FANDOM



Lanfear
Lanfear 6b.jpg
Información cronológica
Primera mención EODM Prefacio
Primera aparición LGC 10
Última aparición CEL 52
Última mención TDM Epílogo
Información biográfica
Nombre completo Mierin Eronaile
Lanfear
Alias Selene
Elsa Grinwell
Sylvie
Keille Shaogi
Nacimiento Era de Leyenda
Muerte 999 NE
Información política
Título Hija de la Noche
Cazadora de la Luna
Rango Elegida
Afiliación La Sombra
Descripción física
Género Mujer
Complexión Esbelta y sensual
Estatura Alta
Pelo Negro
Ojos Negros
“Fuiste mío y eres mío. Cualquier otra no es más que una sustituta cuyo tiempo ya pasó.”
   —Lanfear a Rand al'Thor

Lanfear es una de los trece Renegados que fueron sellados en Shayol Ghul y la única de ellos que eligió el nombre por el que pasó a ser conocida por el resto del mundo, que en la Antigua Lengua significa "Hija de la Noche". Antes de adoptar su nuevo nombre fue conocida como Mierin Eronaile, una investigadora de cierta importancia durante la Era de Leyenda y tan fuerte en el Poder Único como podía serlo una mujer. Los lobos la llaman Cazadora de la Luna.

Apariencia Editar

Sin temor alguno a exagerar, Lanfear era con diferencia la mujer más bella durante la Era de Leyenda, y es probable que también sea la más hermosa de todos los tiempos. Todo en ella alcanza una maravillosa plenitud capaz de dejar sin aliento hasta al más insensible, desde sus facciones sin mácula hasta sus movimientos sensuales y majestuosos. Es bastante alta, con un cuerpo esbelto y la piel blanca, tersa y totalmente carente de imperfecciones. Sus cabellos son largos y lustrosos, del color negro de la noche, el mismo que inunda sus brillantes ojos. Lanfear viste completamente de blanco y sólo se adorna con las más exquisitas joyas de plata. Aun luciendo un traje de montar se pueden apreciar delicados trabajos de plata en el cinturón o las botas, pero las joyas que más llaman la atención son las que salpican su cabellera con formas de lunas y estrellas, pareciendo realmente los astros en un cielo nocturno.

En la mayoría de sus apariciones Lanfear altera sutilmente su apariencia mediante el Poder Único, aparentando ser una mujer de aproximadamente la edad de Nynaeve al'Meara, en torno a los 25 años. Con este aspecto se presentó como la enigmática Lady Selene, pero cuando por fin decidió mostrarse tal y como era se pudo ver que la auténtica Lanfear era más hermosa si cabe en su esplendorosa madurez, como una flor comparada con un capullo. Aparte de usar el alias de Selene, la Hija de la Noche ha asumido otros aspectos radicalmente diferentes al suyo en la Tercera Era cuando ha deseado pasar desapercibida o no ser reconocida. Así, en al menos dos ocasiones asumió el aspecto de Elsa Grinwell y una vez se presentó como una anciana fea, de nariz afilada y llena de verrugas llamada Sylvie. Por último, en el Yermo de Aiel Lanfear fue la buhonera Keille Shaogi, una mujer muy obesa de ojos negros, áspero pelo del mismo color y, como curioso contraste, una voz melodiosa y sugerente.

Historia Editar

La Perforación Editar

Lanfear 18.jpg

Lanfear (por Tjernstrom)

Mierin Eronaile no era una mujer mundialmente famosa ni había cosechado los logros suficientes como para ganarse un tercer nombre, pero sí contaba con el respeto de sus colegas. Mierin trabajaba en Collam Daan, la principal universidad e instituto de investigación dedicado al estudio del Poder Único, en la ciudad de V'saine. En su detallado estudio del Entramado y su estructura, el equipo al que pertenecía Mierin detectó una región inexplicablemente más débil que el resto, y de la que parecía provenir una fuente de energía diferente a la Fuente Verdadera que no discriminaba entre los dos sexos. De haberse encontrado con algún tipo de variante del Poder Único que careciera de las limitaciones impuestas por el uso del Saidin y el Saidar por hombres y mujeres, respectivamente, la sociedad estaría ante uno de los mayores descubrimientos de su historia. Apenas han sobrevivido textos en los que se hable de este ambicioso proyecto, y en ellos no se menciona quién lo lideró ni los integrantes del grupo, más allá de Mierin y Beidomon, mas al parecer la primera tuvo un papel de mayor peso y responsabilidad que el segundo.

Los resultados del experimento no pudieron ser más catastróficos para el mundo, aunque la auténtica magnitud de ellos no se descubrió hasta varios años después. Los investigadores Aes Sedai realizaron un minúsculo agujero en el Entramado para acceder a la nueva fuente de poder, la Perforación. La reacción que se produjo como contragolpe a la gran cantidad de Poder Único empleado destruyó el Sharom de Collam Daan y provocó miles de víctimas, a la vez que la tierra de las proximidades comenzó a corromperse, dando lugar a la Llaga. Milagrosamente, Mierin fue una de las pocas personas que sobrevivieron a la catástrofe, por lo que con el tiempo supo que la supuesta fuente de poder que había atisbado fuera del Entramado provenía de un ente sobrenatural, el Oscuro. Este ser, cuya existencia había sido totalmente olvidada en la Era de Leyenda, es la esencia del mal, el caos y la destrucción y, tal y como el equipo de Mierin había teorizado, también de él provenía un tipo de poder diferente al Poder Único, el Poder Verdadero, accesible por igual a hombres y mujeres.

Amor y odio por el Dragón Editar

Icono Lanfear.svg.png

Años antes de realizarse la Perforación, Mierin tuvo una corta pero intensa relación amorosa con Lews Therin Telamon, a la sazón el Primero entre los Siervos, título con el que se reconocía al Aes Sedai que ostentaba la posición más alta en la Antecámara de los Siervos. Según se cuenta, Mierin se sentía mucho más atraída por la posición de su amante que por él mismo. Ya entonces era una mujer con una ambición sin límite, y estaba convencida de que su proximidad a Lews Therin le abriría más puertas y con él a su lado aumentaría su poder e influencia. Eventualmente el Dragón acabó comprendiendo lo que sentía Mierin por él y cortó lazos con ella. La bellísima mujer jamás pudo asumir del todo la ruptura y Lews Therin se acabó convirtiendo en su obsesión.

Inflamada a un mismo tiempo por el amor y el odio, Mierin persiguió durante años a su antiguo amante y, cuando éste se casó con Ilyena Moerelle Dalisar, ya en la época del Colapso, la futura Lanfear acabó perdiendo el norte y se dejó llevar por los celos y el más amargo despecho. Intentó desbaratar la ceremonia nupcial y al año siguiente realizó varias proposiciones descaradas a Lews Therin en público, echando la culpa a Ilyena de haberlo perdido en lugar de a su sed de poder. Muy poco después de esto Mierin Eronaile abrazó la Sombra que ella misma había arrojado involuntariamente sobre el mundo y prestó juramentos de fidelidad al Gran Señor de la Oscuridad, impulsada por el rencor y los deseos de vengarse de Lews Therin e Ilyena.

La Guerra de la Sombra Editar

Mierin proclamó su lealtad por el Oscuro a la mismísima Antecámara de los Siervos y eligió un nuevo nombre con el que pasaría a ser conocida por las generaciones posteriores: Lanfear, la Hija de la Noche. Rápidamente se convirtió en una de los principales Elegidos, no sólo por su gran poder y sus habilidades superiores, sino también por el profundo conocimiento que tenía de Lews Therin y por haberse volcado a la causa de la Sombra con una dedicación con la que era muy difícil rivalizar. Nunca dejó de reclamar para sí a su antiguo amante, y la mayoría de los complots que éste sufrió a manos de los Renegado fueron provocados de una forma u otra por Lanfear, quien estaba empeñada en capturarlo o hacerle cambiar de bando.

Lanfear 17.jpg

Lanfear (por Ariel Burguess)

En la Guerra del Poder Lanfear reclamó para sí misma el Tel'aran'rhiod y los sueños de las otras personas. Ella nunca llegó a estar al mando de los ejércitos de la Sombra, pero sí llegó a gobernar algunos de los territorios conquistados. Como todos los Renegados, cometió un sinfín de atrocidades en sus provincias, quizás más que la mayoría, pues la gente que cayó bajo su yugo no sólo debía afrontar el horror de los Engendros de la Sombra o las perversiones de los Amigos Siniestros, sino que temían sus propios sueños. Si bien el suicidio era algo endémico en todas las tierras ocupadas por la Sombra, en la zona controlada por Lanfear la tasa era excepcionalmente alta. Campando a sus anchas por el Mundo de los Sueños o entrando en los sueños personales de sus víctimas, la Hija de la Noche podía volver locos a sus objetivos, inducirles a que se quitaran la vida o directamente asesinarles mientras dormían, sin que nadie pudiera estar completamente a salvo de ella. Con su control de los sueños Lanfear incitó a graves disturbios y fue la artífice de varias victorias de la Sombra, aunque sus batallas no se libraran de la forma convencional.

Cuando la guerra parecía estar próxima a su fin y los fieles al Oscuro se encontraban próximos a la victoria total, el Gran Señor de la Oscuridad convocó a los trece Renegados principales a Shayol Ghul. Lanfear y los otros doce Renegados se reunieron frente a la Fosa de la Perdición, donde podían escuchar la voz de su señor, en el mismo instante en que Lews Therin y los Cien Compañeros lanzaron un ataque desesperado sobre la zona y consiguieron sellar a los enemigos allí presentes. Lanfear permaneció en un estado semejante a una hibernación sin sueños durante más de tres mil años, en los que su belleza, su ansia de poder y sus deseos de ganar para sí a Lews Therin se mantuvieron intactos mientras el mundo cambiaba.

Sinopsis Editar

La Gran Cacería Editar

La liberación de Lanfear de su sueño milenario se encuentra presente en la Profecía Oscura y su relación con Lews Therin preocupa desde el comienzo a la Aes Sedai Moraine Damodred, que ha dedicado su vida a acompañar, guiar y ayudar en lo que esté en su mano al joven Rand al'Thor, destinado a ser reconocido por el mundo entero como el Dragón Renacido. La Hija de la Noche da rápidamente con la pista de Rand, al ser capaz de seguir su rastro de ta'veren, y se la ve de refilón cuando el grupo de shienarianos pasan por un pueblo abandonado. Unos pocos días después, Rand, Loial y Hurin se separan del resto mientras duermen y se despiertan al otro lado de un Portal de Piedra, en un mundo alternativo habitado por unos animales monstruosos. En aquel extraño lugar, y sin entender qué ha podido ocurrir para que hayan llegado allí, se topan con la hermosísima Lady Selene, una joven que afirma provenir de Cairhien que también se ha extraviado. Subyugados por Selene, los viajeros le cuentan que su misión es recuperar el legendario Cuerno de Valere y ella insiste en que Rand haga uso de él y disfrute las mieles de la gloria.

Lanfear 19.jpg

Selene

Resulta evidente desde un principio que Selene sabe muchas cosas sobre los Portales de Piedra y los grolm que habitan en el mundo adonde han ido a parar, pero ella no quiere dar muchas explicaciones y se molesta cuando la preguntan si es Aes Sedai. La misteriosa mujer guía a Rand y los demás hasta otro Portal de Piedra mientras son perseguidos por más grolm e insta a Rand a encauzar el Poder Único para poder regresar a su propio mundo. Pese a sus reticencias, el joven no tiene otro remedio que hacer lo que le pide Selene, apareciendo a una distancia tal que les ha permitido adelantar a su objetivo, los Amigos Siniestros y Engendros de la Sombra comandados por Padan Fain. Gracias a ello, pueden robarles en un descuido el Cuerno de Valere y la daga de Shadar Logoth y marcharse a toda velocidad hacia Cairhien. De camino a la gran ciudad Rand, Selene, Loial y Hurin pasan por la aldea de Tremonsien y el primero está a punto de sucumbir al uso del Saidin al encauzar a través del semienterrado Choedan Kal que ha sido hallado en aquel paraje. Selene desaparece a la mañana siguiente, disgustada por la actitud y las preguntas realizadas por un noble llamada Aldrin Caldevwin, inmerso en el Daes Dae'mar. Como despedida, la bella mujer deja una nota a Rand diciéndole que se volverán a encontrar en Cairhien.

Selene se reencuentra con Rand y Loial durante el ataque de Trollocs y Amigos Siniestros, cuando se infiltran en el edificio de la Hermandad de los Iluminadores. Después del incendio que provoca Rand cuando lanza los fuegos artificiales a los Trollocs Selene vuelve a desaparecer, pero cuando el muchacho vuelve a la posada tiene una nota firmada por ella en la que le dice que, hasta su próximo encuentro, no deje de pensar en ella y en la gloria. Sin embargo, Selene no volverá a visitar a Rand hasta después de la Batalla de Falme, mientras él está sin sentido y velado por su fiel amiga Min Farshaw. La hermosa dama vestida de blanco se dirige a Min y le revela que es Lanfear y que aquél chico es Lews Therin Telamon y le pertenece. Pese a ello, la Renegada le dice a Min que puede quedarse con Rand hasta que ella acuda a reclamarlo y se marcha, después de Curar parcialmente la grave herida que ha recibido.

El Dragón Renacido Editar

Lanfear 20.jpg

Lanfear (por Fee-absinthe)

Rand se ha proclamado el Dragón Renacido, pero para que sea reconocido sin discusión alguna por el mundo entero ha de conquistar la Ciudadela de Tear, como dictan las Profecías del Dragón. Lanfear no se muestra a Rand durante su viaje a Tear, mas no deja de vigilar sus movimientos en el Tel'aran'rhiod. Así mismo, la Hija de la Noche hace ofertas de gloria y triunfo eternos a los otros dos ta'veren, Perrin Aybara y Mat Cauthon. Mientras que visita al primero en el Mundo de los Sueños, al segundo le ve en el mundo de vigilia, en la mismísima Torre Blanca. No se sabe mucho sobre la estancia de Lanfear en Tar Valon, mas se tiene constancia de que llegó a impartir órdenes a la líder del Ajah Negro y es bastante probable que estuviera al tanto del plan ideado por Be'lal y Mesaana de tender una trampa a Rand usando como cebo a sus amigas. Para no despertar sospechas, la hermosa Elegida adopta el aspecto de la novicia Elsa Grinwell, que había sido expulsada de la Torre muy poco tiempo antes. Bajo esta apariencia, Lanfear pone a Egwene al'Vere, Nynaeve al'Meara y Elayne Trakand bajo la pista del Ajah Negro diciéndoles que registren sus pertenencias.

Sin percatarse de que ha empleado la Necesidad en el Tel'aran'rhiod, Egwene aparece en el Corazón de la Ciudadela de Tear y se encuentra con una decrépita anciana que se presenta como Sylvie, y que es muy probable que se trate de Lanfear disfrazada. Ésta no se muestra sorprendida de ver allí a la Aceptada y no tiene reparos en llamar necio a Ishamael, en referirse al Oscuro como el Gran Señor y en hablar de Callandor. Unos pasos resuenan en la distancia y Sylvie, reconociendo a Be'lal como la persona que se aproxima, lanza a Egwene fuera del Mundo de los Sueños. Lanfear es descubierta en más de una ocasión en el Tel'aran'rhiod, a menudo hablando con otros Renegados y espiándoles. Perrin contempla con sorpresa una escena en la que ella y el hombre que se hace llamar Ba'alzamon discuten y la Hija de la Noche se burla de él, reclama para sí el reino de los sueños y mantiene que sólo ha de obedecer al Gran Señor y a nadie más. Cuando Rand conquista la Ciudadela y mueren Be'lal e Ishamael se comprende entonces que Ba'alzamon era uno de los Renegados y no el Oscuro en persona. Con Ishamael muerto, Lanfear es ahora la Elegida que más veces ha veces se ha aproximado al Dragón Renacido, y no está en asboluto dispuesta a alejarse de él. Esto lo demuestra enviando un mensaje a Moraine en el que vuelve a decir que Lews Therin es suyo y que un día regresará en su busca.

El ascenso de la Sombra Editar

Finalmente Lanfear se muestra ante Rand y revela su verdadera identidad. Éste ya ha abandonado cualquier fantasía con Selene, pero no se puede creer que esté ante la mismísima Hija de la Noche hasta que lo escuda y le muestra su auténtico aspecto, más maduro y más bello si cabe. Lanfear hace una sorprendente oferta a Rand: por medio de los dos sa'angreal más poderosos jamás creados, ambos pueden llegar a ser los señores del mundo, aun por encima del Gran Señor de la Oscuridad y del mismísimo Creador. Rand da por primera vez muestras de tener en su interior los recuerdos de Lews Therin al rememorar lo mucho que le ha gustado a Lanfear el poder, pero ella le intenta hacer ver que otros Renegados desean matarlo y que, si no recibe lecciones de manejo en el Poder Único, será asesinado antes de que tenga tiempo de volverse loco a consecuencia de la Corrupción del Saidin. La conversación entre ambos es interrumpida cuando entra en la habitación un Hombre Gris y centenares de Engendros de la Sombra entran en la Ciudadela. Lanfear se marcha durante las luchas, pero queda bien claro que ella no ha enviado allí a ninguna de las dos facciones de Trollocs.

Keille Shaogi.JPG

Keille Shaogi

De camino a Alcair Dal, Rand y los Aiel se topan con una caravana de buhoneros dirigida por Hadnan Kadere. Otra vendedora es Keille Shaogi, que viaja con un juglar llamado Jasin Natael. Kadere y Keille son los buhoneros que pasan más tiempo alejados de sus carromatos, a menudo hablando con Rand o Mat. Éste hace todo lo posible por divertirse con Isendre, la acompañante de Kadere, y Keille le ofrece vendérsela, comentando que muy pocos hombres han rechazado alguna vez una oferta suya. Los buhoneros compran varios artículos a los Aiel y los siguen hasta Alcair Dal, con lo que Rand está convencido de que en esa caravana al menos hay un Renegado siguiéndole y vigilando sus movimientos. Esto queda certificado cuando Lanfear en persona se muestra ante Rand, furiosa después de que éste haya asustado a Asmodean, a quien había conseguido convencer de que fuera con ella haciéndose pasar por el juglar Natael, pues sólo él de los Renegados varones podría instruir a Rand en el Poder. Asmodean ha sido el responsable de la disensión provocada en los Aiel a raíz de que Couladin se opusiera a Rand y ha aprovechado el desorden formado para huir a Rhuidean y buscar allí las llaves de acceso a los Choedan Kal.

Rand Rasa hasta Rhuidean y allí se enfrenta con Asmodean, consiguiendo derrotarle por la mínima con ayuda de un angreal. Lanfear llega justo después y se percata de que el Dragón Renacido ha encontrado las llaves de acceso. Los dos acuerdan que Asmodean se convierta en el maestro de Rand, y Lanfear promete asegurarse de no dejarle otra salida al Renegado difundiendo la noticia entre los demás Elegidos de que ha traicionado su causa. Además, la Hija de la Noche teje un escudo en torno a Asmodean que le impedirá encauzar el Saidin con demasiada fuerza durante unos meses y, antes de despedirse, le recomienda a Rand que aproveche las enseñanzas de Asmodean, pues los demás Renegados varones planean su muerte. A la pregunta de Rand sobre qué apariencia ha escogido los últimos días, Lanfear se complace en sorprenderle al decir que ha sido la obesa Keille y no la sensual Isendre, con quien ha ajustado cuentas inculpándola injustamente de ladrona frente a los Aiel. La Elegida abre un acceso a un lugar desconocido con el aspecto de una lujosa alcoba llena de ropajes y adornos blancos y abandona Rhuidean.

Cielo en llamas Editar

Lanfear 12.jpg

Lanfear (por Kotian82)

Lanfear convoca una reunión con Graendal, Sammael y Rahvin en la base de operaciones de este último, el Palacio Real de Caemlyn. La Hija de la Noche comunica a los otros Renegados que Asmodean es un traidor y les propone trabajar todos juntos para poder controlar a Rand. Resulta obvio que los cuatro Elegidos tienen sus propios planes y que sólo colaborarán mientras esto no perjudique sus propios intereses, mas acceden a mantener las distancias con el Dragón Renacido mientras que Lanfear lo vigila desde acerca y determine en qué momento actuar. Ella visita a Hadnan Kadere en sueños y le ordena que le informe sobre todos los movimientos y acciones realizados por Rand y por Natael, ahora que Asmodean no tiene más remedio que permanecer junto al Dragón Renacido. Lanfear abre un acceso para encontrarse con Rand, ahora que éste ha escudado sus sueños, y le repite su oferta de usar los Choedan Kal para enfrentarse al Oscuro y al Creador y convertirse en los auténticos señores del Entramado. Sólo unos instantes antes Rand y sus compañeros han sido atacados por Sabuesos del Oscuro, que según Lanfear han sido enviados por Rahvin porque éste teme que el joven interfiera en sus planes en Andor y Cairhien.

A medida que Rand se aproxima a Cairhien con el ejército Aiel la actividad de los Renegados aumenta y son más frecuentes sus reuniones en el Tel'aran'rhiod, donde en alguna ocasión son espiados por otras personas como Nynaeve, Birgitte o Moghedien. Sammael se queja a los otros conjurados de su papel, pues él debe provocar a Rand y hacer que le ataque mientras que los otros tres esperan coligados para hacerle frente y dominarle. Aun así, el plan sigue adelante hasta que Rand conquista Cairhien y se instala en el Palacio del Sol. En los muelles de la ciudad Hadnan Kadere vuelve a ver a Keille Shaogi, sorprendiéndose al descubrir que bajo ese disfraz se encontraba la mismísima Hija de la Noche que le ha atemorizado en varios sueños. Lanfear le pregunta sobre las últimas acciones de Rand y monta en cólera cuando el buhonero le dice que su amado Lews Therin tiene una amante, una Aiel llamada Aviendha. Lanfear se deja llevar por un abrasadora ira, desolla vivo a Kadere y hace explotar su caravana, antes de enfrentarse con el propio Rand, que ha acudido allí a instancias de Moraine Damodred.

La Hija de la Noche ha perdido todo control y Rand crea un muro de Aire para evitar que las llamaradas que lanza Lanfear lleguen a los Aiel que han ido con él. Egwene y Aviendha han quedado dentro del muro y Lanfear comienza a torturarlas con saña, pues no sabe cuál de las dos le ha vuelto a robar a "su" Lews Therin. Rand corta los tejidos de Lanfear y los dos luchan intentando escudarse el uno al otro. Mas la Hija de la Noche es más fuerte y pone aún más empeño cuando le oye a Rand llamarla Mierin y decirle que siempre perteneció a Ilyena. Lanfear lleva una clara ventaja sobre él, pues Rand se niega a herir a una mujer aunque le vaya la vida en ello, y ciertamente habría muerto de no ser por la providencial actuación de Moraine. La Aes Sedai corre a toda velocidad y se lanza sobre la Renegada, quitándole un poderoso angreal con forma de brazalete de marfil y arrastrándola consigo más allá del portal rojo de acceso al mundo de los elfinios. Las dos mujeres caen más allá y el portal arde y se derrite en medio de la destrucción causada por la Hija de la Noche. Lan Mandragoran, el Guardián de Moraine, siente que se ha roto el vínculo con ella, por lo que todos las dan por muertas y perdidas para siempre.

Lanfear 4.JPG

Lanfear

El destino de Lanfear y de Moraine no se descubrió hasta mucho después, a finales de la saga de novelas. Ninguna de las dos murió instantáneamente al llegar al mundo de los elfinios, sino que es probable que ambas tuvieran la oportunidad de realizar las tres peticiones a los hombres-zorro (se sabe que al menos Moraine sí pudo hacerlo). Mas ambas fueron retenidas por los alfinios y los elfinios, quienes comenzaron a absorber su fuerza y habilidad para encauzar el Poder. Aquellos extraños seres drenaron con demasiada rapidez a la Hija de la Noche, incitados por haber encontrado a una mujer tan fuerte, e hicieron creer a Moraine que la Renegada murió a consecuencia de ello. Mas éste no fue el verdadero final para ella, ya que una misteriosa figura acudió a aquel lugar en su busca para matarla y trasmigrar su alma a un nuevo cuerpo. Unos meses después de la desaparición de Lanfear en Cairhien, hizo su aparición una nueva Elegida que respondía al nombre de Cyndane ("Última Oportunidad"). Ni el aspecto ni la capacidad para encauzar de Cyndane son las mismas que en su día tuvo Lanfear, pero ha quedado claro por comentarios y sus propios pensamientos que se trata de la reencarnación de la Hija de la Noche, traída de regreso al mundo por el Oscuro pero controlada mediante un cour'souvra por Moridin, para impedir que vuelva a perder el dominio de sí misma y piense en situarse por encima del Gran Señor de la Oscuridad.

Personalidad Editar

Aunque se haya hecho hincapié en que todos los Renegados son auténticos monstruos de maldad cuyos crímenes a la humandidad sólo pueden castigarse con la muerte, lo cierto es que en varios momentos la conducta de Lanfear se ha movido en torno a una ambigüedad que ha podido hacer pensar que no es enteramente malvada. La Hija de la Noche es una mujer completamente poseída por la ambición, más que ningún otro Renegado, y su deseo de dominar sobre todo el mundo, incluyendo al Oscuro, puede dar la impresión de que sus actos y su malicia no pueden ser clasificados como iguales a los de los otros Elegidos. No obstante, hay que recordar las innumerables atrocidades que Lanfear cometió en la Guerra de la Sombra, su total implacabilidad con los desdichados que están a su merced, hasta con sus seguidores, y la obsesión que siente por Lews Therin Telamon, una obsesión que se convierte en el motor de su vida y la causa de su caída. Pese a su apariencia contenida y rebosante de candor e inocencia, Lanfear es increíblemente celosa y temperamental: llegado a un punto en el que saque todo su genio, es imposible detenerla. Pese a ello, es innegable que la Renegada se rige por un extraño código ético, como ha demostrado ayudando a Rand al'Thor, ya que aunque siempre ha seguido sus propios intereses se cree que en todos sus encuentros en lo único que le ha mentido fue en sus orígenes, cuando aún se hacía pasar por Lady Selene.

Relaciones Editar

Artículo principal: Lanfear/Relaciones
Lanfear 7.jpg

Lanfear (por Seamas Gallagher)

Que la mujer más hermosa de la Era de Leyenda fuera rechazada por Lews Therin Telamon fue, sin dudas, el golpe emocional que más marcó la vida de Lanfear. Decidida a todo con tal de recuperar a Lews Therin, sus sentimientos no variaron un ápice durante más de tres mil años y los transportó intactos hacia Rand al'Thor, el Dragón Renacido. De todos los Renegados, Lanfear/Cyndane es la única que siempre se refiere a él llamándole Lews Therin, excepto cuando ha asumido otro aspecto y trata de dismular. Es probable que la Hija de la Noche odie más si cabe a las mujeres importantes en la vida de Lews Therin o de Rand antes que a ellos mismos, y tal es la impresión que ha dado cuando se ha referido a Ilyena, Elayne o Aviendha. Con respecto a los otros Renegados, Lanfear no los considera más que herramientas para cumplir sus designios personales y los trata a todos con frialdad y superioridad siempre que no les convenga ganarse su favor. La mayoría de los Elegidos que se han referido en su pensamientos o en sus hechos a Lanfear, han dejado patente lo mucho que les desagrada. Esto es particularmente notable en casos como los de Graendal, Moghedien, Asmodean (después de ser embaucado por la Hija de la Noche) o Semirhage, de quien se dice que viste enteramente de negro por la simple razón de que Lanfear lo hace de blanco.

Poderes y habilidades Editar

Lanfear ha sido definida explícitamente como "tan fuerte en el Poder como una mujer puede llegar a ser", lo que la sitúa a las claras en la cúspide de la escala de poder de todas las mujeres de las novelas, una posición que no comparte ni siquiera con su aspecto de Cyndane. Esto no ha impedido que siempre haya existido cierto misterio en torno a la fuerza real de la Hija de la Noche. Se sabe con seguridad que ella e Ishamael eran los más fuertes entre los Elegidos, pero a un mismo tiempo Lanfear se ganó la reputación de mantener el alcance de su poder oculto, rodeándose de un halo de interrogantes que han hecho pensar a algunos seguidores de la serie que bien podría servirse de algún tipo de angreal o ter'angreal, como quizás las joyas con formas astrales que cuajan sus cabellos. Sea así o no, está claro que Lanfear es uno de los personajes más poderosos de la serie, sólo superada por dos varones: Ishamael/Moridin y Lews Therin/Rand.

Lanfear 3.jpg

Lanfear

Estando tan dotada en el uso del Poder Único como para que ninguna otra mujer y la práctica totalidad de los varones no puedan hacerle frente, no es de extrañar que Lanfear posea un gran número de Talentos. La Hija de la Noche domina tejidos avanzados como la Curación, el Viaje, la Compulsión o el Espejo de las Nieblas, y también es posible que sea una Soñadora, dada la innegable soltura con la que se maneja por el Tel'aran'rhiod. En la Guerra de la Sombra Lanfear reclamó para sí el Mundo de los Sueños y todos los sueños de las personas y lo convirtió en el centro de su poder y el lugar desde donde acosaba y torturaba al resto del mundo. Pese a las ínfulas de la Hija de la Noche, Moghedien era aún más fuerte que ella en el Tel'aran'rhiod, si bien la Araña nunca quiso reclamar ese territorio para sí por temor a Lanfear, mucho más fuerte que ella en el mundo de vigilia.

Ver más Editar

Galería Editar

Navegación Editar

Los Renegados
Originales Aginor · Asmodean · Balthamel · Be'lal · Demandred · Graendal · Ishamael
Lanfear · Mesaana · Moghedien · Rahvin · Sammael · Semirhage
Nuevos Aran'gar · Cyndane · Hessalam · M'Hael · Moridin · Osan'gar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar