de ello, aunque es puesto en libertad Bashere no puede seguir dirigiendo ninguna fuerza y por su propio deseo acepta continuar la lucha sin ser comandante. Cuando se entera de la muerte de la reina Tenobia y de que los saldaeninos lo reclaman como su nuevo líder Lord Bashere rechaza de pleno y en lugar de ello pide a sus compatriotas que sigan las órdenes de Lan Mandragoran durante la Batalla de Campo de Merrilor. Es en este enorme enfrentamiento cuando tanto Davram como Deira pierden la vida, cuando la caballería saldaenina se lanza contra los Engendros de la Sombra en una carga desesperada.

Personalidad Editar

Icono Espada.svg

Davram Bashere es un hombre con un elevado sentido del honor, que ha afianzado tras tantos años curtiéndose por igual en la corte, gobernando sus numerosas propiedades y combatiendo contra las fuerzas de la Sombra. Severo y marcial, no se deja intimidar por nada y por nadie, aunque muestra evidentes señales de respeto tanto hacia su sobrina, Tenobia Kazadi, como hacia su esposa, Deira Ghaline. Como saldaenino de pura cepa y miembro de una de las familias nobles más importantes del lugar, Bashere es muy consciente de su posición y actúa de acuerdo con las costumbres de su patria, dirigiendo en persona sus ejércitos y manteniéndose en forma pese a haber alcanzado una edad suficiente como para ir pensando en retirarse. En lo tocante a su familia, muestra la misma responsabilidad y cierta preocupación por su hija Faile, aunque cuando ésta y Perrin logran imponerse a la oposición del matrimonio Bashere, todos acaban aceptando la situación y no demuestran descontento alguno.

Poderes y habilidades Editar

Maestro jinete: La caballería ligera saldaenina es considerada la mejor del mundo, y como no podía ser de otra forma, su líder es un jinete brillante, experto en esta materia aun en su primera juventud. Aunque Bashere tiene amplios conocimientos a la hora de entrenar y dirigir a cuerpos de infantería como la Legión del Dragón, su punto fuerte y aquél que le ha ganado fama en el mundo entero es el combate a caballo y el poder moverse a gran velocidad por todo tipo de territorios sobre estos animales.

Dominio de diversas armas: No se llega a precisar en ningún momento que Davram Bashere sea un maestro espadachín, pero es innegable que sus habilidades en el manejo de armas como la espada o la lanza son excelentes y hacen de él tan buen soldado como general.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar