FANDOM


Lews Therin Telamon
Lews Therin Telamon1b.JPG
Información cronológica
Primera aparición EODM Prólogo
Última aparición LT 50
Última mención TDM 51
Información biográfica
Nombre completo Lews Therin Telamon
Nacimiento Era de Leyenda
Muerte Desmembramiento del Mundo
Información política
Título Primero entre los Siervos
Dragón
Señor de la Mañana
Príncipe del Amanecer
Campeón de la Luz
Verdugo de la Humanidad
Rango Aes Sedai (Era de Leyenda)
Afiliación Luz
Ocupación Primero entre los Siervos
Líder de los ejércitos de la Luz
Descripción física
Género Hombre
Estatura Alto
Pelo Castaño con retazos grises
Ojos Oscuros
Familia
Ilyena Moerelle Dalisar (esposa)
“La Rueda del Tiempo y la rueda de la vida de un hombre giran sin pena ni compasión alguna.”
   —Lews Therin Telamon

Lews Therin Telamon es la figura histórica más conocida de la Era de Leyenda y uno de los personajes que mayor importancia ha desempeñado en el Entramado de las Eras. En la Era de Leyenda alcanzó la posición más alta liderando a los Aes Sedai. Según se cuenta, era tan fuerte en el Poder Único como podía llegar a serlo un varón. Durante la terrible Guerra de la Sombra fue el comandante supremo de las fuerzas de la Luz y fue conocido como el Dragón, con el que es mundialmente conocido aun más de tres mil años después de su muerte.

Apariencia Editar

En el único momento en que Lews Therin aparece físicamente en las novelas se le describe como un hombre alto y de ojos oscuros, con el cabello castaño con pinceladas grises. Se desconoce la edad que llegó a alcanzar, pero en el momento de su muerte debía superar los cuatrocientos años de edad, algo muy frecuente entre las personas que podían encauzar el Poder Único durante la Era de Leyenda. En la escena de su muerte viste de gris, rojo escarlata y dorado, con el símbolo de los antiguos Aes Sedai bordado en la capa.

Historia Editar

Orígenes Editar

Lews Therin Telamon era considerado el hombre más poderoso de su tiempo, tan sólo igualado por Elan Morin Tedronai y era tenido en tan alta consideración y respeto por todo el mundo que se ganó los celos y la enemistad de otros hombres de enorme poder, como Barid Bel Medar, Tel Janin Aellinsar y Duram Laddel Cham. Lews Therin era ante todo un sabio y un pensador al servicio de la sociedad. Escribió varios libros exitosos y desempeñó funciones de importancia creciente con tan excelentes resultados que, ya en los tristes años de la Guerra de la Sombra, él era quien ocupaba la Sede Suprema de la Antecámara de los Siervos y llevaba el Anillo de Tamyrlin, que lo señalaba como el líder de los Aes Sedai.

Se sabe que antes de la Guerra Lews Therin mantuvo una relación amorosa con Mierin Eronaile que él mismo dio por terminada al convencerse de que ella estaba más interesada en su cargo y en su importancia que en su persona. Un tiempo después, se casó con la dulce Ilyena Moerelle Dalisar, quien sin lugar a dudas fue el amor de su vida.

Campeón de la Luz Editar

Artículo principal: Guerra de la Sombra
Lews Therin Telamon2.jpg

El Dragón dirigiendo sus tropas

Cincuenta años después de su matrimonio con Ilyena comenzó la Guerra de la Sombra, también conocida como Guerra del Poder. Al ser el Primero entre los Siervos, Lews Therin fue elegido para dirigir los ejércitos de la Luz, ganándose en los años posteriores títulos como Señor de la Mañana, Príncipe del Amanecer, Campeón de la Luz y, por supuesto, el Dragón. Sólo a él debían obedencia los Ogier, quienes demostraron ser tan feroces en la guerra como bondadosos durante la paz, así como las fuerzas de los Aes Sedai, que accedieron a utilizar el Poder Único para impedir que el Oscuro fuera liberado de su prisión y el mundo estuviese definitivamente condenado a la destrucción. Los tres primeros años del conflicto la Luz encajó varias derrotas, pero se repuso los cuatro años siguientes, y Lews Therin reconquistó muchos territorios que habían sido dados por perdidos.

Una de las victorias más completas que consiguió Lews Therin Telamon fue en las mismas puertas de Paaran Disen ante Elan Morin Tedronai, quien por entonces ya era conocido como Ishamael, el Traidor de la Esperanza. No obstante, poco a poco la Sombra iba haciéndose con el control de más zonas y su victoria parecía inevitable. La Luz sufrió varios reveses seguidos y tuvo que sufrir la traición de algunos de sus mejores generales, que se pasaron al otro bando. En poco tiempo, quedó claro que la Luz debía pensar en una alternativa fuera del campo de la batalla si en verdad quería dar por terminado el conflicto a su favor.

Lews Therin planteó en los restos de la Antecámara de los Siervos un plan audaz: atacar la propia Perforación y sellarla mediante siete discos de cuendillar indestructible. Si impedían que la perniciosa influencia del Oscuro tocara el mundo, sus fieles perderían sus fuerzas y su fe, y serían más fáciles de vencer. Mas el plan del Dragón se topó con una firme oposición por parte de las mujeres Aes Sedai más poderosas, lideradas por Latra Posae Decume. Según ella, era demasiado arriesgado atacar Shayol Ghul y colocar sellos que podrían abrir más la Perforación en lugar de cerrarla si no se colocaban correctamente. Por el contrario, ella propuso utilizar los dos sa'angreal más poderosos jamás creados, los Choedan Kal, para barrer los ejércitos de la Sombra y aislar la Perforación del resto del mundo hasta que la guerra terminase. Las mujeres Aes Sedai firmaron la que sería llamada Concordia Fatídica y apoyaron el plan de Latra Posae, restando aún más posibilidades de éxito al de Lews Therin, que requería de la creación de un círculo con Aes Sedai muy poderosos de ambos sexos.

Verdugo de la Humanidad Editar

Ilyena.jpg

Lews Therin ante Ilyena

Cada día que pasaba la Sombra ganaba terreno sobre la Luz. No sólo los ánimos estaban por los suelos, sino que entre los fieles del Dragón cundían las opiniones de que un tratado de paz podría ser ventajoso, aunque la Sombra había dejado claro en todo momento que la única paz que contemplaba era la de la esclavitud y la muerte. Los Choedan Kal fueron construidos, pero los ter'angreal necesarios para acceder a su inmenso poder se perdieron cuando la zona en la que se realizaron fue conquistada, mas Latra Posae siguió negando su apoyo a Lews Therin. Al final, el Dragón no tuvo más remedio que partir por su propia cuenta y riesgo a la Perforación e intentar llevar a cabo su plan sin la colaboración de ninguna mujer, pese a que son indispensables para formar círculos. Con Lews Therin viajó una fuerza de diez mil soldados y un grupo de jóvenes Aes Sedai varones conocido como los Cien Compañeros.

En Shayol Ghul los fieles al Dragón se encontraron con un premio inesperado: los trece Renegados más poderosos se encontraban allí, convocados por el Oscuro en un cónclave secreto. Aprovechando el factor sorpresa, Lews Therin consiguió sellar al Oscuro y a los Renegados con los discos de cuendillar, aunque a costa de cuantiosas bajas. Desgraciadamente, no contaba con el contraataque del Oscuro, quien corrompió la mitad masculina de la Fuente Verdadera hasta tal punto que Lews Therin y los miembros supervivientes de los Cien Compañeros enloquecieron al instante. A partir de entonces, todos los hombres que aprendieran a encauzar el Saidin estarían condenados a la locura y a una muerte dolorosa, si no se mataban antes ellos mismos. Al encerrar al Oscuro e inclinar la balanza de la guerra a favor de la Luz, Lews Therin había provocado el Desmembramiento del Mundo.

En un arrebato de locura, Lews Therin Telamon mató a Ilyena, a los hijos que había tenido con ella y a todos sus seres queridos, sin ser siquiera consciente de sus hechos. La mente del Dragón había sido puesta del revés y la destrucción campaba a sus anchas, a medida que los Aes Sedai varones eran víctimas de la Corrupción del Saidin y provocaban la destrucción del mundo. Sumido en sus desvaríos mientras vagaba entre los cadáveres de su familia, Lews Therin recibió la visita de su acérrimo enemigo Elan Morin, quien sólo había sellado parcialmente junto al Oscuro y los otros doce Renegados. Antes de partir, Ishamael empleó el Poder Verdadero para curar la locura del Dragón y que éste viera la magnitud de su crimen, que le valió el sobrenombre de Verdugo de la Humanidad. Lews Therin se sumió en el llanto y la desesperación al contemplar a su amada Ilyena muerta por su propia mano y, sin poder soportar el peso de la culpa y la responsabilidad, Viajó hasta un lugar desolado y allí se mató absorbiendo una enorme cantidad de Poder Único. Al hacerlo, generó el gigantesco Monte del Dragón y alteró el curso del río Erinin, creando la isla fluvial de Tar Valon.

Sinopsis Editar

Lews Therin Telamon3.jpg

Muerte del Dragón

Al ser un Héroe de Leyenda, la existencia de Lews Therin Telamon está estrechamente ligada al Entramado de tal forma que conforme gira la Rueda del Tiempo él vuelve a renacer de acuerdo con las necesidades de la Urdimbre de las Eras. Rand al'Thor es la reencarnación de Lews Therin a finales de la Tercera Era, y como tal posee su misma alma, aunque su aspecto y personalidad no sean los mismos. Pese a ello, Rand es reconocido inmediatamente por los otros Héroes ligados al Cuerno de Valere como Lews Therin reencarnado, y es conocido en el mundo entero con el nombre del Dragón Renacido, cuya llegada había sido profetizada siglos atrás. Los Renegados también son conscientes de esta realidad, y la mayoría de ellos se refiere a él y le tratan como si fuese el mismo hombre que conocieron durante la Era de Leyenda.

Durante un tiempo la voz, los recuerdos y la personalidad de Lews Therin emergieron en la mente de Rand. Al principio no se supo a ciencia cierta si la voz del Dragón en la cabeza de Rand era realmente un eco de la presencia de Lews Therin o una ilusión creada por el propio Rand a consecuencia de los efectos de la Corrupción del Saidin. Durante un tiempo Rand trató de no prestar atención a las voces en su interior e ignorarlas, pero a medida que pasaba el tiempo Lews Therin se hacía más fuerte, y hubo varios momentos en los que mantuvo discusiones con él o luchó con él por controlar el acceso a la Fuente Verdadera y encauzar el Saidin. Sin embargo, conforme transcurría el tiempo las pruebas parecían apuntar a que, ciertamente, una parte de Lews Therin Telamon aún seguía viva dentro de Rand al'Thor. El Dragón Renacido paulatinamente comenzó a adquirir conocimientos y recuerdos propios de la Era de Leyenda, a desarrollar tejidos del Poder que sólo podrían haber sido enseñados por Lews Therin, adoptar hábitos que no eran suyos (como tararear en voz baja y tocarse el lóbulo de la oreja al ver a una mujer hermosa) o poseer talentos que antes no había tenido, como sus dotes artísticas.

El ascenso de la Sombra Editar

La primera vez que Rand escucha la voz de Lews Therin Telamon es durante el ataque de Engendros de la Sombra en la Ciudadela de Tear, aunque en ese episodio aún está lejos de relacionar dicha voz con el Dragón, muerto hace más de tres mil años. En medio de la refriega, Rand oye decir "¡Ahora!" y despliega un impresionante tejido con el que aniquila selectivamente a todos sus enemigos.

Cielo en llamas Editar

Poco a poco, la voz que resuena en la mente de Rand aparece con más frecuencia y ya es patente su identidad, al estar constantemente lamentándose de la muerte de Ilyena y arrepintiéndose de lo que ha hecho. No obstante, su presencia aún es débil y Rand puede hacerle callar con mucha facilidad. En un par de ocasiones Lews Therin le resulta de cierta utilidad a Rand, al darle consejos sobre cómo tratar a la temible Lanfear (aún empeñada en recuperar a Lews Therin) y aprobando la estrategia seguida con los nobles tearianos y cairhieninos.

El Señor del Caos Editar

Lews Therin Telamon5.png

Lews Therin Telamon

Cuando Mazrim Taim acude a la presencia de Rand para acogerse a la amnistía que ha proclamado, la voz de Lews Therin reacciona con una inusitada violencia, instando a Rand a matar cuanto antes al antiguo falso dragón y tratando de alcanzar el Saidin por su propia cuenta. Rand no se deja llevar por el pánico y le ordena callarse con tanta fuerza que durante un tiempo no vuelve a oírlo. No obstante, unos días después se vuelve a tener noticias de Lews Therin, pues reacciona con sorpresa, confusión y cierta indignación cuando Alanna Mosvani vincula inesperadamente a Rand. Después de este episodio, sigue murmurando en la cabeza de Rand y le sugiere que rompa los sellos de la prisión del Oscuro. Como respuesta Rand le sigue ordenando callar, mas Lews Therin no tarda mucho en regresar, y se acerca a él hasta tal punto que comienzan a compartir sueños.

Lews Therin habla por primera vez con Rand y le pregunta quién es. Éste le responde que él es real, y que Lews Therin tan sólo es una voz en su cabeza, obteniendo como respuesta la huida del Dragón, aterrorizado. La calma que Rand muestra exteriormente es radicalmente al temor constante de Lews Therin, preocupado por la presencia de Aes Sedai a su alrededor. Al ser capturado por la embajada enviada desde la Torre Blanca Rand intenta defenderse en vano, mas Lews Therin escapa. Los días de encierro siguientes serán recordados por ambos como una de las experiencias más terribles de su vida, y los dos desarrollan cierta claustrofobia y acrecientan su desconfianza hacia las Aes Sedai. No obstante, Lews Therin ayuda a Rand a escapar de su prisión y le enseña cómo romper su escudo, un gesto que el Dragón Renacido recordará con gratitud.

La Corona de Espadas Editar

Tras la Batalla de los Pozos de Dumai, la voz de Lews Therin sigue rezongando sobre atacar cuanto antes a los Renegados y matar a los Asha'man, mas sigue desconcertado por el vínculo con Alanna. De vuelta en Cairhien, Rand conoce a la legendaria Aes Sedai Cadsuane Melaidhrin, quien le pregunta sin ambages si oye voces y achaca esto a un evidente síntoma de locura. Al oír ello, Lews Therin desaparece y permanece un largo periodo sin volver a dar señales de su presencia, desconcertando (y aliviando) enormemente a Rand.

El camino de dagas Editar

Lews Therin vuelve a hacer oír su voz en la cabeza de Rand al poco de que éste pacifique Illian y emprenda una campaña de escaramuzas contra los seanchan. Cada vez son más frecuentes las intervenciones del Dragón, y también cada vez intenta con mayor fuerza hacerse con el control de Rand y encauzar el Poder por su propia cuenta, afirmando que es Rand quien no es real, sino sólo una voz en su cabeza. Precisamente, por luchar a la vez por controlarse a sí mismo y a Lews Therin mientras esgrime Callandor, Rand causa enormes daños tanto a los seanchan como a sus propias fuerzas, tras lo que accede a retirarse y dar por finalizada la campaña, ya que ha resistido la frontera de Illian con Altara. Aun así, la proximidad de Cadsuane sigue desempeñando un curioso papel, ya que Lews Therin parece temer a la Aes Sedai y desaparece de la mente de Rand tan pronto como ella se encuentra cerca.

El Corazón del Invierno Editar

Icono AesSedai.svg.png

La voz de Lews Therin sigue resonando en la cabeza de Rand, quien cada vez se ve más afectado por la Corrupción del Saidin. Aunque la mayoría de las veces que se hace notar el Dragón parece ser dueño de la locura, en otras a Rand le parece que ha recuperado sus facultades y habla con sabiduría. Lews Therin detesta la estancia de Rand en Far Madding, donde le es imposible contactar con la Fuente Verdadera y desea marcharse a toda prisa de allí. Esto no impide que, cuando Rand revela a sus compañeros su plan de limpiar el Saidin mediante los Choedan Kal en la ciudad de Shadar Logoth, Lews Therin grite de puro terror y desaparezca.

Encrucijada en el crepúsculo Editar

Rand efectúa con éxito la Limpieza del Saidin sin la intervención de Lews Therin Telamon, pero su voz retorna de nuevo, con la misma fuerza que antes. Pese a ello, el Dragón Renacido opina que, después de lo ocurrido en Shadar Logoth, el dueño de aquella voz no parece estar tan loco como antes.

Cuchillo de Sueños Editar

Tanto Rand como Lews Therin perciben la imagen y la presencia de Moridin en su interior, que se ha ido haciendo fuerte desde que su haz de fuego compacto se cruzara con el de Rand en su enfrentamiento con Sammael. Lews Therin afirma que aquel personaje no puede ser uno de los trece Renegados, ya que aún recuerda sus rostros. La fuerza del Dragón dentro de Rand es cada vez mayor y llega a ser tan grande que toma el control y encauza el Poder Único por su propia cuenta durante la Batalla de la casa solariega de Lord Algarin. Ante la estupefacta mirada de sus aliados, Rand despliega una serie de tejidos olvidados desde la Era de Leyenda que aniquilan a las decenas de miles de Engendros de la Sombra que se han lanzado al ataque. Lews Therin otorga el control a Rand tan sólo cuando éste le promete que ambos morirán después de haber luchado en el Tarmon Gai'don. Posteriormente, Rand evita en la medida de lo posible encauzar el Poder, pues Lews Therin se ha fortalecido demasiado y teme que vuelva a ocurrir lo mismo que en la mansión de Algarin Pendaloan. A consecuencia de esta puja por hacerse con el control con Lews Therin, Rand pierde unos instantes preciosos que le cuestan su mano izquierda cuando el Dragón reconoce con sorpresa a Semirhage como la mujer que les ha tendido una trampa y se ha hecho pasar por la Hija de las Nueve Lunas.

La tormenta Editar

Lews Therin Telamon5.jpg

Lews Therin (por Sniktchick)

Mientras está en Arad Doman Rand continúa evitando encauzar, pues cada vez le cuesta más hacer frente a Lews Therin y la sensación de náusea es insoportable. La voz del Dragón resuena con fuerza en su mente y en ocasiones llega a dirigirse a ella en voz alta, aumentando más si cabe la preocupación de las personas que siguen a su lado. Lews Therin sigue llorando la muerte de Ilyena y recitando los nombres de las mujeres que han muerto por culpa de Rand, pero también tiene algunos momentos de lucidez, como cuando aprueba la idea de Min de romper los sellos de la presión del Oscuro. En la postrer lucha entre Rand y Semirhage, cuando la Renegada es liberada y a punto está de provocar que el Dragón Renacido mate a su amada Min con sus propias manos, tanto él como Lews Therin luchan denodadamente por alcanzar la Fuente Verdadera, pese a que la Señora del Dolor los controla a través del Dogal de Dominio. Inesperadamente, Rand accede al Poder Verdadero, se libera de sus ataduras y aniquila a su enemiga. Lews Therin reconoce este poder, que proviene directamente del mismísimo Oscuro, y aúlla y se lamenta por haberlo tocado, pues afirma que es mucho mejor la muerte.

La presencia de Lews Therin se mantiene en la mente de Rand y puja con él por controlar el Saidin las escasas ocasiones que el joven tiene que encauzar. Toda esta situación llega a su culmen después de que Rand está a punto de matar a su padre adoptivo, Tam al'Thor, y se dirija a la cima del Monte del Dragón para meditar sobre si tiene sentido permitir que la Rueda del Tiempo siga girando. Lews Therin le responde completamente cuerdo y le dice que si la Rueda gira es para que todos puedan tener una segunda oportunidad de volver a amar. Rand vive entonces su Epifanía y no sólo comprende cuál ha de ser su papel y se reconcilia consigo mismo, sino que sabe que, después de esta revelación, no volverá a oír nunca más a Lews Therin Telamon en su interior, ya que jamás fueron dos entes separados.

Personalidad Editar

A través de los comentarios de los Renegados, los únicos personajes que conocieron a Lews Therin Telamon con vida y en plenitud de sus facultades mentales, se sobreentiende que el Dragón reunía la mayoría de las cualidades y virtudes propias de un héroe clásico y que representaba a la perfección la idea del paladín de la Luz. Antes de recibir el infausto sobrenombre de Verdugo de la Humanidad, Lews Therin era reconocido por su bondad y sabiduría, así como por su justicia, su valor y su capacidad de sacrificio. Como líder de las fuerzas de la Luz durante la Guerra del Poder, el Dragón desplegó unas dotes de estratega y de líder militar que no pudieron ser igualadas por ningún otro general, ni entre sus aliados ni entre sus enemigos. No obstante, y pese a los horrores que tuvo que presenciar o a los que enfrentarse, Lews Therin no perdió ese aura de piedad y compasión que tanto los Renegados, y sólo se mostraba implacable frente a los enemigos para los que no existía esperanza alguna de redención.

Poco queda de aquel personaje en la voz que acosa a Rand al'Thor y que amenaza con hacerse con el control. El Lews Therin que habla en la mente de Rand es un Lews Therin poseído -al menos en cierta medida- por la locura inherente a la Corrupción del Saidin y, sobre todo, por el dolor y la culpabilidad de la muerte de Ilyena y de tantos seres inocentes. A menudo Rand le escucha reírse, llorar o gritar como lo haría una persona que no está en sus cabales, y sólo en contadas ocasiones le percibe firme, sereno y hasta solícito a la hora de ayudarle o de darle consejo. La mayor parte del tiempo no es así, sino que Lews Therin afirma que él es real y Rand un producto de su imaginación, y oscila entre llorar a Ilyena y ansiar matar a Renegados y Asha'man con sus propias manos.

Relaciones Editar

Renegados 2a.jpg

Lews Therin, rodeado por los Renegados

Artículo principal: Lews Therin Telamon/Relaciones

Por encontrarse en la mente de Rand al'Thor, en el eje central de las novelas de La Rueda del Tiempo no hay ningún tipo de interacción entre el Dragón y cualquier otro personaje que no sea su propia reencarnación, con la excepción de los comentarios que realiza de cuando en cuando sobre la impresión que le causan otras personas. Así, aunque sólo Rand sea consciente de ello, Lews Therin reacciona con arrobo ante la belleza de Berelain sur Paendrag Paeron, con ira frente a Renegados y Asha'man o con temor si Cadsuane Melaidhrin está cerca. Aun así, y aunque lleve miles de años muerto, Lews Therin sigue despertando una amplia gama de emociones en todo el mundo. Los nacidos en la Tercera Era suelen temerle por su infausto recuerdo como el Verdugo de la Humanidad. Por otro lado, la mayoría de los Renegados le desprecian pero en su fuero interno le respetan por su poder y su autoridad. Entre ellos, es especialmente remarcable el total antagonismo que le profesa Ishamael, los celos y las tentaciones de Lanfear y la envidia de Demandred, Sammael y Be'lal.

Poder y habilidades Editar

Maestro espadachín: Aunque el empleo de armas, tanto en competiciones como en la propia guerra, no se difundieron en el mundo de la Era de Leyenda hasta que el Oscuro desplegó su influencia sobre el Entramado, Lews Therin se convirtió en uno de los mejores guerreros y en un auténtico maestro en el manejo de la espada, entre otras armas. En un duelo resultaba un adversario prácticamente imbatible, superior incluso a los Renegados en esta disciplina.

Efecto ta'veren: Lews Therin Telamon es un Héroe del Cuerno y uno de los ta'veren más poderosos que jamás ha existido, si no el que más. Si bien se desconoce la naturaleza de su efecto ta'veren sobre las personas que estaban a su alrededor, se puede suponer que era similar al que ha desplegado Rand al'Thor, quien es considerado como el personaje capaz de manipular el Entramado con más fuerza que ninguna otra persona nacida en la Tercera Era. Lo más probable es que la influencia ta'veren de Rand sea idéntica a la que en su tiempo desplegó Lews Therin.

Poder Único Editar

Viaje.jpg

Lews Therin Viajando

A través de los escasos documentos que han sobrevivido de la Era de Leyenda y las afirmaciones de los Renegados, se sabe que Lews Therin Telamon poseía la mayor fuerza en el Poder Único que un varón jamás podría alcanzar, lo que le convertía de facto en el hombre más poderoso del mundo junto a su némesis, Ishamael (Lanfear contaba el máximo poder que una mujer podía esgrimir, pero en el Poder Único las mujeres son menos fuertes que los hombres, aunque más diestras y eficientes en su empleo). Admirado y respetado entre sus aliados y odiado y temido entre sus enemigos, Lews Therin era capaz de realizar tejidos con el Poder que cualquier otra persona consideraría imposibles. Durante la Guerra de la Sombra desarrolló técnicas increíblemente destructivas que afectaban tan sólo a los Engendros de la Sombra, y se sabe que era un maestro en el Talento del Viaje. Por si esto no fuera poco, Lews Therin era una de las tres personas (las otras dos son Demandred y Semirhage) que podían bloquear la apertura de un acceso cualquiera y cerrarlo por completo si tal era su deseo, una habilidad que ha sido heredada por Rand.

Trivia Editar

  • El título de Verdugo de la Humanidad que recibió Lews Therin Telamon tras la muerte de Ilyena tiene un mayor sentido en la versión original de las novelas, ya que "Kinslayer" puede ser traducido, quizá con mayor exactitud, como Verdugo de la Estirpe o Verdugo de los Familiares.
  • El título de Señor de la Mañana que ostentó Lews Therin es el mismo que se cuenta que tuvo Lucifer, considerado antes de su caída el siervo divino más fuerte y poderoso.
  • La muerte de Ilyena y sus hijos a manos de Lews Therin tiene un paralelo en la mitología clásica: Hera volvió loco temporalmente a Heracles y éste asesinó en un arrebato a su primera esposa, Megara, y a sus dos hijos.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar