FANDOM


Elyas Machera
Elyas
Información cronológica
Primera aparición EODM 23
Última aparición URDL 40
Información biográfica
Nombre completo Elyas Machera
Alias Diente Largo
Nacionalidad Desconocida
Nacimiento ca. 943 NE
Información política
Rango Hermano Lobo
Afiliación Lobos
Perrin Aybara
Descripción física
Género Hombre
Complexión Enjuto
Pelo Castaño salpicado de canas
Ojos Amarillos-dorados
Vínculos
Rina Hafden (Aes Sedai)
“Tarde o temprano siempre hay problemas cuando hay dos humanos cerca.”
   —Elyas Machera

Elyas Machera es un hombre maduro que ha decidido cortar todos los lazos con su vida anterior tras descubrir que es un Hermano Lobo y que puede comunicarse con los lobos. Ha evitado durante largo tiempo al resto de humanos y ha vivido los últimos años en compañía de estos animales en territorios salvajes, lo que ha incrementado aún más sus habilidades de supervivencia. En el lenguaje de sensaciones, olores e imágenes de los lobos, Elyas es llamado Diente Largo, por el cuchillo con el que siempre va armado.

Apariencia Editar

Es probable que Elyas supere los cincuenta años de edad, ya que en Nueva Primavera es un hombre joven, de complexión musculosa, hombros anchos y barba corta. Después de haber vivido al raso los últimos quince años y en compañía de los lobos, su aspecto ha desmejorado notablemente, su cuerpo es ahora más flaco y enjuto que en sus días de juventud y se ha vuelto más desastrado. Actualmente su pelo sigue siendo castaño aunque con varias canas, y lo lleva largo hasta la cintura y recogido en una coleta. También se ha dejado la barba larga, hirsuta e igualmente canosa. Viste enteramente con pieles, con un característico gorro de formas redondeadas y siempre lleva consigo un cuchillo, arco y flechas. Mas el rasgo distintivo por excelencia de Elyas Machera son sus ojos, de un sorprendente color amarillo-dorado que desconciertan y atemorizan a todo aquél que lo contempla por primera vez, hasta el punto de que algunos llegan a creer que se trata de un taimado Engendro de la Sombra.

Historia Editar

Elyas2

Elyas en su juventud

Ya en la Guerra de Aiel Elyas Machera era uno de los Guardianes de la Aes Sedai del Ajah Verde Rina Hafden, junto a Waylin. Ambos hombres entrenaban juntos y eran considerados prometedores Gaidin, muy adecuados para una Aes Sedai joven como Rina. Las habilidades de Elyas en la espada eran tan buenas que llegó a entrenar a un joven Lan Mandragoran, después de que éste fuera vinculado por Moraine Damodred. Sin embargo, la vida de Elyas como Guardián de Rina tocó a su fin en torno al año 983 NE, cuando empezó a manifestar extrañas habilidades de las que no se tenía constancia en la Torre Blanca. Elyas comprendió más tarde que era un Hermano Lobo, que podía vivir, sentir y entenderse con los lobos y que debía aprender a aceptar esta dualidad entre humano y bestia.

Cuando resultó patente por el color de sus ojos el cambio que se había operado en Elyas, el Ajah Rojo lo acusó injustamente de poder encauzar el Poder Único y trató de detenerlo, encerrarlo y amansarlo. Éste, en legítima defensa, mató a varios Guardianes y escapó de la Torre para nunca más regresar. La muerte de los otros Gaidin es un triste suceso que Elyas aún recuerda con pesar, mas no se arrepiente de lo hecho y no quiere volver a tener nada que ver con las Aes Sedai. Tras este suceso, se sabe que vivió un tiempo en Saldaea con una mujer llamada Merya y más tarde se retiró a las tierras agrestes a vivir acompañado por su propia manada de lobos. Durante todo este tiempo ha seguido existiendo el vínculo entre Elyas y Rina, mas ésta lo ha enmascarado y, que se sepa, no ha vuelto a establecer contacto con su Guardián.

Sinopsis Editar

El Ojo del Mundo Editar

Elyas se traslada por las zonas escasamente pobladas del norte de Andor junto a una manada de lobos en la que se encuentran su líder, Moteado, y otros miembros como Quemado, Saltador y Viento cuando se topan con la pista de dos chicos jóvenes a todas luces perdidos. Al cabo de dos días de vigilancia, Elyas opta por mostrarse ante Perrin Aybara y Egwene al'Vere y les ofrece compartir su cena junto al fuego. Los dos muchachos aceptan agradecidos el buen trato de Elyas, aunque el desconcierto que sienten al ver a los lobos y conocer la historia de aquel extraño hombre es más que evidente. Elyas se muestra amistoso con ellos y no sólo les cuenta a rasgos generales sus andanzas sino que no se molesta cuando queda claro que la historia de Perrin y Egwene no es del todo cierta, y así se lo comunican los lobos. Los dos chicos han de llegar cuanto antes a Caemlyn, donde esperan reunirse con los amigos de los que se separaron accidentalmente unos días atrás, así que Elyas decide ayudarles y guiarles de vuelta a los caminos principales.

Perrin, Elyas y los lobos

Perrin y Egwene junto a Elyas y los lobos

El Hermano Lobo explica a Perrin y Egwene que la capacidad de comunicarse con los lobos es muy antigua, aún más que las Aes Sedai, una habilidad que proviene de la noche de los tiempos que parece estar resurgiendo. Ante la estupefacción de los dos jóvenes, Elyas revela que los lobos han identificado a Perrin como una persona que también puede llegar a convertirse en Hermano Lobo. El muchacho de Campo de Emond se niega a creer al nómada, pero al cabo de unos días, y muy a su pesar, sus ojos empiezan a adquirir el tinte dorado y experimenta una metamorfosis interior que, con el tiempo, le permitirá comunicarse con los lobos y viajar por el Sueño del Lobo de la misma forma que lo puede hacer Elyas. Pese a ello, Elyas intenta ayudar en todo lo que pueda a Perrin y también mantiene una charla con él en la que le dice que no debe renunciar a su hacha hasta que haya dejado de odiarla y utilizarla sólo cuando no tiene otro remedio.

Los viajeros se topan con una caravana de gitanos dirigida por Raen, un viejo conocido de Elyas. Éste accede a pasar un tiempo con ellos mientras los lobos se mantienen lo suficientemente alejados, aunque resulta obvio que las formas de vidas de él y de los plácidos Tuatha'an difícilmente podría ser más diferentes. La experiencia se interrumpe de forma súbita cuando Perrin vuelve a ser acosado en sueños por Ba'alzamon, pese al intento de los lobos de ocultarle. Sabiéndose perseguidos por un enemigo que los supera con creces, el grupo se despide de los gitanos y huye a toda velocidad por el campo mientras un enorme bandada de cuervos los acosa hasta que se refugian en un stedding abandonado. Allí apenas tienen descanso, pues al poco son descubiertos por un contingente de los Hijos de la Luz, y Perrin les ataca después de que uno de ellos mate a Saltador cuando el lobo trata de defenderles. Perrin y Egwene son hechos prisioneros, acusados de Amigos Siniestros y Elyas desaparece sin dejar ni rastro. Poco antes de ser liberados por Moraine y Lan, Perrin se comunica con Moteado y se entera de que Diente Largo se encuentra bien y recuperándose de las heridas sufridas.

El Camino de Dagas Editar

Elyas y Saltador

Elyas y Saltador (por Ariel Burguess)

Cerca de dos años después de conocerse, Perrin y Elyas se reencuentran en circunstancias bien diferentes. En todo este tiempo, Perrin ha comenzado a asumir su naturaleza y sus nuevas capacidades, aunque aún le invade el miedo de perder su humanidad. Por si esto no fuera poco, se ha convertido en un auténtico líder político y militar, por más que le desagrade esto, y se ha trasladado a Ghealdan para restablecer el orden, a petición del Dragón Renacido. Elyas deja a los lobos y acude hasta Perrin, pues presiente que su joven amigo va a necesitar su ayuda y que la Última Batalla (o Última Cacería, como la llaman los lobos) está a punto de llegar. Perrin recibe con alegría a Elyas y no tarda en incluirlo en su círculo de más estrechos colaboradores. Así mismo, le habla de su esposa, Faile Bashere, y de las constantes discusiones que mantienen debido a la actitud celosa de ella. Elyas revela entonces que él vivió hace años con una saldaenina y está muy al tanto del belicoso carácter de estas mujeres, por lo que le da una serie de consejos que logran, inesperadamente, afianzar la relación entre Perrin y Faile.

El Corazón del Invierno Editar

Elyas forma parte de la comitiva que acompaña a Perrin a su encuentro con el Profeta, Masema Dagar. A su regreso de Abila, el grupo recine una devastadora noticia: Faile y otras mujeres han sido capturadas y seguramente convertidas en gai'shain por los Shaido que vagan por la zona. Inmediatamente, Elyas se dirige hacia el sureste para explorar y dar con la pista a los secuestradores, acompañado por Aram, el nieto de Raen reconvertido en guardaespaldas de Perrin. Unos días después, Elyas y Jondyn Barran encuentran el rastro de un gran ejército que se dirige hacia el sur y, a través de las Far Dareis Mai y los Guardianes de las Aes Sedai que acompañan a Perrin, le hacen llegar la noticia mientras continúan la persecución.

Encrucijada en el crepúsculo Editar

Finalmente, Elyas y Jondyn regresan ante Perrin con la noticia de que ya han encontrado la pista de los Shaido y han determinado, más o menos, hacia qué dirección se dirigen. Un devastado y obsesionado Perrin les recibe y les agradece sus esfuerzos, antes de mandarles de vuelta a las líneas de exploración para que descubran más cosas. Cuando Elyas regresa, Perrin ha descubierto huellas de una gran manada de Sabuesos del Oscuro que pasó muy cerca de su campamento y, ante una noticia tan preocupante, Elyas le recuerda que los lobos se sumarán a la Última Cacería y se enfrentarán con aquellos Engendros de la Sombra. Diente Largo informa además que los Shaido se han establecido en un lugar fijo, en Malden, y que están llegando al campamento varios septiares cuyos efectivos superan con creces las fuerzas de Perrin. Aram no se deja intimidar por ello y replica que deben atacar a los Shaido, mas Elyas le contesta con dureza que deben ser cautelosos. Perrin observa que Elyas y Aram no se llevan nada bien y que el joven gitano cada vez es más violento e irascible, sobre todo desde que comenzó a frecuentar la compañía de Masema.

Elyas3

Elyas (por Solitarium)

La tensión acumulada por no tener noticias de su mujer lleva a Perrin a extremos que nunca pensó que alcanzaría cuando corta la mano con su hacha a un Shaido capturado en medio del interrogatorio. Asqueado por ver en lo que se ha convertido, Perrin se marcha solo al bosque, pero Elyas habla con él. Perrin reconoce a su amigo que había empezado a disfrutar usando el hacha, aunque por sus palabras Elyas le responde que sólo se dejaba llevar por el fragor de la batalla. Pese a ello, cuando los dos vuelven a su campamento, Perrin deja tirada en medio del bosque su hacha, decidido a no esgrimirla nunca más.

Cuchillo de sueños Editar

De cara al inminente ataque que van a lanzar las fuerzas de Perrin y los seanchan sobre los Shaido atrincherados en Malden, el joven Ojos Dorados envía a un destacamento a través del acueducto para que se infiltren entre las ruinas de la ciudad. Entre ellos se encuentra Elyas, quien en la posterior batalla sigue a Gaul, ansioso por ser el primero en encontrar entre las prisioneras a Chiad, la mujer con la que desea casarse.

Torres de Medianoche Editar

A lo largo de todo el camino de Malden hacia Jehannah Elyas continúa ejerciendo de explorador del ejército cada vez mayor que acompaña a Perrin, si bien por su especial posición como persona de confianza suya, es uno de los que es enviado a través de los accesos también a analizar la situación que se vive actualmente en Cairhien. A su regreso, Elyas mantiene una vigilancia constante sobre el campamento de los Hijos de la Luz enfrentado al de Perrin de cara a un posible enfrentamiento. Durante estos días Perrin pasa por muchas tribulaciones en el Sueño del Lobo que terminan fortaleciendo su carácter y determinando que por fin acepte su papel de líder, mas antes de ello mantiene una conversación privada con Elyas en la que le habla de su temor de perderse entre los lobos y acabar como Noam, un hombre a quien conoció que se comportaba como una bestia salvaje. Elyas le responde que sus temores son lógicos, pero que mientras se mantenga fuerte podrá decidir qué camino tomar, de la misma forma que hizo él en su día. Precisamente al hilo de estos pensamientos, Elyas se separa de Perrin al llegar a Puente Blanco, diciéndole que ya es hora de que siga su propia ruta hacia el norte, donde se están congregando los lobos. Los dos Hermanos Lobo se separan prometiéndose reencontrarse en la Última Cacería.

Un recuerdo de Luz Editar

Elyas5

Elyas

Si bien es cierto que Perrin comienza la Última Batalla combatiendo con sus fuerce en el frente de Andor, no tarda mucho tiempo en trasladarse al Sueño del Lobo, consciente de que en él los seguidores de la Sombra campan a sus anchas y que será necesaria su presencia allí para poder proteger a Rand al'Thor cuando éste se enfrente al Oscuro. Acompañado de su fiel amigo Gaul y de varios espíritus de lobos, Perrin se encuentra con su cuerpo físico en el Sueño del Lobo en el reflejo del valle de Thakan'dar, custodiando la entrada a Shayol Ghul ahora que Rand ha entrado allí y que el temible Verdugo sigue siendo una amenaza en aquel lugar. Desde su privilegiada posición en el Sueño del Lobo, Perrin descubre que Hessalam está dominando mediante sutil Compulsión la mente de los cuatro Grandes Capitanes, desbaratando la estrategia en todos los frentes de batalla a favor de la Sombra. Después de que los lobos le revelen que tras la apariencia de una vieja espantosa se encuentra en realidad el alma de Graendal, Perrin está ansioso por alertar a sus amigos y la oportunidad surge cuando el propio Elyas acude al Sueño del Lobo con el aspecto lobuno de Diente Largo.

Al despertar, Elyas transmite la alerta de Perrin a todos los frentes de batalla y él mismo se ocupa de dejar sin sentido a Rodel Ituralde en el momento preciso en que parece estar a punto de caer víctima de la Compulsión y condenar a los miles de guerreros que combaten bajo sus indicaciones en la Batalla de Takhan'dar. Más adelante, tanto Elyas como los lobos que le acompañan son vistos combatiendo con salvaje fiereza hasta que se percatan de que la Última Cacería ha comenzado y que enormes manadas de Sabuesos del Oscuro están a punto de arremeter contra ellos. Preocupado por esto, Elyas advierte a Aviendha que todos los encauzadores deberán estar listos ante la llegada de los Sabuesos del Oscuro, pues sólo ellos podrán ser efectivos ante enemigos tan formidables. Sin embargo, la presencia de los "Hermanos en la Sombra" no asusta en absoluto a Elyas y a los lobos, que redoblan esfuerzos y se mantienen en primera línea de batalla.

Personalidad Editar

Elyas Machera ha evitado muchos años el trato con los seres humanos y cualquier tipo de contacto con la civilización, prefiriendo moverse por el mundo con los lobos, a los que considera su auténtica familia. Desconfía de las Aes Sedai y no es una persona muy sociable, pero es un hombre fiel, honesto y leal, en el que se puede confiar abiertamente, tal y como ha hecho Perrin Aybara, quien en ciertos aspectos podrían considerarse su pupilo. Elyas trata con llaneza y sinceridad a todas las personas con las que trata y está dotado de una sabiduría y un conocimiento del mundo y de los seres humanos que ya desearían poseer otros considerados más versados que él. El Hermano Lobo es tratado con la misma mezcla de respeto y temor que suele despertar Perrin entre los desconocidos por el color de sus ojos y ese aura salvaje e indómita que le rodea.

Poderes y habilidades Editar

Icono Perrin.svg

Conocimientos avanzados de rastreo y exploración: Tanto gracias a sus habilidades como Guardián, que ha mantenido al no romperse el vínculo con Rina Hafden, como a la vida que ha llevado junto a los lobos durante casi dos décadas, Elyas es un maestro prácticamente imbatible a la hora de explorar y seguir el rastro de cualquier persona o animal. Su experiencia en este campo es tal que no le cuesta nada igualar a los mismísimos Aiel, considerados los mejores a la hora de moverse con sigilo y no ser detectados si ése es su deseo.

Dominio de diversas armas: Aunque lleve años alejado de su Aes Sedai, está claro que Elyas no ha perdido su pericia en el manejo de diferentes armas y en la lucha armada. El mismísimo Lan Mandragoran, considerado uno de los mejores espadachines de su época, recuerda a Elyas como un maestro del que aprendió mucho, lo que da una idea de hasta dónde puede llegar la habilidad del Hermano Lobo en este campo. Actualmente Elyas no lucha con espadas, sino que prefiere atacar a distancia con flechas o bien ya cuerpo a cuerpo con un afilado y alargado cuchillo.

Hermano Lobo: En Elyas Machera se ha manifestado una extraña habilidad que data de una época muy anterior a la Era de Leyenda en la que humanos y lobos cazaban juntos y convivían en armonía. Este poder, considerado por unos don y por otros maldición, permite a Elyas y al resto de hombres de su condición "hablar" con los lobos, comunicarse telepáticamente con ellos a distancia y tener un finísimo sentido del olfato, tanto que pueden percibir el aroma de las emociones de las personas que hay a su alrededor.

Caminante de Sueños: Así mismo, los Hermanos Lobos como Elyas pueden entrar en el Tel'aran'rhiod, llamado por ellos el Sueño del Lobo, y moverse con gran habilidad a través de él, de forma semejante a las Caminantes de Sueños Aes Sedai o Sabias. Aun así, Elyas es reticente a entrar en el Sueño del Lobo por considerarlo un lugar muy peligroso, y de hecho sólo llega a ser visto allí en una ocasión, durante la Última Batalla. Entonces Elyas se mostraba con su alias de Diente Largo, adoptando la apariencia de un gran lobo, en claro contraste con Perrin, quien suele entrar en el Sueño del Lobo manteniendo su aspecto humano.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar