FANDOM


Egwene Batalla.jpg

Egwene lucha con un raken

La incursión seanchan a la Torre Blanca fue un importante enfrentamiento acaecido en la primavera de 1000 NE entre las Aes Sedai fieles a Elaida y los seanchan. Conocido también como la Batalla de Tar Valon, este ataque fue uno de los más severos golpes sufridos por las Aes Sedai en toda su historia, aunque también sirvió como catalizador para cerrar el Cisma en que se encontraban inmersas desde hacía casi un año.

Antecedentes Editar

La escisión de la Torre Editar

El verano de 999 NE las Aes Sedai se divideron a causa de la deposición de la Sede Amyrlin Siuan Sanche en un turbio proceso que más tarde se descubrió que no había cumplido la Ley de la Torre. No fueron pocas las voces que se alzaron contra lo que consideraban un auténtico golpe de estado y durante unas horas hubo luchas en el mismo seno de la Torre Blanca, y bajas entre las Aes Sedai y sus Guardianes. La principal impulsora de todo aquello era la Roja Elaida a'Roihan, quien de inmediato fue nombrada Sede Amyrlin. Bajo su nueva autoridad, Elaida prohibió el Ajah Azul y ordenó severos castigos para todos aquéllos que hubieran defendido a Siuan. Las Aes Sedai quedaron divididas en tres grupos, aproximadamente en iguales proporciones: las hermanas fieles a Elaida, las rebeldes y otras que optaron por mantener una postura neutral.

La facción rebelde se instaló en Salidar y se preparó para arrebatar la estola a Elaida. Tras unos primeros meses de duda e indecisión, las líderes de la Torre Chica eligieron a su propia Sede Amyrlin, la joven Egwene al'Vere, apenas una Aceptada, con la intención de controlarla y manipularla según sus designios. No obstante, Egwene resultó ser más inteligente y astuta y, con la ayuda de Siuan y de otras aliadas, consiguió hacerse con el control de la Antecámara de la Torre, declarar la guerra a Elaida y ordenar el Sitio de Tar Valon. En poco tiempo, las Aes Sedai rebeldes contaban con un ejército de unos 50.000 hombres liderados por el renombrado general Gareth Bryne y se encontraban ante las Murallas Resplandecientes, preparadas para dar inicio al asedio de la ciudad.

Egwene fue traicionada y capturada por las seguidoras de Elaida mientras intentaba bloquear los puertos de acceso a Tar Valon convirtiendo las cadenas de hierro en cuendillar. Elaida decidió mostrarse indulgente y no ordenó su ejecución, sino que la rebajó al rango de novicia. Egwene no cejó en mantener que ella era la legítima Sede Amyrlin y en criticar la desastrosa gestión de Elaida, por lo que era constantemente castigada por la Maestra de las Novicias, Silviana Brehon. En uno de sus sueños proféticos Egwene previó que los seanchan atacarían la Torre Blanca y advirtió de ello a Elaida, mas ella la ignoró, por no creer que aquella muchacha estuviera dotada con el Talento del Sueño.

El Retorno de los seanchan Editar

Tuon5.jpg

Fortuona

Pese a haber sido rechazados en Falme, los seanchan no tardaron en regresar a las Tierras Occidentales, en esta ocasión con éxito. Las fuerzas del Corenne conquistaron amplias extensiones de terreno y en unos pocos meses los seanchan ya se habían hecho con el control de Tarabon, Amadicia, Altara y parte del Llano de Almoth. Sólo las fuerzas del Dragón Renacido y la resistencia domani pudieron frenar su imparable avance, mas era inevitable que tarde o temprano se produjera la confrontación entre los seanchan y las Aes Sedai, a las que consideraban una aberración, una sociedad de marath'damane a las que debían capturar y sujetar al a'dam.

Después de llegar a la conclusión de que las Aes Sedai parecían no poseer un arma de devastadores efectos como en un principio creyeron, los seanchan comenzaron a preparar un ataque a la Torre Blanca. La decisión de llevar a cabo una incursión relámpago a Tar Valon para capturar el mayor número posible de Aes Sedai fue aprobada por la Emperatriz Fortuona después del fracaso de su encuentro con Rand al'Thor. Aun siendo consciente de que con este acto probablemente enfurecería al Dragón Renacido y lo pondrían en su contra, Fortuona consideraba prioritario debilitar a sus enemigos y a la vez fortalecerse a sí mismos, incrementando sus filas con nuevas damane. Por ello, ordenó al general Lunal Galgan que preparase la misión y se asegurase de su éxito.

Composición de las fuerzas Editar

Dado que la intención del ataque a la Torre Blanca era ser veloces pero contundentes, Galgan dispuso que aproximadamente unos 100 to'raken volasen hacia Tar Valon escoltados por un número no precisado de raken. Los efectivos seleccionados deberían moverse sólo por la noche a fin de no levantar sospechas y requerirían de varios días para llegar desde Ebou Dar hasta Tar Valon. En total, las criaturas cargaban con unas 300 personas, de las cuales 200 eran soldados Puños del Cielo, 50 parejas de sul'dam y damane bien provistas con más a'dam y cinco asesinos Puñales Sanguinarios.

Ciertamente, el momento elegido por los seanchan para lanzarse sobre las Aes Sedai resultó ser el mejor, debido a la desunión existente entre ellas, tanto fuera como dentro de la Torre Blanca. La noche en que se lanzaron sobre Tar Valon debería de haber algo menos de 300 Aes Sedai en la Torre y poco más de 100 iniciadas, sumando novicias y Aceptadas. En la ciudad había más de 30.000 hombres armados, pero la gran mayoría se encontraba en las Murallas Resplandecientes y vigilando los puentes, preparados para repeler cualquier ataque de las rebeldes. Al ser atacada la Torre Blanca desde el aire, se puede decir que los seanchan obtuvieron el decisivo factor sorpresa y pillaron totalmente desprevenidas a las Aes Sedai y sus fuerzas.

La batalla Editar

Egwene Batalla4.jpg

Egwene, con el sa'angreal de Vora

Los seanchan atacaron en noche cerrada, desde tres flancos distintos. Las damane abrieron varios agujeros en la fachada de la Torre Blanca, permitiendo que entraran en los pisos superiores los Puños del Cielo y otras damane para capturar a todas las mujeres que pudieran. Simultáneamente, otros grupos de to'raken aterrizaron en los tejados de la Torre y en la entrada principal, rodeando a las Aes Sedai por todas partes. Muchas hermanas murieron en medio de la confusión de los minutos iniciales y otras tantas fueron capturadas antes de que se comprendiera a qué se estaban enfrentando. En un principio se creyó que los Engendros de la Sombra habían invadido Tar Valon y cundió el pánico y la histeria hasta que algunas Aes Sedai recuperaron la compostura y iniciaron el contraataque.

Lamentablemente, los actos de Elaida habían hecho prácticamente inexistentes las comunicaciones entre los Ajahs y su división jugó en contra de las Aes Sedai, hasta el punto de que los primeros focos de resistencia no estaban coordinados entre sí y algunos Ajahs se organizaron por su propia cuenta, sin contar con el resto. También hubo grupos que funcionaron eficazmente, como el comandado por Saerin Asnobar, que en la planta baja consiguió resistir el embate de los seanchan y encajar muy pocas bajas. Los atacantes que entraron por la puerta principal de la Torre Blanca se enfrentaron, aparte de al grupo de Saerin, a un grupo de tropas de las rebeldes entre cuyos integrantes se encontraban Siuan Sanche, Gareth Bryne y Gawyn Trakand, quienes habían acudido a toda prisa para rescatar a Egwene. Varios seanchan murieron a sus manos, así como uno de los Puñales Sanguinarios.

Sin embargo, el lugar donde la defensa fue más eficaz fue en la vigésimo segunda planta, donde las damane habían abierto un enorme boquete. Pese a estar bajo los efectos de la horcaria y ser incapaz de encauzar más que un hilillo de Poder Único por sí misma, Egwene al'Vere organizó a las novicias en una fuerza defensiva unida y coherente y les enseñó cómo coligarse y formar círculos con los que enfrentarse a los seanchan, así como lograr que las damane no pudieran escudarlas y hacerlas prisioneras. Además, Egwene les enseñó la forma de Viajar y, con la ayuda de otras Aes Sedai como Adelorna Bastine, en poco tiempo se hicieron con los angreal de los almacenes. Esgrimiendo el sa'angreal de Vora Egwene estuvo en disposición de atacar ella misma y comenzó a derribar numerosos to'raken, eventualmente consiguiendo la destrucción de un tercio de las fuerzas enemigas y forzando su retirada.

Consecuencias Editar

Egwene Batalla2.jpg

Egwene

Algo más de treinta to'raken fueron abatidos durante la incursión de los seanchan a la Torre Blanca, junto con todos los pasajeros que en ellos se encontraban. La mayor parte de estas bajas fueron ocasionadas por Egwene y las mujeres que combatieron a su lado, en el principal foco de resistencia que se consiguió establecer. Se capturaron diez damane, mientras que sus sul'dam fueron de inmediato asesinadas. Así mismo, consta que uno de los Puñales Sanguinarios murió a manos de Gareth Bryne. Las otras pérdidas de los seanchan se ignoran, más allá de que perdieron la vida muchos Puños del Cielo en la entrada de la Torre. Los Puñales Sanguinarios restantes permanecieron ocultos un tiempo y asesinaron a algunas Aes Sedai hasta que fueron descubiertos por Gawyn Trakand, que los mató cuando éstos atentaron contra la vida de Egwene.

Respecto a las Aes Sedai, se sabe que murieron veinte hermanas y tres novicias. Casi cuarenta iniciadas, entre las cuales debía de haber más de dos docenas de Aes Sedai, fueron capturadas por los seanchan, incluida la mismísima Elaida. No se sabe cuántas de ellas llegaron a Ebou Dar, ya que algunos de los to'raken a los que fueron llevadas cayeron derribados al poco tiempo. Tampoco se tiene constancia de las bajas entre los Guardianes y soldados de Tar Valon, aunque es innegable que no fueron desdeñables. Como más tarde reconocerían las Aes Sedai, de no haber sido por la ejercicio de liderazgo de algunas personas como Egwene y Saerin, la derrota habría sido mucho peor.

En medio de la confusión, el grupo de Siuan se las arregló para entrar en la Torre y rescatar a Egwene, que tras haber repelido a los seanchan había caído agotada por el cansancio, y regresaron a toda prisa de vuelta al campamento rebelde. Muy molesta por haber sido desobedecida, la joven creyó que ya no quedaba otro remedio que unir a la Torre Blanca por medio de las armas y dispuso que el ejército de Bryne hiciera su entrada en Tar Valon a no más tardar. Afortunadamente, no llegó a haber más luchas a consecuencia de la desaparición de Elaida. Las cabezas de los Ajahs se reunieron y, con su expreso consentimiento, las Asentadas aceptaron a Egwene como su nueva Amyrlin. Así se dio fin al terrible conflicto vivido por las Aes Sedai en los últimos tiempos, y la Torre Blanca pudo ser reunificada.

Gracias al sacrificio de Verin Mathwin Egwene fue capaz de demostrar la existencia del Ajah Negro y desenmascarar a la inmensa mayoría de las Aes Sedai Amigas Siniestras, pudiendo ejecutar a buena parte de ellas tanto entre las rebeldes como entre las partidarias de Elaida. En conclusión, se puede decir que el ataque seanchan a Tar Valon tuvo un efecto devastador en la imagen de invulnerabilidad de las Aes Sedai pero consiguió unirlas cuando todo parecía perdido y purificar sus líneas de cara al Tarmon Gai'don.

Resumen Editar

Torre Blanca Seanchan
Integrantes
Líderes destacados
Fuerzas
  • 300 Aes Sedai (aprox.)
  • Guardianes
  • Guardia de la Torre
  • 100 to'raken y raken (aprox.)
  • 200 Puños del Cielo
  • 50 damane
  • 5 Puñales Sanguinarios
Resultado
  • 20 Aes Sedai muertas
  • 40 mujeres capturadas (aprox.), incluyendo la Sede Amyrlin
  • Torre Blanca parcialmente destruida
  • Retirada a Ebou Dar
  • 30 to'raken abatidos (aprox.)
  • 10 damane capturadas
  • Un tercio de bajas acumuladas

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar