FANDOM


Jarna Malari
Jarna Malari2.jpg
Información cronológica
Primera aparición NP 6
Última aparición NP 6
Última mención LCDE Prólogo
Información biográfica
Nombre completo Jarna Malari
Nacionalidad Desconocida
Muerte 983 NE
Información política
Título Líder del Consejo Supremo
Rango Aes Sedai
Amiga Siniestra
Ajah Ajah Gris
Ajah Negro
Afiliación La Sombra
Torre Blanca
Ocupación Líder del Ajah Negro
Asentada del Ajah Gris
Descripción física
Género Mujer
Pelo Negro, blanco en las sienes
Ojos Marrones

Jarna Malari es una de las Aes Sedai más queridas y respetadas de su época, considerada por muchas de ellas como un modelo de virtud. Perteneciente al Ajah Gris, era una de las Asentadas con mayor influencia en la Antecámara de la Torre en su época.

Apariencia Editar

Jarna es descrita como una mujer de ojos castaños y de cabellos negros, que lleva largos y sin ocultar algunas de las canas que ya asoman en sus sienes. Este hecho, unido a su posición en la Antecámara como Asentada, la convierte sin dudas en una Aes Sedai de considerable edad, sin lugar a dudas muy superior a los cien años.

Historia Editar

Apenas unas semanas después del fin de la Guerra de Aiel y de la muerte del rey Laman Damodred de Cairhien, Jarna fue una de las Asentadas que se interesaron discretamente por la opinión que tenía la sobrina de éste, la joven Moraine, acerca de la posibilidad de que pudiera llegar a instalarse en el Trono del Sol. Moraine, que por entonces es una Aceptada a punto de someterse a la prueba de acceso al chal, comprende entonces que la Torre Blanca apoyaría su candidatura al trono por las enormes ventajas que supondría que existiera una reina Aes Sedai en Cairhien, mas ella no tiene esas ambiciones y al poco de convertirse en Aes Sedai de pleno derecho se las arregla para escabullirse de Tar Valon, dando al traste los planes de Jarna y de otras Asentadas.

Debajo de la apariencia amable, justa y bondadosa de Jarna Malari se escondía, sin embargo, la peor y más temible de las amenazas que se cernían sobre la Torre Blanca y el mundo en general. En secreto, Jarna no sólo era una Amiga Siniestra, sino que era la mismísima Líder del Consejo Supremo que dirigía el Ajah Negro y por tanto una de las personas volcadas en la Sombra más poderosas de su época, si no la que más. Prueba de este hecho fue el secuestro de la Sede Amyrlin Tamra Ospenya en 979 NE, su tortura y asesinato. Las razones que motivaron al Ajah Negro a llegar tan lejos como para matar a la Amyrlin fueron los rumores de que Tamra había sido la única testigo de la muerte de Gitara Moroso, conocida por poseer el Talento de la Predicción. Interesada en saber cuáles fueron las últimas palabras de Gitara, Jarna ordenó someter a horribles torturas a Tamra hasta que obtuvo una sorprendente revelación: el Dragón ya había renacido, lo que indicaba que la Última Batalla no tardaría en llegar y con ella, el ansiado Retorno del Gran Señor de la Oscuridad.

Convencida de que haría un gran favor a su Señor si acababa con el Dragón Renacido antes de que estuviera en condiciones de luchar en el Tarmon Gai'don, Jarna movilizó al Ajah Negro para dar caza a las Aes Sedai que Tamra había enviado en busca de aquél cuya llegada había sido profetizada. En poco tiempo, las hermanas Negras dieron con el paradero de Aisha Raveneos, Kerene Nagashi, Ludice Daneen, Meilyn Arganya y Valera Gorovni, y se aseguraron de que sus muertes parecieran accidentes u ocasionados por causas naturales, igual que habían hecho con Tamra Ospenya. Posteriormente, Jarna ordenó a las Negras que buscaran al Dragón Renacido y que le dieran muerte. Dado que Tamra se había llevado a la tumba el secreto de la edad precisa que contaba en aquél momento el Dragón, el Ajah Negro buscó a hombres de todas las edades y circunstancias, orientándose tan sólo en pistas que pudieran indicar que podía aprender a encauzar el Poder Único, como por ejemplo la fama de ser muy afortunado o de haber sobrevivido a insólitas experiencias por puro azar.

Jarna pudo ocultar las actividades del Ajah Negro sirviéndose de la permisividad de la nueva Sede Amyrlin, Sierin Vayu, en cuyo ascenso quizás tuvo algo que ver, ya que procedía del Ajah Gris. Se dice que Sierin tenía "el corazón de una Roja", por lo que no es de extrañar que bajo su mandato el Ajah Rojo incrementara sus actividades y diera caza a los varones sospechosos de encauzar, incluso amansándoles y dándoles muerte lejos de Tar Valon, contraviniendo de forma flagrante la Ley de la Torre. Por supuesto, tras este fervor en las Rojas se ocultó al menos en un principio el Ajah Negro, que influyó sobre el Rojo a través de su líder, Galina Casban y de la nueva Guardiana de las Crónicas, Duhara Basaheen, ambas Amigas Siniestras.

En 983 NE Ishamael recuperó la libertad, como venía ocurriendo en ciclos de aproximadamente un milenio, y se enteró no sólo de que el Dragón ya había renacido, sino que el Ajah Negro le estaba dando caza. En aquel tiempo el Renegado estaba tan sumido en la locura que se creía el mismísimo Oscuro y había asumido el nombre de Ba'alzamon. Al estar más interesado en volcar al Dragón a la Sombra que a matarlo, Ishamael montó en cólera y su ira fue tal que encerró a Jarna en un misterioso ter'angreal cuyo uso era desconocido en la Torre Blanca y que no se había utilizado en siglos. Ante las espantadas hermanas Negras que presenciaron los hechos, la Líder de su Consejo Supremo estuvo gritando y chillando de forma desgarradora durante diez días completos antes de morir. Posteriormente a estos hechos, Ishamael eligió en persona a Alviarin Freidhen como nueva líder del Ajah Negro quien, como era de esperar, ordenó que cesara de inmediato la persecución al Dragón Renacido y que las Amigas Siniestras se contentaran con mantenerse ojo avizor y dar con su pista sin hacerle ningún daño.

Los restos de Jarna Malari que se recuperaron de aquel ter'angreal fueron enterrados con todos los honores en la Torre Blanca, dado su estatus como Aes Sedai y Asentada del Ajah Gris. Irónicamente, por haber sido una figura tan querida y apreciada, su funeral fue multitudinario y a él acudieron personas de todas las clases que tuvieron tiempo de llegar a Tar Valon a ofrecer sus respetos.

Ver más Editar

Trivia Editar

  • En el relato corto llamado Nueva primavera que más tarde crecería hasta dar cuerpo a la novela de mismo nombre, Robert Jordan presentó a Jarna como la Guardiana de las Crónicas de Sierin Vayu. Sin embargo, posteriormente cambió de opinión y decidió que esta posición la ocupara Duhara Basaheen, una hermana Roja también Amiga Siniestra. Es probable que el objetivo de esto fuera reducir las semejanzas entre las trayectorias de Jarna Malari y de Alviarin Freidhen, su sucesora, quien llegaría a ser Guardiana de las Crónicas bajo el mandato de Elaida a'Roihan.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar