FANDOM



Thom Merrilin
Thom Merrilin6b.jpg
Información cronológica
Primera mención EODM 1
Primera aparición EODM 3
Última aparición URDL Epílogo
Información biográfica
Nombre completo Thomdril Merrilin
Nacionalidad Andor
Nacimiento ca. 930 NE
Información política
Título Zorro Gris
Rango Gaidin (XIV)
Afiliación Dragón Renacido
Mat Cauthon
Ocupación Juglar
Descripción física
Género Hombre
Complexión Fibroso
Estatura Alto
Pelo Blanco
Ojos Azules
Familia
Owyn Merrilin (sobrino)
Vínculos
Moraine Damodred (Aes Sedai)
“Un hombre que, según los rumores, sabía como participar en el Juego de las Casas hasta dormido. Qué lástima que un hombre así se defina a sí mismo como un simple juglar, aunque resulta arrogante por su parte conservar el mismo nombre.”
   —Moraine Damodred

Thomdril Merrilin, más conocido como Thom, es un anciano juglar que acude a Campo de Emond en la víspera de Bel Tine, contratado para amenizar con la que promete ser una de las fiestas de inicio de la primavera más grandiosas que se recuerden en Dos Ríos. Después de los sucesos ocurridos en aquella Noche de Invierno, el destino de Thom pasa a estar estrechamente ligado al de las otras personas que parten con él a toda prisa de Campo de Emond aquella misma noche.

Apariencia Editar

Pese a su envidiable forma física, Thom debe de tener unos setenta años, edad suficiente como para ser considerado un anciano y que todo el mundo se sorprenda por sus movimientos ágiles y precisos. Tiene el cuerpo muy delgado pero fuerte y fibroso, con las articulaciones marcadas y el rostro anguloso. Su pelo es blanco como la nieve, y lo lleva corto y alborotado. Los rasgos más llamativos en la cara de Thom son sus ojos, de un sorprendente color azul cristalino rebosante de astucia e inteligencia, y sus largos y níveos bigotes, que le dan una apariencia más respetable.

El indicativo de su profesión es una capa enteramente hecha de parches de todos los colores, que Thom luce con especial gracia y soltura. Sin lugar a dudas, este atuendo multicolor es uno de sus símbolos más fácilmente distinguibles, junto con sus instrumentos de música, sus anchas mangas llenas de recovecos y sus ropas plagadas de bolsillos ocultos.

Historia Editar

Icono Andor.svg.png

Se sabe muy poco sobre el pasado de Thom Merrilin, y él mismo ha tratado siempre de ocultarlo, por su propia seguridad. Pese a ello, se sabe que sus orígenes son distinguidos y que llegó a ser una persona muy influyente en la corte real de Andor, antes de renunciar a todo y elegir una vida modesta e itinerante. Cerca de treinta años atrás, Thom era el bardo oficial de la Casa Trakand, una de las familias nobles más importantes de Andor. Cuando se produjo la Tercera Guerra de Sucesión de Andor, Trakand fue una de las casas que pugnó por ocupar el Trono del León y la que finalmente se alzó con la victoria. La joven Cabeza Insigne de la familia, Morgase Trakand, fue coronada reina de Andor, gracias en cierta medida a su ventajoso matrimonio con Taringail Damodred, antes casado con la desaparecida Heredera al Trono, Tigraine Mantear. Según la propia Morgase, Thom fue uno de sus principales apoyos en su candidatura a ceñir la Corona de Rosas y sus habilidades tanto en las artes de bardo como en el Daes Dae'mar resultaron fundamentales para fortalecer su posición.

Favorecido por Morgase, Thom se convirtió en el bardo real en la corte de Caemlyn y alcanzó una merecida fama en las altas esferas de la mayoría de las naciones. El bardo se movía como pez en el agua en las turbulentas aguas de la nobleza, y en aquella época llegó a ser conocido como el Zorro Gris, por su aguda astucia. Durante todos estos años permaneció al lado de Morgase y la protegió de intrigas y traiciones. Thom descubrió que Taringail pretendía asesinar a su esposa y coronarse rey, pero gracias a sus desvelos consiguió desbaratar la conspiración y ocultó con pericia las pruebas que pudieran implicarle en la muerte del marido de la reina. Poco tiempo después de la desaparición de Taringail, Morgase y Thom iniciaron una tórrida relación amorosa celebrada en la corte y aún recordada por sus turbulencias. Esto no impidió que el bardo disminuyera su actividad sino todo lo contrario, y sus malabarismos ya conocidos en el mundo entero hicieron la delicia de la pequeña Elayne Trakand, la hija de Morgase destinada a sucederla.

En torno a esta época, Thom descubrió que su sobrino y único miembro restante de su familia, Owyn, era perseguido por el Ajah Rojo al haberse descubierto que podía encauzar el Poder Único. No se sabría hasta muchos años después que la persecución de Owyn y de otros jóvenes respondía a motivos más oscuros que algunas Aes Sedai denominan con desagrado la "Vileza". Thom estaba demasiado ocupado con sus deberes en la corte y con Morgase para preocuparse por Owyn, y cuando por fin se decidió a hacer algo por él fue demasiado tarde: el muchacho había sido amansado por el Ajah Rojo y muerto en soledad. Esta pérdida afectó mucho a Thom, quien regresó furioso con la consejera de Morgase, Elaida a'Roihan (integrante del Ajah Rojo), con la propia reina y consigo mismo. Thom y Morgase tuvieron una violenta discusión y el bardo se vio obligado a partir a toda prisa de Caemlyn para evitar ser ejecutado. Exiliado de la corte andoreña, Thom rompió todos sus lazos con Morgase y la nobleza y se convirtió en juglar, recorriendo las posadas de todas las Tierras Occidentales y mostrando su arte a ambientes menos selectos a la ves que intentaba olvidar su pasado.

Sinopsis Editar

El Ojo del Mundo Editar

Thom Merrilin4.jpg

Thom Merrilin

Procedente de Baerlon, Thom llega a Campo de Emond al tener noticia de que el alcalde Brandelwyn al'Vere busca un juglar para celebrar Bel Tine. Allí se encuentra con que no es el único visitante inesperado: también está ahí Padan Fain, un buhonero al que conoce de sus viajes y que no le resulta simpático, y lo que es peor, una Aes Sedai con su Guardián. Cuando la aldea es atacada por Trollocs la Noche de Invierno, Thom habla con el joven Rand al'Thor y le recomienda pedir ayuda a Moraine Damodred, aunque él mismo reconoce desconfiar de las Aes Sedai. Ella se ofrece a llevar a un lugar seguro a los tres jóvenes que parecían ser los objetivos de los Trollocs, Rand y sus amigos Mat Cauthon y Perrin Aybara, y Thom decide acompañarles en su viaje. El grupo se completa con Lan Mandragoran, el Guardián de Moraine, y con Egwene al'Vere, amiga de los tres chicos. En Baerlon, y después de ser perseguidos por decenas de Engendros de la Sombra, son alcanzados por la Zahorí de Campo de Emond, Nynaeve al'Meara, que también decide unirse al grupo.

Moraine, Thom y los demás huyen de Baerlon después de que un Myrddraal llegue hasta Rand y, se refugian en Shadar Logoth. No obstante, la urgencia de los Trollocs es tan grande que llegan a entrar en la ciudad maldita y, una vez más, el grupo de viajeros debe partir a toda velocidad. El ataque de los Trollocs y de Mashadar les obliga a separarse, y Thom acaba con Rand y Mat en la cubierta del Spray. El juglar paga el pasaje y ameniza el viaje en el barco de Bayle Domon con sus habilidades e intenta enseñar su arte a los dos jóvenes, con la esperanza de que se conviertan en sus aprendices y se alejen de las Aes Sedai. Thom, Rand y Mat desembarcan en Puente Blanco, pero no se les admite descanso alguno, ya que un Myrddraal se encara con ellos en la misma plaza del pueblo. Thom le da su capa y sus instrumentos de música a Rand, a quien le había cogido ya un gran cariño por recordarle a Owyn, y se enfrenta él solo al Fado mientras intenta ganar tiempo para sus dos jóvenes amigos. Rand y Mat no tienen más remedio que salir corriendo y creen que el anciano juglar ha muerto ante un enemigo tan peligroso.

La Gran Cacería Editar

Tal y como les dijo Moraine a Rand y los demás, Thom no murió en Puente Blanco, pues aún le quedaban cosas que hacer en el Entramado. Sufrió una grave herida en la pierna al luchar con el Myrddraal que le dejó una cojera permanente, pero esto no impidió que continuara el trayecto hasta Caemlyn y tuviera noticias de sus compañeros de viaje a través de su viejo amigo Basel Gill. El juglar pensó que Moraine ya había ligado fuertemente a los jóvenes de Campo de Emond a la Torre Blanca y, rechazando cualquier relación con las Aes Sedai, parte solo hacia Cairhien. En algún momento del viaje conoce a Dena, una joven que se convierte en su amante y discípula. Los dos llegan hasta la capital del reino y actúan con gran éxito en las posadas de Extramuros hasta que, un día, Thom se topa con Rand. El joven ha cambiado mucho tras las aventuras vividas en las últimas semanas, y Thom intenta rehusar su oferta de viajar de nuevo con él, pues ve que su camino está plagado de peligros.

Rand revela a Thom que el legendario Cuerno de Valere ha sido robado por Padan Fain y actualmente está en la mansión de Lord Barthanes Damodred. El juglar trata de desentenderse del asunto, pero él es uno de los muchos artistas convocados a la fiesta de Barthanes, y en ella habla con Rand el tiempo suficiente como para ser observado por nobles cairhieninos expertos en el Daes Dae'mar. A su regreso a El Racimo de Uvas, la posada donde se aloja, Thom encuentra a Dena muerta y él mismo sólo se salva gracias a sus excelentes reflejos de los dos asesinos enviados para acabar con él. Thom comprende que al haber sido visto con Rand ha entrado muy a su pesar en el Juego de las Casas, y que es en parte responsable de la muerte de Dena. No obstante, el anciano juglar está decidido a vengarse y no se arredra lo más mínimo al saber que el mismísimo rey Galldrian Riatin había ordenado su muerte. Sólo unos días después Galldrian muere en misteriosas circunstancias y se inicia una guerra civil en Cairhien.

El Dragón Renacido Editar

Thom Merrilin2.jpg

Thom Merrilin (por Ariel Burguess)

Abrumado por la pena y asqueado de tantas muertes, Thom Merrilin se dirige a Tar Valon, el último lugar del mundo al que una vez pensó que viajaría, y allí ahoga sus penas en alcohol hasta que se encuentra con Mat Cauthon. El muchacho, con su vivacidad y deseos de riqueza y diversión recuperados, convence a Thom de que viaje con él y juntos se dirigen hacia Caemlyn, donde Mat debe entregar una carta a la reina Morgase de parte de su hija, Elayne. El camino no es precisamente tranquilo, ya que deben enfrentarse a los numerosos perseguidores de Mat, y en Aringill los dos amigos salvan la vida a Aludra, una Iluminadora perseguida por los miembros de su hermandad. Mat descubre en Caemlyn que Elayne corre peligro de muerte, y Thom accede a ir con él hasta Tear para ayudar a la muchacha. Al poco de llegar a la ciudad el viejo juglar enferma y desarrolla una terrible tos que le impide participar en los eventos posteriores, incluyendo la toma de la Ciudadela de Tear por parte de Rand y de los Aiel. No obstante, es gracias a la enfermedad de Thom que Mat da con la pista de Elayne y sus amigas, a través de la Mujer Sabia Ailhuin Guenna.

El ascenso de la Sombra Editar

Después de hacerse con el control de la inexpugnable Ciudadela de Tear, Rand se reúne allí con prácticamente todos sus amigos, incluido Thom. Éste ya se ha reconciliado con consigo mismo y se ha convertido en uno de los más firmes apoyos de Rand. Él mejor que nadie sabe los peligros que anidan en las cortes y los salones de baile, y en cuestión de días identifica a los principales enemigos del Dragón Renacido en la nobleza teariana. Thom dedica sus amplios conocimientos del Juego de las Casas a ofrecer consejo a Rand, enfrentar entre sí a los nobles más beligerantes hacia su amigo, obtener valiosa información de ellos y hasta conspirar para anular a varios Grandes Señores de Tear. El antiguo bardo real se siente muy satisfecho, tanto que convence a Mat de permanecer en la Ciudadela algún día más y estar dispuesto a permanecer al lado de Rand el tiempo que sea necesario. No obstante, sus planes cambian por completo cuando recibe la visita de Moraine y, tras una reveladora conversación en la que demuestran saber muchas cosas sobre sus respectivos pasados, la Aes Sedai le ofrece información sobre las hermanas Rojas que amansaron a Owyn si él acompaña a Nynaeve y a Elayne a su peligrosa misión en Tanchico.

Thom viaja con Nynaeve, Elayne y Juilin Sandar hasta Tarabon y con frecuencia les deleita con sus números. Finalmente, Elayne recuerda quién es y a partir de entonces lo trata con más cariño, en una auténtica relación paterno-filial (en ocasiones confundida por Elayne con sus propios coqueteos). Aunque a regañadientes Thom y Juilin aceptan el liderazgo de Nynaeve y Elayne, los dos hacen todo lo que está en sus manos por dar con el Ajah Negro en Tanchico, moviéndose por los bajos fondos de la ciudad y, poco a poco, reuniendo información. Tanto ellos como Bayle Domon (reconvertido en próspero contrabandista, y también un viejo conocido de las dos Aceptadas) descubren que las hermanas Negras se esconden en el Palacio de la Panarch, y que sin duda tienen secuestrada a la dirigente, Amathera. Mientras Nynaeve, Elayne y Egeanin se infiltran en el palacio, Thom y Juilin desatan el caos y la revuelta popular con falsos rumores, para facilitar el acceso a sus amigas. Nynaeve descubre uno de los siete sellos de la prisión del Oscuro, por lo que el grupo se pone en marcha a toda prisa hacia Tar Valon mientras encargan a Bayle y Egeanin que se deshagan del a'dam masculino, el objeto con el que el Ajah Negro pretendía dominar a Rand.

Cielo en llamas Editar

Thom Merrilin3.jpg

Thom Merrilin

De camino a Tar Valon, Nynaeve y Elayne son envenenadas con horcaria por la costurera Ronda Macura, y sólo la rápida intervención de Thom y Juilin las salva. A partir de este suceso los cuatro se vuelven más suspicaces con respecto a la Torre Blanca, y no mucho después se enteran de que se ha producido el Cisma y Elaida es la nueva Sede Amyrlin. Para no despertar sospechas ni entre la red de información de la Torre ni entre los Hijos de la Luz, el grupo se infiltra en el espectáculo ambulante de Valan Luca, donde las habilidades de Thom son recibidas con alegría. Dado que todos han de representar algún papel, muy a su pesar Nynaeve se ve obligada a participar en el número de Thom, consistente en lanzamiento de cuchillos. A los cuatro refugiados se les une al cabo de unas semanas la mismísima Birgitte, arrancada del Tel'aran'rhiod mientras intentaba ayudar a Nynaeve y Elayne. Las Aceptadas acuerdan no decir nada sobre el verdadero origen de Birgitte a Thom ni a Juilin, pero ambos lo sospechan desde el principio.

El circo llega hasta la localidad de Samara, donde reina la tensión entre los Hijos de la Luz y los partidarios del Profeta. Al solicitar a un mismo tiempo a Masema Dagar y a Galad Damodred un barco con el que proseguir su viaje, Nynaeve provoca involuntariamente que estallen las luchas, y los viajeros se despiden de Luca y se marchan a toda velocidad. Después de un trayecto por el río Eldar, Thom y los demás llegan a Salidar, el lugar donde se están reuniendo las Aes Sedai rebeldes. Para su disgusto, Nynaeve y Elayne deben volver a las lecciones, lo que les da a Thom y a Juilin una gran libertad de movimientos.

El Señor del Caos Editar

Thom y Juilin regresan a Salidar después de haber estado un mes ausentes explorando Amadicia y con un completo informe de la confusa situación que está viviendo el país. Al llegar ven que Egwene ha sido nombrada Amyrlin de las rebeldes y que Mat también está allí, con una carta de Moraine para Thom. La Aes Sedai había escrito al juglar antes de desaparecer al otro lado del portal rojo, y éste muestra su pena y desconcierto al leer la carta, mas no hace ningún comentario al respecto. Unos días después Egwene permite que Nynaeve y Elayne se dirijan a Ebou Dar en busca de un poderoso ter'angreal capaz de restaurar el ciclo habitual de las estaciones que ha alterado la influencia del Oscuro. Thom parte con ellas junto a otras personas, incluyendo a Mat, Juilin, Aviendha y Birgitte. El anciano y el rastreador se instalan con las mujeres en el Palacio de Tarasin y actúan de enlace con Mat, aunque ni siquiera su estrecha vigilancia puede impedir que ellas se escabullan para dar con el ter'angreal por su propia cuenta y riesgo.

La Corona de Espadas Editar

Dar con el Cuenco de los Vientos resulta ser una misión mucho más difícil de lo que en un principio pensaron, y por fin Nynaeve y las demás revelan a Thom y Juilin los detalles básicos para que se unan a ellas en las pesquisas. Los dos hombres van con Mat a vigilar la casa donde se reúnen las Allegadas, un grupo de mujeres que sin duda conocen el paradero del Cuenco. Los días posteriores, Thom y Juilin se ocupan, solos o en compañía de Birgitte y Aviendha, de vigilar el palacio donde se aloja Jaichim Carridin, a quien Mat ha identificado como Amigo Siniestro. Allí es donde están los cuatro cuando Mat, Nynaeve y Elayne localizan el Cuenco de los Vientos, después de luchar a muerte con el Ajah Negro y el gholam. Ahora que se saben objetivos de las fuerzas de la Sombra, todos se disponen a abandonar Ebou Dar cuanto antes. Las mujeres se tienen que marchar para activar el Cuenco en un lugar seguro, pero Mat, Thom, Juilin y los Brazos Rojos fieles a Mat continúan en Ebou Dar buscando al travieso Olver cuando la ciudad es conquistada por los seanchan.

El Corazón del Invierno Editar

Thom Merrilin5.png

Thom Merrilin

Acosado por la reina Tylin Quintara, Mat desea marcharse cuanto antes de Ebou Dar, pero sus planes se complican cada vez más, a medida que más gente está dispuesta a marcharse con él. El espectáculo de Valan Luca ha llegado a la ciudad y a través de Thom, Mat pretende que él les ayude (previo pago) a salir de allí. Mat tiene noticia de que se ha visto a Thom frecuentando gente sospechosa de planear una rebelión contra los seanchan (cuando no está en compañía de Riselle, doncella de palacio célebre por su generoso busto), y le exige que no se implique en algo condenado al fracaso. Mat pide ayuda a su amigo el juglar y a Juilin para una misión no menos peligrosa: intentar poner a salvo a tres Aes Sedai, dos de ellas convertidas en damane. El grupo cuenta con el apoyo de dos conocidos de Thom, Bayle Domon y Egeanin Tamarath, que tienen sus propias razones para desear partir cuanto antes. Cada uno de los implicados cumple con los objetivos asignados y, la misma noche en que Tylin regresa de una inspección por sus tierras, un nutrido grupo de fugitivos abandona Ebou Dar con una inesperada rehén: Tuon, la heredera al Trono de Cristal.

Encrucijada en el crepúsculo Editar

A fin de no llamar la atención, Mat ordena a Luca permanecer cerca de Ebou Dar unos días, en los que Thom regresa de incógnito a la gran ciudad buscando noticias sobre su huida. Él es quien comunica a Mat que el gholam ha asesinado a Tylin, y que aparentemente los seanchan no han emprendido acciones para encontrar a Tuon. Cuando el circo se pone en marcha y se dirige lentamente hacia el norte, Thom y Juilin suelen adelantarse y visitan los pueblos y ciudades por los que va a pasar la compañía, recolectando todo tipo de nuevas y rumores que puedan resultar de interés. Mat observa que, cada día que pasa, Thom se muestra más sombrío y preocupado, y que lee con obsesión la carta que le entregó unas semanas antes en Salidar.

Cuchillo de sueños Editar

Los días en la compañía de Valan Luca transcurren con lentitud para Thom, quien no deja de leer ante el fuego la carta hasta que Mat acaba preguntándole por ella. El juglar accede entonces a mostrársela, causando una honda sorpresa y preocupación en el joven. La carta está firmada por Moraine, y en ella la Aes Sedai revela que sigue con vida, pero cautiva en el extraño mundo de los alfinios y los elfinios, y que sólo podrá hay opciones de que pueda llegar a ser rescatada si acuden Mat, Thom y una tercera persona que ella no ha llegado a conocer. Por más que le moleste esta nueva preocupación, el sentido de la amistad puede más y Mat accede a acompañar a Thom a la Torre de Ghenjei y traer de vuelta a Moraine. Sin embargo, antes deben solucionar el asunto de Tuon y su seguridad. Hablando con la gente de los pueblos por los que pasan, Thom ha descubierto que hay fuerzas seanchan que planean asesinar a Tuon aduciendo que es una impostora, por lo que Mat y los demás dejan el circo de Luca, se reúnen por casualidad (más bien por la suerte de Mat y su efecto ta'veren) con la Compañía de la Mano Roja y se hacen paso hacia el norte combatiendo con los seanchan en efectivos ataques sorpresa hasta que pueden dejar Altara, una vez que Tuon regresa en buenas manos a Ebou Dar.

La tormenta Editar

Mat Thom.jpg

Thom y Mat

Mat dirige a sus fuerzas de la Compañía a través de Murandy de camino a Caemlyn, donde espera reunirse con el resto de su ejército antes de encaminarse con Thom a la Torre de Ghenjei. El juglar tiene un breve momento de flaqueza ante su amigo, pues cree que ya no es necesario para nadie y que ha perdido toda su utilidad. Mat le convence de lo contrario y, sólo unas horas más tarde, Thom comprueba lo valioso que sigue siendo al hacer frente a los enloquecidos aldeanos de Hinderstap, víctima de una horrible burbuja maligna que les atrapa en una espiral de violencia y salvajismo todas las noches. Después de que Mat y Thom se enteren del espantoso secreto de Hinderstap, su siguiente parada es la villa de Trustair, donde le han dicho a Thom que hay una mujer repartiendo retratos de Mat y de Perrin. Esta mujer resulta ser Verin Mathwin, quien pacta con Mat abrirle un acceso inmediatamente hasta Caemlyn si a cambio él obedece las órdenes que le deja en una carta o espera un mes en la ciudad hasta que ella le libere de su promesa. Mat accede al trato y él, Thom y los millares de personas que le siguen llegan por fin a la capital de Andor.

Torres de Medianoche Editar

Ya instalados a las afueras de Caemlyn, Mat y Thom recorren las tabernas en busca de noticias y rumores hasta que Elayne tiene noticia de su llegada y les invita a reunirse con ella en el Palacio Real. Thom vestido con el traje de gala de un bardo y es recibido con grandes muestras de cariño por Elayne, que por sus propios méritos ha conseguido sentarse en el Trono del León. La flamante joven reina ofrece a Thom ser el bardo de su corte, mas éste le responde que aún tiene que hacer algo de suma importancia, sin entrar en más detalles. De regreso al campamento, el anciano juglar lee con alivio y alegría una nota de Elayne en que ésta anuncia una amnistía completa para Thom de cualquier crimen que pudiera haber cometido tanto en Andor como en Cairhien, comprendiendo entonces que, de alguna forma, ella lo ha relacionado con el asesinato de Galldrian Riatin. Posteriormente, Thom se ocupa de los preparativos para el viaje a la Torre de Ghenjei, adonde irá con Mat y Noal. El día antes de su partida los tres pasan un rato agradable poniéndose al día con Perrin de sus respectivas aventuras, y gracias a él pueden llegar a su destino en cuestión de instantes, pues éste le pide a sus Asha'man que les abran un acceso a poca distancia de la misteriosa torre.

Thom Merrilin.jpg

Thom (por Jeremy Saliba)

Recordando lo aprendido en el juego de serpientes y zorros, Mat, Thom y Noal abren una puerta en la Torre de Ghenjei con un cuchillo de bronce y se guían por sus laberínticos e ilógicos pasadizos con los resultados de las tiradas de dados que hace Mat. Usando música, hierro y fuego los aventureros consiguen mantener a raya a los elfinios hasta llegar a la Cámara de los Acuerdos, donde encuentran a Moraine inconsciente y envuelta en vapor ardiente. Thom libera a la Aes Sedai, pero los elfinios les cortan el paso y Mat les entrega su ojo izquierdo a cambio de que les dejen paso libre. Desgraciadamente, Mat no incluyó en este acuerdo a los alfinios, quienes les persiguen aun después del heroico sacrificio de Jain el Galopador, el auténtico nombre del anciano Noal. Sólo cuando todo parece perdido, Mat descubre que su ashandarei es la vía de escape de aquel mundo y, abriendo una nueva puerta, él, Thom y Moraine huyen dejando atrás a los enfurecidos alfinios. Ya seguros y de regreso a su mundo, Thom y Moraine se declaran mutuo amor y prometen casarse y vincularse en cuanto puedan. Mas Moraine lleva demasiado tiempo fuera de escena, por lo que por el momento Mat y Thom se deben de ocupar de relatarle los últimos acontecimientos y llevarla lo más rápido posible adonde desea ir: al lado de Rand.

Un recuerdo de Luz Editar

El encuentro entre Rand y Egwene en Campo de Merrilor está a punto de desembocar en un auténtico conflicto interno de las fuerzas de la Luz en el mismo momento en que la Última Batalla se cierne sobre la Humanidad, y sólo la inesperada irrupción de Moraine consigue remediar la situación y evitar que las disensiones lleguen a ser irreparables. La heroica Aes Sedai a la que todos daban por muerta consigue un equilibrio entre la postura del Dragón Renacido y la de la Sede Amyrlin y facilita la firma de la Paz del Dragón, el legado de paz que Rand desea legar al mundo después de su enfrentamiento con el Oscuro. Aunque Moraine atrae la atención de todos los presentes, Thom ha entrado con ella en la enorme tienda de campaña y hace un guiño y señal de reconocimiento a Perrin cuando éste se percata de su presencia y le lanza una mirada de sorpresa y agradecimiento.

Antes de entrar en la Fosa de la Perdición junto a Rand y a Nynaeve, Moraine tiene una cariñosa despedida con Thom, a quien ya por entonces ha vinculado como su Guardián. El anciano juglar permanece en las lomas de Shayol Ghul y actúa como última defensa del Dragón Renacido a lo largo de toda la Batalla de Thakan'dar, impidiendo la entrada de cualquier persona que pueda amenazar a Rand. Al menos asesina a sangre fría a cinco peligrosos Amigos Siniestros entre los que se encuentra Jeaine Caide y sin conocer su verdadero aspecto, ya que esta última se presenta bajo el Espejo de las Nieblas con la apariencia de Cadsuane Melaidhrin. El tiempo que pasa protegiendo la única entrada al interior de Shayol Ghul Thom observa el devenir de las luchas y escribe una balada sobre ella, pensando con mucho cuidado qué palabras usar en qué estrofas y sin apenas sentirse afectado por la irrupción de Amigos Siniestros de cuando en cuando.

Thom Merrilin7.jpg

Thom Merrilin

Rand tiene éxito en su misión y consigue expulsar al Oscuro del Entramado y sellar la Perforación, tras lo cual Thom acude en auxilio de Moraine y de Nynaeve y las ayuda a regresar a la superficie llevando consigo también los cuerpos inertes de Rand y de Moridin. Pese a los denodados esfuerzos de Nynaeve y de Damer Flinn Rand no es capaz de recuperarse y fallece en el mismo albor de la Cuarta Era. Con grandes muestras de respeto de los supervivientes de la Última Batalla el cuerpo del Dragón Renacido es incinerado en una pira funeraria que enciende su propio padre adoptivo, Tam al'Thor, apoyado en todo momento por los también apenados Moraine y Thom. Sin que ninguno de ellos lo sepan, aunque el cuerpo que está siendo quemado es el de Rand al'Thor, su alma se ha trasladado al cuerpo de Moridin y el Dragón Renacido sigue vivo en el mundo y libre de poder recorrerlo a su antojo y vivir en paz.

Personalidad Editar

Aunque Thom Merrilin sea con diferencia el más viejo del grupo de personas que salieron de Dos Ríos después de la Noche de Ivierno de 998 NE, y en torno a las cuales se decidió el destino del Entramado, su edad no impide que se destaque por su jovialidad, amabilidad y ganas de divertir y entretener a la gente. El anciano juglar arrastra un pasado tortuoso del que le ha costado mucho salir, pero él es un maestro del disimulo y no deja traslucir sus verdaderas emociones a nadie que no le conozca lo suficiente. Es experto en aparentar ser inofensivo, superficial y poco serio, pero su forma de ser es diametralmente opuesta. Thom es dueño de una inteligencia agudísima, de una capacidad de observación prácticamente imbatible y, aunque él intente minimizarlo, de un elevado sentido de la amistad, fidelidad y sacrificio. Esto lo convierte en un compañero ideal de viaje, que por igual ameniza las veladas que lucha a brazo partido para proteger a sus aliados.

Relaciones Editar

Artículo principal: Thom Merrilin/Relaciones

El encanto y el desparpajo que demuestra Thom en su arte se traslada a su forma de tratar a otras personas, y no son pocas las mujeres que se han sentido atraídas por el anciano juglar. La reina Morgase ocupó un lugar preferente en su corazón durante muchos años, y aunque ha estado con más mujeres y ha llegado a sentir amor por algunas como Dena, no fue hasta que tuvo en sus manos la carta que le entregó Mat que comprendió que el resto de su vida lo dedicaría a una Aes Sedai. Más allá del terreno amoroso, Thom se ha comportado como un fiel amigo y consejero con Rand y Mat, y prácticamente con un padre con Elayne. No obstante, Thom sabe sustituir a su antojo la afabilidad por un trato frío, preciso e implacable cuando se encuentra inmerso en el Juego de las Casas, y en esos momentos difícilmente cualquier tipo de emoción puede llegar a afectarle.

Poderes y habilidades Editar

Icono Thom.svg.png

Experto en música y malabarismos: Thom no es un juglar a la usanza, como no tardaron en descubrir los jóvenes de Dos Ríos que viajaron con él. Como antiguo bardo de la corte real en Caemlyn, Thom tiene un don que puede considerarse insuperable en artes como la poesía y declamación en Cántico Alto, tocar instrumentos como el arpa y la flauta y realizar malabarismos y juegos de habilidad con una velocidad y maestría que sorprenden hasta al más imperturbable.

Dominio del Daes Dae'mar: El haber pasado varios años moviéndose en ambientes cortesanos, primero como bardo de la Casa Trakand y después del Trono del León, Thom ha desarrollado un sexto sentido en el intrincado Juego de las Casas, y es uno de los mejores jugadores de su época, superando con creces a la gran mayoría de los contendientes de noble linaje. Thom llega a conocer a las personas con sorprendente rapidez y tiene un don especial para conspirar, difundir rumores y recabar información sin que ni siquiera se advierta su existencia.

Dominio del combate cuerpo a cuerpo: La edad de Thom no es un impedimento para que haya demostrado un estado físico admirable, que mantiene gracias a los esfuerzos que requiere su profesión. En caso de un combate, puede defenderse con eficacia y demostrar poseer una fuerza y una agilidad difícil de imaginar en un anciano.

Dominio de armas arrojadizas: La habilidad con las manos es un requisito indispensable para un juglar, ya que sus números con pelotas, pañuelos y otras cosas forman el grueso de sus actuaciones en las posadas. Un efecto de la maestría de Thom en este campo se ha traducido en el manejo que tiene de los cuchillos y otras armas arrojadizas, que puede sacar a una velocidad que no siguen los ojos y disparar con una precisión meridiana.

Trivia Editar

  • Muchos de los personajes principales de La Rueda del Tiempo guardan cierta relación con los protagonistas de la leyenda artúrica. En el caso de Thom Merrilin, hay algunas similitudes más allá del nombre con el célebre mago Merlín, como:
    • Thom y Merlín actúan como consejeros de Rand y Arturo, respectivamente (y entre ambos también existen nexos evidentes). Aunque sus consejos son altamente valorados, por distintas causas tanto Thom como Merlín acaban retirándose y sus destinos toman caminos diferentes a los de sus antiguos pupilos.
    • Merlín era conocido por su capacidad de manipular el espacio y alterar su apariencia para disimular su identidad. Por su parte, Thom es un excelente espía que puede adaptarse y pasar inadvertido en cualquier situación sin que parezca estar fuera de lugar.
    • Hay varias mujeres que juegan un papel determinante en la vida de Merlín, como son Morgana/Morgaine (Moraine) o Nyneve, la Dama del Lago (Nynaeve).

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar