FANDOM


EDR Inglés1.jpg

Portada de la edición original de El Dragón Renacido

Este artículo trata sobre el tercer libro de La Rueda del Tiempo. Para el título con el mismo nombre, consultar Dragón Renacido.

El Dragón Renacido (abreviado como EDR) es el tercer libro de la serie de novelas fantásticas de La Rueda del Tiempo, escrita por Robert Jordan. Su primera edición fue publicada por la editorial estadounidense Tor Books con el nombre The Dragon Reborn (TDR) el 15 de septiembre de 1991, diez meses después del lanzamiento de su antecesora, La Gran Cacería. En total, cuenta con un prólogo y 56 capítulos. Tanto este libro como todos los posteriores no han sido reeditados dividiéndolos en dos partes, como sí se realizó con las dos primeras novelas de la serie para acercarlas a un público más joven.

En su edición española, El Dragón Renacido fue publicado por primera vez en 1993 por Timun Mas, con la traducción de Dolors Gallart. A partir de 2005, a la vez que se presentaba un diseño uniforme a todos los volúmenes de La Rueda del Tiempo, se optó por dividir El Dragón Renacido en dos partes que conformarían los tomos quinto y sexto de la saga de acuerdo con la nueva numeración seguida por Timun Mas: Camino a Tear y El Pueblo del Dragón.

Argumento Editar

Prólogo: La Fortaleza de la Luz Editar

En el bastión de los Hijos de la Luz, su Capitán General y uno de los más renombrados estrategas de su época, el anciano Pedron Niall, recibe la noticia de la derrota de las fuerzas de Geofram Bornhald en Falme y la espectacular proclamación de Rand al'Thor. A la vista de las desastrosas nuevas, Niall llega a la conclusión de que Rand es un falso Dragón más, pero que en esta ocasión cuenta con el apoyo explícito de poderosos ejércitos de Amigos Siniestros y de las propias Aes Sedai, que han quebrantado sus famosos Tres Juramentos (aunque en realidad todo esto es incierto, ya que Niall no cree los rumores acerca de los seanchan y el empleo de damane, a las que confunde con Aes Sedai). Debido a ello, hace llamar a Jaichim Carridin, líder de la Mano de la Luz y, sorprendentemente, le da órdenes expresas de que continúe su labor desestabilizadora en Tarabon y en Arad Doman... mas asegurándose que Rand al'Thor no muera. En su fuero interno, Niall ansía que Rand siga ganando adeptos y que la situación se vuelva más caótica, para que así las naciones recurran a los Hijos de la Luz, y éstos puedan incrementar su influencia en todo el mundo.

Tras la marcha de Carridin, Pedron Niall mantiene una entrevista con su más reciente consejero, un misterioso hombre que se hace llamar Ordeith y guarda una manifiesta animadversión hacia Rand y sus dos amigos, Perrin Aybara y Matrim Cauthon. Ordeith le hace saber que estos tres jóvenes son Amigos Siniestros muy peligrosos que proceden de Dos Ríos, una tierra que no es tan tranquila ni amistosa como a primera vista pudiera parecer. De esta forma, Ordeith logra que los Hijos de la Luz pongan la vista en Dos Ríos y se dispongan a tomar las medidas pertinentes. Por su parte, Jaichim Carridin (quien en realidad es un Amigo Siniestro) recibe la visita de un Myrddraal que le hace recordar sus votos a la Sombra y le ordena que centre todos sus esfuerzos en asesinar a Rand al'Thor, amenazándole con asesinar a un familiar suyo cada mes hasta que logre su cometido. De esta forma, Carridin queda entre la espada y la pared, sin tener claro cuál de las órdenes recibidas debe seguir.

Persiguiendo al Dragón Renacido Editar

Callandor1.jpg

Visión de Callandor en la Ciudadela de Tear

Después de su proclamación en Falme, Rand ha marchado a las Montañas de Niebla, donde permanece escondido junto a Moraine, Lan, Perrin, Min, Loial y los soldados shienarianos. Las noticias de la convulsa situación llegan puntualmente a través de informadoras de Moraine, pero Rand desconfía abiertamente de la Aes Sedai y desea ayudar a sus seguidores, que luchan en el Llano de Almoth. Acosado por extraños sueños y constantemente tentado por el Saidin, Rand acaba desapareciendo tras hacer frente a un contingente de Trollocs y Myrddraal que ha atacado por sorpresa el campamento y sólo ha sido contrarrestado gracias al aviso de Perrin y la providencial llegada de varios lobos. Perrin revela a Moraine haber tenido sueños relacionados con Rand, en los que se le ve en un lugar que la Aes Sedai identifica como la Ciudadela de Tear, en los que porta la legendaria Callandor, la Espada Que No Es Espada. Moraine comprende entonces que Rand se dirige hacia Tear con el objetivo de cumplir una de las premisas necesarias para que sea reconocido como el Dragón Renacido, de acuerdo con las profecías: tomar la hasta entonces inexpugnable Ciudadela de Tear y esgrimir a Callandor. Sin perder tiempo, Moraine decide partir a toda velocidad en pos de Rand junto a Lan, Perrin y Loial. Siguiendo sus órdenes, los shienarianos acceden a permanecer en las proximidades y Min se ve obligada a partir a Tar Valon para avisar a la Sede Amyrlin de todo lo acontecido.

La curación de Mat Editar

Tras un largo viaje, Mat llega a Tar Valon para ser curado por las Aes Sedai del destructivo vínculo que le une a la daga de Shadar Logoth, algo que sólo logran con el más poderoso sa'angreal que permanece en la Torre Blanca y la acción conjunta de seis mujeres, entre ellas la propia Sede Amyrlin. Al comenzar a mostrar signos de mejoría, Mat recibe la visita de una bella dama que afirma llamarse Selene (en La Gran Cacería reveló ser Lanfear, una de los Renegados), quien afirma ser la única capaz de ayudarle en estos momentos. Su presencia intranquiliza mucho al joven, por lo que decide escabullirse de la Torre Blanca en cuanto tenga fuerzas para hacerlo, pese a que Siuan Sanche afirma que es el lugar donde más seguro estará, sobre todo si sus enemigos descubren que fue él y no Rand quien sopló el Cuerno de Valere. De todas formas, nada más recuperarse un poco, y observando con estupefacción que ahora una enorme suerte le acompaña adonde va, Mat derrota en un duelo a Galad Damodred y Gawyn Trakand y empieza a labrarse una pequeña fortuna jugando a los dados, decidido como está a ganar el dinero suficiente para marcharse de aquel lugar en el menor tiempo posible.

Verin Mathwin comunica a Siuan lo ocurrido en Falme, y ésta continúa decidida a seguir apoyando en las sombras a Rand, a la vez que con su acostumbrada determinación férrea se propone dar caza al Ajah Negro. Para ello, decide confiar abiertamente en las únicas personas a su alcance que sabe que están de su parte, y encarga a Nynaeve al'Meara y a Egwene al'Vere que persigan al Ajah Negro con el mayor de los secretos, investigando en primer lugar qué ter'angreal fueron robados por Liandrin y otras doce Aes Sedai antes de huir de Tar Valon. Verin le confía a Egwene un ter'angreal muy especial con forma de anillo retorcido, con el que cualquier persona dormida puede entrar en el Mundo de los Sueños, el Tel'aran'rhiod, convencida de que le servirá en su lucha contra el Ajah Negro. Gracias a ello, Egwene averigua que Rand va a Tear y que en plena Ciudadela el grupo de Liandrin le ha preparado una emboscada, cada una de ellas con un ter'angreal que también parece estar relacionado de una forma u otra con el Tel'aran'rhiod. Este hecho empuja a Egwene y Nynaeve a acudir en auxilio de Rand, idea a la que se une automáticamente su amiga Elayne Trakand. Sabiendo que Mat desea marcharse de Tar Valon a toda costa, las tres amigas le proporcionan uno de los dos salvoconductos que poseen firmados por la Sede Amyrlin, poniéndole como condición que vaya a Camelyn y le comunique a la reina Morgase que su hija se encuentra bien y sin problemas. Mat accede sin pensárselo, y esa misma noche logra coger un barco junto al juglar Thom Merrilin, al que casualmente ha encontrado en una posada en la que ha acudido a ahogar sus penas tras los tristes sucesos vividos en Cairhien.

En busca del Car'a'carn Editar

Gaul.jpg

Gaul, encerrado en una jaula

El grupo de Moraine se encamina hacia Illian, esperando ganarle terreno a Rand al tomar la vía marítima. Durante todo su camino, Perrin tiene varios sueños a cada cual más raro, en el que se aparece constantemente su amigo el lobo Saltador, muerto un tiempo atrás, así como Rand, Egwene e incluso Lanfear y Ba'alzamon, manteniendo una acalorada discusión. Sin saberlo, Perrin está visitando el Tel'aran'rhiod, y sólo la presencia vigilante de Saltador evita que sea descubierto o caiga en uno de los innumerables peligros de ese lugar. En la aldea de Remen, en Altara, Perrin libera a Gaul, un Aiel que ha sido hecho prisionero a traición por unos Cazadores del Cuerno e Hijos de la Luz. Gaul le muestra su gratitud y le revela que muchos Aiel están surcando en secreto la Pared del Dragón en busca de aquél que ha sido profetizado como el Car'a'carn, El Que Viene Con El Alba. Perrin identifica rápidamente a Rand y le dice a Gaul que se dirige hacia Tear para cumplir la profecía de tomar la Ciudadela, por lo que el Aiel parte para comunicarle esa noticia a sus compañeros y, presumiblemente, dirigirse también hacia allá. Dadas las circunstancias de la liberación de Gaul, a Perrin y sus compañeros no les queda más remedio que partir a toda prisa de Remen en un barco hacia Illian. Con ellos viaja una joven Cazadora del Cuerno ansiosa de vivir aventuras, Zarina Bashere, que exige ser llamada Faile ("halcón", en la Antigua Lengua) y que mantiene una tensa relación con Perrin.

Egwene, Nynaeve y Elayne llegan a Cairhien, sumido en una devastadora guerra civil, mientras tratan de conocer más sobre el Tel'aran'rhiod. Al chocar su embarcación contra unas rocas, las tres futuras Aes Sedai optan por continuar a pie hasta el pueblo más próximo, hasta que se encuentran con un grupo de exploradoras Aiel, las Far Dareis Mai o Doncellas de la Lanza. Una de sus cabecillas, Aviendha, las confunde con Aes Sedai y les pide que curen a una compañera suya que se debate entre la vida y la muerte. Aplicando sus conocimientos de Zahorí, Nynaeve la cura y los Aiel afirman estar en deuda con las tres jóvenes. Esta deuda no tarda mucho en saldarse, ya que poco después son capturadas por bandidos y puestas en manos de Myrddraal, momento en que son rescatadas por Aviendha y decenas de Aiel. En medio de la lucha Nynaeve se pone tan furiosa que, sin ser consciente de ello, utiliza por primera vez una técnica que Egwene identifica como el legendario fuego compacto, un saber que se creía perdido desde la Era de Leyenda. Su breve estancia con los Aiel resulta ser muy provechosa para las tres mujeres, ya que averiguan que sus Sabias no sólo son similares a las Aes Sedai como figuras de autoridad, sino que además algunas de ellas utilizan los sueños para comunicarse a grandes distancias. Al día siguiente, Egwene y las demás se despiden de los Aiel, tras decirles que deben estar cuanto antes en Tear, algo que parece interesarles profundamente.

Los Renegados toman posiciones Editar

SabuesoOscuro.jpg

Sabueso del Oscuro

Perrin llega junto a sus compañeros de viaje a la ciudad de Illian, tras un calmado viaje en barco en el que se ha pasado la mitad del tiempo enfadado con Faile y la otra mitad desconcertado por su comportamiento. Nada más llegar, Moraine descubre que uno de los Renegados, Sammael, se encuentra en la ciudad bajo el alias de Lord Brend, y que actualmente se ha convertido en el miembro más influyente del Consejo de los Nueve y auténtico dirigente en las sombras. El grupo se ve obligado a partir sin más demora, siendo perseguidos por Hombres Grises y Sabuesos del Oscuro en una auténtica Cacería Salvaje. Sólo logran salvar sus vidas gracias a Moraine, que se ve obligada a usar un poder extremadamente destructor, el fuego compacto, para eliminar a los salvajes canes.

Cientos de kilómetros al norte, Mat y Thom ya han llegado a Caemlyn, y el primero logra escabullirse y colarse en el palacio real, para darle a la reina Morgase la carta de Elayne. Gracias a la prodigiosa suerte que le acompaña, Mat escucha pasmado cómo un misterioso noble, a todas luces un Amigo Siniestro, tiene noticias del viaje de Elayne y ha ordenado asesinarla en el mayor de los secretos. Inmediatamente después descubre que esta persona es el tal Lord Gaebril, el nuevo consejero de Morgase, que tiene a la monarca embelesada y anula por completo. Aunque no lo sabrá hasta unos meses después, tras esa falsa identidad se esconde Rahvin, otro Renegado. Aun así, Mat le consigue entregar la carta a Morgase e insta a Thom a marcharse a toda prisa hacia Tear tras Elayne y las demás, ahora que sabe que corren peligro. Éstas no tardan mucho en llegar a Tear y, con la ayuda de un husmeador llamado Juilin Sandar comienzan a buscar alguna pista acerca del paradero de Liandrin y las otras doce Aes Sedai del Ajah Negro.

Poco a poco, todos los personajes están reuniéndose en Tear. Los siguientes en hacerlo son el grupo de Moraine, que parece haber logrado su propósito de adelantarse a Rand o al menos antes de que éste haya tratado de acceder a la Ciudadela. Mientras Perrin continúa dividido en sus tribulaciones y sus sueños, Lan informa haber detectado la presencia de un gran número de Aiel escondidos en la ciudad y Moraine asegura haber dado con el paradero de un Renegado más: el influyente y poderoso Gran Señor Samon es en realidad Be'lal. Las cosas se ponen difíciles por momentos y los planes de Moraine se encuentran en el filo de la navaja.

La conquista de la Ciudadela de Tear Editar

Egwene, Nynaeve y Elayne son traicionadas de forma involuntaria por Juilin, que ha caído presa de las habilidades de Compulsión de Liandrin, y las tres son capturadas por el Ajah Negro y encerradas en la Ciudadela. Faile cae en una trampa tendida a Moraine por el Ajah Negro y Perrin, desesperado al comprender los sentimientos que alberga hacia ella, pone en riesgo su vida y entra en el Tel'aran'rhiod para rescatarla, algo que consigue aun resultando gravemente herido. Él no es el único que ha entrado en el Mundo de los Sueños aquella noche: a través de su ter'angreal, Egwene accede también a ese mundo y pilla por sorpresa a dos de sus carceleras, haciéndolas prisioneras y alcanzando la libertad. Mat consigue entrar en la Ciudadela junto con Juilin y numerosos Aiel, entre los que se encuentran Aviendha y Gaul, y va en búsqueda de las tres mujeres, a las que acaba encontrando cuando éstas ya han logrado controlar la situación. De esta forma, el plan de utilizar los cebos preparados por el Ajah Negro en connivencia con Be'lal para chantajear a Rand y obligarle a coger Callandor, fracasa estrepitosamente.

Belal.jpg

Be'lal

Rand también se ha infiltrado en la Ciudadela y, aprovechando el caos formado por tantos intrusos, logra llegar hasta Callandor, que resulta ser el tercer sa'angreal más poderoso que aún existe (el segundo, de los que puede manejar un varón) que sólo podrá ser arrancado de su inactividad por el Dragón Renacido. Aunque ya no cuenta con rehenes con las que coaccionar a Rand, Be'lal hace su aparición y se bate en un duelo a muerte con él, instándole a que coja a Callandor si no desea morir. La lucha es interrumpida por la llegada de Moraine, que ataca a Be'lal antes de que éste pueda reaccionar y lo destruye mediante el fuego compacto. Mas no hay motivo de celebraciones, ya que es entonces cuando hace su aparición Ba'alzamon en persona, dejando fuera de combate a Moraine y atacando a Rand. Éste decide por fin esgrimir a Callandor, ante lo cual Ba'alzamon trata de huir, pero acaba siendo derrotado por tercera y última, muriendo en manos de Rand. De esta forma, se produce lo que debería ser la prueba definitiva de que existe el Dragón Renacido: la Ciudadela de Tear ha sido tomada y un varón capaz de encauzar el Poder Único tiene en sus manos a Callandor. Para hacer aún más solemne el momento, los Aiel que han conquistado Tear reconocen a Rand como el Car'a'carn que los debe guiar, a ellos que reciben en secreto el sobrenombre de "Pueblo del Dragón".

Al final del libro, Rand tiene noticia de la cantidad de rostros conocidos que también se encuentran en Tear (Moraine, Lan, Mat, Perrin, Egwene, Nynaeve, Elayne, Thom y Loial). En su euforia, llega a pensar que ha destruido al Oscuro, pero Moraine le saca de su error al afirmar que, al no ser humano, el Oscuro no podría dejar un cadáver tras de sí. Con consternación, Rand comprende que aquel personaje que le ha estado acosando a él y a sus amigos durante tanto tiempo no era el Oscuro, sino uno de los Renegados, seguramente el más poderoso de ellos, Ishamael. Este hecho concordaría con una confusa profecía que Verin le mostró a Egwene en la Torre Blanca, en la que se confunden los nombres de Ishamael y Ba'alzamon, un sobrenombre al que siempre se había achacado (erróneamente) al Oscuro. De todas formas, también hay alguna buena noticia al respecto: Moraine ha encontrado uno de los sellos de la prisión del Oscuro completamente intacto en la Ciudadela. Por tanto, la batalla continúa.

Progreso de los personajes Editar

  • Rand al'Thor: comienza a acostumbrarse al empleo del Saidin y sus habilidades de combate maduran, hasta el extremo de poder salir indemne de la Cacería Salvaje a la que se ve sometido durante todo el libro. Así mismo, llega a esgrimir Callandor, gracias a la cual logra por fin acabar con su enconado enemigo Ba'alzamon.
  • Mat Cauthon: finalmente consigue librarse de la nefasta influencia de la daga de Shadar Logoth y recupera su antigua personalidad. Aun así, su desconfianza hacia las Aes Sedai se acrecienta más si cabe, a la vez que descubre que su memoria posee enormes lagunas y sus habilidades de ta'veren están relacionadas con los continuos golpes de suerte que tiene.
  • Perrin Aybara: no sólo se afianza su habilidad de comunicarse con los lobos, sino que además es capaz de visitar el Tel'aran'rhiod y aprender a subsistir y moverse a través de él con la ayuda de la presencia de Saltador. Así mismo, conoce a Faile Bashere, de la que se enamora.
  • Egwene al'Vere: Verin le confía un ter'angreal con el que poder acceder al Mundo de los Sueños, algo que comienza a realizar Egwene de forma regular, y con mucha más facilidad que Nynaeve y Elayne. Su habilidad hace pensar que pueda llegar a ser una Soñadora, algo que no se ve en la Torre Blanca desde hace siglos.
  • Nynaeve al'Meara: junto con Egwene y Elayne, comienza a visitar el Tel'aran'rhiod. Su capacidad en el dominio del Poder Único sigue sorprendiendo, hasta el extremo de utilizar el fuego compacto sin ser consciente de lo que ha hecho. De todas formas, sigue siendo totalmente imposible que encauce sin estar enfadada.

Análisis estadístico Editar

El Dragón Renacido consta de un prólogo y 56 capítulos, distribuidos de la forma siguiente:

Punto de vista de la narración % Capítulos
Egwene al'Vere 33,16 10, 11, 13 - 18, 21 (92%), 22, 23, 25 - 27, 37 - 39, 48, 49 (30%), 54 (26%), 55 (14%)
Perrin Aybara 31,40 1 - 8, 9 (80%), 33 - 35, 36 (85%),41 - 43, 44 (65%), 50, 53, 54 (6%), 55 (10%)
Matrim Cauthon 26,38 19, 20, 24, 28, 30, 31, 32 (90%), 40, 44 (35%), 45 - 47, 49 (70%), 52, 54 (66%), 55 (25%), 56 (93%)
Nynaeve al'Meara 2,83 29, 51
Rand al'Thor 2,40 9 (20%), 32 (10%), 36 (15%), 54 (2%), 55 (51%)
Pedron Niall 2,27 Prólogo (81%)
Siuan Sanche 0,86 12
Jaichim Carridin 0,50 Prólogo (18%)
Verin Mathwin 0,09 21 (8%)
Impersonal 0,11 Prólogo (1%), 56 (7%)

.

Ediciones en otros idiomas Editar

Inglés

3. The Dragon Reborn (1991) - El Dragón Renacido

Español

3. El Dragón Renacido (1993)
5. Camino a Tear (2005)
6. El Pueblo del Dragón (2005)

Francés

3. Le Maître du Mal (1991) - El Maestro del Mal
5. Le Dragon Réincarné (1998) - El Dragón Renacido
6. Le Jeu des Ténèbres (1999) - El Juego de las Tinieblas

Alemán

3. Die Rückkehr des Drachen (1991) - El Retorno del Dragón
5. Der wiedergeborene Drache (1994) - El Dragón Renacido
6. Die Straße des Speers (1994) - El Camino de las Lanzas

Italiano

3. Il Drago Rinnato (2003) - El Dragón Renacido

Japonés

The Dragon Reborn: Kami Ryū kōrin - El Dragón Renacido: el descenso del Dios Dragón
1. Ma-jin shūrai (1999) - Invasión demoníaca
2. Shiroki karyūdo (1999) - El Cazador Blanco
3. Mugen sekai e (1999) - El Mundo de los Sueños
4. Yami no yo Inu (1999) - El perro fantasma de la Oscuridad
5. Shinken Karandoa (2000) - Callandor, la Hoja Divina

Galería de Portadas Editar

Navegación Editar

Libros de La Rueda del Tiempo
0: Nueva Primavera (Nueva Primavera)
I: El Ojo del Mundo (1. Desde Dos Ríos · 2. La Llaga) II: La Gran Cacería (3. La Gran Cacería · 4. La batalla de Falme)
III: El Dragón Renacido (5. Camino a Tear · 6. El Pueblo del Dragón) IV: El ascenso de la Sombra (7. Los Portales de Piedra
8. El Yermo de Aiel) · V: Cielo en llamas (9. La Torre Blanca · 10. Cielo en llamas) VI: El Señor del Caos (11. El Señor del Caos
12. Los Asha'man) VII: La Corona de Espadas (13. La Corona de Espadas) VIII: El Camino de Dagas (14. El Camino de Dagas)
IX: El corazón del invierno (15. El corazón del invierno) X: Encrucijada en el crepúsculo (16. Encrucijada en el crepúsculo)
XI: Cuchillo de sueños (17. Cuchillo de sueños) XII: La tormenta (18. La tormenta)
XIII: Torres de Medianoche (19. Torres de Medianoche) XIV: Un recuerdo de Luz (20. Un recuerdo de Luz)
Otras obras relacionadas
El Ataque a Shayol Ghul · El mundo de "La Rueda del Tiempo" de Robert Jordan · Río de Almas

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar