FANDOM


Hadori

Hadori de Lan

“Lan me dijo en una ocasión que Malkier pervivirá mientras un hombre lleve el hadori como promesa de que combatirá a la Sombra.”
   —Nynaeve al'Meara

El hadori es una tira de cuero trenzado que lucen los hombres de Malkier en la cabeza y mantiene fijos sus largos cabellos. Después de la caída de Malkier en 955 NE apenas se ha visto a nadie portando el hadori y no son pocos los que lo consideran una reliquia del pasado. No obstante, entre las costumbres malkieri se establecía que un joven sólo entraría en la vida adulta cuando su padre, un pariente cercano u otro hombre que hiciera las veces de persona próxima a la familia le entregase y le ciñese por primera vez el hadori. Este rasgo diferenciaba a Malkier del resto de las Tierras Fronterizas, donde el objeto que se entrega a los jóvenes como muestra de su hombría ha sido una espada. De forma semejante al ki'sain de las mujeres malkieri, el hadori es una muestra física del compromiso de un hombre por luchar contra la Sombra hasta su muerte.

Tras la desaparición de Malkier el hadori ha seguido siendo un símbolo de sus habitantes y de su heroica resistencia contra los servidores del Oscuro, aunque cada vez menos se han decidido a llevarlo, en gran medida para olvidar su triste pasado y tratar de integrarse en sus nuevos hogares. Lan Mandragoran, el rey sin corona de Malkier, es uno de los pocos varones que lo han lucido durante toda su vida adulta, aunque en los últimos tiempos su gesto ha sido imitado por otros malkieri y descendientes de malkieri que se han unido a él en su propósito de vengar el recuerdo del reino perdido en la Última Batalla luchando bajo el estandarte de la Grulla Dorada.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.