FANDOM


Melaine
Melaine.jpg
Información cronológica
Primera mención EDR 39
Primera aparición EADLS 23
Última aparición URDL 33
Información biográfica
Nombre completo Melaine
Nacionalidad Aiel
Nacimiento ca. 967 NE
Información política
Rango Sabia
Afiliación Car'a'carn
Descripción física
Género Mujer
Complexión Esbelta
Estatura Alta
Pelo Dorado
Ojos Verdes
Familia
Bael (esposo)
Dorindha (hermana conyugal)

Melaine es una Sabia perteneciente al septiar Jhirad de los Goshien Aiel. Posee un Talento que durante siglos se ha considerado extinto en las tierras húmedas, al ser una Caminante de Sueños. Además, tiene la capacidad de encauzar con cierta fuerza el Saidar, lo que la convierte en una mujer de gran valía y versatilidad.

Apariencia Editar

Como la mayoría de los Aiel, Melaine es una mujer alta y de constitución esbelta, con el pelo y los ojos de tonalidades claras. En su caso, tiene los cabellos dorados rojizos y los ojos verdes. Es descrita como una mujer atractiva que aparenta tener recién cumplidos los treinta años, aunque con el aspecto duro tan propio de las Sabias. No obstante, es posible que sea un poco mayor de lo que aparenta, ya que las mujeres que encauzan el Poder Único ven ralentizado su envejecimiento.

Sinopsis Editar

Veinte años después de su primera invasión de las tierras húmedas, pequeños grupos de Aiel vuelven a cruzar la Pared del Dragón en busca de El Que Viene con el Alba. Esta misión proviene de Amys, Bair, Melaine y Seana, cuatro Sabias que son Caminantes de Sueños y han tenido sueños proféticos que impulsan la búsqueda de aquél destinado a convertirse en el líder del pueblo Aiel, el Car'a'carn.

El ascenso de la Sombra Editar

Las Sabias hacen llegar una carta a Moraine Damodred a la Ciudadela de Tear, solicitándole que se encuentre con ellas en Chaendaer y que se asegure de que lleva consigo a Aviendha, una joven Far Dareis Mai que deberá iniciar su aprendizaje para convertirse en Sabia, ya que puede encauzar el Poder Único. Reconocido entre los Aiel que están con él en la Ciudadela como El Que Viene con el Alba, Rand al'Thor encabeza el trayecto al Yermo de Aiel, que cubre en muchísimo menos tiempo del inicialmente preciso al servirse de un Portal de Piedra. Melaine y las otras Sabias reciben a los viajeros y acuerdan enviar a Rhuidean no sólo a Aviendha, sino también a Rand, Mat y Moraine, pese a la costumbre ancestral de que sólo el pueblo Aiel puede entrar en la ciudad sagrada. Mientras esperan su regreso, las Sabias acogen a la joven Egwene al'Vere y comienzan a adiestrarla en el Tel'aran'rhiod, ya que ella tiene el Talento necesario para ser Caminante de Sueños.

Amys Bair Melaine 2.jpg

Amys, Bair y Melaine

Rand regresa de Rhuidean con las marcas que le señalan como el Car'a'carn, con lo que las Sabias deciden que sea proclamado como tal en Alcair Dal, ante todo el pueblo Aiel. Las Caminantes de Sueños se ocupan de avisar a todos los clanes comunicándose con otras Sabias en sueños, y pasan la mayor parte del viaje reunidas con Moraine e instruyendo a Egwene y Aviendha. Las mujeres han acordado que Aviendha se mantenga lo más cerca posible de Rand y les informe de todos sus movimientos, por más que la muchacha se oponga a pasar tanto tiempo con él. Rand se percata de todo esto y se lo dice sin más a las Sabias, ante lo cual Melaine se encoleriza y está a punto de decir que las Sabias se han propuesto que él se case con una mujer Aiel, si bien Amys la detiene a tiempo. Unos días más tarde el grupo llega a Alcair Dal y Amys, Bair y Melaine se encuentran entre el grupo más cercano a Rand cuando éste muestra sus marcas y, al encontrar la oposición de Couladin, revela ante todos los Aiel el secreto de su pasado, dando inicio al marasmo y a la escisión de los Shaido del resto de clanes.

Cielo en llamas Editar

Las Sabias están descontentas ante el hecho de que Rand haya escudado sus sueños, por lo que insisten más que nunca en que Aviendha no se separe de él y que duerman en la misma habitación. Más allá de esto, Melaine tiene sus propias preocupaciones y, más allá de su carácter autoritario y susceptible, se esconde una mujer enamorada que solicita a Amys y Bair que intercedan por ella y convenzan a Dorindha de aceptarla como hermana conyugal, ya que desea casarse con Bael, el jefe del clan Goshien. Al cabo de unos días Melaine cumple su deseo, ya que se encuentra casada con Bael y Dorindha y ella son primeras hermanas, un hecho que suaviza su forma de ser. De hecho, el matrimonio de Melaine es un motivo de conversación frecuente entre las otras Sabias, que irónicamente se preguntan si la recién casada se preocupa más por Bael o por Dorindha ahora que ha descubierto los placeres de la vida conyugal.

Rand dirige a los Aiel más allá de la tierra de los tres pliegues, regresando a Cairhien en persecución de los Shaido. Siguiendo sus costumbres más ancestrales, las Sabias rehúsan luchar contra otros Aiel, pero ceden en dar permiso en participar en la inminente batalla a Aviendha encauzando junto a Rand y Egwene. La lucha se salda con una clara victoria de Rand y los suyos, que fuerzan la retirada de los Shaido al norte y al este. Amys, Bair, Melaine y Sorilea custodian a Rand y velan su descanso, impidiendo que los nobles cairhieninos y tearianos hablen con él hasta que no entra en la capital. Los Aiel le acompañan hasta allí y hacen visitas frecuentes al Palacio del Sol, en particular los jefes de clan y las Sabias, pero prefieren seguir viviendo lejos de las ciudades e instalan sus campamentos más allá de las murallas. Las Sabias Caminantes de Sueños acuden a ver a Egwene después de que ésta sufra graves daños tras el ataque de Lanfear y la consuelan, pero le prohíben tajantemente regresar al Tel'aran'rhiod hasta que no esté recuperada por completo.

El Señor del Caos Editar

Amys, Bair y Melaine permanecen en Cairhien aun cuando Rand se traslada a Caemlyn, y continúan adiestrando a Egwene en todo lo relativo al Mundo de los Sueños, aun cuando no le han levantado la prohibición de ir allí, pues temen que aún no se haya repuesto del todo. Pese a estar alejadas del Car'a'carn, en cuanto éste vuelve a Cairhien Aviendha acude a visitarlas y contarles todo lo que ha ocurrido. Sin embargo, Aviendha no tarda mucho más en separarse de Rand, ya que desea ver cuanto antes a Elayne Trakand y saldar con ella lo que considera una deuda de toh, por lo que Melaine se instala en Caemlyn, oficialmente para estar con Bael pero también para estar cerca de Rand y poder informar a Amys y Bair de lo que pueda ocurrir. En la capital de Andor Melaine conoce a Min Farshaw, quien tiene una visión de ella en la que es madre de dos gemelas. Esta revelación deja atónita a la Sabia, pero de inmediato su alegría es tan grande que corre a avisar a Bael, ya que sabe que su marido siempre ha deseado tener alguna hija y con Dorindha sólo ha tenido varones. Melaine no tarda en contarle lo ocurrido también a Amys y Bair, de forma que cuando Min llega a Cairhien todas las Sabias ya están al tanto de su sorprendente habilidad y la tratan con gran aprecio y consideración.

Bael y Melaine son testigos de la audiencia que Rand concede a la embajada de Salidar en la que sus integrantes tratan de imponerse a él e intimidarle, sin éxito. Al término de la misma, Melaine felicita al Car'a'carn por haber sabido manejar la situación y haber puesto en su sitio a las Aes Sedai. Unos días después, la Sabia vuelve a aparecer en el Mundo de los Sueños acompañando a Bair para hablar con Egwene. Según observa ésta, Melaine sigue tan encantada con la noticia de su embarazo que no está enfadada con Egwene después de saber que les mintió al decirles que era Aes Sedai y las desobedeció, visitando el Tel'aran'rhiod cuando aún no le permitían hacerlo. La muchacha observa que la opinión que tienen las Sabias sobre las Aes Sedai es muy pobre y que censuran la actitud de las embajadas de Caemlyn y, sobre todo, la de Cairhien.

La Corona de Espadas Editar

Amys Bair Melaine.jpg

Amys, Bair y Melaine (por Ariel Burguess)

Al continuar en Caemlyn, Melaine se entera del secuestro de Rand, la Batalla de los Pozos de Dumai, y la rápida entronización y posterior deposición de Colavaere Saighan a través de Amys y Bair. Cuado el Car'a'carn vuelve a Andor, Melaine ya ha puesto en antecedentes a los suyos, por lo que no hayn grandes sorpresas en la reunión que Rand mantiene con ella, Bael, Dorindha y Davram y Deira Bashere. La Sabia le notifica a Rand que, en su ausencia, ha habido mucho movimiento entre las Aes Sedai alojadas en la posada El Cisne de Plata, pero que su número se ha mantenido más o menos constante. No mucho después, Melaine acude junto a Amys y Bair al encuentro con Egwene en el Tel'aran'rhiod en el que ésta les anuncia que ha sido ascendida a la Sede Amyrlin de las Aes Sedai rebeldes y les pide que, por el momento, no le digan nada a Rand. Las Sabias acceden a ello y le dicen que las hermanas que formaban parte de la embajada de Caemlyn están ahora con Rand en Cairhien, pero no le cuentan nada acerca del juramento de fidelidad que éste les impuso.

El Corazón del Invierno Editar

Durante los meses siguientes Melaine sigue en Caemlyn y comienza a ser visible para todos que, ciertamente, está embarazada. Elayne Trakand ha llegado a la ciudad y ha hecho oficial su candidatura a ocupar el Trono del León, retirando todos los símbolos y estandartes de Rand y solicitando a los Aiel que se mantengan al margen del inminente conflicto sucesorio. Aviendha acompaña a Elayne, por lo que Melaine y las otras Sabias le ordenan que acuda a verlas periódicamente y continúe con su aprendizaje. La joven se somete a sus superioras y se sonroja cuando éstas le recriminan que se haya acostumbrado demasiado a la forma de vivir de las tierras húmedas, al haber cogido gusto a los baños en agua caliente o a los vestidos de seda. Melaine no toma parte de la ceremonia en que Aviendha y Elayne se convierten en primeras hermanas, ya que el encauzamiento podría dañar a sus bebés.

La tormenta Editar

Bael, Melaine y los demás Aiel que se encontraban en Andor se trasladan a Arad Doman, de acuerdo con las órdenes de Rand de pacificar la zona. Allí Melaine se reencuentra con Amys y Bair, y las tres comienzan a tratar a Aviendha de una forma muy peculiar, haciéndole todo tipo de preguntas, mostrándose satisfechas con la respuesta y después, sin ninguna explicación, asignándole todo tipo de absurdas y costosas tareas. La propia Melaine felicita a Aviendha por su actuación cuando se propaga el fuego ocasionado por una desagradable burbuja maligna y le recomienda irse a la cama y descansar, para a continuación comunicarle que al día siguiente tendrá más castigos. Esta actitud resulta ser la última enseñanza que las Sabias imparten a Aviendha, como ésta descubre cuando termina estallando y negándose a seguir obedeciéndolas: una Sabia ha de saber imponer su autoridad y no dejarse avasallar por nadie, ni siquiera por otra Sabia. Contentas de ver cómo ha mejorado su discípula, Amys, Bair y Melaine felicitan a Aviendha y la envían a Rhuidean, donde deberá pasar por las columnas de cristal para convertirse en una Sabia de pleno derecho.

El carácter de Rand se ha vuelto más duro y sombrío, hasta el punto de llegar a ser prácticamente irreconocible a ojos de sus seres queridos. Sorilea, Amys, Bair y Melaine acceden a ayudar a Cadsuane Melaidhrin en su plan de hacer regresar al antiguo Rand y toman parte de las reuniones que ésta hace con las otras Aes Sedai y a las que sumarán también Min y Nynaeve al'Meara, muy preocupadas por lo que le está ocurriendo al Car'a'carn.

Torres de Medianoche Editar

El estado de gestación de Melaine ya está tan avanzado que puede volver a encauzar sin problemas y acude de nuevo al Tel'aran'rhiod en compañía de Amys y Bair para hablar con Egwene. Las Sabias hablan con orgullo de Rand, que ha vuelto a ser el de antes tras haber "abrazado la muerte", como ellas afirman. No obstante, las Aiel no ocultan su preocupación cuando Egwene les revela que Rand se propone romper los sellos de la prisión del Oscuro y dicen que algo tan grave debe ser sopesado y consultado con las otras Sabias. Las Caminantes de Sueños acuden a la reunión que Egwene organiza como acercamiento entre las Aes Sedai, Sabias y Detectoras de Vientos, en la que se acuerda que los distintos grupos de mujeres capaces de encauzar el Saidar colaboren entre sí e implanten un sistema de intercambio de aprendizas, dándoseles la oportunidad de elegir entre cualquiera de ellas si tal es su deseo.

Icono Aiel.svg.png

Ya terminado el encuentro con las Detectoras de Vientos, Egwene pide a Amys, Bair y Melaine que la ayuden en la inminente lucha que va a tener lugar contra Mesaana. Las Sabias acceden y, junto con Egwene, Nynaeve, Siuan y Leane, toman parte en los combates contra la Renegada y sus seguidoras del Ajah Negro. Pese a ser superadas en número, Egwene y sus aliadas se saben manejar en el Mundo de los Sueños con mayor soltura que las Amigas Siniestras y han aprendido a depender allí de su fuerza de voluntad antes que del Poder Único. Egwene en persona se enfrenta a Mesaana y destruye su mente, un hecho que impresiona vivamente a Amys, Bair y Melaine. Las Sabias se despiden afectuosamente de Egwene, comentando lo mucho que ha progresado en el dominio del Tel'aran'rhiod, y se marchan una vez que queda claro que la victoria es suya.

Un recuerdo de Luz Editar

Melaine es una de las Sabias que están reunidas en Campo de Merrilor cuando Aviendha regresa de Rhuidean y les cuenta las visiones del preocupante futuro de los Aiel que ha vislumbrado al pasar por segunda vez a través de las columnas de cristal. Las mujeres tratan de explicarse qué ha podido ocurrir y qué podría ocasionar la pérdida de honor de los Aiel y su eventual destrucción y llegan a la conclusión de que podría haberse debido al hecho de que Rand los excluyera de la firma de la Paz del Dragón que se propone ofrecer al día siguiente a todos los gobernantes de las tierras húmedas. Aunque no están seguras de que puedan cambiar un futuro tan desalentador, todas las Sabias están determinadas a hacer todo lo que esté en sus manos para evitar que ocurra, y en virtud a ello en cuanto tienen la oportunidad exigen al Car'a'carn que sean incorporados al pacto.

Una vez que comienza la Última Batalla Melaine está próxima a salir de cuentas, por lo que no llega a participar en las luchas. Por el contrario, la Sabia es una de las pocas Aiel que no son gai'shain que permanecen en Mayene atendiendo a los heridos.

Personalidad Editar

En sus primeras apariciones, Melaine es presentada como una mujer con un carácter semejante al de Nynaeve al'Meara: firme, autoritario y poco dado a cualquier concesión amable o cómica. De hecho, incluso al reconocer que desea casarse con Bael ella afirma que lo hace porque no encuentra otra forma de controlarle y que le parece un hombre tozudo y enervante. Sin embargo, muy poco después de su matrimonio, Melaine comienza a mostrar una forma de ser más sosegada y, en ocasiones, hasta rozar la dulzura. Más allá de la vida en común con Bael y Dorindha, el hecho de quedarse embarazada resulte determinante para que aflore esta parte de su personalidad que hasta entonces había procurado mantener oculta. Aun así, esto no quiere decir que Melaine cambia diametralmente su forma de ser, sino que simplemente la suaviza, y sigue poseyendo los rasgos distintivos de carácter de una Sabia. Sigue con fiereza el ji'e'toh y es bien consciente de las responsabilidades inherentes de su posición, no dudando en ir al Mundo de los Sueños, combatir e implicarse hasta el extremo en los problemas de su pueblo aun estando próxima al parto.

Poderes y habilidades Editar

Poder Único: Melaine es una Sabia que puede encauzar el Saidar y que además lo hace con cierta fuerza, superior a la de la mayoría de las Aes Sedai. Por comentarios e impresiones de Egwene, se cree que el nivel de Melaine debe ser sólo un poco inferior al de Amys, quien a su vez está próxima a igualar a Moraine, considerada una de las Aes Sedai más fuertes antes del descubrimiento de Egwene, Elayne y Nynaeve. Pese a ser más poderosa que la media de la Torre Blanca, Melaine ha carecido de una instrucción tan específica en el Poder Único, y sólo recientemente ha aprendido a realizar tejidos más complejos, incluyendo entre ellos el Viaje.

Caminante de Sueños: El Talento de poder entrar en el Mundo de los Sueños y moverse a través de él se consideraba perdido en las tierras húmedas, pero entre las Sabias al menos Amys, Bair, Melaine y Seana son la muestra de que sigue vivo y corre fuerte en las mujeres Aiel. Melaine ha demostrado ser igual de diestra que las otras Sabias, y así mismo poseer el Talento del Sueño, también estrechamente relacionado con el Tel'aran'rhiod, y con el cual puede tener sueños proféticos que en ocasiones ella misma sabe interpretar.

Trivia Editar

  • En el momento en que terminan las novelas, las hijas de Melaine aún no han nacido. Sin embargo, ella misma ha afirmado que las llamará Min y Egwene.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar