FANDOM


Era Leyenda.jpg

Paisaje de la Era de Leyenda

La Era de Leyenda, también llamada la Segunda Era, es el nombre por el que se conoce a la época feliz y próspera anterior a la Guerra del Poder y al Desmembramiento del Mundo. Por aquel entonces eran mucho más comunes las personas nacidas con la capacidad de encauzar el Poder Único, que eventualmente se convertían en Aes Sedai y contaban con un número de habilidades y Talentos mucho mayores que los que alcanzan en la actualidad. En general, estas personas eran más poderosas de lo que son en el presente, si bien individualmente realizaban menos tareas, ya que los círculos eran el mecanismo con el que solían trabajar los Aes Sedai y con el lograban auténticas maravillas. Se desconoce la duración total de la Era de Leyenda, y se ha perdido la práctica totalidad de documentos históricos y vestigios de esta época, con la marcada excepción de objetos del Poder (ter'angreal, angreal y sa'angreal), gracias sobre todo a la labor de las Aes Sedai.

Geografía Editar

No han sobrevivido mapas del mundo anterior al Desmembramiento del Mundo. Sin embargo, ha quedado bien claro que el mundo de la Era de Leyenda tenía un aspecto diferente al que se observa en la Tercera Era. Por ejemplo, Shayol Ghul en la Era de Leyenda era un destino turístico situado en una isla en medio de un mar de aguas frías. Las Colinas de Arena son los restos del lecho marino, y en la Columna Vertebral del Mundo se han encontrado restos de lo que parecía ser una ciudad portuaria. Apenas hay menciones a puntos geográficos de interés en la Era de Leyenda, salvo los nombres de las ciudades principales y la existencia de un enorme océano circundante cuyos restos conforman el Océano Aricio.

La arquitectura era un campo muy influenciado por el Poder Único, con el que se habían conseguido hacer realidad edificios y otras estructuras de una belleza y magnificencia capaces de quitar el aliento aun a los habitantes de la Era de Leyenda. Esto era aún más patente en las grandes ciudades de esta época que, ordenadas por importancia y número de habitantes, eran las siguientes: Paaran Disen, M'Jinn, Comelle, Adanza, Mar Ruois, V'saine, Jalanda, Emar Dal, Paral, Halidar, Kemali, Tsomo Naselle, Devaille y Tzora.

Estructura social Editar

Los habitantes de la Era de Leyenda habían dejado de pensar hacía muchísimo tiempo en la riqueza y, dado que en el mundo había abundancia de todo tipo de bienes, no existía la pobreza ni la necesidad. El verdadero motor que hacía mover la sociedad no era el dinero, sino la búsqueda de un estatus reconocido por los demás, algo que sólo podía alcanzarse prestando unas determinadas contribuciones al conjunto de la sociedad. Todas las personas nacían con dos nombres, y sólo a través del servicio a la comunidad podían alcanzar un tercero, en el que quedaba patente el éxito de la persona en el campo que era su elección. Todo el que deseaba trabajar lo hacía en lo que deseaba, y nadie era desdeñado ni ignorado.

Icono AesSedai.svg.png

Encauzar el Poder Único no era una ventaja a la hora de conseguir el tercer nombre y la gratitud de la sociedad, sino más bien todo lo contrario. Aes Sedai significa "Sirvientes de todo", y como tal todos ellos tenían como razón de ser ayudar al resto de la gente y facilitar sus vidas. Al contrario que las Aes Sedai de la Tercera Era, los de la Era de Leyenda no efectuaban un gobierno directo sobre la población, sino que se organizaban en torno a un órgano dirigente, la Antecámara de los Siervos, que no tenía ninguna relación de poder con los líderes mundiales. Los Aes Sedai podían desempeñar algún cargo público o ser gobernantes locales, mas encauzar el Poder no era requisito para ello. El máximo responsable de la Antecámara de los Siervos recibía el título de Primero entre los Siervos, y su símbolo de poder era el Anillo de Tamyrlin y los Nueve Cetros de Dominio.

Dentro de la estructura social de la Era de Leyenda ocupaban un lugar muy especial los Da'shain Aiel, los "sirvientes de los sirvientes", pues habían decidido consagrar sus vidas por entero al servicio de los Aes Sedai. Debido a ello, gozaban de un inmenso respeto social, comparable al de los propios Aes Sedai. Incluso en los turbulentos años que marcaron el fin de la Era de Leyenda, los Da'Shain Aiel no abandonaron la Filosofía de la Hoja, conjunto de ideales que marcaban sus vidas con normas como no realizar acto violento alguno, ni siquiera en defensa propia.

Gobierno Editar

Apenas han sobrevivido datos acerca del tipo de gobierno que existía durante la Era de Leyenda. Al parecer, existían parlamentos y concilios mundiales que interactuaban entre sí a la hora de tomar decisiones. La Antecámara de los Siervos regulaba a los Aes Sedai, mas no desempeñaba ningún papel director o de arbitraje en el resto de organismos dirigentes.

Avances tecnológicos Editar

La civilización había prosperado tanto en la Era de Leyenda que no se conocían el hambre, la pobreza o la guerra. A todas luces fue una época feliz y una utopía para los habitantes de la posterior Tercera Era, algo irrecuperable en todos los sentidos. Muchos de los fabulosos avances que se alcanzaron entonces se debieron al Poder Único y a los Aes Sedai, que habían conseguido una destreza en su manejo que no se ha recuperado en los siguientes tres mil quinientos años. Todos los campos del saber y de la vida presentaban mejoras sustanciales respecto a lo alcanzado en la Tercera Era, pues la tecnología necesaria para conseguirlo se ha perdido definitivamente tras el Desmembramiento del Mundo.

Investigación Editar

Los Aes Sedai estaban a la cabeza de numerosos proyectos de investigación científica, mas el Poder Único no era considerado una solución al problema estudiado, sino una vía para alcanzar dicha solución. En este sentido, no se esperaba que los Aes Sedai encauzasen para crear máquinas u otros artefactos, sino que su papel era asistir en la investigación preliminar y emplear el Poder sólo cuando fuese estrictamente necesario.

Energía Editar

El método de obtención de energía era completamente limpio, de tal forma que la palabra contaminación era desconocida para los habitantes de esa época. Los residuos se rompían a nivel submolecular, y la energía necesaria para mover máquinas o vehículos se transmitía mediante unos equipos de recepción especiales. Al no verse alterado el medio ambiente con la actividad humana, existía una fusión total entre el paisaje urbano y el natural, que realzaba la belleza imperante en todos los rincones del mundo. Los árboles sora, de frondosas hojas trifoliadas, llenaban las amplias avenidas de las grandes ciudades, desplegando un halo de paz y bienestar a su alrededor.

Medicina Editar

Saber encauzar no significaba ventaja alguna en ningún campo del saber, con la excepción de la medicina. Un Aes Sedai que dominase la Curación sería mejor que cualquier médico que no pudiese usar el Poder. Los Regeneradores, como en aquel momento se conocía a las personas más diestras en la Curación, eran capaz de sanar cualquier tipo de herida y de enfermedad; lo único contra lo que no podían luchar era la muerte. La esperanza de vida se disparó en estos años hasta más de 150 años (con los casos extremos de 700 años, para quienes manejaban el Poder), y sólo la vejez o la ausencia de un Regenerador eran causas de muerte durante la Era de Leyenda.

Minería Editar

Todos los recursos eran ilimitados en la Era de Leyenda, incluyendo las piedras y los metales que moran en las entrañas de la tierra. Gracias al empleo del Poder, se podía extraer cualquier tipo de sustancia desde las capas más profundas por medio del Talento de Alinearse con la Matriz, sin tener que realizar excavaciones ni alterar el paisaje, a la vez que alcanzando una pureza en las menas mucho mayor que la que se hubiera obtenido con los métodos convencionales.

Transporte Editar

Viaje.jpg

Lews Therin Viajando

A causa de un ambiente tan agradable, el medio de transporte más común durante la Era de Leyenda era el más simple de ellos: ir a pie. Sólo en caso de que la distancia a recorrer fuese muy grande o que el lugar al que se deseara acceder estuviera fuera de alcance (por ejemplo, el Sharom, la enorme esfera flotante de la universidad de Collam Daan) se recurría a otros métodos, relacionados con el Poder Único. Existían vehículos diseñados para albergar pocos pasajeros y carga, como los autocarros, los brincadores o los deslizadores, tanto en su versión terrestre como en la flotante. Para las distancias mayores se empleaban los volaplanos, capaces de trasladar a un gran número de pasajeros de un lugar a otro del mundo a una sorprendente velocidad.

Los Aes Sedai no necesitaban medios de transporte mecánico para moverse, pues podían emplear el Viaje para trasladarse de un lugar a otro. Sólo los Aes Sedai más poderoso eran capaces de emplear el Viaje, mientras que el resto utilizaba una variante ligeramente más lenta, el Rasar. Cualquier persona podía Viajar a través de los accesos creados por un Aes Sedai, aunque se requería que el Aes Sedai lo mantuviese abierto.

Se tiene constancia de que en la Era de Leyenda algunas personas eran transportadas a otros mundos, tanto a través de las estrellas como en otras dimensiones, por medio de los Portales de Piedra, artefactos ya antiguos en aquella época. No obstante, es poco probable que los Portales se emplearan con frecuencia, pues requerían de fuerza y de destreza en el Poder para que pudieran ser activados, y eran pocos los que conocían su funcionamiento.

Entretenimiento Editar

En las casas existían enormes pantallas que retransmitían programas en directo o grabados en forma de vívidas imágenes tridimensionales. Existían numerosos juegos de ingenio, y también unas competiciones no violentas, llamadas juegos de "espadas", consistentes en diferentes movimientos y acrobacias cuyos nombres probablemente sean la base de los empleados en la Tercera Era por los maestros espadachines.

Comunicaciones Editar

La misma tecnología utilizada para transmitir imágenes a los hogares se empleaba para realizar llamadas a distancia, a través de artefactos denominados conectadores. Si se deseaba mantener una conversación en privado, la persona podía no optar por no mostrar su proyección tridimensional, sino un logo.

Otros avances Editar

En el interior de las casas existían ingenios llamados termorreguladores que mantenían una temperatura estable y agradable. En el exterior, el tiempo atmosférico era controlado mediante ter'angreal para optimizar la producción agrícola. Los globos radiantes eran las fuentes de luz principales, por no necesitar recargarse. Las cámaras estáticas permitían conservar alimentos o cualquier otro tipo de cosas sin que el tiempo les afectase en absoluto, aunque pasasen siglos de por medio.

La mayoría de los tejidos que usaba la gente para sus vestiduras eran de origen natural, pero se tiene constancia de dos totalmente artificiales usados en la alta costura. La camalina era un material brillante y por lo general de color blanco, que cambiaba de color y transparencia acomodándose con el estado de ánimo de su portador. El pañovivo creaba un efecto de camuflaje tal que hacía a la persona prácticamente invisible. Siguen existiendo tejidos de camalina y de pañovivo, pero son escasos y sólo se utilizan para fines muy concretos, que nada tienen que ver con los que tenían en la Era de Leyenda.

Fin de la Era de Leyenda Editar

LewsTherin.png

Lews Therin Telamon

Irónicamente, el inmenso desarrollo alcanzado en el manejo del Poder Único fue el causante del desmoronamiento de la Era de Leyenda. Los Aes Sedai habían llegado a conocer hasta tal punto el Poder Único que llegaron a encontrar limitaciones y algunos de ellos comenzaron a buscar fuentes de energía diferentes a la Fuente Verdadera. Así, un equipo de investigadores de Collam Daan acabó descubriendo una singularidad en el Entramado, un punto en el que éste parecía más débil y se dejaba entrever una fuente de energía diferente a la Fuente Verdadera y accesible por igual a personas de ambos sexos.

Tratando de acceder a este nuevo Poder, un equipo de investigadores liderado por Mierin Eronaile realizó la Perforación, un pequeño agujero en el Entramado. Sin saberlo, lo que hicieron por liberar la influencia en el mundo del Oscuro, un ente en todo opuesto al Creador y cuya existencia ya había sido totalmente olvidada en un mundo en el que imperaba el bienestar. Durante los años posteriores, que fueron llamados el Colapso, el Oscuro fue reclutando fieles, entre los que se encontraban varios de los Aes Sedai más poderosos, y el mal y la violencia regresaron al mundo, antes de sumirse por completo en el caos y en las matanzas de la Guerra de la Sombra, también llamada la Guerra del Poder.

El embate de las fuerzas de la Sombra estuvo a punto de quebrar las fuerzas de la Luz, lideradas por el Primero entre los Siervos, Lews Therin Telamon, conocido como el Dragón entre sus fieles. Cuando todo parecía estar perdido, e incluso las mujeres Aes Sedai retiraron su confianza a Lews Therin, éste partió hacia Shayol Ghul junto con los Cien Compañeros con un plan suicida: tratar de sellar la Perforación y alejar la mano del Oscuro del mundo. Contra todo pronóstico, la idea fue un éxito, y no sólo se consiguió sellar al Oscuro, sino también a sus trece lugartenientes más poderosos, los Renegados. Lo que nadie esperaba era la virulencia del contraataque del Oscuro: al corromper el Saidin, todos los varones Aes Sedai se sumieron en la locura y acabaron provocando el Desmembramiento del Mundo, más largo, destructivo y sangriento que la Guerra del Poder, y que fue el final definitivo de la feliz Era de Leyenda.

Véase también Editar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar