FANDOM


Rhuidean

Rhuidean

Rhuidean es la única ciudad existente en el inhóspito Yermo de Aiel, construida por los Jenn Aiel en un momento indeterminado después del Desmembramiento del Mundo pero anterior a la Guerra de los Trollocs. No llegó a ser finalizada, ya que los Jenn Aiel desaparecieron antes de concluir su tarea, pero aún son visibles sus enormes edificios sin construir, todos ellos palacios majestuosos. Rhuidean estaba diseñada para ser una de las grandes ciudades del mundo, aunque menor en tamaño a otras urbes como Tear o Caemlyn. En el centro de Rhuidean hay una enorme plaza, en cuyo corazón se encuentra el legendario árbol Avendesora.

Historia Editar

Durante el Desmembramiento del Mundo, los Aiel primigenios, al igual que el resto de personas, vagaron por el mundo en busca de un refugio seguro que les permitiera mantenerse a salvo de los varones enloquecidos por la Corrupción del Saidin. Tras muchos avatares, los Jenn Aiel llegaron a la tierra que hoy es conocida como el Yermo de Aiel y, con la ayuda de unas Aes Sedai que se encontraban con ellos, comenzaron a construir Rhuidean. Se planeó que Rhuidean fuese hecha a semejanza de las ciudades perdidas de la Era de Leyenda, y por ello se erigieron amplias avenidas y enormes palacios con altas torres. Esta ardua tarea quedó incompleta a consecuencia de la muerte de los Jenn Aiel, aunque es posible que ellos o las Aes Sedai levantasen la barrera que rodeó a la ciudad durante siglos, dificultando el encauzamiento de Poder Único y cubriendo la ciudad por brumas.

Exceptuando a los escasos Jenn Aiel, no existieron habitantes en Rhuidean y finalmente fue abandonada cuando el último Jenn murió. Los centenares de objetos de Poder Único (angreal, ter'angreal y quizás también sa'angreal) que juraron proteger se mantuvieron apiñados en el centro de la ciudad. Sin embargo, las Aes Sedai que acompañaban a los Jenn se aseguraron que ese increíble tesoro de la Era de Leyenda se mantendría a salvo, pues visitaron en sueños a las Sabias de los clanes guerreros Aiel, revelándoles la Profecía de Rhuidean que sellaba el destino de todo el pueblo Aiel. Así mismo, las Aes Sedai les legaron un sistema para mantener la cohesión y los recuerdos entre los Aiel. Antes de la llegada del Car'a'carn que cumpliría la Profecía, sólo tendrían permitido entrar en Rhuidean los candidatos a convertirse en jefes de clan o en Sabias, y allí se les daría a conocer por medio de visiones del pasado proyectadas por un ter'angreal los verdaderos orígenes de los Aiel.

Icono Aiel.svg

Durante más de dos mil años Rhuidean permaneció cubierta de brumas y vedada al paso a cualquier persona que no estuviese dispuesta a pasar la prueba para convertirse en jefe de clan o Sabia. En su interior permaneció también Avendesora, que se convirtió en una leyenda en las Tierras Occidentales. Los Aiel sacaron al menos una vez de la ciudad abandonada un retoño de Avendesora, Avendoraldera, que fue regalado al reino de Cairhien. Se rumorea que también existió un retoño en el reino hoy desaparecido de Almoth, aunque se ignora si esta historia es cierta.

Eventos recientes Editar

En el año 999 NE entraron en Rhuidean Rand al'Thor, Mat Cauthon y Moraine Damodred, con el permiso de las Sabias. Ninguno de ellos había nacido Aiel (aunque el padre de Rand era Aiel y su madre fue adoptada entre las Far Dareis Mai), por lo que quebraron la costumbre milenaria que prohibía el paso a cualquier extraño a la ciudad. Mientras que Mat y Moraine obtuvieron valiosa información entrando en el misterioso ter'angreal que les comunicaba con el mundo de los Elfinios, Rand regresó investido como el Car'a'carn profetizado, el hombre destinado a liderar a los Aiel, unirlos y finalmente destruirlos.

Durante su posterior lucha con Asmodean, uno de los Renegados, Rand destruyó accidentalmente la barrera que protegía Rhuidean, varios edificios y casi destruyó a Avendesora, que fue quemado en prácticamente su totalidad. La enorme cantidad de Poder Único puesta en juego durante el enfrentamiento provocó importantes movimientos subterráneos, que produjeron que una masa de agua dulce se aproximara a la superficie. Antes de abandonar el Yermo de Aiel Rand hizo funcionar las fuentes y las canalizaciones de Rhuidean y trasladó a los Aiel a la ciudad. Poco a poco, Rhuidean está siendo repoblada, y existen planes de convocar a los Ogier para finalizar su construcción. Si estos esfuerzos resultan exitosos, Rhuidean no será sólo el único punto del Yermo de Aiel con una gran cantidad de agua, sino también la única ciudad en la Tierra de los Tres Pliegues.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.