FANDOM



Lan Mandragoran
Lan 2b.jpg
Información cronológica
Primera aparición NP 1
Última aparición TDM Epílogo
Información biográfica
Nombre completo al'Lan Mandragoran
Alias Andra
Nacionalidad Malkier
Nacimiento 953 NE
Información política
Título Rey de Malkier (exilio)
Dai Shan
Aan Allein
Rango Gaidin
Afiliación Dragón Renacido
Restauración malkieri
Torre Blanca (I - IV)
Aes Sedai rebeldes (V - XII)
Torre Blanca reunificada (XII - XIV)
Descripción física
Género Hombre
Complexión Musculoso
Estatura Muy alto
Pelo Largo hasta los hombros, oscuro con vetas grises
Ojos Azules
Familia
al'Akir Mandragoran (padre)
el'Leanna Mandragoran (madre)
Lain Mandragoran (tío)
Breyan Mandragoran (tía)
Isam Mandragoran (primo)
Nynaeve al'Meara (esposa)
Vínculos
Moraine Damodred (Aes Sedai)
Myrelle Berengari (Aes Sedai)
Nynaeve al'Meara (Aes Sedai)
“La muerte llega a todos antes o después a menos que sean siervos del Oscuro, y sólo los necios desean pagar ese precio.”
   —Lan Mandragoran

Lan Mandragoran es el Guardián de la Aes Sedai Moraine Damodred, un hombre frío y silencioso considerado uno de los mejores maestros espadachines de su época. Temido y respetado incluso por sus enemigos, es un enemigo formidable que ha dedicado su vida a proteger a Moraine y a luchar contra la Sombra en su propia guerra personal, que dio inicio cuando apenas era un bebé. Lan es el rey sin corona de la desaparecida nación de Malkier, y por tanto su nombre completo es al'Lan Mandragoran.

Apariencia Editar

Lan es un hombre muy alto y musculoso, con una forma física que lo convierte en un luchador fuerte, resitente, ágil y veloz a un mismo tiempo, pese a que ya se acerca a los cincuenta años de edad. Con frecuencia se suele describir su rostro como tallado en roca, anguloso y bien definido. La severidad y la dureza de su semblante no le convierten en un hombre atractivo, aunque en su juventud sí lo fue. Sus ojos son azules, fríos y cortantes, que pueden taladrar y analizar a cualquier persona con apenas una mirada. Lan tiene el pelo oscuro y largo hasta los hombros, sujeto por el hadori, una tira estrecha de cuero que lo señala como Dai Shan, un Señor de Batalla Malkieri. Alrededor de las sienes su pelo tiene varias vetas grises, que se han extendido a lo largo del resto de su cabeza a lo largo de la historia.

Historia Editar

La caída de Malkier Editar

El fin de Malkier comenzó a fraguarse cuando las tropas dirigidas por Lain Mandragoran, hermano del rey al'Akir Mandragoran, se encaminaron hacia un ataque suicida en las Tierras Malditas que no dejó supervivientes. La viuda de Lain, Breyan, culpó del desastre (que había sido causado por una apuesta entre ella y Lain) al monarca, y a partir de entonces conspiró para arrebatarle el trono y entregárselo a su hijo, Isam Mandragoran. El golpe de estado no tuvo éxito, pero requirió que todos los soldados situados en la frontera con la Llaga acudieran en auxilio de su rey y esta circunstancia fuese aprovechada por millares de Engendros de la Sombra, que arrasaron el reino y llegaron hasta las mismas puertas de la capital, las Siete Torres.

Infancia y adolescencia Editar

Icono Lan.svg.png

Malkier estaba a punto de caer cuando nació Lan, en 953 NE. Sus padres, los reyes al'Akir y el'Leanna, pusieron sobre él la espada de los monarcas malkieri, lo designaron Dai Shan y prestaron en su nombre el juramento de los reyes de Malkier. El'Leanna le dio un guardapelo como recuerdo y, sin más dilación, enviaron al pequeño al sur, a un lugar seguro, dejándolo al cuidado de veinte de los mejores guerreros malkieri. De ellos, sólo cinco consiguieron llegar vivos, aunque gravemente heridos, hasta Fal Moran, la capital de Shienar. Los superviviente se ocuparon de criar a Lan y educarle en su herencia malkieri, en el combate y en moverse a través de la Llaga.

Al cumplir Lan los 15 años, Edeyn Arrel se convirtió en su carneira o primera amante. En su primera noche, siguiendo con los ritos de Malkier, cortó el cabello de Lan hasta la altura de los hombros y conservó una de sus trenzas, el daori. Sólo un año después se dio el permiso a Lan de llevar el hadori, la tira de cuero trenzado que mantiene sujeto su pelo, siendo a partir de entonces considerado un hombre adulto. Desde este momento Lan comienza su guerra personal contra la Sombra, en la que pretende vengar a su reino perdido. El juramento malkieri define desde entonces su vida: "Resistir contra la Sombra como el hierro y la piedra. Defender a los malkieri hasta derramar la última gota de sangre. Vengar lo que no puede ser defendido".

Nueva Primavera Editar

Con 25 años de edad, Lan participa en la Guerra de Aiel junto a Bukama, el último de sus mentores que aún permanece con vida. El escuadrón dirigido por Lan ha logrado muchas victorias incluso con enemigos tan temibles como los Aiel, quienes muestran evidentes señales de respeto hacia el joven Lan, a quien llaman Aan Allein (Hombre que es Una Nación). Después de la retirada de los Aiel, Lan y Bukama deciden hacer un viaje por el sur antes de reanudar sus luchas en la Llaga. Al regresar a las Tierras Fronterizas un viejo conocido, Ryne Venamar, les anuncia que Edeyn Arrel, la carneira de Lan, está reuniendo fuerzas en su propio nombre bajo el estandarte de la Grulla Dorada y con un firme propósito: restaurar el reino perdido de Malkier. Lan se dirige entonces a Chachin, la capital de Kandor, donde actualmente se encuentra Edeyn.

Moraine y Lan 5.jpg

Lan es vinculado por Moraine

En el camino de Canluum a Chachin los viajeros descubren a una mujer que los está siguiendo y le tienden una trampa, de tal forma que acaba sumergida en un estanque. La mujer se presenta como Lady Alys y les pide que la escolten hasta Chachin, mientras hace extrañas preguntas en los pueblos de alrededor. Todas las noches Alys se venga de Lan con diferentes métodos (mojándole, con insectos, etc.), pero apenas logra una reacción del guerrero. Ya en el Palacio de Aesdaishar de Chachin, Lan se encuentra con Edeyn, quien le jura lealtad como rey de Malkier y recuerda los viejos tiempos acostándose de nuevo con él. Los planes de Edeyn de hacer resurgir Malkier pasan por la obligación de Lan de casarse con su hija, Iselle Arrel, y convertirla en la futura reina. Para conseguirlo, Edeyn hace uso del daori de Lan, que mientras esté en su poder obligará a su antiguo amante a obedecerla en todas y cada una de las órdenes que le dicte.

Lady Alys se presenta ante Lan con su verdadera identidad: su nombre es Moraine Damodred, y es una Aes Sedai del Ajah Azul recién ascendida al chal. Las sospechas de Moraine sobre otra Aes Sedai, Merean Cerro Rojo, resultan ser ciertas, ya que es una Amiga Siniestra. Ambos lo descubren demasiado tarde, y Bukama es asesinado por Ryne, también un Amigo Siniestro. Mientras Lan lucha y mata a Ryne, Moraine trata de hacer frente a Merean, y pese a que consigue acabar con ella, no puede impedir que antes ésta mate al consorte Brys, al príncipe Diryk y a Iselle, destrozando las expectativas de Edeyn y todo su deseo de vivir. Tras este trágico episodio que da al traste con intento de hacer renacer Malkier de sus cenizas, Lan parte solo hacia la Llaga pero es alcanzado por Moraine. La joven Aes Sedai le habla de la búsqueda del Dragón Renacido y le hace ver que a su lado podrá combatir a la Sombra sin tener que sacrificarse en tonto. Lan acepta su oferta y es vinculado como su Guardián.

Sinopsis Editar

Poco se sabe de las aventuras posteriores de Lan y Moraine, salvo que durante las dos décadas siguientes continúan buscando al Dragón Renacido por todas las Tierras Occidentales. Durante este tiempo, en algún momento Lan conoce a Elyas Machera, por entonces otro Guardián, quien le enseña muchas cosas acerca de la Llaga y del arte de manejar la espada. También ha de ser en esta época cuando Moraine encuentra por primera vez el Ojo del Mundo, aunque inexplicablemente lo hace sola. Finalmente, los pasos de la Aes Sedai y su Guardián les llevan a la apartada región de Dos Ríos, al oeste de Andor, dando inicio al eje temporal principal de las novelas.

El Ojo del Mundo Editar

Moraine y Lan 2.jpg

Moraine y Lan

La misma noche en que Moraine y Lan llegan sobre sus magníficos caballos Aldieb y Mandarb y se alojan en la Posada del Manantial, la hasta entonces plácida aldea de Campo de Emond es atacada por los Trollocs, que parecen ir detrás de un joven de similares características al que ellos dos llevan buscando todos esos años. Moraine convence a los tres posibles objetivos, Rand al'Thor, Mat Cauthon y Perrin Aybara, de que la acompañen hasta Tar Valon. Junto a ellos parten a toda prisa otra chica del pueblo, Egwene al'Vere, y el juglar Thom Merrilin. Comienza así una salvaje persecución en la que el grupo sale de Dos Ríos, con un contingente cada vez mayor de Engendros de la Sombra pisándoles los talones. En Baerlon, Moraine y Lan son bien conocidos bajo sus alias de Lady Alys y el Maese Andra, y se instalan en la posada El Ciervo y el León. Allí el grupo es alcanzado por Nynaeve al'Meara, la Zahorí de Campo de Emond, que tras discutir con Moraine y los chicos, decide viajar con ellos.

Huyendo de los Trollocs, Moraine y Lan optan por esconderse en Shadar Logoth, pero esa misma noche los Engendros de la Sombra entran en la ciudad maldita y todos han de huir de este peligro y del temible Mashadar. En medio del caos el grupo se separa, y Lan permanece junto a Moraine y Nynaeve. La Zahorí dio con su pista siguiendo las huellas que el propio Lan había tratado de ocultar, ganándose así el respeto y la franca admiración del Guardián. Los tres viajan hacia el este en busca de los jóvenes y llegan hasta Puente Blanco, donde descubren que al menos dos de ellos estuvieron allí. Días después, Moraine les guía hasta el campamento de los Hijos de la Luz donde Perrin y Egwene han sido hechos prisioneros. Haciendo gala de su sigilo y sus inmejorables dotes de camuflaje, Lan consigue liberarlos mientras Moraine desata una tormenta con el Poder Único y Nynaeve coge un par de caballos. Tras este episodio, los viajeros llegan sin mayores sobresaltos hasta Caemlyn.

En la Bendición de la Reina por fin consiguen reunirse con Rand y Mat, y conocen a Loial, el joven Ogier que accede a llevarles a través de los Atajos cuando Moraine comprende que han de ir cuanto antes al Ojo del Mundo. Aunque están a punto de caer víctimas del Machin Shin, el grupo emerge sano y salvo en las proximidades de Fal Dara y allí son recibidos como huéspedes de honor por Lord Agelmar Jagad. Éste cuenta a los jóvenes de Dos Ríos que Lan es profundamente apreciado y respetado en las Tierras Fronterizas, y les relata su historia y la caída de Malkier. Aquella noche de tan importantes revelaciones Padan Fain es capturado y Moraine y Lan lo interrogan, descubriendo el enorme daño que ha causado al dirigir la persecución desde Dos Ríos, y su peligrosidad, que lo convierte en un ser mucho más perverso que cualquier otro Amigo Siniestro. Sin concederse ni un minuto más de descanso, Moraine dirige al grupo hacia el Ojo del Mundo, declinando la petición de Agelmar de unirse a la inminente lucha en el Desfiladero de Tarwin.

Lan 9.png

Lan Mandragoran

Al pasar por las ruinas de Malkier, Nynaeve y Lan mantienen una conversación privada en la que ambos reconocen los sentimientos que los unen, mas Lan se ve obligado a rechazar su amor por la Zahorí debido a su juramento de vivir y morir combatiendo contra la Sombra. Los días siguientes, Moraine y los demás se adentran en la peligrosa Llaga, donde han de enfrentarse con la corrupción provocada por la influencia del Oscuro, antes de descubrir el Ojo del Mundo. Someshta, el Hombre Verde y custodio de aquel legendario lugar, les da la bienvenida pero rápidamente entran en escena dos de los Renegados, que han conseguido escapar de su milenaria prisión. Lan trata de atacar a Aginor, pero éste se defiende mediante el Poder Único y se deshace con facilidad del Guardián. Quien consigue derrotarle es Rand, mostrando así ser el Dragón Renacido que han buscado todos esos años Moraine y Lan. Tras consumir la reserva de Saidin incorrupto, Rand y sus compañeros de viaje regresan a Fal Dara, donde Lan continuará impartiéndole lecciones de combate con espada, ahora con más urgencia que nunca.

La Gran Cacería Editar

Las semanas que pasan descansando en Fal Dara, Lan sigue enseñando a luchar a Rand y le da sabios consejos sobre cómo combatir, vivir y morir, hasta que llega la Sede Amyrlin y su comitiva de Aes Sedai. La actitud de Lan hacia Rand le hace enfrentarse en alguna ocasión con Moraine, y en una de sus discusiones la Aes Sedai, molesta por ver traicionada su lealtad, le revela que si muere su vínculo pasará a Myrelle Berengari. Este hecho está muy mal visto entre las Aes Sedai por coartar la libertad de los Guardian y ciertamente enfurece a Lan, aunque Moraine lo haya hecho con la intención de salvar su vida e impedir que éste se sacrifique en la Llaga si a ella le ocurriese algo. Antes de separarse, Lan le entrega a Nynaeve su anillo con la Grulla Dorada de Malkier, en prenda de su amor imposible.

Mientras Rand, Mat, Perrin y Loial buscan el Cuerno de Valere y Egwene y Nynaeve inician su adiestramiento en la Torre Blanca, Lan acompaña a Moraine al lugar de retiro de las hermanas Namelle, Adeleas y Vandene, a completar sus investigaciones sobre antiguas profecías. Allí son atacados por un Draghkar, pero Lan acaba con él sin mayores complicaciones. A continuación, se vuelven a poner en marcha y llegan a Falme para reunirse con Rand y los demás justo después de que ocurra la famosa batalla en la que el Cuerno de Valere es soplado por Mat y Rand aparece como el Dragón Renacido en el cielo de todas las Tierras Occidentales.

El Dragón Renacido Editar

Lan 6.jpg

Lan (por Ariel Burguess)

Moraine y Lan pasan el invierno con Rand, Perrin, Min Farshaw, Loial y los shienarianos ocultos en las Montañas de la Niebla hasta que son descubiertos y atacados por Engendros de la Sombra. Lan es uno de los más activos participantes y lucha mano a mano con un Myrddraal. Sin embargo, tras este evento Rand se marcha por su cuenta y sin dar ningún tipo de explicaciones, y sólo por los sueños de Perrin llegan a la conclusión de que se dirige a la Ciudadela de Tear. Moraine, Lan, Perrin y Loial siguen la pista de Rand a lo largo de Ghealdan, Altara e Illian, hasta que llegan a la capital de este último reino. El grupo, al que se ha unido Faile Bashere, es atacado simultáneamente por seis Hombres Grises que tienen como objetivo a Perrin, pero acaban con ellos sin grandes complicaciones. Preocupados por la creciente sensación de peligro, están dispuestos a partir cuanto antes de Illian, y Lan se marcha a toda prisa en busca de Moraine. Ésta reaparece con la noticia de que Sammael se ha hecho con el control del reino bajo el alias de Lord Brend, por lo que su situación allí es muy peligrosa.

Tal y como suponían, al partir de Illian son perseguidos por una manada de Sabuesos del Oscuro, enemigos tan peligrosos como formidables que sólo son aniquilados cuando Moraine descarga sobre ellos fuego compacto. Después de este incidente consiguen llegar a Tear antes de que Rand intente entrar en la Ciudadela. Moraine y Lan inspeccionan la ciudad y no sólo descubren a decenas de Aiel infiltrados, sino que Be'lal es el Gran Señor Samon. Este hecho, unido al intento de acabar con Moraine por parte del Ajah Negro, mueven a la Aes Sedai y a su Guardián a actuar cuanto antes, y entran en la Ciudadela la misma noche que lo hacen Rand, Mat y los Aiel, todos por su propia cuenta. Lan permanece junto a Moraine durante las luchas, aunque no puede hacer nada contra Ba'alzamon cuando éste pone fuera de combate a la Aes Sedai, una vez que ella mata a Be'lal.

El ascenso de la Sombra Editar

En la Ciudadela de Tear se reencuentra el antiguo grupo que salió a toda prisa de Dos Ríos y muchos de los amigos que han ido conociendo a lo largo del camino. Lan pasa la mayor parte del tiempo con Nynaeve, y cuando ésta le anuncia su decisión de ir a Tanchico éste se opone con vehemencia hasta que la antigua Zahorí le ordena que se quede con Moraine. Como toda respuesta, Lan la besa con fiereza y se marcha, aunque después él y Rand le piden a Thom Merrilin y a Juilin Sandar que cuiden de Nynaeve y de Elayne. Posteriormente, Lan se traslada al Yermo de Aiel a través de un Portal de Piedra junto a Rand, Mat, Egwene, Moraine y los Aiel, y se queda con las Sabias cuando éstas permiten que vayan a Rhuidean Rand, Mat, Moraine y Aviendha. Lan vive con preocupación los días que Moraine pasa en Rhuidean y cuando ella sale de la ciudad sagrada al borde de la inanición y el agotamiento, él acude a toda prisa en su auxilio.

Los días posteriores, en los que Rand se dirige hacia Alcair Dal para reunir a todos los Aiel bajo su mando, Lan forma parte de la enorme comitiva y sólo abandona a Moraine y las Sabias para entrenar, todos los días, con Rand. Los Aiel reconocen a Lan como Aan Allein y le tratan con respeto y admiración, pese a la repulsa que les ocasiona que luche con una espada.

Cielo en llamas Editar

Lan.jpg

Lan Mandragoran

Lan continúa entrenando a Rand en su viaje de regreso a las Tierras Occidentales, aunque sigue pasando la mayor parte del tiempo al lado de Moraine, muy ocupada en supervisar que la caravana de ter'angreal recogidos en Rhuidean no sufre daños. El Guardián nota que la Aes Sedai últimamente se distrae con facilidad o se muestra ansiosa sin dar razones para ello. Cuando el enorme ejército Aiel se dispone a enfrentarse a los Shaido frente a las murallas de Cairhien, Lan muestra los planes de batalla a Mat, quien demuestra tener un conocimiento estratégico que hasta entonces ni se había sospechado que poseyera. Al día siguiente Lan sigue de cerca a Moraine, que participa en la Segunda Batalla de Cairhien Curando a los heridos.

La extraña actitud de Moraine continúa cuando se instalan en Cairhien, y se la puede ver en una ocasión discutiendo abiertamente con Lan, y a éste protestando con violencia acerca de algo que le dice la Aes Sedai. El día en que Moraine insiste en llevar a Rand a los puertos a enseñarle una cosa, Lan la sigue, pero cuando de improviso ataca Lanfear y él acude a toda prisa a proteger a la Aes Sedai, la Renegada lo golpea con el Poder Único y lo deja inconsciente. Moraine se sacrifica a sí misma para acabar con Lanfear, y las dos caen al otro lado del ter'angreal con forma de portal rojo antes de que sea quemado. Lan ya no siente el vínculo con Moraine, pues éste ha pasado a Myrelle, en algún lugar muy al oeste, y parte a toda prisa hacia allá con la muerte y la desolación pintada en el rostro. Antes de separarse de Rand, Lan le pide que le diga a Nynaeve que le olvide.

El Señor del Caos Editar

Durante todo el libro Lan permanece en paradero desconocido para todos hasta que, al final, llega a un claro cercano al campamento de las Aes Sedai rebeldes donde le aguardan Myrelle Berengari y Nisao Dachen. El estado físico y anímico en que se encuentra es lamentable, y Nisao duda que pueda sobrevivir. Myrelle está empeñada en hacer todo lo que pueda por conseguirlo, y ella y Nisao guardan en el más estricto de los silencios la presencia de Lan Mandragoran.

La Corona de Espadas Editar

Nynaeve y Lan3.png

Nynaeve se reencuentra con Lan

Las sospechas de Siuan Sanche permiten que Egwene, ya convertida en la Sede Amyrlin de las rebeldes, descubra con sorpresa el paradero de Lan y vea los esfuerzos que han hecho Myrelle y Nisao para mantenerlo con vida (incluyendo que Myrelle se acostara con él). Asegurándose la fidelidad de las dos Aes Sedai, Egwene guarda el secreto pero ofrece a Lan la posibilidad de encontrar algo que realmente pueda hacerle recuperar las ganas de vivir, y le ofrece Rasar hasta las proximidades de Ebou Dar, donde se encuentra Nynaeve. Lan accede sin pensárselo dos veces y llega justo a tiempo para salvar la vida a la antigua Zahorí, que ha sufrido un ataque a traición de Moghedien y está a punto de morir ahogada. Esta vez Nynaeve se niega a escuchar las razones de Lan y todo lo que le ha ocurrido y aquella misma tarde los dos se casan en una ceremonia oficiada por Nesta din Reas Dos Lunas, la Señora de los Barcos de los Atha'an Miere.

Al volver Nynaeve al Palacio de Tarasin se levanta un pequeño revuelo al traer consigo no sólo a veinte Detectoras de Vientos, sino también a Lan Mandragoran, a quien presenta como su esposo pese a que ni siquiera es su Guardián. Aun así, Nynaeve se ha prometido a sí misma que en cuanto preste los Tres Juramentos acudirá sin más tardanza a donde se encuentre Myrelle y le exigirá que le transmita el vínculo de Lan. A la mañana siguiente, Lan acompaña a Nynaeve (que parece cambiar radicalmente de carácter cuando está junto a él, a partir de su matrimonio) al almacén donde se guarda el Cuenco de los Vientos, y allí lucha con los Amigos Siniestros que han seguido sus pasos, sin sufrir ninguna herida seria.

El Camino de Dagas Editar

Lan es uno de los pocos varones que forman la comitiva de Aes Sedai, Detectoras de Vientos y Allegadas que parten a toda prisa a una granja al norte de Ebou Dar para activar el Cuenco de los Vientos. Junto a los demás Guardianes, se ocupa de explorar el terreno y vigilar los alrededores, ayudando a tranquilizar a las Allegadas cuando éstas ven llegar a las Aes Sedai. Después de hacer funcionar el Cuenco y de Viajar a Andor de camino a Caemlyn, Lan sigue vigilando los caminos, acompañado por Nynaeve siempre que ella puede. Él es quien descubre los asesinatos de Adeleas Namelle y de la hermana Negra Ispan Shefar, y acude a avisar a Nynaeve y Elayne de lo ocurrido. El resto del viaje transcurre sin más complicaciones y el numeroso grupo llega por fin a Caemlyn, donde Elayne reclama oficialmente su derecho al Trono del León.

El Corazón del Invierno Editar

Rand y Lan.jpg

Rand y Lan, antes de combatir con Fain y Toram

El Guardián pasa los días siguientes con Nynaeve hasta que Rand acude de incógnito al palacio para pedirle a su amiga que le ayude en una empresa nunca jamás imaginada: la Limpieza del Saidin. Ignorando los avisos de Lan, Nynaeve acepta la petición de Rand, y al día siguiente se marchan con él, Min y Alivia, llevándose consigo algunos de los ter'angreal y angreal que encontraron en Ebou Dar. El grupo se traslada a Far Madding, donde Rand ha planeado acabar con unos Asha'man traidores que a punto estuvieron de matarlo en Cairhien. Gracias a una misteriosa carta, Rand da con el paradero de los renegados, y se dirige a la calle de la Carpa Azul con Nynaeve y Lan. Los dos hombres acceden al edificio y descubren que los Asha'man han sido asesinados por Padan Fain, quien se ha propuesto matar con sus propias manos al Dragón Renacido.

Padan Fain y Toram Riatin atacan a Rand y Lan, pero los dos se defienden con éxito. Fain huye, mientras que Lan mata a Toram, aunque recibe varias heridas a manos del gran espadachín. Intentando huir de las fuerzas de seguridad, Rand y Lan caen de un tejado y son capturados y encerrados por las Consiliarias de la ciudad. Ambos son liberados gracias a las gestiones de Cadsuane Melaidhrin, quien tras todo lo ocurrido acompaña a Rand y a Nynaeve hasta Shadar Logoth junto con las Aes Sedai y Asha'man fieles al Dragón Renacido. A lo largo de aquel día Rand y Nynaeve proceden a limpiar el Saidin mientras el resto de personas que encauzan el Poder se enfrentan con los Renegados. Ante unos enemigos así, Lan sólo tiene la opción de permanecer junto a Min y los otros Guardianes hasta que todo acaba, momento en el cual acude a toda prisa al lado de Nynaeve, inconsciente y muy débil tras el esfuerzo realizado.

Encrucijada en el crepúsculo Editar

Rand y Nynaeve necesitan varios días para poder recuperar sus fuerzas tras la Limpieza del Saidin, y el grupo se refugia durante un tiempo en la casa de campo de la familia noble de los Pendaloan, una Casa menor de Tear. Lan pasa buena parte del tiempo entrenando con Jahar Narishma ante la vista de Nynaeve y otras personas, que disfrutan del espectáculo ofrecido por los dos espadachines.

Cuchillo de sueños Editar

El enorme despliegue de fuerzas de la Sombra durante la Batalla de la casa solariega de Lord Algarin hace más vívido a Lan su sueño de restaurar Malkier o morir en la Llaga intentándolo, y así se lo hace ver a Nynaeve. Pese al profundo dolor que ambos sienten por la despedida, su esposa lo comprende y accede a abrirle un acceso a las Tierras Fronterizas si a cambio Lan le promete que aceptará que se unan a él todas las personas que así se lo pidan hasta llegar a Fal Moran. Lan acepta, sin saber hasta que es demasiado tarde que Nynaeve le ha enviado literalmente al otro extremo de las Tierras Fronterizas, a el Fin del Mundo, en el extremo occidental de Saldaea. Lan tardará mucho tiempo en llegar hasta Fal Moran, y Nynaeve se las ha arreglado para Viajar a distintos lugares anunciando que la Grulla Dorada de Malkier parte hacia la Última Batalla, difundiendo la noticia por todas las Tierras Fronterizas y movilizando a los últimos malkieri, sus descendientes y simpatizantes.

Torres de Medianoche Editar

Lan 11.jpg

Lan (por Solitarium)

Lan desea enfrentarse solo a la lucha que ha marcado su vida, pero Nynaeve se le ha adelantado en sus propósitos y, habiendo oído su llamado, paulatinamente más personas alcanzan a Lan y le solicitan unirse a él. Éste se muestra brusco y hostil con el primero de ellos, un viejo conocido suyo llamado Bulen, pero a medida que va llegando más gente, termina por aceptar la situación. El punto de inflexión se produce al pasar por Arafel, donde Lan se encuentra con un gran ejército congregado por los principes Kaisel Noramaga y Kendral Nachiman, que ha decidido luchar hasta la muerte por Malkier. Así, al llegar al Desfiladero de Tarwin las fuerzas de Lan suman un total de doce mil soldados, pero aun así siguen siendo demasiado pocos, ya que los Trollocs a los que van enfrentarse son más de ciento cincuenta mil. Lan no se preocupa por ello, ya que ahora siente el amor de Nynaeve a través de su vínculo, y esto es más que suficiente para infundirle fuerzas.

Personalidad Editar

Desde el momento mismo de su presentación, se mostró que Lan es una persona de pocas palabras, severo e inflexible, que obedece sin parpadear las órdenes de Moraine y es capaz de luchar hasta desfallecer sin mover ni un solo músculo de la cara. Su carácter es comparado muy a menudo con la piedra que asemeja su propio rostro, y ciertamente es una persona increíblemente fría y contenida, a la que sólo en muy contadas ocasiones se puede ver demostrando cualquier tipo de emoción. Tanto es así que las personas que lo conocen se sorprenden al creer haber visto un atisbo de sonrisa o un entrecejo más fruncido de lo habitual. Como cualquier Guardián, Lan es fiel y muy protector con su Aes Sedai y, tras la desaparición de Moraine, con Nynaeve. Decidido, inflexible y valiente hasta llegar a la temeridad, Lan es un hombre de ideas fijas y con un notable estoicismo fatalista, con el que asume que toda su vida es una lucha contra la Sombra cuyo único fin será la muerte.

Relaciones Editar

Moraine y Lan 6.jpg

Moraine y Lan

Artículo principal: Lan Mandragoran/Relaciones

La vida de Lan Madragoran y su papel en las novelas principales están directamente supeditados primero a Moraine Damodred y posteriormente a Nynaeve al'Meara. Una gran parte de las interacciones de Lan con otros personajes o bien han sido con estas dos mujeres o bien relacionadas con ellas, algo a lo que ha contribuido la forma de ser del propio Lan, poco dado a hablar y aún menos a hacer amigos. Aun así, el recorrido de Lan no sólo se reduce a los años de aventuras, confianza y trabajo en equipo con Moraine y a su amor por Nynaeve, ni tampoco a su constante lucha por vengarse y soñar con un Malkier reconstruido. Por el contrario, muchas de las facetas más interesantes de Lan se han podido apreciar cuando éste ha demostrado interés y una preocupación casi paternal (que ha provocado que llegase a discutir con Moraine) por los chicos de Dos Ríos, el trato franco y abierto con los Aiel y el frenesí violento pero a un mismo tiempo digno de admiración con que lucha con sus enemigos.

Poderes y habilidades Editar

Conocimientos avanzados de rastreo y exploración: Desde que cumplió los 16 años Lan ha viajado sin parar a lo largo de todas las Tierras Occidentales, enfrentándose a un sinnúmero de peligros y aventuras. Esto, unido a las enseñanzas impartidas por Bukama y sus otros maestros, le han permitido convertirse en uno de los mejores rastreadores y exploradores del mundo y aprender todas las formas de supervivencia en lugares tan peligrosos como el Yermo de Aiel o la Llaga.

Dominio del combate cuerpo a cuerpo: Lan también ha aprendido a saber defenderse con puños y patadas cuando las armas no son suficientes o están fuera de alcance, haciendo uso de un cuerpo nacido para la lucha y una forma física difícilmente superable. Aunque Lan es conocido en el mundo entero y temido por sus enemigos por su dominio de la espada, sólo al unir su destreza con movimientos ágiles, rápidos y precisos se ha podido convertir en uno de los mejores guerreros de todos los tiempos.

Dominio de diversas armas: Apenas se ha visto a Lan emplear otro arma que no sea la espada, aunque alguna vez ha manejado el arco y ha demostrado poseer una maestría con él muy difícil de igualar. Pese a que la espada haya sido el arma de su elección, gracias a su extensa formación conoce de sobra todas las demás y sus puntos fuertes y limitaciones.

Lan 3.jpg

Lan Mandragoran

Maestro espadachín: La fama de Lan en el manejo de la espada ha atravesado todas las Tierras Occidentales y el Yermo de Aiel, hasta el punto de haberle convertido en una figura casi legendaria y, sin lugar a dudas, en uno de los mejores espadachines de todos los tiempos. Los propios Engendros de la Sombra lo conocen bien y le temen hasta el punto de que sólo se atreven a enfrentarse a él en grandes grupos. Probablemente Lan sea uno de los mejores Guardianes que jamás han existido, aunque sus enseñanzas no han caído en saco roto, pues Rand al'Thor ha demostrado no andar lejos de las dotes de su maestro.

Trivia Editar

  • El propio Robert Jordan reconoció la influencia de la obra de J.R.R. Tolkien en sus novelas. Los puntos en común entre El Señor de los Anillos y La Rueda del Tiempo son particularmente fuertes en El Ojo del Mundo, la primera novela de la serie, donde varios personajes guardan algunas similitudes con personajes del rico imaginario de Tolkien. Uno de los casos más fácilmente reconocibles es el de Lan Mandragoran, quien como Aragorn es un rey sin corona que ha dedicado toda su vida a luchar contra la Sombra y se ha consagrado como uno de los mejores montaraces y luchadores de su época.

Galería Editar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar