FANDOM



Elayne Trakand
Elayne 1b.jpg
Información cronológica
Primera mención EODM 34
Primera aparición EODM 40
Última aparición TDM 52
Última mención TDM 57
Información biográfica
Nombre completo Elayne Trakand
Alias Caryla
Morelin
Nacionalidad Andor
Nacimiento 981 NE
Información política
Título Lady
Heredera al Trono de Andor (I - V)
Cabeza Insigne de la Casa Trakand (VII -XIV)
Reina de Andor (XI - XIV)
Reina de Cairhien (XIII - XIV)
Rango Noble de la Casa Trakand
Noble de la Casa Damodred
Novicia (II - III)
Aceptada (III - VI)
Aes Sedai (VI -XIV)
Reina (XI -XIV)
Ajah Ajah Verde
Afiliación Dragón Renacido
Casa Trakand
Torre Blanca (II - IV)
Aes Sedai rebeldes (IV - XII)
Torre Blanca reunificada (XII - XIV)
Ocupación Líder de facto de Andor (VIII - XI)
Reina de Andor (XI - XIV)
Reina de Cairhien (XIII - XIV)
Descripción física
Género Mujer
Complexión Esbelta y sensual
Estatura Media
Pelo Dorado, largo y rizado
Ojos Azules intensos
Familia
Taringail Damodred (padre)
Morgase Trakand (madre)
Galadedrid Damodred (medio-hermano)
Gawyn Trakand (hermano)
Vínculos
Birgitte Arco de Plata (Guardián)
Aviendha (primera hermana)
Rand al'Thor (Guardián)
“Un gobernante sabio acepta consejos, pero nunca debería ser visto haciéndolo. Deja que piensen que sabes más. Esto no les perjudicará, y a ti te ayudará mucho.”
   —Elayne Trakand

Elayne Trakand es la hija de la reina Morgase Trakand y, como tal, la Heredera al Trono de Andor. Por ser hija de Taringail Damodred es una de las integrantes de mayor importancia de la Casa Damodred y posee así mismo ciertos derechos al trono de Cairhien. Según afirman todos los que la conocen desde hace tiempo, reúne las cualidades necesarias para convertirse en la más grande reina de Andor desde su fundación. Por si esto no fuera poco, Elayne es capaz de encauzar el Poder Único con una fuerza que muy pocas mujeres pueden llegar a igualar o superar.

Apariencia Editar

Elayne es una joven de sorprendente y arrebatadora belleza. En conjunto, sin dudas se trata de una de las mujeres más hermosas de su época, si no la que más. Su rostro forma un óvalo perfecto y su piel es tersa y suave como la seda. Sus ojos son de un azul tan intenso que parecen zafiros y sus cabellos son tirabuzones de un color dorado llameante, que recuerdan los rayos del sol reflejados sobre el oro. Sus labios son rojos y carnosos y suelen estar curvados en una leve sonrisa que es capaz de derretir hasta al corazón más frío. Elayne trata de controlar sus emociones y puede resultar complicado determinar cuando está enfadada, ya que sólo lo demuestra con un brillo glacial en sus ojos y su típico alzamiento de barbilla. Es una mujer de estatura media (unos 167 cm), aunque sensiblemente más alta que la mayoría de los personajes principales femeninos de la serie. Al parecer, Elayne guarda un notable parecido tanto en el nombre como en el aspecto con Ilyena, la esposa de Lews Therin Telamon, muerta hace más de tres mil años.

Historia Editar

Elayne14.jpg

Elayne, junto a las vidrieras de las antiguas reinas de Andor

En la sangre de Elayne se reúnen dos de las casas nobles más importantes no ya sólo de sus respectivos países, sino de todas las Tierras Occidentales. Por parte de su madre, la reina Morgase, Elayne está destinada a ser la próxima Cabeza Insigne de la Casa Trakand de Andor, que desde hace un par de décadas se sienta en el Trono del León. Como la sucesión en Andor se hace a través de las mujeres, aunque Elayne tiene dos hermanos mayores ella sería, de acuerdo con la legalidad, la siguiente reina de Andor a la muerte o renuncia de Morgase. Por parte de su padre, el príncipe Taringail, Elayne pertenece a la Casa Damodred de Cairhien aunque no ostente el apellido y cuenta con los derechos y el prestigio necesario para competir por el Trono del Sol, aunque sea a costa de participar en el peligroso e intrincado Daes Dae'mar.

El nacimiento de Elayne fue el evento necesario e imprescindible para apuntalar a la Casa Trakand y terminar por asentar a Morgase en el Trono del León, al asegurarse su sucesión. Unos pocos años antes Andor había vivido su Tercera Guerra de Sucesión después de que la reina Mordrellen Mantear muriese sin averiguarse qué había sido de la Heredera al Trono, Tigraine Mantear. Al final de este conflicto, que fue corto y no provocó grandes daños, la Casa Trakand se alzó con la victoria y la jovencísima Morgase se coronó reina casándose con el viudo de Tigraine, el príncipe Taringail Damodred, sobrino del rey Laman Damodred de Cairhien. El ambicioso Taringail contaba ya con un hijo de su matrimonio con Tigraine, Galad Damodred, y además fue el padre de los dos hijos de Morgase, Gawyn y Elayne.

Taringail murió en circunstancias no del todo aclaradas cuando Elayne apenas era un bebé. Esto no evitó que la Heredera al Trono creciera rodeada de cuidados y atenciones por parte de su madre, sus hermanos y la nodriza Lini. No le faltó una figura paterna, ya que Morgase tuvo en los años posteriores dos amantes: el bardo de la corte Thom Merrilin y el general Gareth Bryne, si bien Elayne tiene muchos más recuerdos de este último por ser el más reciente y el que más tiempo pasó con los jóvenes príncipes. Elayne fue educada para convertirse en una de las mejores reinas de Andor y, como todas las Herederas al Trono, antes debía ser instruida en la Torre Blanca. La consejera Aes Sedai de Morgase, Elaida a'Roihan, detectó en Elayne un potencial que no era igualado por ninguna de las hermanas vivas, por lo que podría llegar a convertirse en la primera Aes Sedai en sentarse en un trono desde antes de la Guerra de los Cien Años.

Sinopsis Editar

El Ojo del Mundo Editar

Rand y Elayne.jpg

Elayne conoce a Rand

El día en que el falso Dragón Logain Ablar es llevado a Caemlyn Elayne sorprende a un extraño subido al muro del jardín de palacio y, sin querer, le hace caer. El desconocido resulta ser Rand al'Thor, de quien la hermosa Heredera al Trono se enamora instantáneamente. Aquel día lleno de emociones Rand conoce a Elayne, a Gawyn y a Galad, y pese a la gentileza y las atenciones de Elayne, el muchacho es llevado a presencia de Morgase. La reina comprende que Rand no tenía malas intenciones y le deja partir. Elayne y Gawyn le siguen hasta la salida del palacio y se despiden de él sin que éste pueda siquiera imaginar que el sentimiento que le ha inspirado la joven Elayne es correspondido.

La Gran Cacería Editar

De acuerdo con la tradición Elayne viaja a la Torre Blanca acompañada de una gran comitiva ante el temor de algún tipo de acción no amistosa de los Hijos de la Luz, que se han congregado para impedir que la futura reina de Andor se educada por "las brujas de Tar Valon". Ya a salvo en la Torre y con las ropas blancas de novicia, Elayne comienza su instrucción y no mucho tiempo después conoce a dos recién llegadas cuya llegada ha causada tanto revuelo o más que la suya propia, Egwene al'Vere y Nynaeve al'Meara, ambas de Campo de Emond, el mismo lugar de origen que Rand. Elayne traba amistad rápidamente con ellas y también con Min Farshaw, otra joven que ha sido llevada a la Torre y ha conocido a Rand recientemente. En medio de las duras lecciones que imparten las Aes Sedai, las jóvenes se apoyan entre ellas y comparten sus deseos y frustraciones, afianzando en poco tiempo una sólida amistad.

Elayne y Min escuchan a Liandrin, una Aes Sedai del Ajah Rojo, ofrecer a Egwene y Nynaeve ir con ella a la Punta de Toman en auxilio de Rand, y ambas se unen al grupo, deseosas por ayudar. Al llegar allí, tras un rápido y tranquilo por los Atajos, descubren que han sido traicionadas por Liandrin, y Egwene es capturada y convertida en damane. Gracias al poder desatado por una furiosa Nynaeve, tanto ella como Elayne consiguen escapar y, en las semanas posteriores, se infiltran en Falme y planean el rescate de Egwene. Ayudadas por Min consiguen liberar a su amiga, pero son de nuevo separadas en medio de la batalla entre los seanchan y los Hijos de la Luz, y pierden la oportunidad de huir en el barco de Bayle Domon. Aquel día el Cuerno de Valere es soplado y se ve en los cielos a Rand luchando con Ba'alzamon, delatándole a ojos del mundo entero como el Dragón Renacido. Elayne y sus amigas consiguen reunirse cuando cesan las luchas y, después de una corta visita a un Rand inconsciente, Elayne, Egwene y Nynaeve emprenden el largo camino de regreso a Tar Valon acompañadas por Mat Cauthon, Verin Mathwin y Hurin.

El Dragón Renacido Editar

Elayne10.jpg

Elayne, con las ropas de Aceptada (por Fee-absinthe)

Al regresar a la Torre Blanca las tres jóvenes son castigadas por la Sede Amyrlin, mas a un mismo tiempo Siuan Sanche permite que Egwene y Elayne se sometan a la prueba para convertirse en Aceptadas, que ambas superan. Siuan les confía a Egwene y a Nynaeve una arriesgada misión: descubrir los planes de Liandrin y las otras doce integrantes del Ajah Negro que huyeron de la Torre y darles caza. Elayne se une a sus amigas y entre las tres comienzan a indagar a la vez que cumplen con su castigo. Las pistas que descubren indican que el objetivo de las fugitivas es la Ciudadela de Tear. Antes de marcharse, Elayne le pide a Mat que entregue una carta a su madre en Caemlyn, en la que le dice que le asegura que se encuentra sana y salva. En el viaje a Tear, las tres Aceptadas acuerdan hacerse pasar por jóvenes Aes Sedai del Ajah Verde y así se presentan ante Aviendha y los otros Aiel que conocen por pura casualidad en el viaje. No mucho después, los Aiel les devuelven el favor prestado por una Curación y las salvan de tres Myrddraal y decenas de Trollocs que llegan a capturarlas.

Sin más sobresaltos, Elayne y las demás llegan por fin a Tear y empiezan a buscar al Ajah Negro, alojándose en la casa de Ailhuin Guenna y contratando los servicios de Juilin Sandar. Lamentablemente éste es víctima de la Compulsión rudimentaria de Liandrin y las trece hermanas Negras secuestran a Egwene, Nynaeve y Elayne y las encierran en las mazmorras de la Ciudadela de Tear. En realidad, las tres mujeres habían sido atraídas hasta allí en medio de un plan tramado por Be'lal y otros Renegados para que pudieran ser rehenes y un perfecto modo de chantaje a Rand para que entregase Callandor. No obstante, la destreza que Egwene ha ido adquiriendo en el Tel'aran'rhiod les permiten dejar fuera de combate a dos miembros del Ajah Negro y liberarse por su propia cuenta, justo en el mismo momento en que Mat y Juilin acuden a su celda y las ayudan a salir, sin recibir ni una muestra de agradecimiento por ello.

El ascenso de la Sombra Editar

En la Ciudadela de Tear Elayne se encuentra con Rand y todos sus amigos y principales aliados. Con la ayuda de Moraine Damodred, las tres jóvenes Aceptadas (que siguen haciéndose pasar por Aes Sedai) interrogan a las dos hermanas Negras capturadas y, como sus testimonios son contradictorios, finalmente Nynaeve y Elayne deciden a la peligrosa ciudad de Tanchico mientras Egwene parte con Rand y los Aiel para recibir instrucción de las Sabias. En los días que pasan juntos en la Ciudadela, Egwene y Rand renuncian a mantener una relación amorosa y el camino queda abierto para Elayne, que confiesa sus verdaderos sentimientos al Dragón Renacido. Los dos pasan mucho tiempo juntos besándose por los rincones, pero la Heredera al Trono le presta un gran servicio a Rand dándole sabios consejos sobre el arte de gobernar. Antes de partir hacia Tanchico Elayne, que aún no sabe qué hacer con Rand, le deja dos cartas escritas: una dulce y melosa en la que le promete su amor y otra fría y cortante en la que intenta marcar distancias y ponerle en su lugar.

Elayne17.jpg

Elayne (por Aimee Cosette)

Elayne, Nynaeve, Thom y Juilin viajan a toda prisa hacia Tanchico en un barco de los Atha'an Miere. En él no sólo descubren que las Detectoras de Vientos pueden encauzar, sino que Elayne adquiere una notable maestría en la Danza de las Nubes. Al conocer a Thom, comienzan a emerger en Elayne recuerdos confusos de su primera infancia, pero no lo reconoce como el bardo de la corte de su madre hasta unas semanas después, restableciéndose una tierna relación padre-hija. Ya en Tanchico, Elayne y Nynaeve vuelven a encontrarse con Bayle Domon, que les presta su ayuda en la caza del Ajah Negro, y también se hacen amigas de Egeanin Sarna hasta que descubren que es una espía seanchan. Cuando descubren los planes del Ajah Negro, acuden a toda prisa al Palacio de la Panarch, y Elayne y Egeanin liberan a la Panarch Amathera de sus captoras. Una vez que Nynaeve recupera un sello de la prisión del Oscuro y el Dogal de Dominio, las dos parten de Tanchico junto a Thom y Juilin. Se separan de Bayle y de Egeanin como amigas, agradeciéndoles su colaboración y encargándoles que lancen el Dogal de Dominio en lo más profundo del Océano Aricio.

Cielo en llamas Editar

En la aldea amadiciense de Mardecin, una costurera llamada Ronda Macura se las arregla para drogar a Elayne y Nynaeve con horcaria y llevarlas a la Torre Blanca, pues hay una orden de llevar allí cuanto antes a la Heredera al Trono de Andor. Thom y Juilin las rescatan, pero este episodio hace que las dos jóvenes sospechen de la Torre y opten por adoptar identidades falsas. No mucho después descubrirán que Siuan ha sido depuesta y Elaida es la nueva Amyrlin, provocando el Cisma de la Torre Blanca. Elayne es reconocida por su hermanastro, Galad, que ha ingresado en los Hijos de la Luz e insiste en llevarlas a Caemlyn. Para escabullirse de él, ellas y Thom y Juilin se refugian en el espectáculo itinerante de Valan Luca, en el cual Elayne realiza acrobacias y funambulismo. Entre los artistas del circo se encuentra Cerandin, una seanchan fugitiva que entrega un a'dam a Elayne para que lo estudie.

Cuando Nynaeve y Birgitte son atacadas por Moghedien en el Tel'aran'rhiod y la Renegada expulsa a la heroína de leyenda de aquel lugar, Elayne no tiene más remedio que vincularla como su Guardián, al ver que la Curación de Nynaeve no surte efecto. Birgitte se convierte así en el primer Guardián femenino, y Elayne confirma su decisión de entrar en el Ajah Verde cuando sea Aes Sedai, pues siempre ha deseado vincular a Rand. En Samara Nynaeve consigue un barco (provocando involuntariamente la lucha entre los Hijos de la Luz y los Juramentados del Dragón), por lo que abandonan el circo y finalmente llegan a Salidar. Allí se reúnen con las Aes Sedai rebeldes y no tienen más remedio que volver a vestir las ropas de Aceptadas.

El Señor del Caos Editar

Elayne Trakand.jpg

Elayne

Elayne consigue fabricar su primer ter'angreal, un a'dam sin correa con el que ella y Nynaeve consiguen tener prisionera a Moghedien. Gracias a esto, las dos incrementan sus conocimientos descubren un gran número de tejidos olvidados desde la Era de Leyenda, aunque esto no mejora su situación dentro de Salidar, donde siguen a las órdenes de las Aes Sedai. Elayne sufre cuando le llega la noticia de que su madre ha muerto y se enfurece al oír confusos rumores de que en realidad es prisionera de los Hijos de la Luz, mas asume con entereza y decisión que ella ha de ser la siguiente reina de Andor y que deberá luchar para preservar el legado y los avances conseguidos por Morgase. Pese a ello, continúa en Salidar haciendo más "descubrimientos" y realizando copias del anillo retorcido para acceder al Tel'aran'rhiod. No sin cierta envidia, se despide de Min cuando ésta parte con la embajada hacia Caemlyn, donde se encuentra Rand.

Recurriendo a la Necesidad en el Mundo de los Sueños, Elayne y Nynaeve descubren un almacén de Objetos del Poder Único en Ebou Dar, y entre ellos un ter'angreal que puede restaurar el ciclo de las estaciones que ha sido roto por la influencia del Oscuro. Las dos jóvenes comprenden que ese debe ser su nuevo objetivo, pero las Aes Sedai no las dejan partir y han de continuar en Salidar, donde Nynaeve realiza sorprendentes descubrimientos por su propia cuenta y Cura el amansamiento y la neutralización. Egwene es convocada con urgencia a Salidar y cuando llega es convertida en la Sede Amyrlin, en un sorprendente giro de acontecimientos en el que las distintas facciones rebeldes pretenden encumbrar a una chica supuestamente inexperta a la que poder manejar. La primera decisión de Egwene como Amyrlin es ascender a Nynaeve, Elayne y también Faolain Orande y Theodrin Dabei a la condición de Aes Sedai, con la condición de realizar la prueba y prestar los Tres Juramentos cuando recuperen Tar Valon. Como era de esperar, Elayne escoge el Ajah Verde.

Apenas unos días después de la llegada de Egwene, hacen su aparición en Salidar Mat, Aviendha y la Compañía de la Mano Roja. Mat ha prometido a Rand llevar a Elayne hasta Caemlyn, donde será nombrada reina. Sin embargo, ésta se enfurece al saberlo, ya que afirma que el Trono del León es suyo por derecho y que Rand no es quién para entregárselo. Por su parte, Aviendha ha acudido ante Elayne para pagar su toh, pues ella también se ha enamorado de Rand y se ha convertido en su amante. Aunque dolida, Elayne se muestra comprensiva y su amistad con Aviendha crece aún más. Su amor por Rand no puede desviarla de su camino, y por ello no se lo piensa dos veces cuando Egwene les da permiso para ir a Ebou Dar, y parten hacia allá a toda prisa ella, Nynaeve, Mat, Aviendha, Birgitte, Thom, Juilin, las hermanas Adeleas y Vandene Namelle y una escolta de la Compañía de la Mano Roja. Elayne hace todo lo posible por examinar el medallón de cabeza de zorro que tiene Mat, y al negarse éste, comienza a mortificarlo y a desafiar su liderazgo entre sus propios hombres. Cuando llegan a Ebou Dar, las mujeres se instalan en el Palacio de Tarasin e inician la ardua búsqueda del almacén de Objetos del Poder.

La Corona de Espadas Editar

Elayne13.jpg

Elayne, con el chal del Ajah Verde

Elayne, Nynaeve, Aviendha y Birgitte acuden a ver a los Atha'an Miere para pedirles ayuda para manejar el Cuenco de los Vientos, una vez que lo encuentren. El pacto firmado con las Detectoras de Vientos no puede ser más desventajoso para las Aes Sedai, pero no tienen más remedio que ratificarlo. No obstante, el Cuenco sigue sin aparecer y al final Elayne y Nynaeve optan por recurrir a Mat, esperando que su efecto de ta'veren les sirva de algo. Su idea resulta ser un éxito, ya que al acudir a ver a Mat y pedirle perdón por sus anteriores desplantes son tomadas por muchachas que se hacen pasar por Aes Sedai sin serlo y son llevadas por Setalle Anan a presencia de las Allegadas, una gran comunidad de mujeres que acogen a fugitivas de la Torre. Al no tomarlas nadie por auténticas Aes Sedai, la paciencia de Elayne llega a su límite y se hace imponer tanto ante Merilille Ceandevin y las otras Aes Sedai rebeldes alojadas en el Palacio de Tarasin como ante Reanne Corly y las Allegadas, a las que exige que la lleven donde se encuentra el Cuenco de los Vientos.

Guiados por las Allegadas, Mat, Elayne y Nynaeve llegan hasta el edificio donde se guarda el Cuenco de los Vientos. En la misma puerta son atacados por Amigos Siniestros, dos Aes Sedai del Ajah Negro y un enemigo mucho más terrible, el gholam, que tiene órdenes de matarlos. Elayne es puesta fuera de combate pero sobrevive gracias a la rápida ayuda de Mat, que se enfrenta al gholam y lo hace batirse en retirada al descubrir que el punto débil que tiene es su medallón. Elayne se muestra aún más amable y agradecida con Mat, y los supervivientes regresan al palacio junto con el Cuenco de los Vientos y el mayor número de Objetos del Poder que han podido reunir con tanta precipitación. Ese mismo día, se dispone a abandonar Ebou Dar una gran comitiva formada por Elayne, Nynaeve, Aviendha, Lan Mandragoran, Birgitte, Merilille y las otras cuatro Aes Sedai rebeldes, Reanne y el Círculo de Labores de Punto de las Allegadas y veinte de las Detectoras de Vientos más fuertes en el Poder.

El Camino de Dagas Editar

Cuenco Vientos.jpg

Elayne, Aviendha y Nynaeve en torno al Cuenco de los Vientos

El lugar elegido para activar el Cuenco de los Vientos es una granja de las Allegadas situada varias millas al norte de Ebou Dar. Elayne supervisa los preparativos y examina los Objetos del Poder que han traído consigo, encontrando entre ellos tres angreal que entrega a Nynaeve, Aviendha y Talaan din Gelyn. A continuación se forma un círculo con las trece mujeres más poderosas, entre las cuales se encuentra Elayne (igualada por Aviendha y sólo superada por Nynaeve y Talaan) y por fin consiguen que llegue el invierno, aunque los efectos del Cuenco de los Vientos tardan unos días en ser apreciables. El grupo, al que se le unen todas las Allegadas y varias mujeres que se encontraban entonces en la granja, debe Viajar a toda prisa hacia Andor, ya que la enorme cantidad de Poder desplegado alerta a los seanchan que acaban de llegar a Ebou Dar y envían tropas para convertir a todas las mujeres en damane. Elayne intenta deshacer el tejido del acceso, pero se encuentra muy cansada y es la primera vez que lo intenta, por lo que al final no lo consigue y provoca una tremenda explosión que destruye todo lo que está en las proximidades, tanto en Andor como en Altara.

Después de ser Curada por Nynaeve, Elayne dirige la comitiva hacia Caemlyn en un viaje lento, difícil y marcado por las incomodidades y las tensiones crecientes entre las Aes Sedai, las Allegadas y las Detectoras de Vientos. Adeleas Namelle es asesinada mientras interrogaba a Ispan Shefar, del Ajah Negro, algo que no sólo causa una conmoción sino que revela que al menos hay un seguidor de la Sombra en el grupo. Sin más problemas, Elayne regresa a Caemlyn y es recibida por Dyelin Taravin, Cabeza Insigne de la Casa Taravin y la principal valedora de sus derechos al Trono del León, pese a ser la siguiente en la línea de sucesión. Unas casas nobles se oponen a Elayne, otras tienen sus propios candidatos y el resto apoyan a Dyelin. Elayne hace retirar los estandartes y demás símbolos de Rand de la ciudad, asegurándose la aprobación de Dyelin y demostrando a todo Andor que ella no ha sido impuesta por el Dragón Renacido.

El Corazón del Invierno Editar

Elayne2.jpg

Elayne recibe un lirio dorado de Rand

Ayudada por Dyelin, Elayne comienza a asentar su posición y a fortalecer su candidatura. La joven debe enfrentarse a un gran número de problemas: las casas rebeldes, la huida de algunos de sus rivales, la hambruna en Caemlyn, la creciente criminalidad, las tensas relaciones con la Torre Negra, la presencia de una hermana Negra en su palacio, la llegada a Andor de un enorme ejército con los cuatro reyes de las Tierras Fronterizas a la cabeza y, por si todo esto no fuera suficiente, un intento de asesinato. Elayne y Dyelin son heridas pero son salvadas por un soldado llamado Doilin Mellar, a quien la Heredera al Trono recompensa poniéndole al mando de su escolta. Elayne sigue manteniendo su ritmo de actividad habitual y trabaja duramente para mantener satisfechos a sus súbditos. Una de sus primeras medidas fue ascender a Birgitte al rango de Capitán General de la Guardia de la Reina y líder de sus fuerzas. También ha estrechado sus lazos con Aviendha, ya que ambas jóvenes se han adoptado como primeras hermanas.

Una noche Rand y Min acuden de improviso a Caemlyn para hablar con Nynaeve, y Min va a avisar a Elayne y Aviendha. De esta forma se reúnen las tres mujeres amadas por Rand y todas ellas declaran su amor incondicional y estar dispuestas a compartirlo. Rand ama por igual a Elayne, Min y Aviendha, y accede a que las tres le vinculen como su Guardián en una ceremonia privada. Tras ello, Rand pasa la noche con Elayne y es entonces cuando la hermosa muchacha concibe a un niño y una niña, de acuerdo con las visiones de Min. A la mañana siguiente Rand y Min se han marchado, pero Elayne tiene como recuerdo un bello lirio dorado (su símbolo personal) recuerdo del Dragón Renacido. Poco después, cuando sepa que está embarazada y reciba los obsesivos cuidados de Aviendha, Birgitte y otras amigas, Elayne decidirá esconder la identidad del padre y jugar al despiste para proteger a sus hijos, dando a entender que fueron engendrados por Doilin Mellar.

Encrucijada en el crepúsculo Editar

Caemlyn se encuentra sitiada por los ejércitos de tres Casas Nobles que apoyan la candidatura al trono de Arymilla Marne. Esto no evita que la ciudad pueda seguir siendo abastecida gracias a los accesos, que Elayne se asegura de garantizar al pactar con las Detectoras de Vientos. La noticia de que la Cabeza Insigne de la Casa Trakand está embarazada de gemelos ha cundido por toda la ciudad, mas Elayne sigue ocupándose de todos los asuntos de la ciudad y de vez en cuando Viaja a visitar familias nobles menores tradicionalmente vinculadas a Trakand para asegurarse su fidelidad. Gracias a las gestiones de Dyelin, los jóvenes Cabezas Insignes de cuatro casas nobles (Gilyard, Haevin, Mantear y Northan) se unen a su causa y dan más peso a la candidatura de Elayne.

Cuchillo de sueños Editar

Elayne12.jpg

Elayne

El asedio a Caemlyn continúa y las fuerzas de Arymilla atacan periódicamente las murallas, poniendo en jaque a los pocos efectivos de los que dispone Birgitte. Elayne y Aviendha la acompañan y dirigen en una ocasión la defensa de la Ciudad Nueva. Confiando en la visión de Min sobre sus hijos, Elayne está convencida que hasta que dé a luz no corre peligro ninguno y se arriesga en exceso, para el gusto de sus fieles. Al terminar los enfrentamientos, la candidata al Trono del León da una efusiva bienvenida a Charlz Guybon, quien ha traído consigo una fuerza de diez mil soldados bien entrenados. Más tarde se encuentra con Allegadas, sul'dam y damane cautivas y Detectoras de Vientos antes de poder ir a sus aposentos a cambiarse de ropas y continuar con sus tareas. En su habitación Aviendha descubre tener un Talento hasta entonces desconocido de Leer ter'angreal, pero apenas tiene tiempo de demostrarlo, porque los Aiel han recibido la orden de Rand de abandonar Andor, y la aprendiza de Sabia debe continuar sus estudios, por lo que se despide con tristeza de su primera hermana.

Vandene informa a Elayne de que alguien, presumiblemente la asesina de Adeleas, ha asesinado a Reanne Corly y a otras muchas Allegadas. Mas Elayne llevaba tiempo desconfiando de Doilin Mellar y tras haber ordenado espiarle ha descubierto sus vínculos con una tal Lady Shiaine Avarhin, una Amiga Siniestra que aloja en su casa a algunas de las hermanas Negras con las que ya se topó en Tear, Tanchico y Ebou Dar. Elayne convoca a las otras Aes Sedai que residen en el Palacio y, junto a sus Guardianes, acuden a toda prisa a casa de Lady Shiaine y la sorprenden con dos integrantes del Ajah Negro. Desgraciadamente, Elayne no contaba con que hubiera otras más hermanas Negras, y éstas las capturan. Vandene mata a Careane Fransi al descubrir que fue ella quien mató a Adeleas, pero inmediatamente después ella y Sareitha Tomares son asesinadas y Elayne es hecha prisionera. Shiaine no tiene intención de matarla por el momento, sino de entregarla a las fuerzas de Arymilla y dar por terminadas las luchas.

En una carrera contrarreloj Birgitte organiza una misión de rescate, para la que cuenta con la colaboración de las Detectoras de Vientos, después de haberlas amenazado y engañado a partes iguales para que abrieran accesos a las afueras de la ciudad. Birgitte y la Guardia de la Reina consiguen liberar a Elayne y encierran a Shiaine, Mellar y las Aes Sedai del Ajah Negro en los calabozos a esperas de ser interrogados. Mientras todo esto estaba ocurriendo las fuerzas de Arymilla han atacado de nuevo, pero la llegada al campo de batalla de los refuerzos comandados por los nobles que han declarado su apoyo a la Casa Trakand inclinan la balanza a favor de Elayne y dan por terminado el asedio al capturar a Arymilla y a las Cabezas Insignes que la apoyaron. Intentando ganarse el aprecio de Elayne ante el cambio de las tornas, las Casas Caeren, Baryn y Anshar se retractan de su apoyo a Marne y proclaman su fidelidad a Trakand. La posición de Elayne se consolida por completo cuando se entrevista con las Cabezas Insignes que preferían a Dyelin, y cuando ésta se reafirma en su apoyo a Trakand, todos excepto Ellorien Traemane siguen su ejemplo. Elayne goza por fin de la mayoría (14 de las 19 grandes casas nobles) y ya puede ser coronada reina de Andor con pleno derecho.

Torres de Medianoche Editar

Elayne18.jpg

Elayne (por Ariel Burguess)

En las semanas previas a la Última Batalla Elayne asienta su dominio sobre Andor y empieza a hacer planes para ocupar también el Trono del Sol de Cairhien, esta vez aprovechando que Rand dejase bien claros sus deseos de que fuera ella quien fuese coronada en ambos reinos. Elayne está decidida a convertir sus dominios en una potencia que pueda hacer frente a los seanchan, y para conseguirlo no sólo planea extender su influencia hacia Cairhien, sino que también alcanza con las Allegadas un pacto propio, en el que les garantiza el asilo en Andor a todas las que mujeres que no deseen ir a Tar Valon a cambio de que ofrezcan Curaciones gratuitas a la población y apertura de accesos por medio de una tasa especial. Otra medida que pretende situar a Andor como el reino más poderoso del continente se cristaliza cuando Mat y Thom llegan a Caemlyn y, al ser recibidos cariñosamente por la joven reina, le hablan de las poderosas armas de artillería que ha diseñado Aludra. Mat y Elayne acuerdan que la propiedad de esos "dragones" dependerá en su mayor parte de la Compañía de la Mano Roja, pero que serán utilizados en beneficio de Andor y de Cairhien.

Mat ha prestado a Elayne su medallón y la joven ha hecho algunas copias, aunque no tan perfectas como el original. La reina sigue convencida, por la visión de Min, de que estará a salvo hasta que sus bebés nazcan, por lo que decide arriesgarse una vez más y acude a interrogar a los Amigos Siniestros que mantiene prisioneros haciéndose pasar por una Renegada. En un principio su ardid tiene éxito y se entera por Chesmal Emry de que la Sombra planea atacar Caemlyn. No obstante, Elayne acaba siendo descubierta al encontrarse con que Jaq Lounalt ha liberado a varios de los prisioneros y es apuñalada por Mellar. Temiendo por primera vez por su vida, Elayne provoca un derrumbamiento y, si bien no impide que Mellar y otros Amigos Siniestros huyan, consigue que no sea tomada como rehén. La comadrona Melfane está casi tan enfadada como Birgitte y Mat por la temeridad de Elayne y le ordena no salir de la cama en una semana. Posteriormente, Elayne y las Allegadas ayudan a Mat a desplegar el escenario sobre el que tienden la trampa al gholam, que acaba siendo eliminado al arrojarle al vacío insondable abierto al Rasar.

Elayne está inmersa en una de sus reuniones matinales con Dyelin cuando se lleva una de las sorpresas más agradables de su vida al acudir a verla Galad y la mismísima Morgase, que no sólo no ha muerto, sino que se encuentra en un perfecto estado de salud. Madre e hija se contemplan felices y satisfechas, y Morgase reafirma su intención de no hacer sombra a Elayne, tanto por haber renunciado a sus derechos al Trono del León como porque su hija ha demostrado sobradamente ser más que válida para gobernar sin ayuda de nadie. Unos días más tarde, y con la intermediación de Morgase, Elayne se entrevista con Perrin Aybara y Faile Bashere, y acuerdan que la región de Dos Ríos pasará a depender de ellos a modo de obsequio al Dragón Renacido, por ser el lugar donde Rand se crió. Los manejos de Elayne previos a la Última Batalla no terminan aquí, ya que en un complejo plan otorga tierras a nobles cairhieninos para asegurarse que la apoyarán en su plan de hacerse con el Trono del Sol, de acuerdo con los mecanismos del Daes Dae'mar. Como predijo, en pocos días Elayne hace su entrada en Cairhien y acepta ser coronada, tras lo cual congrega a los ejércitos de Andor y de Cairhien y con ellos se traslada a Campo de Merrilor, el lugar donde Rand planea encontrarse con todos los gobernantes del continente antes de partir a Shayol Ghul.

Personalidad Editar

Icono Andor.svg.png

Elayne Trakand se suele comportar como una persona madura, responsable, cortés, de modales impecables y tacto maravilloso, desplegando una dulzura y un encanto sin igual. La gran belleza que posee no hace más que remarcar todo esto, hasta el punto de que Elayne es bien capaz de conquistar hasta al más frío de los corazones diciendo las palabras adecuadas con los gestos necesarios. Sólo en contadas ocasiones muestra señales de enfado, comportándose entonces con orgullo y frialdad, alzando la barbilla en uno de sus gestos más característicos. Conforme pasa el tiempo Elayne muestra una cierta evolución, dejando en segundo plano su forma de ser algo caprichosa, presumida y despreocupada para convertirse en una mujer sensible, inteligente, observadora, leal, fuertemente independiente y no exenta de valentía. Siguiendo los consejos de su madre, se deja guiar por pocos consejos aparte del suyo propio, pero reúne las condiciones necesarias para llegar a ser una monarca ejemplar. Detrás de la máscara que pretende mostrar de reina decidida, justa y comprensiva, se encuentra una mujer que se sabe humana, asume sus limitaciones y reconoce sus fallos y defectos aunque le duelan.

Relaciones Editar

Artículo principal: Elayne Trakand/Relaciones
Elayne y Birgitte.jpg

Elayne y Birgitte

Durante los primeros libros Elayne es un personaje secundario a menudo eclipsado por Egwene y Nynaeve, pero a medida que avanza la trama y su hilo argumental se aleja del de sus dos amigas, va adquiriendo un mayor peso hasta convertirse en una de las protagonistas femeninas. A consecuencia de ello, también se profundiza en sus relaciones y las interacciones que mantiene con parte del inmenso número de personajes existente en las novelas. Así, podemos descubrir en Elayne una amiga fiel que valora enormemente los lazos que la unen a otras personas. Además de Egwene y Nynaeve, Elayne profesa una gran amistad hacia Birgitte (que además es su Guardián), y Aviendha y Min, pese a que se vea obligada a compartir con ellas su amor por Rand. Sin olvidar su origen ni sus modales, Elayne se entiende con gente muy variada, tratando con justicia y bondad a la inmensa mayoría. Sus numerosas aventuras a lo largo de las Tierras Occidentales la han ayudado mucho a conocer a las personas, a saber lidiar con facciones enfrentadas y a convertirse en una auténtica líder, amada y respetada.

Poderes y habilidades Editar

Dominio del Daes Dae'mar: Aunque en la corte andoreña el Juego de las Casas no se practica con tanta asiduidad como en la cairhienina, Elayne ha aprendido ya en su niñez a moverse en esas aguas tan turbulentas. Gracias a los sabios consejos de su madre, la reina Morgase, y contando con ejemplos tan relevantes como los de Elaida a'Roihan y Thom Merrilin, es normal que Elayne ahora sea una consumada jugadora del Daes Dae'mar, capaz de moverse entre ambiciosos nobles con maestría y resultando indemne a sus conjuras y conspiraciones.

Poder Único Editar

Elaida a'Roihan descubrió en Elayne Trakand un potencial en el Poder que no igualaba al de ninguna de las Aes Sedai existentes en la actualidad, siendo así el mayor hallazgo realizado en años y además un hecho cargado de simbolismo. Elayne no sólo era la primera mujer de la Casa Trakand que encauzara el Saidar con fuerza suficiente para convertirse en Aes Sedai sino que sería la primera Aes Sedai en ocupar un trono en más de mil años. Elayne ha cumplido todas las expectativas y, aunque aún no ha desarrollado todo su potencial, ha demostrado aprender con gran velocidad, realizando tejidos muy complejos sin estar familiarizada con ellos y haciendo todo tipo de proezas con el Poder Único. Un caso digno de mención es el intento que realizó de deshacer un tejido: aunque fracasó, estuvo muy cerca de lograrlo con tan sólo haberlo visto una vez y estando fatigada por el ingente uso de Poder durante la activación del Cuenco de los Vientos.

En la escala de fuerza en el Poder, Elayne es una de las mujeres más poderosas del mundo. Tiene el mismo potencial que Aviendha y Egwene (aunque esta última ya lo ha terminado de desarrollar y es, por ahora, la más fuerte de las tres), y es superada por muy pocas mujeres: Nynaeve, Talaan, Someryn, Tamela, Viendre, Sharina Melloy, Alivia y las Renegadas. Aun así, Elayne tiene cierta ventaja sobre todas ellas (excepto Nynaeve y las Renegadas), por ser más versátil y contar con una mayor experiencia con el Poder, pese a su juventud.

Talentos Editar

Elayne3.jpg

Elayne

Después de su viaje a Tanchico con los Marinos, Elayne demostró no ser tan sólo una buena alumna y aprender con sorprendente rapidez el Talento de la Danza de las Nubes, sino también ser con toda probabilidad la Aes Sedai que lo ha desarrollado más y con más fuerza. Con una aptitud semejante a la de las Detectoras de Vientos, Elayne puede manejar gruesos flujos de Aire y Agua con los que manipular el tiempo atmosférico con una soltura envidiable. También posee otros Talentos, como es el caso del Viaje, pero la propia Elayne reconoce que la Curación que ella puede realizar no llega más allá de sanar unos arañazos.

El campo en el que Elayne ha demostrado ser inigualable es en la Creación de ter'angreal, un Talento desconocido en las Tierras Occidentales desde la Era de Leyenda y que ella ha redescubierto demostrando ser incluso más diestra que cualquier mujer seanchan creadora de a'dam. Elayne siente una gran fascinación por todos los Objetos del Poder y en particular por los ter'angreal, a los que examina durante horas intentando desentrañar su funcionamiento. La joven ha aprendido de manera autodidacta y, aunque ha cometido varios fallos y ha necesitado mucho tiempo para mejorar, ha conseguido excelentes y muy útiles resultados a lo largo del tiempo. Elayne vuelca todo su interés y dedicación en la Creación de ter'angreal, y gracias a su esfuerzo ha alcanzado éxitos tan remarcables como el a'dam sin correa, el duplicado de los ter'angreal relacionados con el Mundo de los Sueños o las copias del medallón con cabeza de zorro que usa Mat Cauthon.

Trivia Editar

  • La insignia personal de Elayne es el lirio dorado (a veces representado como una flor de lis). El emblema de la Casa Trakand es una llave de plata sobre campo azul.
  • Tanto en su nombre como en el aspecto físico, Elayne guarda un parecido notable con Ilyena, la esposa de Lews Therin Telamon. Se desconoce si las similitudes son casuales o si Elayne es Ilyena reencarnada, pero Lanfear se ha referido a ella como una "nueva Ilyena" con desprecio, y ha trasladado todo el odio y los celos que sintió en el pasado por ella a Elayne.
  • Elayne podría ser una referencia al nombre Elaine, relacionado con varias mujeres en la leyenda artúrica a menudo vinculadas a la realeza o la nobleza.

Galería Editar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar