FANDOM


Guerra Aiel

Invasión de los Aiel

La Guerra de Aiel, en ocasiones llamada Guerra Aiel o Guerra de los Aiel, fue una invasión en masa de clanes Aiel en las Tierras Occidentales, a finales de la Nueva Era. Fue la primera vez en la historia que los Aiel salieron del Yermo de Aiel en un número tan grande, aunque ellos nunca se refieren a este suceso como una guerra, sino como un simple castigo con el que cumplir con su toh. Para los habitantes de las Tierras Occidentales, este conflicto fue la guerra en la que participaron más efectivos desde la Guerra de los Cien Años.

Causas Editar

Icono Sora.svg

Durante el Desmembramiento del Mundo, los antepasados de los Aiel fueron ayudados por un grupo de personas, que se mostraron hospitalarios con ellos y les permitieron abastecerse de agua en sus tierras antes de proseguir su viaje, una amabilidad que ningún otro pueblo había mostrado. Este regalo del agua fue recordado por los Aiel, que miles de años después descubrieron que los descendientes de sus benefactores eran los moradores del reino de Cairhien. En recuerdo de aquel gesto, los Aiel entablaron lazos de amistad con Cairhien, permitiendo el paso a través del Yermo de Aiel de comerciantes cairhieninos y abriendo la Ruta de la Seda con las lejanas tierras de Shara. Como símbolo de estas relaciones, en 566 NE los Aiel regalaron a Cairhien el árbol Avendoraldera, un retoño del legendario Avendesora, el Árbol de la Vida.

Las buenas relaciones entre Cairhien y los Aiel se mantuvieron durante cuatro siglos, hasta que en 976 NE el rey Laman Damodred hizo cortar Avendoraldera para construirse un trono con sus astillas. Se ha teorizado mucho acerca del porqué de este gesto, y aunque no ha llegado a ser desentrañado por completo, al parecer estuvo impulsado por la pérdida de influencia de Laman en Cairhien de cara al Juego de las Casas, el Daes Dae'mar. Sus intentos de expandir la influencia de la Casa Damodred a otros territorios habían fracasado tras el matrimonio de su sobrino Taringail Damodred con Morgase Trakand, la nueva reina de Andor, que no cedió ni una pizca de poder a su marido. Por tanto, Laman requería de un golpe de efecto con el que asentar su preeminencia sobre el resto de los nobles, y éste fue la tala de Avendoraldera.

Con lo que no contó en ningún momento el rey Laman fue con la reacción de los Aiel, que consideraban sagrado al árbol. Cuando los Aiel tuvieron noticia de lo ocurrido en Cairhien, se horrorizaron ante tamaño sacrilegio y sintieron que su orgullo había sido herido por unos quebrantadores de juramentos, y requería su justa venganza. Se decidió que cuatro de los doce clanes Aiel (concretamente, los clanes Nakai, Reyn, Shaarad y Taardad) los cruzaran al otro lado de la Columna Vertebral del Mundo y ejecutaran a Laman por la grave falta cometida. El líder de esta expedición justiciera fue Janduin, jefe de clan de los Taardad Aiel.

Desarrollo Editar

Icono Aiel.svg

Cuando los Aiel atravesaron la Columna Vertebral del Mundo los habitantes de las tierras húmedas infravaloraron la amenaza, considerando que eran simples salvajes que podrían ser aniquilados con facilidad. Sin embargo, no mucho tiempo después comprobaron lo equivocados que estaban, al ver el ingente número de batallas ganadas y las ciudades saqueadas. Finalmente, las naciones decidieron unirse en la llamada Gran Alianza, la primera alianza global alcanzada desde la firma del Pacto de las Diez Naciones, unos tres mil años atrás.

Los ejércitos combinados de todos los reinos de las Tierras Occidentales superaban ampliamente a los Aiel (de hecho, incluso los doblaban), pero las habilidades de sus enemigos eran considerablemente mayores, y en los dos años siguientes tuvieron que afrontar serias derrotas sin ver que el ánimo entre los Aiel decayera. A principios de la guerra, seguramente aún en 976 NE, la ciudad de Cairhien fue atacada y sus Torres Infinitas, derrumbadas, durante la que sería más tarde conocida como Primera Batalla de Cairhien.

Laman logró escapar del desastre sufrido en Cairhien y huyó hacia el norte, siendo seguido de cerca por los Aiel. En su marcha, llegó hasta los límites de la propia ciudad de Tar Valon, frente a la cual se produjo la última gran batalla de la guerra, la Batalla de las Murallas Resplandecientes, en invierno de 978 NE. Las Aes Sedai tenían prohibido por sus Tres Juramentos participar en el conflicto, pero abandonaron la Torre Blanca para vigilar el devenir de las luchas, asegurarse que Tar Valon no sufría daños y prestar su ayuda allí donde pudiera ser necesaria. La lucha fue atroz y se extendió hasta las mismas laderas del Monte del Dragón. Los Aiel lograron entonces su objetivo y mataron a Laman y a sus dos hermanos, tras lo cual dieron por finalizada su misión y regresaron al Yermo de Aiel, ante el desconcierto y la cautela de sus enemigos.

Después de la guerra Editar

Batalla Murallas Resplandecientes

Batalla de las Murallas Resplandecientes

Con Laman muerto, los Aiel dieron por satisfecho su toh y volvieron ordenadamente a sus tierras a finales de 978 NE. Los ejércitos de las tierras húmedas también regresaron a sus naciones, al ver que por causas incomprensibles un enemigo que llevaba una abrumadora ventaja volvía por donde había venido. La Torre Blanca envió a miembros del Ajah Gris a todas las naciones para intentar mantener la paz y la alianza firmada, pero en general el esfuerzo fue infructuoso, y en muy poco tiempo resurgieron la desconfianza y los conflictos fronterizos entre viejos enemigos.

La ciudad de Cairhien comenzó su reconstrucción, pero el reino había perdido su principal fuente de riqueza, la Ruta de la Seda. Después de varias conjuras, la Casa Damodred perdió el Trono del Sol, que recayó en Galldrian Riatin. Este rey se ocupó de tratar de poner orden en una nación devastada, algo que sólo consiguió a medias. La riqueza siguió estando concentrada en las clases nobles, y los refugiados se asentaron en la zona de Extramuros de la capital, donde fueron mantenidos por el rey, a fin de evitar revueltas. No obstante, poco a poco, el reino comenzó a empobrecerse, y el Da'es Daemar que había causado la guerra se mantuvo o incluso prosperó.

La invasión de los Aiel les creó una mala reputación entre todos los habitantes de las Tierras Occidentales, no sólo los cairhieninos, y fueron considerados terribles bárbaros, prácticamente seres inhumanos. En los años posteriores no se han suavizado las relaciones entre Aiel y Cairhien, pese al regreso de los Aiel a las tierras húmedas bajo la égida del Car'a'carn. Los Aiel siguen refiriéndose a los cairhieninos como "Asesinos del Árbol" o "Quebrantadores de Juramentos".

Importancia Editar

Tam al'Thor

Tam encuentra al bebé

Para la historia posterior, la Guerra de Aiel tendría una significación especial por estar íntimamente ligado este conflicto al nacimiento del Dragón Renacido en el Monte del Dragón, tal y como había sido profetizado. En medio de un complejo trabajo del Entramado, la Guerra de Aiel no era más que un eslabón que conducía a la llegada del Dragón Renacido para que éste estuviera listo para enfrentarse al paladín del Oscuro en el combate definitivo, en la Última Batalla. Aunque existen infinitas ramificaciones, parte del eje principal que llevó a este hecho de capital importancia fue:

  • Las Predicciones de Gitara Moroso hacen que los hermanos Luc Mantear y Tigraine Mantear abandonen Andor.
  • A la muerte de la reina de Andor, el Trono del León queda vacante, por haber desaparecido Tigraine. Ocurre la Tercera Guerra de Sucesión de Andor.
  • La Casa Trakand se hace con la victoria y la joven Morgase asciende al Trono del León, casándose con el marido de Tigraine, Taringail Damodred.
  • Los planes de Taringail de hacerse con el control de Andor fracasan tras su matrimonio con Morgase, y la posición de la Casa Damodred se ve debilitada.
  • Laman decide talar Avendoraldera para fortalecer a su casa noble, sin saber que está provocando una guerra que costará miles de vidas, incluyendo la suya.
  • Entre los Aiel que marchan al otro lado de la Columna Vertebral del Mundo se encuentra Tigraine, que bajo el nombre de Shaiel ha llegado a convertirse en Far Dareis Mai, un caso ciertamente insólito.
  • Durante la Batalla de las Murallas Resplandecientes, Shaiel da a luz a su hijo, el Dragón Renacido, en las laderas del Monte del Dragón, tras lo cual muere.
  • A la vez, Gitara Moroso Predice la llegada del niño y muere, teniendo como testigos de sus palabras a las jóvenes Moraine Damodred y Siuan Sanche. Éstas dedicarán los siguientes veinte años a encontrar al Dragón Renacido.
  • El bebé es encontrado por Tam al'Thor, que lo adopta y lo lleva consigo a su tierra natal, Dos Ríos.
  • Janduin, líder de los Aiel y padre del hijo de Shaiel, no puede soportar la pérdida de ambos y parte a la Llaga, donde es asesinado por Luc Mantear.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar