FANDOM


Lews Therin Telamon2

El Dragón dirigiendo sus tropas

Los Aes Sedai de la Era de Leyenda con frecuencia se dedicaban a la investigación con el objeto de mejorar la sociedad y la forma de vida ya de por sí próspera de su idílica época. En uno de sus experimentos, un grupo de científicos hizo un pequeño agujero en el Entramado, la Perforación, involuntariamente liberando la influencia maligna y corruptora del Oscuro en un mundo que apenas conocía el mal. Este fue el comienzo del fin de la Era de Leyenda y el suceso desencadenante de la que más tarde sería llamada indistintantemente, Guerra de la Sombra o Guerra del Poder, por usarse en ella el Poder Único para combatir a las fuerzas de la Sombra.

El Colapso Editar

Artículo principal: Colapso
Icono AesSedai.svg

Los efectos de la liberación del Oscuro de su milenaria prisión no fueron ni mucho menos inmediatos, sino que tuvieron que transcurrir unos cien años desde que se produjo la Perforación hasta que los nuevos seguidores de la Sombra estuvieran listos para luchar. Se denomina Colapso al periodo de tiempo situado entre la Perforación y la Guerra de la Sombra, pues en él poco a poco la sociedad fue desmoronándose, víctima de todo tipo de males. Lo que en un principio había sido una civilización pacífica y utópica, lentamente degeneró en una espiral de violencia, crímenes, desastres naturales y disturbios. Hubieron de transcurrir entre 80 y 100 años hasta que las primeras personas empezaran a declarar en público ser fieles al Gran Señor de la Oscuridad, y los primeros ataques que se sufrieron fueron hechos por seres humanos, hordas de Amigos Siniestros. En secreto comenzaron a crearse y prosperar todo tipo de horribles Engendros de la Sombra, pero su existencia se mantuvo en secreto durante un tiempo más.

El objetivo de los Amigos de la Oscuridad, nombre por el que se conoció durante esta época a los Amigos Siniestros, era liberar por completo al Oscuro de su prisión. Con ello pretendían ganarse la aprobación de su Gran Señor y que éste les recompensara con el poder, la gloria o la vida eterna una vez que hubiera obtenido su victoria definitiva y hubiera entrado en el mundo.

El inicio de la guerra Editar

Graendal13

Graendal

La guerra comenzó cuando aquéllos atraídos por la influencia y las promesas del Oscuro se vieron lo suficientemente fuertes como para desafiar el orden impuesto. En la Era de Leyenda no se recordaba un concepto similar al de "conflicto armado", por lo que rápidamente los Amigos de la Oscuridad obtuvieron grandes logros mientras el resto de la población seguía sin saber cómo responder al caos y a la destrucción crecientes. Se considera, a través de testimonios de historiadores posteriores, que el pistoletazo de salida que dio inicio a la Guerra de la Sombra se produjo cuando la célebre y excéntrica Kamarile Maradim Nindar proclamó frente a millones de personas servir al Oscuro. Aquel mismo día, hordas de Trollocs arrasaron la ciudad de Devaille, con un empuje tal que las fuerzas de la Luz necesitaron mucho tiempo para poder responder con contundencia a este primer embate.

Por eventos narrados en El ascenso de la Sombra se podría entender que la Guerra del Poder se prolongó durante unas tres generaciones, en torno a 50 - 75 años hasta el comienzo del Desmembramiento del Mundo. Mas, tal y como Robert Jordan ha dejado bien claro, la guerra "sólo" se prolongó durante 10 años, como terrible colofón a los difíciles años del Colapso.

Los Aes Sedai, tanto por su habilidad para manejar el Poder Único como por ser importantes figuras en la sociedad, se convirtieron en los líderes de la Luz. Sin embargo, muchos Aes Sedai se pasaron a la Sombra, y varios de ellos fueron desgraciadamente los más poderosos de la Antecámara de los Siervos. Los Aes Sedai que se convirtieron en los favoritos del Oscuro por sus habilidades, sus ambiciones o caracteres fueron conocidos entre ellos como los Elegidos, aunque el resto del mundo los llamó los Renegados, la elite dirigente de los ejércitos de la Sombra. A lo largo de la guerra los principales Elegidos desempeñaron papeles cruciales dirigiendo las tropas, gobernando territorios conquistados, estableciendo redes de espías, reeducando a la población, atemorizando a todos sus súbditos e investigando nuevas vías con las que allanar su camino hacia la victoria. Aginor, uno de los Renegados más importantes, fue el responsable directo o accidental de la creación de la inmensa mayoría de los Engendros de la Sombra, incluyendo los Trollocs, Myrddraal, Draghkar o gholam.

Durante los primeros años de la guerra las fuerzas de la Sombra experimentaron un vertiginoso avance y tomaron grandes extensiones de territorio y muchas de las ciudades más importantes, aprovechándose de que sus objetivos no estaban preparados para algo así. Mas los seguidores de la Luz no tardaron en adquirir el conocimiento necesario para plantar cara y, liderados por el Dragón y el Primero entre los Siervos, Lews Therin Telamon, frenaron su acometida y plantearon un tenaz contraataque. Se recuperaron muchas de las ciudades y de las zonas que habían sido arrasadas por la Sombra, descubriéndose entonces el sinfín de barbaridades cometidas. De hecho, reconquistar alguna ciudad suponía una excepcional pérdida de moral en los ejércitos de la Luz, pues siempre se veían nuevos e inimaginables horrores, y muchos de los efectivos de la guerra debían ocuparse de la reconstrucción, con lo que los ejércitos de la Luz menguaban en número con cada porción de terreno recuperada. Tras el quinto año de guerra, los Elegidos retomaron la ofensiva, y gradualmente volvieron a forzar el retroceso de Lews Therin. La serie de derrotas encadenadas se acumuló cuando tres de los principales generales de la Luz se pasaron de bando y pasaron a ser conocidos como los Renegados Demandred, Sammael y Be'lal.

El plan de contraataque de la Luz Editar

Choedan Kal

El Choedan Kal femenino, antes de ser enterrado

Pronto quedó claro que la Luz debería recurrir a algún tipo de actuación especial que permitiera cambiar las tornas y poner a la Sombra de rodillas de un solo golpe magistral, mas la Antecámara de los Siervos no se ponía de acuerdo sobre cómo hacerlo. El primer plan, apoyado por Latra Posae Decume, requería de la creación de dos poderosísimos sa'angreal, uno femenino y otro masculino, con los que poder construir una nueva prisión para el Oscuro en torno a la Perforación y atacar con una fuerza suficiente para destruir el mundo a sus subordinados. Dado que ningún ser humano podría manejar cantidades tan gigantescas de Poder Único, se requeriría el empleo de ter'angreal especiales que protegieran a quien encauzara y además fueran llaves de acceso con las que acceder al poder de los sa'angreal en cualquier lugar. El segundo plan fue presentado por el propio Lews Therin Telamon y defendía que un círculo de los Aes Sedai más fuertes sellara la Perforación y cortase de este modo el contacto del Oscuro con el mundo.

El plan propuesto por el Dragón era considerado extremadamente peligroso, y el mismo Lews Therin admitió que había pocas oportunidades de que los seleccionados para tal tarea regresaran con vida, incluso si tenían éxito al cumplirla. Además, no era seguro que se consiguiera volver a sellar al Oscuro; quizás se consiguiera todo lo contrario y la Perforación se abriera por completo y liberase al Gran Señor de la Oscuridad. A causa de ello, Latra Posae promovió un pacto entre las mujeres Aes Sedai más poderosas para que ninguna de ellas prestara ayuda al plan de Lews Therin. Dicho pacto sería conocido en un futuro como la Concordia Fatídica y fue el que sentenció la propuesta del Dragón, ya que requería de la colaboración entre Aes Sedai de ambos sexos. Este traspiés no impidió que Lews Therin siguiera desconfiando del empleo de dos sa'angreal de enorme poder, pues él pensaba que el Oscuro no podría ser contenido por el simple empleo de la fuerza bruta.

El bando de la Luz se dedicó más o menos en secreto a fabricar los dos sa'angreal más grandes y poderosos jamás creados, los Choedan Kal, así como los ter'angreal que serían sus llaves de acceso. Las zonas que se escogieron para albergar a los Choedan Kal estaban en su momento bastante lejos de las luchas, pero con el empuje que había tenido la Sombra en los últimos años, fue inevitable que también esas regiones acabaran cayendo y, con ellas, los dos sa'angreal. Afortunadamente, las llaves de acceso no fueron encontradas por los ejércitos de Sammael, si bien también quedaron fuera del alcance de los espías de la Luz, y no volvieron a ser vistas en más de tres mil años.

El fin de la guerra Editar

Con los Choedan Kal y sus llaves de acceso irremediablemente perdidos, a la Luz no le quedaban alternativas para hacer frente a los seguidores del Oscuro, que ya controlaban la mayor parte del mundo y hasta habían llegado a convertir la Antecámara de los Siervos en un campo de batalla. Lews Therin no podía contener a sus enemigos con los efectivos que le restaban, y para él era evidente que serían derrotados en cuestión de meses si no se recurría a alguna medida, por desesperada que pudiera ser. Las mujeres Aes Sedai habían firmado la Concordia Fatídica, por lo que Lews Therin no tuvo más opción que dirigirse él personalmente a Shayol Ghul acompañado por una guardia de diez mil personal y 113 encauzadores varones, conocidos como los Cien Compañeros, fieles suyos que desafiaron la decisión de la mayoría de la Antecámara de los Siervos y confiaron en la palabra del Señor de la Mañana.

Sello

Sello intacto

Los detalles son escasos y confusos, ya que absolutamente todos los soldados que acompañaban a Lews Therin murieron y los integrantes de los Cien Compañeros que sobrevivieron se volvieron instantáneamente locos. Cerca de cuarenta de los Aes Sedai acompañantes de Lews Therin fueron asesinados, pero se pudo completar el sellado de la Perforación pese a no participar ninguna mujer Aes Sedai en el proceso. De hecho, el Dragón obtuvo un premio adicional al sorprender en Shayol Ghul a los trece Renegados más poderosos en el mismo instante en que sus fuerzas atacaron el lugar. Los Elegidos favoritos del Gran Señor de la Oscuridad habían sido convocados para ultimar los últimos pasos a seguir en una guerra que ya daban por ganada cuando, inesperadamente, la victoria se les escapó entre los dedos y fueron encerrados durante tres milenios y medio junto a su señor. Para mantener el "parche" que habían dispuesto sobre la Perforación, Lews Therin estableció unos puntos focales en siete discos de cuendillar, los sellos de la prisión del Oscuro, puestos a buen recaudo en cuanto se tuvo noticia del inesperado éxito de la misión.

El fin de la Era de Leyenda Editar

Artículo principal: Desmembramiento del Mundo

Pese a haber sido derrotado, al menos aparentemente, el contraataque del Oscuro fue lo que realmente determinó el curso de la historia y el auténtico fin de la guerra y, con ella, de toda la Era de Leyenda. Al ser tocado por el Poder, el Oscuro corrompió la mitad masculina de la Fuente Verdadera y sumió a Lews Therin y a los 68 varones que habían sobrevivido a una locura inmediata, que hizo que se lanzaran por todo el mundo desencadenando el caso y la destrucción. Según creyó Lews Therin, a través de sus pensamientos en la mente de Rand al'Thor, el Oscuro pudo corromper el Saidin por haber sido tocado con él durante el sellado. ambién pensaba que el sello realizado era débil, quizás a consecuencia de que sólo participaron en esta gesta varones. No obstante, también es posible que la Concordia Fatídica acabara suponiendo un atisbo de esperanza para la castigada humanidad, ya que si el Oscuro hubiera corrompido el Saidar junto al Saidin, el daño hubiera sido irreparable.

El Oscuro y los trece principales Renegados habían sido encerrados y su influencia sobre el mundo eliminada, pero aún quedaban millares de servidores de la Sombra, y el trabajo de los Aes Sedai fue arduo. Además de los Engendros de la Sombra y Amigos Siniestros que aún estaban dispuestos a presentar batalla, poco a poco se comenzaron a ver los efectos de la Corrupción del Saidin en los hombres que no acudieron junto al Dragón a Shayol Ghul, y estos Aes Sedai empezaron a enloquecer poco a poco, dificultando más si cabe la labor de sus compañeras. Aunque la sociedad había sufrido lo indecible en la Guerra de la Sombra y las pérdidas humanas se contaban por millones, el golpe definitivo a la Era de Leyenda fue asestado por esta mácula en el Saidin, y provocó el Desmembramiento del Mundo, que se prolongaría durante décadas y dejaría tras de sí un mundo yermo, pobre y casi despoblado donde antes se había erguido una orgullosa y próspera civilización.

Resumen Editar

Bando de la Luz Bando de la Sombra
Integrantes
Líderes destacados
Fuerzas
  • Decenas de Renegados
  • Millones de Amigos Siniestros
  • Millones de Criaturas de la Sombra
Resultado

Bando victorioso

Bando derrotado

  • El Oscuro y los trece Renegados principales son sellados
  • Los ejércitos de la Sombra son destruidos o dispersados

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.