FANDOM


Radhanan Paendrag
Icono Seanchan.svg
Información cronológica
Primera mención LGC 34
Última mención LT 19
Información biográfica
Nacionalidad Seanchan
Muerte 1000 NE
Información política
Título Emperatriz de Seanchan (I - XI)
Rango Emperatriz (I - XI)
Afiliación Seanchan
Ocupación Emperatriz de Seanchan (I - XI)
Descripción física
Género Mujer
Pelo Rapado
Familia
Ravashi (hija)
Tuon (hija)
Chimal (hija)
Aurana (hija)
Halvate (hijo)
Varios hijos

La Emperatriz Radhanan es la suprema dirigente del poderoso imperio seanchan. Ejerce su poder desde el mismísimo Trono de Cristal en la Corte de las Nueve Lunas de Seandar y es descendiente directa del Rey Supremo Artur Hawkwing a través de su hijo Luthair Paendrag Mondwin. Bajo su reinado se ha hecho realidad el ansiado Corenne, el Retorno de los seanchan a las tierras de sus antepasados.

Apariencia Editar

No se sabe gran cosa acerca del aspecto físico de la Emperatriz, más allá de que seguramente sea una mujer de piel oscura y mediana edad que, de acuerdo con las costumbres seanchan, llevará la cabeza completamente afeitada y todas las uñas largas y lacadas de color negro, como símbolo de su posición.

Historia Editar

Pese a que el nombre de Radhanan es conocido a lo largo de todo el imperio, está estrictamente prohibido el pronunciarlo por cualquier persona, incluyendo a sus familiares y otros allegados. Todos han de referirse simplemente a ella como la Emperatriz y añadir mecánicamente el formulismo "así viva por siempre" para demostrar su fidelidad sin fisuras hacia ella. A no ser que la Emperatriz diga lo contrario, nadie puede dirigirse directamente a ella ni dirigirle la mirada; de hecho, su propia voz por lo general no ha de ser escuchada, sino que suele comunicarse a través de otra persona, un so'jhin que hace las veces de su Voz.

La Emperatriz ha sido una mujer prolífica, ya que se tiene constancia de la existencia de al menos ocho hijos suyos. Halvate y otro más fueron asesinados como parte de las constantes conspiraciones e intrigas en la Corte de las Nueve Lunas, mientras que otros dos cayeron en desgracia y fueron convertidos en da'covale. Se sabe que la hija mayor de la Emperatriz es Ravashi, y que tras ellas se encuentran Tuon, Chimal y Aurana. La favorita de todas ellas es Tuon, la segunda, a quien Radhanan ha distinguido como su heredera y le ha otorgado el título de Hija de las Nueve Lunas. El favoritismo que la Emperatriz siente por Tuon se ha traducido, entre otras cosas, en haberle permitido entrenar como sul'dam, una hecho ciertamente insólito en la familia imperial. No obstante, los caprichos de la propia Radhanan son también extraños y mucho más perversos, ya que se ha mencionado que uno de sus pasatiempos favoritos es ceñir el a'dam a miembros de la Sangre, con el peligro que esto puede llegar a entrañar.

Sinopsis Editar

Siendo Radhanan la Emperatriz de Seanchan se hizo por fin realidad el sueño de Luthair de regresar a las Tierras Occidentales y extender el imperio a ambos lados del Océano Aricio, reclamando para sí las tierras que en el pasado pertenecieron a Artur Hawkwing. Tras muchos años de preparación, el Corenne partió de Seanchan en varias oleadas entre 998 y 1000 NE. En una de ellas es enviada la propia Hija de las Nueve Lunas, Tuon, para que se ocupase del gobierno de las tierras recientemente conquistadas en nombre de la Emperatriz.

Cuchillo de sueños Editar

Radhanan y todos sus hijos salvo Tuon son brutalmente asesinados por Semirhage, una de los Renegados que se había infiltrado en la Corte de las Nueve Lunas como soe'feia de la Hija de las Nueve Lunas. Tal y como la Señora del Dolor relataría a la Augusta Señora Suroth, esparció la sangre de la Emperatriz y de su prole por el Trono de Cristal y lo dispuso de tal forma que la masacre provocase una horrible guerra civil en Seandar y en todo Seanchan con el único propósito de "dejar que el Señor del Caos el mando tome". Con Tuon al otro lado del océano y ningún otro candidato plausible, Seanchan aún no se ha recuperado del asesinato de Radhanan y la familia imperial, y por el momento sólo gobiernan allí la anarquía y la guerra civil.