FANDOM


Joline Maza
Icono Llama.svg
Información cronológica
Primera aparición EADLS 47
Última aparición TDM 17
Última mención TDM 52
Información biográfica
Nombre completo Joline Maza
Nacionalidad Desconocida
Nacimiento ca. 925 NE
Información política
Rango Aes Sedai
Ajah Ajah Verde
Afiliación Torre Blanca (I - IV)
Aes Sedai fieles a Elaida (IV - XII)
Mat Cauthon (IX - XIII)
Torre Blanca reunificada (XII - XIV)
Ocupación Asentada del Ajah Verde (IV - VI)
Descripción física
Género Mujer
Complexión Esbelta
Ojos Marrones
Vínculos
Blaeric Negina (Guardián)
Fen Mizar (Guardián)
Este artículo trata sobre la Aes Sedai del Ajah Verde llamada Joline Maza. Para la Far Dareis Mai de nombre similar, consultar Jolien.

Joline Maza es una Aes Sedai perteneciente al Ajah Verde que forma parte del grupo más próximo a Elaida a'Roihan cuando ésta encabeza el derrocamiento de la Sede Amyrlin Siuan Sanche. Pese a ello, las relaciones entre ambas mujeres se deterioran rápidamente, y al cabo de unos meses Elaida envía a Joline a una misión diplomática que más parece un destierro. Joline tiene dos Guardianes, Blaeric Negina y Fen Mizar.

Apariencia Editar

Joline es una mujer bonita y esbelta, con grandes ojos marrones. A ojos del pícaro Mat Cauthon, por sus rasgos agradables Joline podría ser una mujer con la que pasar un rato agradable bailando o riendo en una posada, de no ser por su rostro intemporal y su carácter. Le gusta vestir con ropas ajustadas que se amoldan a la perfección a su cuerpo. Es más alta que Merilille Ceandevin mas se ignora cuánto sobrepasa a la baja cairhienina y por su edad sería mayor que la madre de Elaida, lo que indica que debe superar al menos los setenta años.

Historia Editar

Apenas se tienen datos sobre el pasado de Joline Maza, más allá de su edad aproximada y de que, siendo novicia, recibió clases de Merilille Ceandevin y de Teslyn Baradon, entre otras Aes Sedai. Es probable que también conociese en sus primeros años en la Torre Blanca a Setalle Anan cuando ésta aún era Aes Sedai, probablemente con el nombre de Martine Janata.

Sinopsis Editar

El ascenso de la Sombra Editar

Inmediatamente después de que la Antecámara de la Torre acuerda bajo mínimos la deposición de Siuan Sanche, acusada de proteger al Dragón Renacido, Elaida irrumpe en el despacho de la Amyrlin acompañada de otras Aes Sedai entre las que se encuentra Joline. Ella es una de las personas que presencia y toma parte de la detención de Siuan y de Leane Sharif, la Guardiana de las Crónicas, así como del asesinato de Alric, el Guardián de la Amyrlin. Elaida recibe a continuación la estola y mantiene cerca suyo a Joline y a las demás hermanas que la apoyaron en lo que se convierte en el comienzo de la escisión de la Torre Blanca.

Cielo en llamas Editar

Elaida encarga a Joline que investigue la inexplicable huida de Siuan y Leane de las mazmorras de la Torre y que encuentre a las dos fugitivas. Sin embargo, la Verde no encuentra ninguna pista lo suficientemente fiable como para dar con el paradero de ambas mujeres, por lo que cae en desgracia a ojos de la inflexible nueva Amyrlin. Harta de lo que considera una serie de fracasos acumulados, Elaida ordena a Joline que elija un castigo justo para sí misma por haberle fallado, un gesto que no deja de sembrar cierto malestar en el Ajah Verde. Con el propósito de dejar bien claro a Elaida que no se van a dejar doblegar fácilmente, las Verdes ascienden a Joline al rango de Asentada en la Antecámara, al quedar una vacante por la partida de Faiselle con las rebeldes.

El Señor del Caos Editar

La situación interna en la Torre Blanca no deja de deteriorarse, a medida que Elaida da mayores muestras de su despotismo. Uno de sus actos que ahonda en el creciente malestar consiste en degradar a Teslyn y Joline sin contar con la opinión de sus respectivos Ajahs y en enviarlas a las dos a Ebou Dar. Pese a que se les asigna la misión de asesorar a la reina Tylin Quintara, ser embajadoras de su facción y convencerla de que dé muestras de un mayor apoyo a la Torre Blanca frente a las rebeldes, todo el mundo comprende que Elaida desea quitarse de en medio a las dos mujeres y que prácticamente las ha exiliado. Por si esto no fuera poco, Teslyn y Joline se llevan bastante mal y surgen constantes fricciones entre ellas que no hacen más que empeorar su situación aun después de haber sido recibidas por Tylin y alojarse en el Palacio de Tarasin.

La Corona de Espadas Editar

Recorriendo el Palacio de Tarasin, Mat Cauthon se topa por los pasillos con Teslyn y Joline, quienes recuerdan su estancia en la Torre Blanca y su condición de ta'veren. Las dos Aes Sedai desean que Mat regrese cuanto antes a Tar Valon y así se lo hacen saber, con no poca rudeza, hasta que se aproximan otras tres Aes Sedai, integrantes de la embajada que han enviado las rebeldes de Salidar, Merilille Ceandevin, Sareitha Tomares y Adeleas Namelle. Las cinco mujeres empiezan a discutir por Mat y por la división de la Torre, y este momento es aprovechado por el joven para escabullirse. Más adelante, Joline y Teslyn discuten en privado acerca de si han de hacer algo con Mat, Nynaeve al'Meara, Elayne Trakand y Aviendha. Teslyn opina que deberían hacer todo lo posible por enviarlos a Tar Valon, pero Joline es partidaria de esperar a que la tiránica Amyrlin sea derrocada, algo que según su opinión no tardará en suceder.

El Corazón del Invierno Editar

Al enterarse de que Nynaeve y Elayne están a punto de marcharse de Ebou Dar, Teslyn droga con horcaria a Joline para impedir que intervenga, con lo que la Verde está desmayada e indefensa cuando los seanchan, en esa misma jornada, conquistan la ciudad. Los Guardianes de Joline, Blaeric y Fen, protegen a su Aes Sedai y consiguen ponerla a salvo llevándola de un lugar a otro, aunque no pueden escapar de Ebou Dar. Al oír rumores de una Aes Sedai atrapada en la ciudad, la posadera Setalle Anan investiga y consigue dar con el paradero de Joline, Blaeric y Fen. Aun arriesgando su vida por ocultarla, la señora Anan se lleva consigo a la Verde y la esconde en La Mujer Errante. Mat reconoce a Joline y accede a ayudarla a escapar creyendo que está en deuda con ella por haberle dejado una nota de aviso, aunque en realidad fue Teslyn quien la escribió. La Verde está desesperada por la dura situación que está viviendo, como narra a Mat y Setalle, ya que teme que en cualquier momento sea descubierta y convertida en damane, como le ha pasado a Teslyn.

Mat se ha propuesto poner a salvo no sólo a Joline, sino también liberar del a'dam a Teslyn y a Edesina Azzedin. El plan inicial es que Setalle lleve a Joline sujeta por un a'dam, pero el experimento termina en un rotundo fracaso, lo que no deja más opción que encontrar a tres sul'dam que colaboren con ellos. Éstas son aportadas por Egeanin Tamarath, quien también desea marcharse de Ebou Dar, con lo que en la hora prefijada Mat se rodea de un grupo tan numeroso como variado que consigue salir de la ciudad sin despertar sospechas. Por más que le disguste, Joline tiene que hacerse pasar por una damane dirigida por Bethamin Zeami y mantener lejos suyo a Blaeric y Fen, que se muestran tan protectores y desconfiados como siempre con cualquier cosa que pueda poner en peligro a la Aes Sedai.

Encrucijada en el crepúsculo Editar

Mat y los demás se esconden en el espectáculo ambulante de Valan Luca y se dirigen con él hacia el norte a ritmo lento pero sin que su presencia llame la atención. Las tres Aes Sedai, Teslyn, Joline y Edesina, han de compartir la caravana con los tres sul'dam, Bethamin, Renna y Seta, lo que supone un constante motivo de discusiones y enfrentamientos. Teslyn y Edesina siguen estando demasiado asustadas por su experiencia como damane y aún les cuesta encararse con las sul'dam, pero no ocurre lo mismo con Joline, que mantiene una actitud desafiante y autoritaria, apoyada por sus Guardianes. Las tres Aes Sedai encauzan con frecuencia pese a las advertencias de Mat, por lo que las sul'dam le ofrecen que vuelvan a ser controladas mediante el a'dam, algo que éste rechaza nada más oírlo. En el día en que se percibe una inmensa cantidad de Poder Único encauzándose al norte, las Aes Sedai no pueden ocultar su temor y su preocupación, y Joline propone variar el rumbo y dirigirse a Illian. Mat rechaza su idea de plano y comprende que todo aquel Poder que se está desplegando es obra de Rand, quien junto a Nynaeve está en esos instantes procediendo a purificar el Saidin.

Cuchillo de sueños Editar

El día en que un grupo de soldados se aproxima al circo de Luca Mat percibe que se está encauzando en el interior de la caravana de las Aes Sedai, y entra enfurecido en ella para regañarlas por su temeridad. Al hacerlo, se encuentra con una escena insólita, ya que Joline está abofeteando a Bethamin a la vista de Teslyn, Edesina, Setalle y Seta. Cuando Mat detiene a la Verde, ésta le golpea y le enfada hasta tal punto que el joven la pone sobre sus rodillas y le da unos buenos azotes. Edesina y Teslyn, escandalizadas, intentan detenerlo por medio del Poder Único y quedan boquiabiertas al ver que sus tejidos se deshacen al tocarle, ya que desconocen la existencia del medallón de cabeza de zorro que lleva Mat. Alarmados por el ruido que sale de la caravana, Blaeric y Fen llegan a toda prisa, pero una llorosa y humillada Joline les cierra la puerta en las narices antes de recomponerse. Tal y como le cuentan las mujeres a Mat, Joline pretendía salir a ver a los seanchan y las antiguas sul'dam trataron de detenerla. Al verse aprisionada por tejidos de Aire, Bethamin encauzó una lluvia de chispas, con lo que se demuestra que las sul'dam han de ser llevadas a la Torre Blanca e instruidas como novicias. Este tema deja de interesarle a Mat, por lo que se marcha pensando que ya no habrá más tensiones en torno al a'dam.

Mat se equivocó de lleno al creer que no volvería a tener problemas con el a'dam. Un día, mientras está comiendo con Tuon, Selucia y Noal Charin, las tres Aes Sedai irrumpen en la caravana y, encabezadas por Joline, insisten a Tuon en que finalice la guerra con la Torre Blanca y con el mundo entero antes de que dé comienzo la Última Batalla. Ofendida por su comportamiento ante la Hija de las Nueve Lunas, Selucia ciñe el a'dam sobre los cuellos de Teslyn y Joline, mientras que Tuon dirige sus tejidos para inmovilizar a Edesina. Teslyn se derrumba de inmediato, mas Joline oculta su terror hasta que Tuon se ofrece a demostrarle hasta qué punto puede dominarla por medio del a'dam y convertirla en una damane obediente. Al ver que la situación se le está yendo de las manos, Mat libera a las dos Aes Sedai, pero una vez que obtiene la promesa de que dejarán de molestar a Tuon. Después de este incidente las Aes Sedai evitan a Tuon y Selucia, pero asumen la tutela de Bethamin y Seta, quienes asumen su destino y acceden a convertirse en novicias cuando lleguen a la Torre Blanca. Joline y las demás siguen a Mat cuando éste se separa de Valan Luca y termina reencontrándose con la Compañía de la Mano Roja, e incluso les ayudan a combatir a los seanchan cuando se se sienten lo suficientemente amenazadas como para utilizar el Poder Único.

La tormenta Editar

La Compañía de la Mano Roja continúa su avance por Murandy y llega a las proximidades de la localidad de Hinderstap, adonde Mat acude para comprar suministros. Las Aes Sedai insisten en acompañarle y se detienen en la mejor posada del lugar para reposar y tomar un baño caliente. Lo que ni Mat ni ningún otro es capaz de imaginarse es que Hinderstap sufre una horrible burbuja maligna permanente, por la cual al ponerse el sol todos los aldeanos enloquecen y se matan los unos a los otros, despertándose al día siguiente ilesos, sin recuerdos de la barbarie cometida la noche anterior mas condenados a volver a experimentarla con el próximo crepúsculo. Al prolongar más de la cuenta su estancia en la ciudad, Mat y los demás son atacados por los aldeanos y se marchan a duras penas del lugar. Joline, Teslyn y Edesina combaten con bolas de fuego a los habitantes de Hinderstap cuando se lanzan contra ellas y, junto con Blaeric, Fen y los Brazos Rojos, se reúnen con el grupo de Mat y se marchan del lugar en una accidentada huida.

Torres de Medianoche Editar

Con la ayuda de Verin Mathwin, Mat y la Compañía de la Mano Roja Viajan a Caemlyn, donde han de permanecer un tiempo de acuerdo con la promesa que el ta'veren ha hecho a la hermana Marrón. Aunque están acampados más allá de las murallas de la ciudad, Joline y las otras Aes Sedai se enteran rápidamente de los rumores que circulan sobre la situación en la Torre Blanca y acuerdan que han de ir allí cuanto antes. Mat acepta dar algunos de sus mejores caballos después de que Joline se encare con él, y en cuanto está listo parte hacia Tar Valon el grupo compuesto por Joline, Teslyn, Edesina, Blaeric, Fen, Bethamin, Seta, Egeanin, Domon, Juilin, Thera y una escolta de Brazos Rojos. En su despedida, Joline comenta que le hubiera gustado vincular a Mat y que por momentos aún se siente tentada de hacerlo para enseñarle cómo debe comportarse ante una Aes Sedai. Por su parte, éste entrega a la Verde unos pasteles a modo de despedida, un gesto que la conmueve. Lo que no se imagina Joline es que este regalo forma parte de una broma que Mat le ha preparado, ya que en cuanto coma los dulces su lengua se volverá azul durante varios días.

Al cabo de unas semanas, Setalle Anan comunica a Mat que ha recibido una carta firmada por Joline en la que le dice que han llegado sanos y salvos a Tar Valon y agradece todas las molestias tomadas. Mat se sorprende ante este comentario de la Verde, y por el hecho de que la señora Anan insista en que Joline le tiene en alta estima por haberla ayudado en Ebou Dar. Después de esta ocasión, no se vuelve a mencionar a Joline en las novelas, pero se sobreentiende que ha participado en la Última Batalla, si bien se ignora cuál es su estado actual.

Personalidad Editar

El carácter de Joline presenta varios de los rasgos más propios de una integrante del Ajah Verde, tales como la seguridad en sí misma, una forma de ser combativa, aguerrida y desafiante o una franqueza notable, para ser Aes Sedai. Joline detesta ser tratada con complacencia y a menudo se siente subestimada por gente a la que considera sus iguales o incluso algo inferiores a ella, y sus enfados resultan bien palpables. Lo cierto es que, pese a su edad, Joline aún demuestra en algunos hechos ser caprichosa e inmadura, un rasgo que Elaida, Teslyn o Setalle, entre otras, no han dejado de advertir. No le gusta depender de nadie, y no se esfuerza por ocultar sus malas relaciones con otras personas, aun con sus compañeras Teslyn y Edesina. En claro contraste, la relación entre Joline y sus Guardianes es excelente, tanto que éstos llegan a comportarse con ella de una forma que bien podría ser calificada como en exceso protectora. Aunque no lo demuestre en público, Joline es una mujer sensible y agradecida, como queda claro al escribir a Setalle dándole las gracias a Mat, aunque delante de todo el mundo no dejase de discutir con él.