FANDOM



TDM Inglés1.jpg

Portada de la edición original de Torres de Medianoche

Este artículo trata sobre el decimotercer libro de La Rueda del Tiempo. Para el lugar con el mismo nombre, consultar Torres de Medianoche (edificación).

Torres de Medianoche (en su abreviación en español, TDM) es la decimotercera y penúltima de las novelas fantásticas que componen la saga La Rueda del Tiempo. Su creador, Robert Jordan, falleció en 2007 dejando inacabada su obra, por lo que su viuda y editora Harriet McDougal seleccionó al renombrado escritor Brandon Sanderson para escribir el que iba a ser el último de los libros. Sin embargo, Jordan había dejado una vasta colección de notas y apuntes, hasta el punto de que el libro que se había planeado como cierre de La Rueda del Tiempo acabó siendo dividido en tres: La tormenta (2009), Torres de Medianoche (2010) y Un recuerdo de Luz (2013). Después de la gran aceptación alcanzada con La tormenta, Sanderson se embarcó en su continuación, cuyo título tentativo fue Shifting Winds ("Vientos Cambiantes") pero que más tarde se cambió por el de Towers of Midnight (TOM, "Torres de Medianoche").

Con cien páginas más que La tormenta, Torres de Medianoche fue publicado el 2 de noviembre de 2010, poco más de un año después que su predecesor. Como él, entró directamente en el primer puesto de los libros más vendidos del The New York Times. Las críticas recibidas fueron eminentemente positivas, si bien los lectores en formato electrónico echaron en cara a la editorial Tor Books que el lanzamiento del e-book se realizara meses después de la salida al mercado del formato impreso. Como explicó Sanderson, esta decisión provino directamente de Harriet McDougal y se mantuvo con el siguiente volumen, Un recuerdo de Luz. Torres de Medianoche consta de un prólogo, 57 capítulos y un epílogo. La traducción al castellano salió a la luz en septiembre de 2011, una vez más a cargo de Mila López. De acuerdo con el sistema de numeración seguido actualmente en el mercado español, Torres de Medianoche es el 19º volumen de La Rueda del Tiempo.

Argumento Editar

La Amyrlin y el Dragón Editar

Watcher of the seals Rand Egwene.jpg

Alegoría de Rand y Egwene (por Alsdale)

Después de haber vivido su Epifanía en la cumbre del Monte del Dragón, Rand al'Thor baja totalmente renovado, reconciliado con el mundo y consigo mismo y con un intenso efecto ta'veren que ahora es completamente positivo y hace obrar auténticas proezas en la tierra. Sin albergar temor alguno, Rand acude a la Torre Blanca y allí se encara con Egwene al'Vere, comunicándole que su intención es romper los sellos de la prisión del Oscuro en un plazo de un mes. Egwene no está dispuesta a consentir que haga algo así y cree que esta decisión puede ser una muestra de la locura de Rand, por lo que envía mensajes a todos los gobernantes y líderes de las Tierras Occidentales para que entre todos hagan razonar a Rand en el encuentro que han acordado en Campo de Merrilor.

Rand regresa a la Ciudadela de Tear, donde le esperan sus seguidores, preocupados por su ausencia e intrigados por el radical cambio que se ha operado en él. El Dragón Renacido pide perdón a su padre, Tam al'Thor, por haber estado a punto de matarlo la vez anterior y en los días posteriores se ocupa de arreglar algunos asuntos pendientes. Junto con su amada Min Farshaw, hace una rápida visita a Bandar Eban y con su poderosa influencia trae de vuelta el orden y la esperanza en la población, distribuyendo los alimentos que aún no se han estropeado. También acude a Maradon, donde las fuerzas de Rodel Ituralde están a punto de caer tras una heroica defensa y aniquila a los Engendros de la Sombra, despejando el frente de Saldaea. El día antes de la cita en Campo de Merrilor, a Rand sólo le queda por visitar a los cuatro reyes de las Tierras Fronterizas en Far Madding, quienes le ponen a prueba para demostrar que es el auténtico Dragón Renacido. Las vivencias de Rand y de Lews Therin Telamon ya son las mismas en su interior, con lo que no le cuesta nada dejar clara su condición y asegurarse la fidelidad de los monarcas fronterizos y de su gran ejército, con el que Viaja a Campo de Merrilor.

Por su parte, Egwene ya se ha afianzado como la Sede Amyrlin de la Torre Blanca reunificada, pero ha de hacer frente a un misterioso asesino de Aes Sedai. Las sospechas de la joven se dirigen hacia Mesaana, quien con toda seguridad ha conseguido burlar la Vara Juratoria y sigue escondida en la Torre a la espera de pillarla desprevenida y acabar con ella. Egwene no tiene el menor reparo en ponerse en peligro y actuar como cebo para atraer a la Renegada a la trampa que ella y sus aliadas le van a preparar. Gawyn Trakand no cree que el causante de las muertes de Aes Sedai sea Mesaana y en su afán por proteger a Egwene sin contar con ella acaba provocando el enfado de la joven. Los dos discuten y Gawyn opta por dejar Tar Valon y regresar a Caemlyn junto a su hermana para descansar y recapacitar sobre el camino que desea seguir en su vida.

El juicio de los Hijos de la Luz Editar

Morgase.jpg

Morgase

Perrin Aybara y sus seguidores prosiguen un lento avance por Ghealdan, engrosando sus filas y esperando a que los Asha'man recuperen sus fuerzas y puedan abrir accesos que les permitan desplazarse con mayor rapidez. Inesperadamente, el ejército se topa con los Hijos de la Luz, que recientemente han terminado con sus disputas internas y han aceptado el liderazgo de Galad Damodred como su Capitán General. Perrin es identificado como el asesino de dos Capas Blancas y sospechoso de ser Amigo Siniestro y Galad insiste en que se someta a juicio para así evitar un derramamiento de sangre. Al principio las negociaciones de Perrin y Galad no tienen visos de ser provechosas, pero inesperadamente el líder de los Hijos de la Luz descubre que su madrastra, Morgase Trakand, está viva y trabaja como criada de Perrin bajo el alias de Maighdin. Después del sorprendente y feliz reencuentro, tanto Perrin como Galad aceptan que Morgase juzgue el caso bajo la ley andoreña.

Durante el juicio, Perrin revela a todos los presentes su capacidad para hablar con los lobos y afirma que la muerte de los dos Hijos de la Luz se produjo como acto de defensa y en un momento de ira después de que éstos atacasen a los lobos que se encontraban con él. Morgase dictamina que Perrin no es culpable de asesinato pero sí de "homicidio ilegal", aplicándole una ley que trata de luchas entre bandos de mercenarios en territorio de Andor. La antigua monarca decide así mismo que sea Galad quien determine la sentencia de Perrin, y éste accede a ello, siempre que se le permita seguir con vida y con libertad de movimientos hasta que concluya la Última Batalla. Por su parte, Faile Bashere consigue que Berelain Paeron abandone definitivamente cualquier intento de conquistar a Perrin, una decisión que se cristaliza cuando la Principal de Mayene conoce a Galad. La atracción que se establece entre los dos es inmediata, por más que Berelain trate de hacer pasar su enamoramiento por supuestas motivaciones políticas.

Por más que Rand pensase que había acabado con ella al destruir Refugio de Natrin, Graendal ha sobrevivido, aunque a costas de sacrificar a Aran'gar, otra Renegada. Moridin le encarga que mate a Perrin para así recuperar el favor del Gran Señor de la Oscuridad, y para facilitar su tarea le presta los servicios de Verdugo y uno de los dos clavos de sueños que posee, valiosísimos ter'angreal que impiden abrir accesos y restringen el movimiento en el Tel'aran'rhiod en un amplio radio de acción. Graendal ordena a Verdugo que sitúe el clavo de sueños en el espacio donde Perrin ha acampado para que así no pueda huir y caiga en la emboscada que ha preparado con millares de Trollocs. Sin embargo, Perrin ha mejorado mucho en los últimos tiempos en su talento de moverse por el Sueño del Lobo gracias a la ayuda de Saltador y encuentra el clavo de sueños, se hace con él y lo aleja del campamento mientras es perseguido por Verdugo.

Batalla en el Mundo de los Sueños Editar

Mesaana5.jpg

Mesaana

En su estancia en Caemlyn, Gawyn descubre pruebas suficientes como para relacionar los asesinatos en la Torre Blanca con un cuerpo de elite de asesinos seanchan, los llamados Puñales Sanguinarios. Preocupado por Egwene, el joven vuelve a toda prisa a Tar Valon para descubrir que la Sede Amyrlin ya se ha acostado, pues tiene una importante cita en el Tel'aran'rhiod con las Sabias y con las Detectoras de Vientos. Egwene ha organizado esta reunión para discutir con representantes de las otras organizaciones de mujeres encauzadoras una forma de cooperar que incremente los conocimientos de todas y las enriquezca en el dominio del Poder Único, pero en secreto ha dispuesto los elementos necesarios para atraer a Mesaana al Mundo de los Sueños. Tal y como esperaba, la Renegada acude al Tel'aran'rhiod, pero lo hace acompañada de varias integrantes del Ajah Negro, con lo que su llegada pilla por sorpresa a las Aes Sedai elegidas por Egwene y causa las primeras bajas en sus filas. Egwene acude en persona a la batalla y ordena que todas las mujeres que no son lo suficientemente diestras en el Tel'aran'rhiod se retiren, dejando campo libre a las Sabias y a las Aes Sedai más experimentadas.

Huyendo de Verdugo, Perrin llega hasta Tar Valon en el preciso momento en que transcurre el enfrentamiento con Mesaana, provocando que la Renegada y las hermanas Negras que la acompañan no puedan escapar, a consecuencia del clavo de sueños. La Renegada captura a Egwene e intenta someterla con un a'dam, pero la maestría de Egwene en el Tel'aran'rhiod es mayor y le permite rechazarlo y enfrentarse por pura fuerza de voluntad y firmeza de carácter a Mesaana. Entre las dos se establece un titánico pulso mental, hasta que Egwene se impone a la Renegada y destruye su mente, reduciéndola en el mundo de vigilia a una vida vegetativa y totalmente dependiente. Cuando Egwene se despierta, se encuentra con que Gawyn se halla en su habitación, desangrándose tras haber matado a duras penas a tres Puñales Sanguinarios intentando protegerla. La Sede Amyrlin lo vincula de inmediato, pues ha comprendido lo importante que él es en su vida, y ambos acuerdan casarse en un futuro.

Por su parte, Perrin tiene éxito al destruir el clavo de sueños, pero antes de ello Verdugo mata a Saltador, lo que supone un hondo impacto emocional en el joven. Éste escapa de su némesis regresando al mundo de vigilia y, destrozado por la pérdida del lobo amigo y mentor, forja un imponente martillo en su memoria, Mah'alleinir, la primera arma del Poder Único en ser creada en milenios, al participar en su fabricación flujos de Saidar y Saidin dirigidos por Fager Neald. La muerte de Saltador y la forja de Mah'alleinir suponen un punto de inflexión en el carácter de Perrin, quien por fin acepta el liderazgo y todo lo que ello implica y ordena a su ejército acudir en auxilio de los Hijos de la Luz y ayudarles a acabar con el ejército de Trollocs que esperaba cogerlos a ellos por sorpresa. Tras esta demostración de buena fe y de honestidad, Galad dictamina que el castigo de Perrin se reducirá a pagar una suma de dinero a las familias de los dos hombres a los que mató y a luchar en la Última Batalla, estableciéndose además una alianza entre ambas fuerzas bajo la supremacía de Perrin.

Enfurecido al ver cómo se salva el Hermano Lobo, Jaret Byar trata de matarlo a traición, pero es apuñalado por Dain Bornhald. El Capa Blanca era la última carta que había desplegado Graendal en su plan de asesinar a Perrin, con lo que sus artimañas fracasan estrepitosamente. La Renegada intenta huir, pero Shaidar Haran se le adelante y le anuncia que ha perdido su oportunidad de redimirse. Achacándole la responsabilidad de la pérdida de tres Elegidos (Asmodean, Aran'gar y Mesaana), Shaidar Haran se lanza sobre ella para que dé comienzo su castigo.

Asalto al Trono del Sol Editar

Mat Thom.jpg

Mat y Thom

Ya instalados en Caemlyn, Mat Cauthon y Thom Merrilin son recibidos por Elayne Trakand en el Palacio Real y, después de una cálida bienvenida, le solicitan apoyo económico para que Aludra pueda fabricar los "dragones", armas de artillería de su invención con un enorme poder. Elayne y Mat negocian el reparto de estos artefactos y, como una de las partes del trato, Mat le presta a la reina de Andor su medallón de cabeza de zorro con el que es inmune al Poder Único. Elayne hace copias del medallón y trata de interrogar a los Amigos Siniestros que mantiene prisioneros haciéndose pasar por una Renegada. Desgraciadamente, en ese mismo momento algunos de los prisioneros han sido liberados y Elayne es atacada por Doilin Mellar y pierde una de sus copias del medallón. Herida y preocupada por el estado de los bebés que espera, Elayne provoca un derrumbamiento del techo, separándola de su atacante y forzándole a huir con sus compinches.

Con su medallón de vuelta, Mat idea una trampa para el gholam, que le ha perseguido sin clemencia hasta allí y ha seguido causando muertes sin que nadie pudiera detenerle. Ayudado por Talmanes Delovinde, las Allegadas y copias de su medallón realizadas por Elayne, Mat lucha con el gholam y lo atrae hasta un edificio en llamas y lo empuja al vacío infinito que se atisba al abrir un acceso para Rasar, condenándolo así a caer eternamente sin esperanza de salvación. Mat se ha quitado de encima a un encarnizado enemigo y una seria preocupación, por lo que ahora puede centrarse en planear su inminente viaje a la Torre de Ghenjei con Thom y con Noal Charin. Antes de ello, pide información sobre aquel extraño lugar a su amiga Birgitte, quien le advierte de los peligros a los que habrá de enfrentarse y de que, con toda probabilidad, su misión estará condenada al fracaso.

Perrin y Faile acuden a Caemlyn para entrevistarse con Elayne y tratar el espinoso tema de Dos Ríos y su encuadre dentro del reino de Andor. La providencial presencia de Morgase es fundamental, ya que ésta intercede en el tira y afloja y finalmente se decide que Dos Ríos será cedido por Andor a Perrin y sus descendientes, que habrán de gobernarlo en nombre del Dragón Renacido con el cargo de administradores. Mas éste no es el único de los manejos que lleva a cabo Elayne antes de la Última Batalla: con ayuda de la demostración de la fuerza de los dragones de Aludra y la promesa de nuevas tierras en Andor, la joven reina se asegura que el apoyo de los principales nobles cairhieninos a su candidatura al Trono del Sol. Aun a sabiendas de que con sus actos no disminuirá el Daes Dae'mar, Elayne realiza una inteligente jugada que le permite unificar bajo un único cetro los reinos de Andor y de Cairhien y que ambos acudan juntos a Campo de Merrilor y a la Última Batalla.

Jugando a serpientes y zorros Editar

Finios.jpg

Elfinio y alfinio

Obedeciendo las indicaciones de Birgitte, Mat, Thom y Noal entran en la Torre de Ghenjei para rescatar a la Aes Sedai Moraine Damodred, desaparecida y dada por muerta desde que cayó a través del portal rojo arrastrando con ella a Lanfear. La única guía con la que cuentan a partir de entonces los tres viajeros en aquellos laberínticos corredores que no responden a ninguna lógica aparente es la suerte de Mat, que se manifiesta en tiradas de dados que poco a poco les va conduciendo a su destino. Por fin llegan a la Cámara de los Acuerdos, donde encuentran a Moraine inconsciente y a los que aparentan ser los líderes de los elfinios. Mat ofrece un pacto a los hombres-zorro que éstos no dudan en aceptar, ansiosos de alimentarse de emociones humanas: a cambio de que ellos dejen de perseguirlos y les dejen marcharse, él renunciará a la "mitad de la luz del mundo" y sacrificará su ojo izquierdo. Desgraciadamente, a Mat se le ha olvido incluir en el pacto a los alfinios, los hombres-serpiente, que los persiguen sin compasión.

El anciano Noal se revela como el legendario viajero Jain el Galopador y decide quedarse atrás combatiendo con los alfinios en un estrecho pasadizo para dar un margen de tiempo a Mat y Thom para llegar a la salida. Mat apenas puede afrontar el agudo dolor de su herida en la cuenca ocular y Thom se está ocupando de llevar en brazos a Moraine, por lo que Noal es el único que se encuentra fresco como para poder enfrentarse a los alfinios y detenerlos lo suficiente para ayudar a sus amigos. Mas la heroica muerte de Noal está a punto de ser en vano, ya que los supervivientes se encuentran con que la salida que esperaban ver abierta ha sido destruida y es en el último momento cuando Mat comprende que su ashandarei le fue entregada como llave de salida de aquel mundo. Así, Mat abre un boquete por el que escapa junto a Thom y Moraine, regresando a su propio mundo junto a la Torre de Ghenjei.

Ya despierta y completamente repuesta, Moraine les cuenta parte de los tormentos por los que ha tenido que pasar y que han reducido drásticamente su fuerza en el Poder Único, pero también les muestra el brazalete de marfil, un poderoso angreal que, mientras lleve consigo, la dará una fuerza muy superior a la que poseía antaño. Ante la sorprendida y no poco escandalizada mirada de Mat, Moraine y Thom dejan patente el amor que sienten el uno por el otro y acuerdan casarse y vincularse. Pero no todo son arrumacos, ya que Moraine está ansiosa por reunirse con Rand, algo que debe hacer antes de que la Última Batalla comience si desean salvar el mundo.

Otros hilos en el Entramado Editar

Egwene hace ir a Nynaeve al'Meara a la Torre Blanca para que de una vez se aleje de la influencia de Rand y se someta a la prueba que la convertirá en una Aes Sedai de pleno derecho. Antes de abandonar la Ciudadela de Tear, Nynaeve descubre la forma de Curar la locura provocada por la Corrupción del Saidin y se despide de Rand, acordando que ella estará a su lado cuando acuda a Shayol Ghul a combatir con el Oscuro. Ya en la Torre Blanca, la antigua Zahorí entra en el portal ovalado y experimenta la prueba más dura que se recuerda, al ser presionada hasta el extremo por Egwene y las representantes de los siete Ajahs. Nynaeve se niega a renunciar a sus firmes ideas aunque eso signifique dejar de ser Aes Sedai y emerge del ter'angreal con graves heridas y quemaduras al haber intentado salvar y ayudar a las personas que ha visto al otro lado del portal. Por un estrecho margen las Asentadas admiten que Nynaeve ha superado la prueba y, aun antes de que ésta preste los Tres Juramentos, acude a ver a Myrelle Berengari y la obliga a que le pase el vínculo de su esposo, Lan Mandragoran.

Aviendha10.jpg

Aviendha

Aviendha recorre el Yermo de Aiel de camino a Rhuidean, donde habrá de someterse a la última prueba para convertirse en una Sabia. Durante la larga caminata conoce a una enigmática mujer Aiel que se presenta como Nakomi y le plantea interesantes cuestiones sobre cuál ha de ser el papel que los Aiel habrán de seguir en el mundo una vez que haya terminado la Última Batalla y su toh ancestral haya quedado por fin pagado. Esta cuestión deja perpleja y preocupada a Aviendha, lo que la mueve a intentar extraer un mayor conocimiento de las columnas de cristal entrando una segunda vez en ellas después de haberlas tocado y intentado interpretarlas. Al hacerlo, Aviendha presencia el futuro de su pueblo, en el que sus propios descendientes contribuyen a la lenta e imparable caída de los Aiel, llevándolos a una guerra con los seanchan que acabará por aniquilarlos y convertirlos en parias. Destrozada ante esta dura revelación, Aviendha se marcha lo más rápido que puede de Rhuidean y busca de las Sabias para decidir cómo poder cambiar este desalentador futuro.

En la Torre Negra, Mazrim Taim ha afianzado su dominio y él y sus seguidores mantienen una actitud prebélica que no deja de preocupar a los que no son sus partidarios. Logain Ablar, su principal rival, lleva desaparecido mucho tiempo y sus amigos comienzan a estar preocupados por él y por el hecho de que algunos de sus compañeros se hayan pasado de la noche a la mañana al bando de Taim, desplegando una nueva personalidad, más siniestra e inhumana. Algo semejante ocurre entre las Aes Sedai del Ajah Rojo que han ido a vincular Asha'man: mientras que Pevara Tazanovni insiste en marcharse cuanto antes de aquel lugar, sus compañeras se resisten a hacerlo y la que hasta entonces era su principal apoyo, Tarna Feir, de súbito parece haber sido sustituida por una versión más fría y antinatural de sí misma. Los pocos aliados de Logain que aún quedan en la Torre Negra descubren con horror que no hay escapatoria posible, ya que por causas desconocidas no pueden abrir accesos, por lo que uno de ellos, Androl Genhald, acude a Pevara para tratar entre todos de hacer frente a la oscuridad que se cierne sobre ellos.

Por su parte, Lan Mandragoran prosigue el trayecto por las Tierras Fronterizas desde el extremo occidental de Saldaea hasta el Desfiladero de Tarwin, donde planea terminar su lucha personal con las fuerzas de la Sombra. Mas Nynaeve se le ha adelantado y no desea que muera así, por lo que ha propagado la noticia de que el último rey de Malkier parte solo a la batalla. Inicialmente, unos pocos guerreros se unen a Lan, quien trata de rechazarlos y darles esquinazo, pero cuando llega a su destino el Guardián cuenta ya con un ejército de unos doce mil hombres, en su mayor parte descendientes de malkieri y simpatizantes de las otras naciones fronterizas. Frente a ellos se cierne una masa de Engendros de la Sombra que los multiplica por diez en número, pero ni Lan ni los suyos desfallecen y se lanzan con brío sobre sus enemigos.

Progreso de los personajes Editar

  • Rand al'Thor: aunque su protagonismo es más reducido en este libro, en él queda patente el cambio radical que se ha operado en él. Como dicen las profecías, la tierra y el Dragón pasan a ser uno solo, y esto se refleja en la luz que emana de Rand y la influencia que tiene sobre su alrededor: en torno suyo florecen los árboles, reverdecen las plantas, los alimentos no se pudren y el cielo encapotado se despeja. Rand se siente en paz y esto lo exporta a sus relaciones con Tam, Min, Nynaeve y el resto de los seres queridos con los que interacciona.
  • Egwene al'Vere: después de haber conseguido reunificar la Torre Blanca, la Sede Amyrlin debe hacer frente a un gran número de cuestiones prioritarias para las Aes Sedai: los seanchan, el Ajah Negro y Mesaana, la decisión del Dragón Renacido de romper los sellos y la necesidad de tratar de igual a igual con las Sabias y las Detectoras de Vientos. Egwene supera con nota la mayor parte de estos retos, y además se las arregla para asegurarse el control sobre la Antecámara de la Torre antes de la Última Batalla y sellar su amor con Gawyn, convirtiéndole en su Guardián.
  • Perrin Aybara: sin lugar a dudas el personaje principal de esta novela, por fin acepta asumir el liderazgo y lo abraza con responsabilidad y descubriendo, poco a poco, que se siente cómodo pudiendo decidir su destino y ayudando a los demás. Mas el camino que recorre hasta llegar a este punto no es sencillo, ya que antes debe enfrentarse a los fantasmas del pasado (los Hijos de la Luz, su temor porque su lobo interior lo controle) y afrontar la muerte definitiva de su querido amigo Saltador. Perrin sale de todas estas pruebas muy reforzado y, con el constante apoyo de su querida Faile, llega a Campo de Merrilor decidido a luchar al lado de Rand y apoyarle hasta el final.
  • Mat Cauthon: si bien Perrin no consigue derrotar por el momento a Verdugo, Mat sí logra acabar con su enemigo personal, el gholam, y así vengar las muertes de tantos inocentes brutalmente asesinados a sus manos. A lo largo de su estancia en Caemlyn el joven general acaba con este formidable enemigo, mantiene varios encuentros con Elayne y Birgitte, negocia el uso de los inventos de Aludra y se pasea por las tabernas de la ciudad, aunque siempre teniendo en su recuerdo su reciente matrimonio con Fortuona. El cándido heroísmo y el valor de Mat culminan con el rescate de Moraine en la Torre de Ghenjei y su último encuentro con los elfinios y los alfinios, tras el cual pierde su ojo izquierdo por una causa mayor.
  • Elayne Trakand: ahora que ha conseguido por sus propios méritos instalarse en el Trono del León, Elayne pone sus ojos en el Trono del Sol de Cairhien y, haciendo gala de sus profundos conocimientos de la política y el mundo cortesano, consigue ganarse el apoyo de los nobles de ambos países para su salto al país vecino. El objetivo de Elayne es convertir a Andor y Cairhien en el reino más poderoso del continente frente a la amenaza seanchan, y con esta idea en mente no duda en hacer acuerdos con Mat y con las Allegadas (sin contar con la Torre Blanca) ni arriesgar su vida interrogando a peligrosos Amigos Siniestros.
  • Nynaeve al'Meara: más allá de realizar otra gran gesta al ser capaz de remediar la locura ocasionada por la mácula del Oscuro en el Saidin, la antigua Zahorí da muestras de una profunda evolución durante su prueba de acceso al chal. En ella, tal y como intenta explicar a Egwene, Nynaeve comprende que ser Aes Sedai no es el objetivo sino una vía para servir a los demás y que ella está dispuesta a renunciar a este sueño si va a ser obligada a dejar de ser ella misma y de estar allá donde más se la necesite. Sin temor, Nynaeve no duda en expresarle estas ideas a la Sede Amyrlin, demostrando una notable independencia. Más adelante, y como acostumbra, está en la primera línea de combate en el Tel'aran'rhiod enfrentándose al Ajah Negro.

Análisis estadístico Editar

Torres de Medianoche se distribuye en un prólogo, 57 capítulos y un epílogo con un total de 29 puntos de vista narrativos, que son:

Punto de vista de la narración % Capítulos
Perrin Aybara 20,59 Prólogo (17%), 2 (71%), 4 (60%), 7 (38%), 10 (93%), 16 (67%), 18 (33%), 21 (44%), 24 (61%), 26 (38%), 28 (28%), 29 (10%), 30 (84%), 33 (13%), 42 (76%), 53 (79%), 36 (8%), 37 (35%), 38 (37%), 40 (75%), 41 (39%), 44 (61%), 47 (21%), 53 (26%), Epílogo (25%)
Matrim Cauthon 14,81 8, 9, 17 (57%), 19, 22 (37%), 31, 52 (49%), 53 (52%), 54, 55, 57
Elayne Trakand 8,38 11, 17 (43%), 23 (75%), 24 (20%), 29 (35%), 45 (80%), 50, 52 (51%)
Egwene al'Vere 8,08 3 (53%), 5 (6%), 14, 15 (34%), 27, 35 (9%), 36 (92%), 37 (24%), 38 (58%), 56 (46%)
Galadedrid Damodred 5,72 Prólogo (7%), 2 (29%), 4 (40%), 7 (32%), 10 (7%), 26 (62%), 35 (12%), 40 (9%), 41 (61%), 43 (49%)
Gawyn Trakand 5,40 5 (63%), 22 (29%), 23 (15%), 33 (70%), 37 (36%), 42 (47%)
Faile Bashere 4,54 16 (33%), 18 (35%), 28 (10%), 29 (29%), 30 (16%), 34 (24%), 40 (16%), 47 (52%)
Rodel Ituralde 4,37 18 (32%), 21 (39%), 24 (19%), 28 (62%), 32 (72%)
Aviendha 3,93 39, 45 (20%), 48, 49
Min Farshaw 3,78 12 (49%), 13, 25, 32 (28%), 51 (75%)
Nynaeve al'Meara 3,66 15 (66%), 20
Morgase Trakand 2,97 6, 21 (17%), 29 (26%), 44 (39%)
Androl Genhald 2,28 46, 56 (54%)
Graendal 2,00 Prólogo (22%), 5 (31%), 38 (5%), Epílogo (10%)
Lan Mandragoran 1,51 Prólogo (8%), 7 (30%), 23 (10%), 42 (53%), Epílogo (8%)
Birgitte 1,22 22 (34%)
Siuan Sanche 1,17 3 (47%), 33 (17%)
Malenarin Rai 0,93 Prólogo (19%)
Almen Bunt 0,90 1
Fortuona Athaem Devi Paendrag 0,65 47 (27%)
Cadsuane Melaidhrin 0,59 12 (51%), 51 (25%)
Pevara Tazanovni 0,57 53 (22%)
Olver 0,51 Epílogo (29%)
Alliandre Maritha Kigarin 0,41 43 (51%)
Padan Fain 0,30 Prólogo (6%)
Rand al'Thor 0,28 Epílogo (16%)
Barriga 0,14 Epílogo (8%)
Impersonal 0,13 Prólogo (1%), Epílogo (4%)
Mesaana 0,11 37 (5%)

Galería de Portadas Editar

Navegación Editar

Libros de La Rueda del Tiempo
0: Nueva Primavera (Nueva Primavera)
I: El Ojo del Mundo (1. Desde Dos Ríos · 2. La Llaga) II: La Gran Cacería (3. La Gran Cacería · 4. La batalla de Falme)
III: El Dragón Renacido (5. Camino a Tear · 6. El Pueblo del Dragón) IV: El ascenso de la Sombra (7. Los Portales de Piedra
8. El Yermo de Aiel) · V: Cielo en llamas (9. La Torre Blanca · 10. Cielo en llamas) VI: El Señor del Caos (11. El Señor del Caos
12. Los Asha'man) VII: La Corona de Espadas (13. La Corona de Espadas) VIII: El Camino de Dagas (14. El Camino de Dagas)
IX: El corazón del invierno (15. El corazón del invierno) X: Encrucijada en el crepúsculo (16. Encrucijada en el crepúsculo)
XI: Cuchillo de sueños (17. Cuchillo de sueños) XII: La tormenta (18. La tormenta)
XIII: Torres de Medianoche (19. Torres de Medianoche) XIV: Un recuerdo de Luz (20. Un recuerdo de Luz)
Otras obras relacionadas
El Ataque a Shayol Ghul · El mundo de "La Rueda del Tiempo" de Robert Jordan · Río de Almas

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar