FANDOM


Slide TarValon

Tar Valon

El Sitio de Tar Valon forma parte del plan de las Aes Sedai rebeldes de recuperar el control de la Torre Blanca a fuerza de asediar la isla de Tar Valon y cortar todas sus vías de suministro. Este movimiento fue, tras varios meses de indecisión y preparación, el primer movimiento ofensivo directo del bando rebelde contra las seguidoras de Elaida a'Roihan y una pieza decisiva en el camino de la Torrre Blanca hacia su reunificación.

Antecedentes Editar

En 999 NE la Sede Amyrlin Siuan Sanche fue depuesta por un grupo de Asentadas que alcanzaron el consenso suficiente sin haber convocado a toda la Antecámara de la Torre ni a las representantes del Ajah Azul, del que provenía Siuan. Siguiendo métodos que se alejaban de los dictados por la Ley de la Torre, las Asentadas nombraron nueva Amyrlin a la Roja Elaida a'Roihan, irrumpieron en los aposentos de Siuan, asesinaron a su Guardián y apresaron a Siuan y a su Guardiana de las Crónicas, Leane Sharif, neutralizándolas como paso previo a su ejecución. Al tener constancia de lo ocurrido, el Ajah Azul al completo se rebeló y con él otras muchas Aes Sedai opusieron resistencia, estableciéndose una lucha sangrienta en el interior de la Torre Blanca. Las rebeldes, siempre oponiéndose a Elaida y al Ajah Rojo, huyeron de la Torre y poco a poco fueron agrupándose y organizándose en la aldea abandonada de Salidar. La división de las Aes Sedai era ya un hecho, con una Amyrlin sólo reconoce por un tercio de las hermanas, otro tercio enfrentado a ella y el resto manteniendo una postura neutral.

Icono Llama.svg

Durante los primeros meses en Salidar, las rebeldes estaban claramente en contra de cualquier ataque directo a la Torre Blanca, tanto por evitar más derramamiento de sangre como por ser conscientes de que necesitarían un ejército enorme para poder asediar Tar Valon. De hecho, en nombre de la unidad, la mayoría de las rebeldes estaban planteándose volver a la Torre y aceptar a Elaida hasta que irrumpieron en Salidar Siuan, Leane y Logain Ablar y acusaron al Ajah Rojo de estar tras el impulso a Logain, apoyándole en sus primeros tiempos como falso Dragón. Sólo unos días después, el renombrado general Gareth Bryne llegó a Salidar siguiendo la pista de Siuan y fue convencido por las líderes rebeldes de reclutar un ejército con el que sitiar Tar Valon. No sería hasta el nombramiento de Egwene al'Vere como Sede Amyrlin unas semanas más tarde cuando se despejaron todos los problemas y reticencias que detenían a las rebeldes en su camino a Tar Valon. La joven trajo consigo el redescubierto Talento del Viaje y con él se las arregló para trasladar a las cuantiosas fuerzas que había reunido Bryne a las puertas mismas de Tar Valon, una vez afianzado su liderazgo y asegurado su control sobre la Antecámara.

El asedio Editar

Punto muerto Editar

Aun contando con el efecto sorpresa y la inestimable habilidad de poder abrir accesos adonde desearan, las rebeldes se encuentran en un punto muerto en el que no pueden hacer otra cosa más que instalar sus campamentos y los de las fuerzas de Bryne en torno al perímetro de Tar Valon. Egwene es consciente de que la única forma clara de alzarse con la victoria es abriendo accesos al mismo interior de la Torre Blanca, y así no se evitaría una masacre y la muerte de demasiadas vidas valiosas sólo unos meses antes de la inminente Última Batalla. Aunque al principio Elaida y sus fieles se sintieron muy desconcertadas por la súbita aparición de sus enemigas ante Tar Valon, no tienen de qué preocuparse por saber que ningún asedio sobre la ciudad será total mientras se mantengan abiertos los puertos y permanezca activo el comercio fluvial a través del Erinin. Por ello, y aunque en el interior de la Torre Blanca la situación no hace más que deteriorarse por la tiranía de Elaida y las intrigas del Ajah Negro, de cara al exterior parece un frente unido y sólo vulnerable a un ataque directo.

La sensación de inactividad domina a las rebeldes y el desánimo cunde de nuevo entre sus filas. A instancia de algunas Asentadas, se inician unas negociaciones con las fieles a Elaida, pero éstas no son más que una pantomima en la que queda claro que las diferencias entre los dos bandos son irreconciliables. Al cabo de unas semanas sin que se produzca avance alguno, resulta evidente que sólo un cambio en la estrategia podrá mantener unidas a las Aes Sedai rebeldes y concentradas en Elaida, su enemiga común.

El bloqueo de los puertos Editar

Egwene Amyrlin5

Egwene

Egwene hace un nuevo y valioso descubrimiento, el método de crear cuendillar, y gracias a ello traza un nuevo plan que sólo confía a unas contadas personas aun entre las rebeldes. En lo más cerrado de la noche, las dos Aes Sedai con mayor habilidad a la hora de fabricar cuendillar tras la propia Egwene deberían llegar hasta las puertas de Tar Valon y convertir las cadenas de los dos puertos de acceso a la ciudad en cuendillar, bloqueándolos y dejando sin recursos a Tar Valon y a la Torre Blanca. Desgraciadamente, en la noche acordada una de las dos Aes Sedai elegidas, Kairen Stang, es asesinada por Aran'gar y Egwene decide ir ella en persona en lugar de encargar esta grave responsabilidad a la siguiente mujer más hábil, Bodewhin Cauthon, apenas una novicia. No obstante, sin dudas gracias a la ayuda de una espía o una traidora en sus filas, antes de que Egwene y Leane hubiesen terminado de convertir las cadenas en cuendillar, son descubiertas y capturadas por las Aes Sedai fieles a Elaida.

Aunque Egwene y Leane son interrumpidas y la misión no llega a verse coronada con éxito, el puerto septentrional queda totalmente bloqueado y por el meridional sólo pueden pasar las embarcaciones más pequeñas, por lo que Tar Valon comienza a sufrir ciertas privaciones y las rebeldes empiezan a ganar terreno en su puja por la Torre Blanca. El precio pagado es demasiado alto, ya que el bando rebelde ha perdido a Egwene, que ha sido capturada y rebajada al rango de novicia por orden de Elaida. A través de sus encuentros con Siuan y la Antecámara en el Tel'aran'rhiod, Egwene les prohíbe taxativamente que efectúen cualquier operación de rescate y anuncia que intentará minar la autoridad de Elaida desde dentro. En ausencia de su Amyrlin, las rebeldes comienzan a inquietarse y vuelven a aflorar con fuerza facciones que ponen en peligro la unidad que ha alcanzado en tan poco tiempo Egwene. Siuan hace todo lo posible por enfrentar a los bandos entre sí y reforzar la figura de Egwene, pero ella sabe que es cuestión de tiempo y que la Amyrlin debe darse prisa si no quiere encontrarse a su regreso con que las rebeldes hayan elegido a una nueva líder.

El tiempo que Egwene pasa encerrada en la Torre Blanca es cuando se producen auténticas luchas armadas entre soldados de los dos bandos. Las fuerzas de Gareth Bryne se ven acosadas periódicamente por los Cachorros, un grupo de jóvenes guerreros dirigidos por Gawyn Trakand, antiguo discípulo de Bryne y bien conocedor de su estrategia. El ejército rebelde es muy superior numéricamente a los Cachorros, pero Gawyn elige enfrentarse a Bryne a través de pequeñas escaramuzas y combates de desgaste de los que los Cachorros apenas salen perjudicados mientras que Bryne y los suyos son distraídos y ralentizados. Estas operaciones continúan durante un tiempo después de que Gawyn abandone a los Cachorros y se una a Bryne, preocupado como está por el paradero de Egwene, pero no llegan a suponer ninguna amenaza a las fuerzas de Lord Bryne, que mantienen el sitio a Tar Valon y se preparan para un posible ataque a la ciudad, a esperas de las órdenes de la Sede Amyrlin.

Entrada en Tar Valon Editar

Gareth3

Gareth Bryne

Los seanchan atacan por sorpresa la Torre Blanca y, preocupados por Egwene, tanto Siuan como Gawyn deciden rescatarla ignorando sus deseos y sus previas decisiones a este respecto. Bryne accede reluctantemente a acompañarlos con un pequeño contingente de sus hombres para proteger a Siuan, a la que es vinculado. La misión de rescate se infiltra en Tar Valon a través de una entrada secreta conocida por la Aes Sedai Shemerin y llega hasta la Torre Blanca, donde se enfrenta con algunos seanchan antes de encontrar a Egwene desmayada, después de haber ofrecido una resistencia heroica frente a los seanchan liderando un grupo de mujeres contra los invasores. Al despertarse de vuelta en el campamento rebelde, la Sede Amyrlin se enfurece con Siuan y Gawyn, ya que esperaba que su actuación la noche anterior la convirtiera en un referente entre las Aes Sedai de la Torre Blanca, quienes ya de por sí estaban divididas ante la actitud de Elaida y la insostenible situación que experimentaban en su día a día. Entristecida, Egwene piensa que al haberse escapado esta oportunidad ya no le queda otra opción que ordenar a Bryne que se prepare para la lucha armada y para la toma de la Torre Blanca al precio que sea.

Con un ejército de más de diez mil soldados y unas trescientas Aes Sedai dispuestos a entrar en cualquier momento en Tar Valon por la fuerza de las armas y el Poder Único, Egwene trata de mantener el asedio todo lo posible y no tener que recurrir a la violencia. Prácticamente en el último momento, un grupo de Asentadas de la Torre Blanca acuden ante ella y le informan de que Elaida ha sido capturada por los seanchan y que han decidido nombrarla a ella como Sede Amyrlin de pleno derecho. Así, aceptada por los dos bandos enfrentados en el Cisma de la Torre Blanca, Egwene entra en son de paz en Tar Valon acompañada por las fuerzas de Bryne y las Aes Sedai rebeldes, todos ellos contentos y aliviados de haber evitado la lucha in extremis. De esta forma, finalizó el Sitio de Tar Valon y se dio fin a la amarga división de las Aes Sedai, unidas de nuevo bajo el mandato de Egwene al'Vere.

Consecuencias Editar

Irónicamente, los seanchan fueron los desencadenantes del fin del asedio de Tar Valon y de la reunificación de la Torre Blanca. Al alejar definitivamente de la escena política a Elaida, Egwene fue aceptada por las Asentadas de la Torre y nombrada Sede Amyrlin. Ésta rehabilitó al Ajah Azul, que había sido prohibido por Elaida, pero evitó más confrontaciones con los Ajahs, rechazando cualquier represalia con el Ajah Rojo e incluso eligiendo a una de sus integrantes, Silviana Brehon, como su nueva Guardiana de las Crónicas. En el mes siguiente, inmediatamente anterior a la Última Batalla, Egwene se ocupó de cerrar las heridas aún latentes entre las Aes Sedai y combatir a Mesaana y el Ajah Negro, pudiendo luchar en el Tarmon Gai'don con unas fuerzas cohesionadas y sin fisuras que permitieron asegurar la supervivencia de la Torre Blanca.

Resumen Editar

Aes Sedai rebeldes Aes Sedai fieles a Elaida
Integrantes
Líderes destacados
Fuerzas
  • 10.000+ soldados (aprox.)
  • 300 Aes Sedai (aprox.)
  • 10.000+ soldados (aprox.)
  • 300 Aes Sedai (aprox.)
  • 150 Cachorros (aprox.)
Resultado
  • Pocas bajas entre los soldados
  • El bando rebelde entra en Tar Valon al reunificarse la Torre Blanca
  • Pocas bajas entre los soldados
  • Al desaparecer Elaida, la Antecámara elige a Egwene como nueva Amyrlin