FANDOM


Romanda Cassin
Romanda1b.jpg
Información cronológica
Primera aparición ESDC 15
Última aparición URDL 20
Información biográfica
Nombre completo Romanda Cassin
Nacionalidad Far Madding
Nacimiento ca. 710 NE
Muerte 1000 NE
Información política
Título Tejedora Mayor (VI - XII)
Rango Aes Sedai
Ajah Ajah Amarillo
Afiliación Aes Sedai rebeldes (VI - XII)
Torre Blanca reunificada (XII - XIV)
Ocupación Líder del Ajah Amarillo (VI - XII)
Asentada del Ajah Amarillo (VI - XIV)
Descripción física
Género Mujer
Pelo Blanco con vetas grises
Ojos Oscuros
“Desde niña he soñado con ser Aes Sedai. Desde el día en que llegué a la Torre Blanca, he tratado de vivir como una Aes Sedai. He vivido como Aes Sedai y moriré como Aes Sedai.”
   —Romanda Cassin

Romanda Cassin es una Aes Sedai del Ajah Amarillo de muy avanzada edad. Después de haber alcanzado altas cuotas de poder tanto en la Antecámara de la Torre como en su propio Ajah, Romanda optó por eclipsarse tras fracasar en su intento de ser ascendida a Sede Amyrlin en 973 NE. No obstante, ha regresado recientemente de su retiro, con las mismas influencias y sus ambiciones intactas.

Apariencia Editar

Aunque esté cerca de cumplir los trescientos años, Romanda no tiene ni una sola arruga en su rostro ni ninguna otra señal de su auténtica edad, sino que posee el aspecto intemporal de cualquier Aes Sedai con varios años de experiencia. Es una mujer bastante atractiva, con los ojos oscuros y el pelo blanco con unas pocas hebras grises, recogido en un apretado moño sobre la base del cuello. La hermana Amarilla mantiene constantemente el gesto de estar a punto de dar una severa regañina a alguien pero, en marcado contraste, posee una hermosa y delicada voz de soprano.

Historia Editar

Romanda nació hace casi tres siglos en la ciudad-estado de Far Madding, que también es el lugar de origen de la Aes Sedai viva de más edad, la legendaria Cadsuane Melaidhrin. Durante ochenta años fue una de las Asentadas del Ajah Amarillo en la Antecámara de la Torre y también ocupó el cargo de Tejedora Mayor, líder de su Ajah por un periodo indeterminado de tiempo. A la muerte de la Amyrlin Noane Masadim Romanda fue una de las principales candidatas para sucederla, pero perdió en las votaciones frente a la Azul Tamra Ospenya. La Amarilla consideró este hecho como un desplante y una ofensa personal, y optó por abandonar la escena política y retirarse de la Torre Blanca. Se desconoce adónde se marchó, aunque es probable que pasara algún tiempo en Far Madding, hasta que huyó de allí ayudada por su doncella Aelmara tras un "ligero malentendido" que no ha sido aclarado.

Es muy probable que la enemistad y la enconada rivalidad que Romanda Cassin mantiene con Lelaine Akashi provenga de sus años como Asentada. Aunque más joven que ella, Lelaine también ha estado en la Antecámara de la Torre durante muchos años, y sin dudas tuvo que apoyar a Tamra, como compañera suya de Ajah, en su elección como Amyrlin y en detrimento de Romanda.

Sinopsis Editar

El Señor del Caos Editar

Icono Llama.svg.png

Después de que las noticias del Cisma de la Torre Blanca se difundan por todas las Tierras Occidentales, Romanda decide dejar su retiro y regresa a escena acudiendo a Salidar y uniéndose a la causa rebelde. Obviamente, ante una hermana con su experiencia y trayectoria, las Amarillas la eligen de inmediato como Tejedora Mayor y Asentada de su Antecámara. En pocos días la situación de Salidar se polariza y, además del grupo de poder comandado por Sheriam Bayanar, se forman dos importantes facciones en torno a Romanda y Lelaine, quienes ambicionan convertirse en la Sede Amyrlin de las Aes Sedai rebeldes. Las Asentadas Magla Daronos, Saroiya y Varilin se alinean con ella y forman un entente frente a Lelaine y sus aliadas, lo que provoca que la mayoría de las decisiones tomadas en la Antecámara sean bloqueadas por su constante puja por el poder.

Poco a poco, más Aes Sedai acuden a Salidar y Romanda se ocupa de recibir y hablar personalmente con algunas de ellas, incluyendo a las hermanas Adeleas y Vandene Namelle, que probablemente sean coetáneas suyas. Cuando la joven Nynaeve al'Meara realiza el milagro de Curar el amansamiento y la neutralización, Romanda es una de las Aes Sedai que abarrotan la pequeña estancia y desean saber cómo lo ha hecho, sin creer lo que ven sus ojos. Pese a pertenecer al Ajah de la Curación, Romanda no ve con buenos ojos los nuevos tejidos que presenta Nynaeve y requieren del uso de los Cinco Poderes, ya que ella es mucho más hábil con el método tradicional, por más que éste sea menos efectivo.

Las candidaturas de Romanda y Lelaine como eventuales Amyrlin no prosperan a consecuencia de lo igualadas que están, por lo que la facción de Sheriam presenta inesperadamente a una Aceptada con un potencial más que prometedor, Egwene al'Vere. En la primera votación tanto Romanda como Lelaine y sus aliadas permanecen sentadas, pero en la segunda acaban por ponerse en pie, siendo la Amarilla la última en hacerlo y con un marcado gesto de desagrado. No obstante, todas ellas acaban comprendiendo que Egwene puede resultar una excelente elección, ya que su juventud e inexperiencia darán pie a que sea manipulada por la Antecámara. Mas Egwene tiene madera de líder y talento para no dejarse controlar, y se las arregla para convencer a través de sus aliadas a Romanda y Lelaine para emprender la marcha a Tar Valon de tal forma que ellas mismas creen que la idea ha sido suya. Esto no impide que Romanda trate a Egwene con un desdén que roza la más absoluta falta de respeto, más aún teniendo en cuenta que la nueva Amyrlin ha nombrado a Sheriam su Guardiana de las Crónicas y ha ascendido a Aes Sedai a amigas suyas sin que hayan pasado la prueba de acceso al chal.

La Corona de Espadas Editar

Los días posteriores, en los que las Aes Sedai rebeldes y su ejército se dirigen a Tar Valon a lo largo de Altara y Murandy, Romanda y Lelaine se enfrentan a Sheriam para controlar a Egwene. Las tres Aes Sedai han "sugerido" que la Amyrlin tome doncellas elegidas por ellas mismas. La elección de Romanda es Meri, y con ella resulta patente que la Amarilla pretende espiar a Egwene. Ésta se le ha adelantado, y ha planeado que la recientemente ascendida a hermana Marrón Theodrin Dabei acuda a Romanda en busca de protección y pueda tener a la Amyrlin convenientemente informada de sus intenciones. Al contrario que Lelaine, la Amarilla no sospecha en ningún momento de la joven que ha acudido ante ella y cree genuinamente que Theodrin requiere de su apoyo para que sea considerada una Aes Sedai de pleno derecho.

Ante los preocupantes rumores de los que se ha hecho eco la Asentada Delana Mosalaine que relacionan a Elaida a'Roihan con el Ajah Negro, Romanda y Varilin acuden ante Egwene para demandar que la Antecámara permita que todas las Aes Sedai sean interrogadas a este respecto. Simultáneamente llegan Lelaine y Takima con la reclamación de que el tema se deje de lado. Egwene no hace gran caso a ninguna de las Asentadas y se retira a descansar, pues vuelve a sufrir las fuertes jaquecas que la llevan acosando desde hace unos días.

El Camino de Dagas Editar

Romanda se entera de que soldados dirigidos por varios nobles murandianos y andoreños impiden el paso de las rebeldes y desean hablar con la Amyrlin, ante lo cual acude a toda prisa hacia Egwene y le dice sin ambages y no sin cierta dureza que ella se mantenga aparte y le deje llevar el peso de las conversaciones. Sin embargo, Egwene desoye las "recomendaciones" de Romanda y de Lelaine, asume su autoridad de cara a los nobles y sorprende a propios y extrañas proclamando que a partir de ahora se aceptarán como novicias a todas las mujeres que puedan encauzar el Saidar independientemente de su edad. Enfurecidas, las Asentadas se proponen enfrentarse abiertamente a Egwene en la reunión de la Antecámara de la Torre que va a tener lugar de regreso al campamento.

Egwene interrumpe a Romanda y Lelaine en la Antecámara y presenta una moción para declarar la guerra a Elaida. Las dos Asentadas intentan cambiar el tema y abordar asuntos que les resultan prioritarios, mas Egwene invoca la Ley de la Torre para solicitar una votación inmediata. Predispuestas contra Elaida por los propios manejos de Egwene, la mayoría de las Asentadas votan afirmativamente a la declaración de guerra, pero sólo se alcanza la mayoría cuando Lelaine y Lyrelle se ponen en pie. Romanda se mantiene sentada, junto con sus aliadas y Takima y Faiselle, pero se ha logrado el consenso simple. Es entonces cuando Egwene da el ansiado golpe de efecto y anuncia la puesta en marcha de la Normativa de Guerra, por la cual sus decisiones primarán sobre las de la Antecámara en cuestiones relativas al conflicto con Elaida. La Sede Amyrlin se ha impuesto sobre las Asentadas y ha cortado de raíz las aspiraciones de Romanda y Lelaine.

Encrucijada en el crepúsculo Editar

Pese a que la Normativa de Guerra ha atado de pies y manos a la Antecámara en las decisiones más cruciales, por haberse opuesto a esta votación fatal Romanda ha adquirido cierta ventaja sobre su irreconciliable rival Lelaine y no duda en pasearse ufana por el campamento luciendo su creciente influencia. El ejército rebelde ya ha llegado a las puertas de Tar Valon, pero por el momento Egwene no ha adoptado ninguna decisión drástica y busca una forme de bloquear los puertos de acceso a la isla. Cuando la Antecámara se entera de que la gigantesca cantidad de Poder Único que sintieron desplegarse días atrás ha provocado un inmenso cráter donde antes se alzaba Shadar Logoth, alcanzan el consenso menor y acuerdan iniciar conversaciones con la Torre Negra en busca de una eventual alianza frente a los Renegados. Esta vez, aunque reticentes, tanto Romanda como Lelaine coinciden y se ponen en pie para apoyar esta iniciativa.

Las discusiones sobre a quién enviar a la Torre Negra se prolongan aún después de las reuniones de la Antecámara y no hay forma de que Romanda y Lelaine se pongan de acuerdo. Mas la Amarilla no sólo se dedica a discutir con la Azul, ya que se ha enterado de extraños rumores provenientes de Cairhien que asombran a su Ajah (probablemente la Curación completa de la neutralización llevada a cabo por el Asha'man Damer Flinn) y ha enviado a dos hermanas a investigar. Romanda visita con Theodrin a Egwene y le expone sus deseos de que se tomen acciones drásticas con las Allegadas. Sin embargo, la Sede Amyrlin propone una unión más fuerte con este grupo de mujeres y sugiere que las Aes Sedai que deseen retirarse y disfrutar de más años de vida tras renunciar a los Tres Juramentos pueden unirse a las Allegadas. Romanda se escandaliza ante esta idea y se marcha en tromba del lugar.

Cuchillo de sueños Editar

Romanda.jpg

Romanda

Tras la captura de Egwene por las Aes Sedai fieles a Elaida Lelaine ha empezado a ganar influencia entre las rebeldes, al presentarse como una fiel servidora de la Amyrlin y subrepticiamente como eventual candidata a sustituirla, en caso de no regresar de su cautiverio. Romanda se ha percatado de esto pero no puede hacer gran cosa para frenar a su rival y pasa mucho tiempo malhumorada en su tienda y leyendo novelas de amor, su afición más secreta. Nisao Dachen entra para decirle que Lelaine está obstaculizando la misión que le encargó Egwene de investigar los asesinatos de Anaiya y Kairen Stang, ante lo cual Romanda se sorprende de la capacidad de liderazgo de la Amyrlin y promete interceder ante la Azul. Las pesquisas de Nisao no han llegado muy lejos, aparte de concluir de que algo que unía a las dos fallecidas era su íntima amistad con Cabriana Mecandes, otra Aes Sedai del Ajah Azul desaparecida en extrañas en circunstancias.

Las Asentadas son convocadas de forma extraordinaria al ser visitadas por Merise Haindehl, una Aes Sedai que ha vinculado a un Asha'man, Jahar Narishma. Éste acude en representación del Dragón Renacido y ofrece a la Antecámara lo posibilidad de vincular a más Asha'man hasta compensar el número de Aes Sedai que fueron vinculadas durante el Ataque a la Torre Negra. Romanda es partidaria de esta idea, pero antes de que se lleve a cabo la votación, se entera por Narishma de que durante la Limpieza del Saidin fueron atacados por una mujer capaz de asir el Saidin. Es entonces cuando se hace la luz en la mente de Romanda, quien interrumpe la sesión al comprender que el asesino de Anaiya y Kairen es en realidad esa mujer, Halima Saranov, quien se presentó como secretaria de la difunta Cabriana. Mas Romanda llega tarde a estas conclusiones, pues Delana ha puesto sobre aviso a la Renegada y las dos acaban de marcharse del campamento.

La tormenta Editar

Aunque sigue mostrando la feroz oposición de Romanda, la posición de Lelaine no deja de fortalecerse a medida que se prolonga la ausencia de Egwene, y por más que Siuan Sanche trata de contrarrestarla. Romanda acude junto a Lelaine, Magla, Sheriam y Siuan a interrogar a la Amarilla Shemerin, quien para sorpresa de todas ya no se considera Aes Sedai tras haber sido rebajada a Aceptada por Elaida y ha huido de la Torre Blanca a través de unos pasadizos subterráneos hasta entonces desconocidos. Los días posteriores, tanto Romanda como Lelaine reciben varias veces al joven Gawyn Trakand, pero no llegan a asegurarle en ningún momento que apoyarán su idea de rescatar a Egwene y le utilizan para obtener información valiosa para sus Ajahs.

En contra de sus deseos, Egwene es llevada de vuelta al campamento rebelde tras el ataque de los seanchan a la Torre Blanca. En su primera reunión con la Antecámara tras su regreso deja estupefactas a todas las Asentadas al tener información más que suficiente como para desenmascarar a la práctica totalidad del Ajah Negro. La Amyrlin ordena que todas las hermanas vuelvan a prestar los Tres Juramentos, con lo que se descubre que Sheriam y decenas de Aes Sedai rebeldes son identificadas como Amigas Siniestras y son ejecutadas de inmediato. Con la posición de Guardiana de las Crónicas vacante, tanto Romanda como Lelaine se muestrán más agradables y complacientes que nunca con Egwene, deseando ser ascendidas a este cargo. No obstante, y con el propósito de fortalecer la ansiada reunificación de la Torre Blanca, Egwene elige como Guardiana de las Crónicas a la Roja Silviana Brehon, volviéndose a ganar la enconada oposición de la Amarilla y la Azul.

Torres de Medianoche Editar

Los siete Ajahs envían a Asentadas como representantes suyos a la prueba de Nynaeve al'Meara, dada la expectación que siempre ha despertado. Las Aes Sedai no pueden ser más duras con Nynaeve durante su experiencia en el interior del portal ovalado, pero por más difícil que le pongan las cosas, la joven consigue superar una durísima experiencia sin someterse a las normas de la Ley de la Torre. Egwene somete a votación la decisión de dar por superada la prueba de Nynaeve o no, y Romanda es una de las cuatro hermanas que votan a favor suyo, con lo que permite que la joven pueda lucir con pleno derecho el chal del Ajah Amarillo. Unos días después, Egwene acude a una reunión de la Antecámara de la que no había sido avisada y recrimina a Romanda, Lelaine y las demás que esta actitud fue la que causó la escisión de la Torre sólo unos meses atrás. Con su rapapolvo, la Sede Amyrlin fuerza a las Asentadas a adoptar medidas más estrictas en lo relativo a las asambleas de la Antecámara y su poder de decisión, lo que cimenta aún más su posición de cara a su inminente reunión con otros gobernantes y con el Dragón Renacido.

Un recuerdo de Luz Editar

Pensando en las cinco personas que han de acompañarla en nombre de la Torre Blanca a su entrevista con el Dragón Renacido y con el resto de gobernantes, Egwene determina que sean Romanda, Lelaine, Silviana, Saerin Asnobar y Gawyn, de esta forma equilibrando los dos antiguos bandos que surgieron durante la escisión de la Torre. El encuentro finaliza con un acuerdo global que cristaliza en la firma de la Paz del Dragón y con la decisión de distribuir fuerzas en la Última Batalla en cuatro focos distintos, enviando a Gareth Bryne, Egwene y la inmensa mayoría de las Aes Sedai al frente de Kandor, a combatir al contingente a primera vista más numeroso de Engendros de la Sombra y que ha reducido a cenizas la nación fronteriza. Romanda es de las pocas hermanas Amarillas que permanecen en el campo de batalla en lugar de trasladarse a Mayene para Curar a los heridos y se mantiene próxima a Egwene y al centro de mando.

La cadena de victorias que ha estado atesorando Bryne se rompe con la imprevista llegada de un nuevo enemigo que diezma a las Aes Sedai y desbanda a las supervivientes: los sharaníes, que acuden al Tarmon Gai'don luchando bajo las órdenes de Demandred, encumbrado como su Wyld. Egwene se percata de que entre los sharaníes hay muchas mujeres capaces de encauzar el Poder Único y ordena a todas las Aes Sedai que se encuentran con ella que no entren en contacto con el Saidar. Romanda ignora el mandato de la Amyrlin y empieza a tejer un acceso, pero es detectada de inmediato por las Ayyad, quienes la incineran de inmediato con múltiples tejidos de Fuego.

Personalidad Editar

Romanda Cassin es bien consciente de que su experiencia, trayectoria, fuerza en el Poder y aun su edad la convierten en una de las Aes Sedai más importantes de la Torre Blanca, y exige ser tratada como tal. La hermana Amarilla no oculta su orgullo ni su ambición y tiene la firme opinión de que todos los que no la vean como la candidata idónea a Sede Amyrlin están terriblemente equivocados. Aunque tiene muchas semejanzas con su enconada rival Lelaine Akashi, Romanda es más estricta y desdeñosa, pero también tiene menos dobleces y suele ser más confiada y franca (siempre dentro de los cánones de una Aes Sedai). Tiene así mismo un lado romántico y fantasioso que se cuida mucho de mostrar en público, pues adora las grandes historias de amor y tiene en particular consideración el relato La Llama, la Hoja y el Corazón, que narra algunas de las aventuras de Gaidal Cain y Birgitte.

Poderes y habilidades Editar

Poder Único: Tras Cadsuane Melaidhrin, Romanda es una de las cinco mujeres más poderosas de la Torre Blanca hasta la llegada de la nueva generación de jóvenes talentos como Egwene. La Amarilla se encuentra al mismo nivel que Lelaine, Elaida e inicialmente Siuan y Moraine Damodred, lo que la convierte en una Aes Sedai tan fuerte que prácticamente toda la Torre Blanca le debe mostrar su más sincero homenaje. La Amarilla puede abrir accesos sin ningún problema y es una de las mujeres que, según Verin Mathwin, tendría el poder suficiente como para usar el Choedan Kal femenino sin que su vida corriera un peligro inmediato. Además, y como una de las figuras más importantes del Ajah Amarillo, es evidente que Romanda domina el Talento de la Curación, si bien sólo en su forma más tradicional, que emplea tejidos de Agua, Aire y Energía.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar