FANDOM


Elayne.jpg

Elayne Trakand

Las Guerras de Sucesión de Andor son una serie de conflictos internos vividos en Andor, conocidas entre los oriundos simplemente como Sucesiones. En poco más de mil años de historia del reino, ha habido un total de cuatro Guerras de Sucesión, ocurriendo las dos más recientes en las tres últimas décadas. Todas estas luchas no deben ser confundidas con las Guerras de Sucesión de Cairhien que han sacudido al vecino reino de Cairhien.

Antecedentes Editar

Descendiente directa de los monarcas de Aldeshar, Ishara Casalain fundó el reino de Andor en 994 AL, a los pocos meses del fallecimiento del Rey Supremo Artur Hawkwing y en los primeros compases de la Guerra de los Cien Años. Los hijos varones de Ishara murieron en el campo de batalla, por lo que ésta fue sucedida por su hija Alesinde. De forma similar, los hijos de Alesinde perdieron la vida en la guerra y su sucesora fue su hija Melasune. A partir de entonces se convirtió en ley que sólo una mujer podría sentarse en el Trono del León de Andor. Si una reina de Andor moría sin descendencia directa femenina, el trono pasaba a ser ocupado por aquélla que podía demostrar estar más íntimamente emparentada con la línea de Ishara. Sin embargo, si su reclamación era disputada por otra mujer con derechos semejantes, el resultado era la guerra.

El papel de las casas nobles resulta fundamental en caso de una Sucesión en Andor. Aunque hay más de cuatrocientas familias nobles en Andor, sólo diecinueve son lo suficientemente fuertes como para poder influir sobre el resto y determinar con su postura quién ha de ceñir la Corona de Rosas. Las grandes casas nobles andoreñas a finales de la Tercera Era son: Anshar, Arawn, Baryn, Caeren, Candraed, Carand, Coelan, Gilyard, Haevin, Mantear, Marne, Northan, Norwelyn, Pendar, Renshar, Sarand, Taravin, Traemane y Trakand, todas ellas en mayor o menor medida descendientes directas de Ishara Casalain. Nominalmente, estas familias dan su aprobación para que una Heredera al Trono asuma el poder a la muerte de su madre, a no ser que sea una mujer totalmente incompetente. En cualquier caso, la ley dicta que conque exista una mayoría simple (diez de las diecinueve casas principales) se permitirá el ascenso de la mujer al trono, siempre y cuando ésta cumpla la condición preliminar de tener entre sus ancestros a Ishara.

Las dos primeras Guerras de Sucesión Editar

No se sabe gran cosa acerca de las dos primeras Guerras de Sucesión, debido principalmente a que los andoreños consideran que son asunto interno que no deben airearse y, mucho menos, implicar a otras naciones. De hecho, ni siquiera aprueban que otras personas se reciban a estas luchas como "guerras", pues en su opinión las principales luchas durante una Sucesión se libran en los palacios, tratando de ganar a una casa noble para la propia causa. De hecho, es probable que haya habido más Sucesiones de las que en un principio se creen, si bien sólo cuatro de ellas hayan desembocado en guerras civiles.

Una de las dos primeras Guerras de Sucesión ocurrió en torno al año 500 NE y es considerada la peor de todas las que han acaecido, por haberse prolongado durante siete años, llenos de sangrientas luchas y un caos creciente que a punto estuvo de destrozar Andor. Se sabe que hubo tres contendientes a ocupar el Trono del León, pero la mujer que acabó siendo coronada no fue ninguna de ellas, ya todas ellas murieron a lo largo del conflicto.

Tercera Guerra de Sucesión Editar

Icono Andor.svg.png

La Tercera Guerra de Sucesión de Andor fue un breve contencioso ocurrido entre los años 972 y 974 NE. En esta Sucesión apenas hubo luchas armadas, pues la mayor parte de los combates se libraron en el campo de la política. Las contendientes tuvieron que destacar no en el poder militar sino más bien en su talento en la diplomacia, negociación, astucia, inteligencia y no poco manejo del Daes Dae'mar. Por supuesto, también hubo algunos combates aislados, pero fueron más frecuentes los asesinatos de personajes concretos en los momentos más oportunos.

En el año 972 la reina Mordrellen de la Casa Mantear falleció sin descendencia, a consecuencia de las súbitas y misteriosas desapariciones de sus hijos Luc y Tigraine. Tras un prolongado debate y no pocas conjuras e intrigas palaciegas, en 974 NE se alzó con la victoria la joven Morgase de la Casa Trakand, apoyada por un total de once de las diecinueve grandes familias nobles andoreñas. En el encumbramiento de la Casa Trakand al Trono del León jugaron un papel fundamental tanto el bardo de Morgase, Thom Merrilin, un experto jugador del Daes Dae'mar, como el matrimonio con fines políticos de la propia Morgase con Lord Taringail, miembro de la poderosa Casa Damodred cairhienina, sobrino del rey Laman y previamente casado con Tigraine, la hija de Mordrellen.

Aunque siguen sin conocerse las posturas de algunas de las casas nobles durante la Tercera Guerra de Sucesión, el panorama final fue el siguiente:

Casa Noble Cabeza Insigne Postura
Anshar Karind Anshar Contraria a Morgase Trakand
Arawn Naean Arawn Contraria a Morgase Trakand. Apoya a Naean Arawn
Baryn Lir Baryn Contraria a Morgase Trakand
Caeren Nasin Caeren Contraria a Morgase Trakand
Candraed Danine Candraed Postura neutral
Carand Aemlyn Carand Apoya a Morgase Trakand
Coelan Pelivar Coelan Apoya a Morgase Trakand
Gilyard Desconocida Desconocida
Haevin Desconocida Desconocida
Mantear Desconocida Desconocida
Marne Arymilla Marne Contraria a Morgase Trakand
Northan Desconocida Desconocida
Norwelyn Luan Norwelyn Apoya a Morgase Trakand
Pendar Abelle Pendar Apoya a Morgase Trakand
Renshar Arathelle Renshar Apoya a Morgase Trakand
Sarand Jarid Sarand Contraria a Morgase Trakand. Apoya a Elenia Sarand
Taravin Dyelin Taravin Apoya a Morgase Trakand
Traemane Ellorien Traemane Apoya a Morgase Trakand
Trakand Morgase Trakand Apoya a Morgase Trakand

.

Cuarta Guerra de Sucesión Editar

Morgase4.jpg

Morgase (por Richard Boyé)

En 998 NE, la hija de Morgase y Heredera al Trono, Elayne Trakand, partió de Caemlyn para iniciar sus estudios en la Torre Blanca de Tar Valon, tal y como es tradición en Andor. Lo realmente insólito de su caso es el hecho de que Elayne puede encauzar el Poder Único con gran fuerza, por lo que las Aes Sedai se interesaron especialmente por ella, al tener muchas posibilidades de convertirse en la primera monarca Aes Sedai en siglos. Sin embargo, en más de una ocasión Elayne desapareció de la Torre Blanca sin que la Sede Amyrlin ofreciese las explicaciones necesarias a Morgase, lo que produjo un conflicto diplomático sin precedentes entre Andor y Tar Valon.

Los últimos años del reinado de Morgase estuvieron marcados por el creciente descontento de buena parte de la población, en gran medida debido al duro invierno de 997-998 NE, a la presión ejercida por los Hijos de la Luz y el creciente caos en el que empezaban a sumirse todas las Tierras Occidentales. En 999 NE Morgase cayó bajo el influjo del atractivo y carismático Lord Gaebril y abandonó todo interés por gobernar el país, dejándolo en manos de su nuevo amante. Inesperadamente, Morgase desapareció sin dejar ni rastro y Gaebril trató de hacerse con el poder absoluto, sólo para descubrirse que bajo su identidad se escondía Rahvin, uno de los Renegados. El Dragón Renacido, Rand al'Thor luchó y mató a Rahvin, asumiendo temporalmente el control sobre Caemlyn y manifestando a las Cabezas Insignes de las principales familias nobles su intención de ceder el Trono del León a Elayne cuando ésta hiciera su aparición. Sin embargo, los meses pasaban y la hija de Morgase seguía sin regresar a su tierra, pese a la insistencia de Rand y de las Aes Sedai de que la joven seguía viva.

Pensando que Elayne había dado la espalda a sus deberes y temiendo que pudiera convertirse en un instrumento de la Torre Blanca o del Dragón Renacido, muchos de los Cabezas Insignes empezaron a maniobrar. Seis de las casas más poderosas e influyentes llegaron a un acuerdo por el cual favorecerían la candidatura de Lady Dyelin de la Casa Taravin, considerada la pariente más cercana a Morgase y Elayne. No obstante, antes de que la propia Dyelin llegara a pronunciarse a este respecto, Elayne reapareció en Caemlyn e hizo oficial su reclamación al Trono del León a comienzos de 1000 NE. La joven mantuvo en todo momento en que no podía existir conflicto sucesorio alguno por ser ella la hija de Morgase, pero lo cierto es que esta crisis acabó desembocando en un breve conflicto que debería ser considerado la Cuarta Guerra de Sucesión de Andor.

Además de tratar de convencer a las seis casas partidarias de Dyelin, Elayne hubo de enfrentarse a Lady Arymilla de la Casa Marne, quien se las arregló para reunir una fuerza de 30.000 efectivos e inició el asedio de Caemlyn. Junto a Arymilla se situaron otras cinco casas nobles más, todas capitaneadas por antiguos enemigos de Morgase, y entre las que se encontraban Lady Naean de la Casa Arawn y Lady Elenia de la Casa Sarand, quienes previamente habían presentado sus propias candidaturas a la Corona de Rosas. Dyelin y sus aliados habían apresado a Naean y Elenia en Aringill, mas ambas fueron liberadas por Arymilla y forzadas a declarar público apoyo a la Casa Marne. A esta inestable situación se añadía el hecho de que aún permanecían en Andor los Aiel fieles a Rand, el ejército de Davram Bashere y un contingente mucho mayor encabezado por los cuatro monarcas de las Tierras Fronterizas, que habían viajado al sur en busca del Dragón Renacido. Afortunadamente, Elayne no estaba sola en la lucha de sus derechos, sino que contó con la ayuda de la propia Dyelin y otros cuatro Cabezas Insignes llevados al Palacio Real gracias a las gestiones de Dyelin.

El sitio de Caemlyn no llegó a ser total, ya que Elayne pudo asegurar el abastecimiento de la capital con la ayuda de un grupo de Allegadas y Detectoras de Vientos, que podían abrir accesos a otros lugares y permitir que entrasen carros de alimentos y refuerzos que asegurasen la defensa de, al menos, la Ciudad Nueva y la Ciudad Interior. Mas Elayne era bien consciente de que su actuación estaba siendo observada con gran detenimiento por los seis Cabezas Insignes partidarios de Dyelin, por lo que siempre rechazó ayuda militar de fuerzas ajenas a Andor, reafirmando así su independencia y capacidad de gobierno en tiempos de crisis. Ciertamente, Elayne hubo de enfrentarse a un sinfín de dificultades durante el asedio a Caemlyn y el continuo desgaste que sufrían a manos de las fuerzas de Arymilla, y hasta llegó a ser secuestrada por Amigos Siniestros, que previamente habían acordado con la Casa Marne coordinar el ataque definitivo a la ciudad con la desaparición de la joven Trakand.

Arymilla Marne.jpg

Arymilla Marne

La Capitán General de la Guardia de la Reina, Birgitte Trahelion (quien también era Guardián de Elayne) pudo organizar a toda velocidad el rescate de Elayne, consiguiendo salvarla y afrontar juntas el ataque de Arymilla sobre las Puertas de Far Madding. La victoria de Elayne ese día fue absoluta, ya que no sólo Arymilla y los Amigos Siniestros fueron hechos prisioneros, sino que también fueron apresados los otros cinco Cabezas Insignes contrarios a ella. Naean y Elenia no podían retirar su favor a Marne sin destruir sus respectivas casas nobles, pero los otros tres líderes cambiaron su postura y declararon en público favorecer a Elayne, sumando entonces la Casa Trakand un total de nueve votos, a uno sólo de obtener la ansiada mayoría. Ésta no tardaría en llegar, al presentarse en el Palacio Real los partidarios de Dyelin y convencerles ésta última de las aptitudes de Elayne para asumir el gobierno de Andor aun en momentos tan críticos como la próxima Última Batalla.

Finalmente, Elayne Trakand se alzó con la mayoría necesaria para subir al Trono del León que le pertenecía por derecho, al sumar al menos a catorce votos a su favor, tres más de los que logró su madre durante la anterior Sucesión. Aparte de Marne, Arawn y Sarand, las otras casas que no se pronunciaron a favor de Trakand fueron Candraed, que se mantuvo indecisa hasta el final, y Traemane, ya que Lady Ellorien se negó a favorecer a la hija de Morgase después de la humillación que sufrió en tiempos de Lord Gaebril. De esta forma, la guerra civil terminó unos pocos meses después de haber empezado y sin que los conflictos se extendieran más allá de la propia Caemlyn. Al darle un rápido fin, Elayne consiguió aglutinar a la mayoría de los nobles andoreños bajo su control y fortalecer su posición en Andor y en Cairhien, uniendo en los días siguientes ambos reinos bajo un solo cetro.

Casa Noble Cabeza Insigne Postura
Anshar Karind Anshar Apoya a Arymilla Marne. Después, a Elayne Trakand
Arawn Naean Arawn Apoya a Arymilla Marne
Baryn Lir Baryn Apoya a Arymilla Marne. Después, a Elayne Trakand
Caeren Nasin Caeren Apoya a Arymilla Marne. Después, a Elayne Trakand
Candraed Danine Candraed Postura neutral
Carand Aemlyn Carand Apoya a Dyelin Taravin. Después, a Elayne Trakand
Coelan Pelivar Coelan Apoya a Dyelin Taravin. Después, a Elayne Trakand
Gilyard Branlet Gilyard Apoya a Elayne Trakand
Haevin Catalyn Haevin Apoya a Elayne Trakand
Mantear Perival Mantear Apoya a Elayne Trakand
Marne Arymilla Marne Apoya a Arymilla Marne
Northan Conail Northan Apoya a Elayne Trakand
Norwelyn Luan Norwelyn Apoya a Dyelin Taravin. Después, a Elayne Trakand
Pendar Abelle Pendar Apoya a Dyelin Taravin. Después, a Elayne Trakand
Renshar Arathelle Renshar Apoya a Dyelin Taravin. Después, a Elayne Trakand
Sarand Jarid Sarand Apoya a Arymilla Marne
Taravin Dyelin Taravin Apoya a Elayne Trakand
Traemane Ellorien Traemane Apoya a Dyelin Taravin
Trakand Elayne Trakand Apoya a Elayne Trakand

.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar