FANDOM


Diez Naciones

Las Diez Naciones

Después del caos, la muerte y la destrucción causadas por la Guerra de la Sombra y el Desmembramiento del Mundo, en las Tierras Occidentales la población se agrupó en torno a las Diez Naciones, amplios países que emergieron de las ruinas como baluartes de la cultura y la civilización.

Formación Editar

La Humanidad pagó un alto precio por conseguir sellar al Oscuro y a los Renegados, ya que como contraataque ocurrió la corrupción del Saidin, con la cual todos los varones capaces de encauzar el Poder Único se volvieron locos y durante los años posteriores asolaron el mundo en el llamado Desmembramiento. Después de morir el último hombre afectado resurgió en la mente de las personas el problema de los aliados del Oscuro, ya que los Amigos Siniestros seguían existiendo y los Engendros de la Sombra aún vagaban por los parajes devastados de la Llaga. Por temor a todo esto, la gente optó por organizarse, y en poco tiempo comenzaron a formarse ciudades que más tarde acabaron convirtiéndose en enormes centros urbanos pertenecientes a diferentes naciones. Aún permanecían muy frescos los recuerdos de la utópica Era de Leyenda, en la que la sociedad pudo prosperar sin gobernantes absolutos, mas pronto la Humanidad comprendió que esa época se había perdido y se requería la presencia de uno o varios líderes carismáticos que los guiasen a través de este duro renacimiento.

A lo largo de los dos siglos posteriores al final del Desmembramiento del Mundo los habitantes de las Tierras Occidentales hicieron efectiva la nueva organización en torno a un total de diez reinos, conocidos globalmente por las Diez Naciones, y cuyos nombres eran: Aelgar, Almoren, Aramaelle, Aridhol, Coremanda, Eharon, Essenia, Jaramide, Manetheren y Safer. Las Aes Sedai se habían reunido en la recién fundada Torre Blanca, en la isla de Tar Valon, y seguramente promovieron este desarrollo político. A finales del siglo II DD las Diez Naciones se encontraban lo suficientemente asentadas y en una posición interna estable que les permitió comenzar a preocuparse por su futuro y los problemas externos. A instancias de la reina Mabriam en Shereed de Aramaelle, y tras largas negociaciones, en 209 DD se procedió a firmar el Pacto de las Diez Naciones, por el cual los diez gobernantes de aquel entonces se comprometieron a ayudarse los unos a los otros en caso de una amenaza exterior, como los Engendros de la Sombra. Probablemente la Torre Blanca favoreció este acercamiento, ya que se sabe que en esta época hubo muchas reinas que fueron Aes Sedai, entre ellas la propia Mabriam.

Historia Editar

Icono Rueda.svg

En los siguientes ochocientos años el Pacto de las Diez Naciones se mantuvo inalterable, lo que permitió que los diez territorios florecieran en paz. Se construyeron numerosas ciudades, a cada cual más hermosa, gracias a la inestimable labor de los Ogier, que plantaron sus bellísimas arboledas en el corazón de todas ellas, así como bastantes accesos a los Atajos. En esta época aún se mantenían bastantes recuerdos acerca de la Era de Leyenda, y muchos aún ansiaban regresar a las viejas glorias, dedicándose a recopilar los conocimientos pasados que sobrevivieron al Desmembramiento del Mundo y a redescubrir cosas que se creían perdidas. Las ciencias del saber y las artes volvieron a desarrollarse en el marco de este periodo eminentemente pacífico. Sin embargo, siguieron existiendo los ejércitos y no se olvidaron las tácticas militares y la estrategia. De hecho, además de los combates periódicos en la Llaga, se tiene constancia de algunos conflictos fronterizos entre naciones, como los de Eharon y Aelgar o los de Safer y Manetheren.

Destrucción Editar

La relativa calma y estabilidad se rompió bruscamente en torno al año 1000 DD, cuando enormes contingentes de Trollocs atravesaron la Llaga y se encaminaron hacia el sur. Dirigidas por los Señores del Espanto, hombres y mujeres capaz de encauzar y eran adeptos servidores del Oscuro, las fuerzas de la Sombra sembraron el pánico y la destrucción en las Tierras Occidentales durante los siguientes 350 años, en el marco del terrible conflicto llamado posteriormente Guerra de los Trollocs. En un principio las Diez Naciones pudieron responder con eficacia los embates de la Sombra, pero finalmente acabaron cediendo a la enorme presión y el Pacto firmado siglos atrás acabó por olvidarse. Esto puede achacarse sobre todo los intereses personalistas de cada uno de los dirigentes de las Diez Naciones, a la no existencia de un único ejército y al propio instinto de supervivencia, que antepuso las vidas propias a las de los países vecinos.

Manetheren

Batalla frente a las puertas de Manetheren

Finalmente, y con la excepción de Manetheren, todos los reinos comenzaron a preocuparse exclusivamente de sí mismos y fue entonces cuando los ejércitos de la Luz comenzaron a ceder ante la Sombra. Aridhol fue víctima de la maldad que surgió dentro de sus propias murallas y, tras ello, los Señores del Espanto se dedicaron exclusivamente a hacer caer a Manetheren, ya conocida entonces como la "Espina en el pie del Oscuro" por su tenaz resistencia. La ventaja numérica acabó por jugar en contra de Manetheren y, pese a su enorme sacrificio, ninguna otra nación acudió a su auxilio y fue destruida por completo. El fin de Manetheren supuso un punto de inflexión, y a partir de entonces las Diez Naciones restantes cooperaron frente a su enemigo común. Pese a ello, también fueron aniquilados los reinos de Almoren, Aramaelle y Coremanda. No obstante, en la Batalla de Maighande los Trollocs, que habían llegado al extremo sur de las Tierras Occidentales, sufrieron su mayor derrota y finalmente comenzaron su retroceso. La Humanidad se había salvado en las últimas. Mas la victoria fue pírrica, y las cinco naciones supervivientes (Aelgar, Eharon, Essenia, Jaramide y Safer) estaban heridas de muerte, y acabaron colapsándose en los años posteriores.

El final de la Guerra de los Trollocs fue marcado por un nuevo calendario, el de los Años Libres (AL), y también por un mapa político completamente diferente al existente en la época de Después del Desmembramiento (DD). Las Diez Naciones habían desaparecido, y en su lugar surgió un mosaico de reinos más pequeños y desordenados, y menos avanzados y gloriosos que los que habían sustituido. La Llaga avanzó hacia el sur y la amenaza de la Sombra no desapareció, sino que permaneció latente, esperando una nueva oportunidad.

Navegación Editar

Pacto de las Diez Naciones
Aelgar · Almoren · Aramaelle · Aridhol · Coremanda · Eharon · Essenia · Jaramide · Manetheren · Safer

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar